Últimos temas
» Send my Love. Capítulo 71-72 (FINAL)
Ayer a las 7:13 am por Nathy

» Send my Love. Capítulo 67-68
Lun Jul 16, 2018 11:35 pm por Nathy

» Send my Love. Capítulo 69-70
Lun Jul 16, 2018 3:12 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 65
Lun Abr 09, 2018 5:40 pm por virginia2604

» Send My Love Capítulo 66
Lun Abr 09, 2018 5:25 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 64
Lun Mar 19, 2018 10:16 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 65
Dom Mar 04, 2018 3:31 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 64
Dom Mar 04, 2018 3:02 pm por Nathy

» I'm No Angel. Capítulo 63
Dom Mar 04, 2018 7:13 am por Nathy

Notificaciones
NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP

Jue Oct 12, 2017 12:02 pm por juanny

HOLA A TODAS!

Tenemos una gran novedad!. Foro Activo (donde hospedamos el foro) ya enlazo todos sus foros a una APP,
y aquí su servidora ya hizo lo necesario para que desde esta puedan ver nuestro foro desde su celular!!

Topic'it es una aplicación móvil gratuita que permite consultar, y participar en los foros de una forma simple y amigable. ¡Por lo tanto los foros están 100% optimizados …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Ecos del pasado - Capitulo 1

Ir abajo

Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por Carolina el Vie Feb 01, 2013 12:43 am

Hola chicas!!!!!! Ya se me andaba olvidando que tengo otra fic jajajajaj pero bueno les dejo el primer capitulo de mi drama mas reciente... espero les agrade... muchas gracias por su recibimiento y sus palabras las quieroooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo beso

*******************************************************************************




Capítulo 1



La luz se cuela por la ventana, Elizabeth se remueve pero automáticamente el dolor la atenaza, el monitor comienza sonar y la enfermera que estaba suministrándole los medicamentos le pide que se calme, Elizabeth esta desconcertada no sabe donde se encuentra y porque está en ese estado tan deplorable, la enfermera coloca algo en el gotero que le suministra los medicamentos, está angustiada tanto como dolorida pero poco a poco se comienza a hundir en su inconsciencia, ese oscuro agujero del cual despertó.



*********************************************************

No sabe cuánto tiempo ha pasado, pero su mente da vueltas, gira y gira, siente dolor e incomodidad, pero una voz la devuelve a el mundo real, una voz conocida y que muchas veces la reconfortado y acompañado, como no conocerla si es la su confidente y mejor amiga, es la voz de Maggy que le llama por su nombre, parece preocupada, poco a poco abre los ojos y se queja porque siente un poco de dolor, Margaret le toma la mano y le vuelve a hablar.

- Lizzie, Lizzie, soy yo ¿me oyes? – Elizabeth le mira desconcertada – me oyes – se nota aliviada – oh Lizzie pensé que te perdería.
- Maggy – su voz pastosa y rasposa apenas le deja articular palabra.
- Shhhh, shhhh no te preocupes Lizzie todo va a estar bien, no te esfuerces mucho, estás en el Royal Marsden.
- Maggy – suelta su mano y se toca la cabeza, después se mira el brazo con un yeso.
- Lo se cariño pero no fue algo tan grave, parece ser que es una pequeña fractura en el radio, dicen los doctores que va muy bien y muy pronto podrán quitarte la férula, llevas dos semanas inmóvil así que debe haberte ayudado – Elizabeth abre los ojos como platos – oh cariño yo y mi gran boca.
- Arthur – parece irle perteneciendo su voz.
- Estuvo antes que yo aquí pero tuvo que atender asuntos – se pone serie de repente y la mira – cariño ¿sabes lo que te sucedió?
- Si dime tú.
- No sé si deba.
- Por favor – aprieta su mano y en sus ojos Margaret lee la angustia – por favor.
- Según la policía alguien hizo una llamada de emergencia diciendo que escucharon a alguien en tu casa gritando, cuando la policía llegó la puerta estaba forzada, te faltan joyas y abrieron la caja fuerte, a ti te encontraron inconsciente con el pulso muy débil en medio de un charco de sangre, con la ropa desgarrada y golpeada, no sé si deba decirte todo – besa la mano de Elizabeth.
- Maggy – su garganta se siente rasposa – Maggy dime.
- Cariño, estabas embarazada – un gimoteo sale de Elizabeth y gruesas lagrimas caen por sus mejillas – tenías poco tiempo pero el desgraciado que te hizo esto lo va a pagar, la policía está en ello – Elizabeth comienza a llorar amargamente, recordando esa noche, la noche en que ella murió, Margaret la abraza con mucho cuidado.
- Arthur, Arthur…
- Querida – Margaret la mira seria – dime una cosa, yo no me he tragado lo del asalto, dímelo ahora que estamos solas ¿Tuvo algo que ver Arthur? ¿Arthur te hizo esto? – Elizabeth baja la mirada aun llorando – muy bien te comprendo, pero ese desgraciado no puede seguir tratándote de esta manera, no mientras yo viva.
- Puede hacer daño.


Comenzó a narrarle con detalles y a voz de susurro muy despacio cada cosa que le dijo, cada insulto, como la lastimo y forzó a tener sexo con ella, Margaret con cada palabra comenzaba a sentirse más insultada y llena de determinación a que su mejor amiga saliera de esto.

- Tengo que encontrar un modo de sacarte de esto cariño, voy a sacarte de esa casa, de ese infierno, déjalo en mi manos, pero confía en mi ¿confías en mí? – le mira con la resolución en la mirada y Elizabeth asiente – yo confió en ti, confió en que vas a querer dejar esta vida sin temor a sus estúpidas amenazas, vas a dejarme ayudarte ¿verdad? – Elizabeth vuelve a asentir – dame unos días por favor trata de no hablar nada con Arthur, dame unos días y prometo que lo vamos a solucionar juntas, te quiero Lizzie – la abraza nuevamente y Elizabeth sigue llorando.


Durante los siguientes días a haber despertado la policía ante la denuncia por robo y agresión interpuesta por Arthur, le hizo constantes visitas para tomarle declaración pero de la boca de Elizabeth no salía ni media palabra, no había quien pudiera hacerla hablar, incluso todos los días un una psiquiatra la visitaba pero ella seguía sin decir una palabra.

Arthur la visitaba pero ella siempre se hacia la dormida, una tarde llegó a un horario distinto con un enorme y muy caro arreglo floral, Elizabeth giró su cabeza a otro lado, en verdad no tenía ganas de hablar con él, lo odiaba, lo odiaba de verdad, podía perdonarle que la agrediera a ella pero haber perdido a su bebé era algo que la sobrepasaba.

- Mi amor, es muy bueno que haya podido encontrarte despierta – se acercó a besarla pero Elizabeth se movió – sé que estás un poco enojada, perdóname querida, yo no estaba pasando un buen momento, estoy muy estresado y tu como siempre me haces enojar.
- Perdí al bebé, por tu culpa – seguía sin mirarlo a los ojos.
- Lo sé pero vamos a poder tener más hijos.
- ¿Violándome de nuevo?
- Yo no te violé, solo fui un poco brusco.
- Me obligaste Arthur – lo miró a los ojos – yo no quiero que me toques.
- Eso no lo decides tu Elizabeth – su voz ahora sonaba amenazante – eres mía, eres mi mujer, yo soy lo único que tienes, tu única familia, recuerda que no eres más que una huérfana cualquiera a la cual la hice lo que eres ahora, eres mi creación, nadie va a ayudarte, más te vale que sigas callada y vengas conmigo porque de lo contrario sabes que tengo como destruirte – Elizabeth baja la mirada – así me gusta querida, que me obedezcas, sabes que es lo que más te conviene, además prometo cambiar, dejaré de beber y también a mis amantes, pero solo permanece callada, de cualquier forma tu no necesitas hablar.



Después de esa tarde nunca más volvieron a hablar y parecía que los labios de Elizabeth se sellaran aún más, nada podía hacerla decir o pedir algo, apenas comía y los doctores estaban muy preocupados por la notable desnutrición.


Margaret la visitaba cada tercer día y cuando se aseguraba de estar a solas con ella es cuando comenzaba hablar, conversaban de personas conocidas en común y otras cosas, Margaret le aseguraba que pronto le ayudaría a salir de su infierno. Una tarde Margaret llegó notablemente nerviosa, se aseguró de que estuvieran solas para poder conversar.

- Lizzie, necesito que me pongas mucha atención – Elizabeth asintió – respóndeme esto sinceramente ¿Estás dispuesta a dejar a Arthur para siempre?
- Sí.
- ¿Cueste lo que cueste?
- Sí, pero no me va a dejar ir.
- Déjame a mí eso, Lizzie logre cobrar muchos favores, mi hermano me ha ayudado y esto no va a ser fácil, pero para deshacerte de Arthur tendrás que irte del Reino Unido, de lo contrario aquí siempre te controlará, sabemos que tiene como hacerlo.
- Pero si me voy él me seguirá, no importa cuanto lo intente Maggy.
- No lo hará, tengo un plan para eso, solo necesito que estés muy segura y decidida del paso que vas a dar.
- No puedo volver con él Maggy, lo odio, no quiero que me vuelva a tocar.
- No lo va a hacer cariño, por eso estoy aquí en tres días vas a salir de aquí, en tu casa va a ser más difícil que lo hablemos, por eso pon mucha atención.
- Quiero hacerlo, te escucho.



El plan era el siguiente, Arthur la llevaría a la casa, tendría que soportar ese domingo con él, en la noche tomarían la cena y ella propondría beber una botella de vino para celebrar su vuelta a casa, buscaría que el siguiera bebiendo, después podría unas gotas que Margaret le pidió escondiera bien, porque esa noche con cuidado debería hacer que las tomara en alguna tarta o algo, eso era importante para poder salir, dos calles abajo afuera del número 1331 estaría un auto estacionado donde Margaret le esperaría desde las siete de la noche para ayudarla a salir de Londres.


Días después, tal como se mostraba en el plan Arthur esperó el alta de su esposa, ambos salieron por la mañana, Elizabeth se mostraba complaciente y sumisa como siempre era, diciéndole a todo que sí, Arthur la llevo a casa, juntos sonriéndose mutuamente viajaron camino a casa.




Theodore el ama de llaves les preparó un festín, comieron conversando sobre los clásicos chismes de la gente del parlamento, conversaban y cuando Arthur le tomaba la mano a Elizabeth ella aguantaba las ganas de vomitar, pero incluso lo beso cariñosamente y ella le dijo a Theodore que se fuera a su casa temprano porque deseaba un tiempo a solas con su esposo, esta gustosa acepto y ya estando a solas siguieron conversando al calor de la chimenea.



Comenzaron abriendo una botella de vino ella esperaba poder darle en la tarta que les dejó Theodore lista las gotas para que no lo notara, por mientras hablaban de planes a futuro, Elizabeth pensaba que hace diez años esto era un momento idílico, estar con su esposo hablando de un mañana bebiendo juntos brindando por ello, pero esta noche ella solo sentía repulsión y un poco de miedo, porque su mañana pintaba para ser distinto al que hablaban, porque deseaba creer que ese mañana dejaría de ser esta vida llena de golpes y de terror.

- Creo que el vino me está mareando amor – Arthur estaba sentada a su pies acariciándole la pierna.
- Hoy no pensemos en eso querido, hoy empezamos una nueva vida ¿recuerdas? Deja me levanto voy por el postre – este era el momento, pero el la detuvo.
- No quiero postre, solo te quiero a ti.
- No, vamos a comer postre, yo quiero un poco.
- ¿Qué sucede Elizabeth? ¿Por qué tu interés repentino en la tarta? – la miraba como sospechando, eso puso más intranquila.
- No es un interés repentino, pero hace mucho que yo no como como persona decente, la comida del hospital es asquerosa, deseo un poco de postre.
- Pues voy yo por él – la seguía mirando serio y ella sabía que el sospechaba algo – no te muevas.


Cuando Arthur entró en la habitación, lo más rápido que pudo saco de su férula las gotas que Margaret le dio, con dificultades la abrió, escuchando que Arthur se movía fuera, entonces le puso gotas a su copa, esperando que el pudiera tomar más vino ya que no pudo con la tarta, las manos le temblaban como el resto del cuerpo y antes de que pudiera guardar las gotas de regreso a su férula, Arthur se apareció con un plato ya servido, Elizabeth le sonrió cariñosa y recibió la tarta, pero antes el frasco cayó y rodó hacia la chimenea, Elizabeth sabía que si Arthur las veía era su fin.

- Te lo he servido de una vez para que no te levantes.
- Me siento un poco inútil, espero que pronto me quiten esto – alzaba la férula – más adelante pienso seguir con la idea de la fundación de Margaret, me parece muy buena idea y además te dejara ver bien.
- Eres encantadora siempre pensando en mi – se acercó a besarla y ella tuvo que fingir amor – pero no te veo comiendo.
- Bien – con el tenedor tomo un trozo y se lo metió a la boca paladeándolo, pese a todo Theodore era la mejor – mmmmmm Theodore es una maga ¿no quieres?
- No querida, prefiero más vino – Elizabeth se le adelantó tomo la botella y sirvió más vino, rogando en silencio que su plan funcionara – así gracias, sírvete tú también.
- Claro – se sirvió una copa y tomo un poco esperando tragar ese nudo en la garganta – este en especial es delicioso – él bebió de su copa, después la miró y observaba a través de ella – este trago me supo extraño.
- A mí me sabe de maravilla, es mejor que aquel otro que te ha regalado Ralph.
- Me supo extraño – seguía mirando y después la miró a ella.
- Pues tomate ese trago y dejamos el resto, de cualquier forma quiero ir a descansar un poco – miraba preocupada las gotas en el piso junto a él.
- Pero es muy temprano, apenas son las ocho.
- Yo me siento exhausta.
- Esta noche dormiremos juntos.
- Pero quizá te moleste esta cosa – señalaba la férula.
- Has pasado mucho tiempo fuera de casa, te extraño y quiero pasar la noche con mi esposa.
- Solo dormiremos Arthur… yo aún… tu sabes necesito recuperarme bien – miraba al piso.
- Te doy solo unos días no más, pero aun así dormiremos juntos.
- Por supuesto – se levantó a recoger los platos.
- ¿Qué es esto? – ante la pregunta Elizabeth se heló.
- ¿Qué es qué? – lo observo con terror, traía en la mano el frasco y la interrogaba irritado – A ver – ella se acercó y él se lo retiró – es mi medicación para poder dormir, sabes cuándo me ha costado en últimos días.
- Yo no sabía que necesitaras esto para dormir.
- Pues no te quedaste por las noches pero sí que lo usaban, tiene la cantidad exacta para unos cuantos días, no quiero que me provoque adicción – estiró la mano para tomarlas – dámelas Arthur, necesito dormir y descansar.
- Perfecto – se las dio reacio y dándole esa mirada dura.
- Prometo que solo unos cuantos días – se detuvo en el rellano de la puerta – dime una cosa Arthur.
- ¿Qué quieres saber?
- ¿Qué ves en mí?
- Una mujer bonita.
- ¿Solo eso?
- ¿Hay algo más importante? Eres bonita y me haces ver de maravilla.


Terminaron él su copa, ella la tarta y subieron a su habitación, ella se tardaba en elegir un camisón, dándole tiempo a que él empezara a sentir sueño, pero él parecía normal, después fue al baño a cambiarse se cepilló los dientes y el cabello hasta dejárselo sedoso, cuando salió Arthur estaba en la cama durmiendo, apenas y se había quitado la camisa dejando al aire un cuerpo con un poco de barriga, ella aún tenía veintinueve años, pero él ya era un hombre de cuarenta y cinco, a él comenzaba a afectarle su edad y los excesos.

Se acercó sigilosa y lo movió pero solo se quejó dándose la vuelta en la cama ocupándola casi toda, su aliento a alcohol llenó la habitación, se volvió a vestir con la ropa que se había quitado con todo el cuidado de no despertarle pero el parecía vencido, después de su armario, sacó algunas cosas importantes, ropa, papeles y su pasaporte, se calzó y con sumo cuidado bajó los escalones esperando no tropezarse, abrió la puerta y el aire que le golpeo en la cara tenía un olor maravilloso, olía a libertad.

Trató de caminar sigilosa por la noche y a paso rápido a la vez a la dirección que le dio Margaret, esperando que el plan saliera porque si Arthur se despertaba antes de poder huir entonces la molería a golpes, seguía rezando como le enseñaron en el orfanato, pidiendo a un Dios que a veces dudaba existiera, que le ayudara a salir rápido.



Tal y como Margaret había dicho, un Vauxhall Astra oscuro esperaba en el número 1331 con las luces apagadas, Elizabeth se emocionó, abrió la puerta del copiloto y se metió, Margaret le dio un abrazo y se puso en marcha.

- Pensé que no llegarías.
- No podía darle las gotas a Arthur, incluso tuve que portarme encantadora ¿De quién es este auto?
- Lo ha alquilado Muriel, no me preguntó para que lo quería sabes que ella nunca pregunta, fuimos en taxi por el auto y ella se regresó a terminar de servir la cena para William y el bebé, es tan eficiente que cuando se vaya lloraré.
- Yo extrañaré a Theodore.
- Muy bien, este es el plan, abre la guantera – Elizabeth obedeció – y quiero que me escuches muy bien Lizzie porque debemos ser rápidas, dentro está un sobre que vas a abrir cuando llegues a París, porque llegamos al aeropuerto, espero hayas traído tu pasaporte – Elizabeth asintió – perfecto, va a usar tu identidad ahorra, te registras y vas a tomar ese vuelo a París, llegando tomarás un taxi que te dejará en el hotel Garden Opera que tiene una reservación a tu nombre, no es algo que acostumbres pero servirá de señuelo, te registrarás y pagarás cuatro días con tu tarjeta anticipadamente, dormirás ahí, tienes que leer y seguir al pie de la letra las instrucciones del sobre,
- Es todo tan complejo.
- Pero necesario tienes que irte, tienes que seguir el plan a detalle, no cometas ningún error, vas a cambiar de nombre, de apellido, de cabello, quiero que seas otra y que vivas tu vida, olvídate de todo lo que dejas en Londres y trata de comunicarte por nada.
- No puedo olvidarme de ti Maggy – los ojos se le humedecieron – ¿Cómo sabré que estás bien?
- Yo estoy bien Lizzie, yo tengo a William, soy feliz, pero no lo eres tú y te voy a extrañar más que a nada en la vida, pero me va a doler más verte muerta, sintiendo que pude haber hecho más pero no lo hice, yo no le temo al asqueroso de Arthur, no le temas tu tampoco, olvídate de mí y de todo lo que te ata a este sitio, intenta vivir como deseas.
- Maggy – comenzó a llorar desconsoladamente, cuando llegaron al aeropuerto.
- Hemos llegado, entonces sigue el plan, William y yo lo trazamos de forma que Arthur no pueda encontrarte, al llegar a Paris lee bien el contenido del sobre y síguelo al pie dela letra, pero por favor por nada del mundo intentes comunicarte conmigo, por nada ¿Lo prometes?
- Lo prometo.
- Ahora vamos a pedir que te ayuden con las maletas, en el sobre te explica porque hay una extra – alguien se acercó a ellas y las subió en un carrito – ahora ven dame un abrazo – Elizabeth la abrazó llorando, Margaret le dio un gran beso con las lágrimas empapándole el rostro – anda vete.
- No tengo como pagarte todo esto Maggy, me vas a hacer falta, te quiero, los quiero a ti y a William díselo.
- Yo a ti – extendió al hombre del carrito un gran billete – llévela con cuidado está lastimada.


Elizabeth caminó junto con su equipaje con una mezcla de sentimientos recorriéndole el cuerpo, había temor, nostalgia, un verdadero miedo irracional, pero sobretodo sentía algo nuevo, algo parecido a la euforia esperaba que fuera el sentido de liberta, se giró y desde la distancia vio a Margaret subir al auto, la mujer que fue su mejor amiga desde que llegó al club, que la cuidó hasta el último momento, era lo único que le dolía dejar atrás de todo ello, a la persona que quizá más la amó en ese país que siendo tan suyo a veces los sintió como su cárcel y su condena.

Cuando abordó en avión esperaba sentirse más relajada, pero entonces se daba cuenta del gran paso que había dado, uno que dio sin pensarlo, sin pensar que cuando Arthur despertara y no la sintiera ahí se pondría como loco y querría buscarla para pulverizarla, la idea de lo que sería capaz su esposo la hacía temblar de miedo, sentía que esto no estaba bien, pero ya nada podía hacer, Margaret y William se habían arriesgado por ella, por esa razón es que debía seguir con lo planeado, así el resto del viaje angustiada se imaginó todos los escenarios más terroríficos posibles en adelante.




Al llegar al Aéroport de Roissy-Charles-de-Gaulle, tomó un taxi que en un trayecto en realidad muy corto la dejó en el Garden Opera, muy cerca de Place de la République y de la Ópera, era pequeño y nada parecido a lo que acostumbraba cuando viajaban Arthur y ella, pero lo agradecía se registró y pagó por adelantado cuatro días con su tarjeta tal como le advirtió Margaret, subieron las maletas a su habitación, ya estando sola se dejó caer en la cama aun con el corazón a punto de salírsele, después rápidamente, abrió su bolso y saco un sobre de manila, bastante gordo y pesado, estaba segura que dentro estaba el pase a la libertad, lo observó sintiendo que pesaba más de lo que pensaba.

Con mucho cuidado despegó el pegamento y vertió todo el contenido en la cama, eran bastantes cosas, un pasaporte, algunos papeles, un fajo de dinero y un sobre con su nombre, acaricio las femeninas letras que reconocía de Margaret y con mucho cuidado abrió el sobre del cual extrajo una carta.


Querida Lizzie:

Antes que nada debo decirte cuan orgullosa estoy de ti, porque sé cuánto le temes a Arthur, porque sé que esto no es fácil, pero haber tomado la determinación de salir, eso es digno de orgullo.

Debes saber que William y yo (el pequeño Jude) estamos siempre contigo, que en nosotros siempre tendrás una familia que te ama y que espera que logres todo aquello que la vida te ha negado. Sé que es difícil porque en un tiempo no sabremos de ti con la regularidad que nos gustaría pero aun así confiamos en que todo esto te de medios para volver a comenzar.

No ha sido fácil, William tuvo que mover muchos hilos para poder regalarte esta nueva tú, lee bien esta carta porque en algún punto tendrás que deshacerte de ella, es necesario para no dejar rastros de la vida que estás dejando.

Primero espero haberte explicado en el auto lo que tienes que hacer, vas a cambiarte el color del cabello y la maleta que te he dejado es lo único que llevarás contigo, vas a dejar tu antigua maleta con la ropa, pasaporte y todo lo que te ate a tu antigua vida, es necesario porque Arthur te va a rastrear, la nueva maleta tiene algo de ropa que te ayudara a poder salir por algunos días, me he asegurado que tengas de todo. Incluso debes teñirte el cabello con el tinte que te he dejado, sé que te verás hermosa, pero asegúrate de tirar todo vestigio de tu cambio en otro lugar, cuando salgas del hotel ponte la mascada porque nadie debe ver tu nuevo color de cabello.

Tendrás que guardar tu férula en la maleta si es que aun la necesitas, no queremos crear rasgos por los cuales te identifiquen. En el sobre encontrarás tu nueva identidad, cambiarás de nombre, apellido y fecha de nacimiento – Elizabeth abrió el pasaporte y dentro estaba una foto suya pero castaña, eso la sorprendió ella siempre fue rubia, el nombre era Katherine Jones – incluso de aspecto. Cuando des tu pasaporte trata de actuar lo más natural posible, porque de lo contrario nada funcionará, apréndete bien tu nueva identidad, eso es la diferencia entre la vida y la muerte, espero sepas aprovechar tu nuevo pasaporte, permiso de residencia y licencia para conducir.

También dentro hay algunos euros, pero sobretodo la mayoría son dólares americanos, es el dinero que podrás pasar contigo y el suficiente para unos días en tu nuevo destino. En el sobre igual hay un boleto a tu nuevo nombre – Elizabeth abrió el boleto que salía demasiado temprano – con destino a Washington DC, donde alguien te esperará para llevarte a tu nuevo destino.

Provisionalmente vas a quedarte con Christine en New Bern, Carolina del Norte, una tía abuela de William, es una fabulosa persona, ella sabe todo sobre ti, en cuanto contamos la gravedad de tu problema acepto gustosa de tenerte en su casa, a ella le depositaremos cada mes cierta cantidad para ti, te dará el dinero y tu podrás arreglártelas con ello, será por un tiempo en lo que puedes conseguir un trabajo y después ya decidirás tu qué quieres hacer con tu nueva vida.

Por favor, tengo que recordártelo, no llames, más adelante podremos hacerlo nosotros cuando las aguas estén menos turbias, no te pongas en contacto con nadie en Reino Unido, por nada del mundo y esto debes de prometerlo le cuentes a alguien de tu antigua vida, de ser posible invéntate una, esto es muy importante Lizzie, acude siempre a Christine, ella sabrá que hacer.

Creo es todo lo que tengo por decir respecto al plan, querida mía esto es un hasta luego, pero si no nos volvemos a ver quiero que sepas que eres una mujer hermosa y valiosa, que mereces toda la felicidad del mundo, demuéstrale al mundo tu valor, vive plenamente y se feliz, muy feliz, cuídate mucho, cuídate siempre, nosotros te amamos y nuestro gran deseo es un día verte como siempre quieres estar.

Te queremos.

Jude, William y tú siempre amiga Margaret.




Elizabeth beso su carta llorando, estaba aterrada, todo parecía tan complicado que estaba punto de dejar el plan y volver a casa, entonces al recordar la última agresión de Arthur que le hizo perder a su bebé fue que sin pensarlo buscó en la maleta la caja con el tinte para teñirse el cabello, fue al baño, se miró por última vez, rubia como la miel del orfanato, con los ojos azules y pálidos tal como lo era su piel, era momento de despedirse de Elizabeth aquella que la acompaño por casi treinta años, debía abrazar ahora a Katherine, la nueva y renovada Katherine, con esto en su mente, supo que era momento de darle vida a Katherine Jones.


Continuará


avatar
Carolina
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Mexico, DF

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por juanny el Vie Feb 01, 2013 1:03 am

ay q linda la margara !

y q bueno q elizabeth no lo penso y huyo, eso era o q tenia q hacer, alejarse de ese infierno de vida

ahora q cumpla al pie de la letra todo e inicie de nuevo.. seguro algo bueno la espera en usa jijij muuuuyyyyy buenoo jajaja

loca quiero mas

atte tu fansese no. 1 q hara una manifestacion si no publicas pronto jajajaja

______________________________________________
_____________________________________________________________________________
*************************************************************************************************************
avatar
juanny
Administracion
Administracion

Localización : Monterrey

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por Carolina el Vie Feb 01, 2013 1:07 am

lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! lol! Estas bien mal jajaajajajajajaja
avatar
Carolina
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Mexico, DF

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por virginia2604 el Vie Feb 01, 2013 9:24 am

Ese perro sucio ladino desgraciado de Arthur no lo soporto es un asqueroso de lo peor enojado deberia haber un emoticon que parezca que va a vomitar ¬¬ (eso va para ti juanny.. jajajaja)

Por otra parte que bueno que Lizz decidio dejar al maldito bastardo de Arthur y afortunadamente el plan les empezo a salir bien... juro que pense el bicho ese la moleria a golpes por lo de las gotas... casi me infarto cuando encontro las gotas.. menos mal ella supo que decir...

Ayyy maggy es un encanto... de verdad que eso si es una tremenda amiga... mira que hacer todo eso por Lizz... de verdad que mis respetos...

Ayyyyy me pregunto que? o QUIEN? la espera por los caminos de la vida... aka USA jajajaja

Mi caro me ha encantado esto... asi que espero con ansias el proximo cap... te quieroooo

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por wen_izambard el Vie Feb 01, 2013 11:14 am

Aaaaaaay colega... casi lloro al principio
Gracias a Dios, nunca he estado cerca de alguien que haya sufrido maltrato físico y menos de la forma en la que lo ha sufrido Lizzie en esta historia, pero siempre me he sentido terrible por este tipo de injusticias, esta humillación Sad
Ese asqueroso de Arthur debería ser denunciado y enviado a la cárcel... debería pagar por tanto daño, pero sé que es difícil por su poder. u.u Y es que lamentablemente el poder arruina a las personas.
Y por Lizzie estoy feliz =D es un nuevo comienzo, una nueva luz en su vida. Concuerdo con Vir en que Margaret es maravillosa y una gran amiga =D regalarle la oportunidad de VIVIR no tiene precio.
Te mereces ya el premio al drama descomunal de 2013 hahahaha... y esta historia comienza muy triste, pero pinta para algo feliz, maravilloso.
No hay nada mejor que encontrar algo que te haga pensar en que la vida vale la pena cuando hay tantas cosas que te han dicho lo contrario tanto tiempo.
Me encanta esta fic y ya sabes que SOY TU FAN =D
te quiero mucho colega =D besos y sube cap pronto o me uno a la manifestación de Juanny hahahaha
avatar
wen_izambard
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por Mariela18 el Vie Feb 01, 2013 11:35 am

aplauso aplauso aplauso

como siempre encantador Capitulo!!!!

Dios, mal nacido de Arthur ojala lo coman vivo los zopilotes o algo! jajajajajajajaja lo odio!!!

Elizabetth Dios, que padre que tendra una nueva vida, lo merece, de verdad!!! es que Dios!!! como podia vivir asi.... Lo bueno es que Maggy la ayudo y ella que bella personaa!!!

A esperar cual sera la vida ahora de Katherine!! Una nueva ida en USa! Que padre!!!! besito
avatar
Mariela18
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : merida yucatan

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por Rossy Marin el Vie Feb 01, 2013 3:19 pm

Por Dios Caro...me estoy convirtiendo en una de tus fans...en verdad te dijo mi niña...deberías de escribir un libro tu cabecita esta llena de cosas maravillosas y dramáticas....esta historia va para ser un Bet Sellers...(espero que así se escriba sorry2 )....Pero en general con una amiga como Margaret y un marido como Arthur...haría lo mismo...y mas después de haber perdido a mi bebe...espero nuevo cap. pronto aplauso aplauso aplauso
avatar
Rossy Marin
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Ciudad de México/MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por Yazz Black el Sáb Feb 02, 2013 6:30 pm


Oh si, apoyo la mocion de la carita vomitando.. maldito cochino..!!

Yeeeei, una nueva aventura, una maravillosa aventura, lejos, mira que las segundas oportunidades se dan muy a menudo, pero no una en donde puedas empezar completamente desde ceeeeeros.. jajajajaj eso esta muy bueno..

Como me gustaria pagar un voleto para viajar hasta tu cerebrito y ver como es que funicona.. me encanto, en serio... espero el que sigue.. haaaay, ya quiero ver a la nueva Katherine Jones... seeeeeeee

Comadre, siii.. haz un muñequito vomiton..!! a si se lo puedo poner a la Candy... y a la cochina Joy..!! y a .. ok luego
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por juanny el Sáb Feb 02, 2013 10:36 pm

muy bien alla va jajajaj

______________________________________________
_____________________________________________________________________________
*************************************************************************************************************
avatar
juanny
Administracion
Administracion

Localización : Monterrey

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por sandra espinosa el Miér Feb 06, 2013 5:15 am

Genial Capitulo Carooo...ya quero el otro

pero muy prontooo
avatar
sandra espinosa
Lectora VIP
Lectora VIP


Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por Carolina el Miér Feb 06, 2013 11:08 am

Sandraaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!! Que gusto tenerte por aquí!!!! Síiiiii seguro ya en nada lo tienen... necesito solo editarlo y arreglarle detallitos.... Ayyy me da gusto tenerte de lectoraaaaa besito
avatar
Carolina
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Mexico, DF

Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por julis el Dom Feb 24, 2013 4:00 pm

logro irse a Paris, pero ahora debe dejar todo en el pasado si quiere lograr vivir...
avatar
julis
Lectora VIP
Lectora VIP


Volver arriba Ir abajo

Re: Ecos del pasado - Capitulo 1

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.