Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 60-61
Sáb Dic 09, 2017 3:17 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 64
Vie Dic 08, 2017 3:39 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 59
Sáb Nov 11, 2017 9:13 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 63
Sáb Nov 11, 2017 8:47 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 62
Sáb Oct 28, 2017 9:46 pm por Nathy

» I'm No Angel. Capítulo 58
Sáb Oct 28, 2017 12:38 am por Gaby_kdsh

» NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP
Dom Oct 15, 2017 9:48 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 61
Dom Oct 15, 2017 9:46 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 57
Dom Oct 01, 2017 3:18 pm por virginia2604

Notificaciones
NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP

Jue Oct 12, 2017 12:02 pm por juanny

HOLA A TODAS!

Tenemos una gran novedad!. Foro Activo (donde hospedamos el foro) ya enlazo todos sus foros a una APP,
y aquí su servidora ya hizo lo necesario para que desde esta puedan ver nuestro foro desde su celular!!

Topic'it es una aplicación móvil gratuita que permite consultar, y participar en los foros de una forma simple y amigable. ¡Por lo tanto los foros están 100% optimizados …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


LFM2. CAPÍTULO 54

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LFM2. CAPÍTULO 54

Mensaje por virginia2604 el Sáb Mar 26, 2016 10:14 am

Hola hola mis bellas y adoradas lectoras, ando desaparecida del mundo cibernetico porque no tengo internet en mi casa ni whatsapp en mi cel pero ando robando señal para dejarles el penúltimo cap de esta historia!! ¿Pueden creerlo? Poquitito para terminar esto... Ya saben que me gusta pasar el tiempo y este es uno de esos caps donde deben prestar mucha atención porque el tiempo pasa rápido... Lean con calma y tómense su tiempo y un té de su preferencia... Quiero agradecerles infinitamente por seguir esta historia, las adoro muchísimo a todas y ¡Feliz fin de Semana Santa!


LFM2 CAPÍTULO 54

NEW HAVEN, USA


-¿Qué haces aquí, Sebastien? Aparte de violar la orden de restricción... me miró desafiante y no me iba a tocar el corazón para hacer esa llamada si se ponía pesado -¿Crees que no sé lo que estaban haciendo? Me dio una mirada que hizo un escalofrío me recorriera el cuerpo -No sé qué creas saber pero no deberías estar aquí -¿Qué vas a hacer? ¿Regresarme al infierno? Se encogió de hombros y había algo muy oscuro en su mirada que logró asustarme, él quiso acercarse pero Damian se interpuso -Ni se te ocurra ponerle un dedo encima... el tono severo de su voz me dio cierta seguridad, miré hacia todos lados, sabía que alguien estaba ahí afuera vigilándome y a lo lejos estaba mirando todo, con el brazo le hice una seña y enseguida estaba detrás de Sebastien, solo en esos momentos tener vigilancia continua me parecía útil -¿Todo bien, Dra. Taylor? -Escolta al señor por favor, no tiene absolutamente nada que hacer aquí -¡Vaya! ¿guardaespaldas ahora? Mira hasta donde has escalado... me dijo arrastrando las palabras y sentí en ese momento su aliento alcoholado, estaba ebrio

-¿Qué se siente tirarse al hijo de tus dos ex esposos? -¡Bueno ya fue suficiente! Damian alzó la voz y me parecía encantador como me cubría a manera de protección -Fuiste tú quien decidió salir de la vida de Verónica, a expensas de saber que ella te estaba entregando una vez más su corazón y que luego de todo te abrió su vida una vez más, la abandonaste por razones absurdas y lo que ella haga o deje de hacer ya no es de tu incumbencia ni hoy ni nunca más y lamentablemente llevo tu sangre pero eso no me hace tu hijo ni nada parecido, vete de una vez y deja que Verónica y los chicos sean finalmente felices sin ti... la rudeza de las palabras y el tono de Damian lograron sorprenderme, podía ver la vena en su sien abultarse al igual que las de su cuello -Tranquilo... le puse las manos en los hombros -No vale la pena... me acerqué al oído de Sebastien -Sí, estaba con Damian, el mejor hombre que he tenido en toda mi vida... le susurré en francés, vi a Sebastien reaccionar pero Jeremy fue más rápido y se lo llevo casi a rastras -¿Estás bien? Damian se giró y tomó mi rostro entre sus manos -Si, estoy bien, en verdad no vale la pena dejarse afectar por él, volvamos adentro y terminemos de disfrutar de la noche, esta noche la pasamos juntos... le dije y una sonrisa se dibujó en su rostro antes de volver adentro.

-¿Dónde estaban? Gaby nos miró de arriba abajo de forma acusadora -¿Dónde estábamos? Lidiando con el imbécil de Sebastien que pretendía hacer un escándalo afuera, ahí estábamos... le dije y sus ojos se abrieron en sorpresa, Damian me apretó el brazo para que me calmara -¿Sebastien estaba afuera? -Si, lo estaba y si no lo mandé directo a la cárcel fue por no amargar mi cumpleaños ni el poco tiempo que tengo aquí con mis hijos... -Mamá... vi a Esteban de la mano de su novia -Me voy y nos vemos mañana antes que te vayas ¿si? No voy a dormir en el apartamento... me dijo con una sonrisa -Está bien, ve y por favor ten cuidado y no me refiero solo a manejar -¡Mamá! Exclamó con los ojos bien abiertos -No es que me sea de total agrado saber que vas a quedarte con tu novia pero igual debo cumplir con mi rol de madre y pedirte que tengas cuidado por favor -Lo tendré, de verdad... me besó la mejilla -Feliz cumpleaños -Gracias mi amor, nos vemos para comer mañana... él asintió y aunque era difícil saberlo ya todo un hombre pero me tocaba aceptarlo, lo vi marcharse y enseguida vi como Carlos se acercaba y Gaby le susurraba algo al oído

-Si, tu amigo estuvo aquí, muy ebrio y diciendo estupideces -¡Aquí estás! Ven a bailar... Fran me extendió los brazos y lo recibí gustosa -Eso no va a arruinar mi noche... le dije a Carlos y me perdí de nuevo en la pista de baile en un sándwich entre Fran y Rodrigo, como en los recientes viejos tiempos, vi a Carlitos muy divertido con una morena exuberante y no pude evitar sonreír, ya entrada la madrugada sentí que era hora de volver a casa y nos fuimos en el auto de Carlos, su apartamento estaba a reventar y le dije a Damian que se quedara en el cuarto de Esteban, al cerrar la puerta del apartamento y dejar la llave puesta para saber si llegaba alguien Damian y yo tomamos un baño juntos y nos acostamos a descansar, había sido una noche en extremo larga -Gracias mi corazón... -¿Por qué? -Por defenderme como lo hiciste, te lo agradezco y lamento el momento tan incomodo... se acomodó para mirarme de frente -No te preocupes, siempre voy a defenderte y me contuve para no iniciar un espectáculo ahí afuera ¿estamos bien? -Por supuesto... le besé el pecho y me atrapó entre sus brazos -Vamos a dormir, necesito unas horas de sueño... dio un bostezo y yo también, me acomodé en su pecho y el sueño no tardó mucho en empezar a llegar

-No volverán a pasar tres meses para vernos otra vez... Fueron las palabras de Damian al despedirse en el aeropuerto, su vuelo salía más temprano que el mío -No, no van a pasar tres meses... le respondí y compartimos un largo abrazo antes que abordara. Rodrigo y yo regresamos a Washington en la noche y al día siguiente a nuestra rutina de trabajo. Los días empezaron a pasar con mucha rápidez a medida que la investigación avanzaba, pasó solo 1 mes hasta que Damian y yo volvimos a vernos en mi apartamento por un fin de semana que me dejaba con ganas de más cuando terminaba. Al mes siguiente me atreví a hacer ese tan anhelado viaje a Tokio, trabajar de lunes a lunes y fuera del horario me había comprado un par de días libres, la alegría de Damian era muy notoria y a pesar de las malas caras e incomodidad de Grace, se encargó de consentirme como hace mucho nadie lo hacía, además de incluirme en sus actividades y mostrarme tanto como le fue posible en los 4 días que estuve allá. El trabajo de Grace fue la excusa perfecta para dejarle a Damian buenos recuerdos nuestros en su apartamento, a veces era demasiado evidente la atracción entre nosotros, era algo que parecía crecer a pesar del tiempo y la distancia que nos separaba, solía darle muchas vueltas en busca de una explicación lógica pero ¿cómo explicar algo así? ¿Cómo explicas sentirte atraída por alguien a quien le doblas la edad? ¿Atraída por el hijo de tus dos ex esposos? Nada de eso tenía una explicación lógica y a esa altura ya había dejado de buscarla.

Volví a Washington con una sensación agridulce, con ganas de quedarme un poco más y por el tono de los mensajes y llamadas de Damian me daba cuenta que la sensación era mutua. Dos meses después me tocó viajar a Suiza por trabajo y al salir de una de esas interminables reuniones fue de hecho la moto de Urs con él al mando que casi me atropella por andar distraída con unos papeles -¡Dios, lo siento Vero! ¿Estás bien? Me tocó los brazos y me miró detalladamente -Si, estoy bien, de verdad... Pude mirarlo por varios segundos, su cabello estaba más largo y ahora usaba barba -¿Me dejas invitarte un café? Mi propuesto logró sorprenderlo -Tú y yo nos debemos una conversación... Le dije y asintió en respuesta -Vamos, sube... Me entregó el casco -Vamos a un lugar donde podemos hablar tranquilos... Me dijo con total normalidad y subimos a la moto, eso me traía gratos recuerdos, viajar así por las calles de Zurich era fantástico, Urs condujo por largo rato hasta salir de la zona urbana y toparnos con esos paisajes que aparecen en las postales y que en vivo te roban el aliento, sabía perfectamente adónde íbamos y mis nervios se acrecentaron al acercarnos, llegamos a una especie de posada donde él y yo pasamos muchos días maravillosos y nos sentamos en el restaurante

-¿Cómo has estado? Me preguntó -Muy bien, ya tengo varios meses trabajando en Washington en un proyecto de investigación -¿Sobre qué? -La creación de un dispositivo para tratar las arritmias, los defectos de conducción y contractilidad cardíaca, intentamos hacer algo lo más fisiológico posible, para disminuir y eliminar el tratamiento farmacológico que tantos efectos adversos tienen a largo plazo -¡Vaya, es ambicioso! Me dijo con una sonrisa -Lo es ¿pero qué investigación no es ambiciosa? Me encogí de hombros -¿Y tú cómo estás? -Estoy bien, tranquilo, haciendo algunas renovaciones y con un proyecto con Mark en Sudáfrica -¡Hablando de ambiciones! Le dije y ambos nos reímos -¿Puedo decirte algo? Le pregunté y movió su cabeza en un gesto afirmativo -Lo siento mucho Urs, de verdad lamento como terminaron las cosas entre nosotros, como te lastimé, fui imprudente, descuidada y hasta ingenua, tenías razón con respecto a Sebastien pero creo eso ya lo sabías ¿no? Me miraba fijamente sin decir nada, estaba absorbiendo mis palabras -El tiempo que estuvimos juntos fue maravilloso, me enseñaste muchas cosas y fui verdaderamente feliz, tienes un lugar sumamente especial en mi vida y en mi corazón, tengo mucho qué agradecerte Urs y mucho por lo qué disculparme, eres un hombre increíble, de verdad... Me tomó ambas manos y las besó -Yo también debo disculparme contigo, perdí los estribos y cometí muchos errores, yo también fui imprudente e impulsivo y me arrepiento de muchas cosas, sé que te herí y traicioné tu confianza, lo lamento de verdad y lamento que las cosas con Sebastien no funcionaran... Me dijo sincero y yo asentí, ambos necesitábamos ese momento, hablar tranquilamente, aclarar muchas cosas y perdonarnos, así lo hicimos durante las 3 horas que estuvimos juntos, de alguna forma nos pusimos al día y quedamos en paz, finalmente, sé que él y Damian habían resuelto sus conflictos, por lo cual me sentía un poco culpable pero era algo que me superaba, agradecí nuestro encuentro y me fui de Suiza con algo de paz, hablar con Urs era algo necesario, ya pasado el tiempo, ambos tranquilos, sin amarguras ni rencores.

Los siguientes 4 meses fueron en verdad muy duros, mi trabajo estaba al tope al igual que el de Damian, solo pudimos vernos una vez en todo ese tiempo, discutimos un par de veces por esa razón, resultaba frustrante para ambos pero estábamos de manos atadas, a pesar de eso hablarnos todos los días era regla y algo que necesitaba, darme cuenta de eso fue en verdad confuso pero no quise darle importancia. Finalmente luego de varios meses de nuestro último encuentro pudimos vernos, ambos cuadramos dividir nuestras vacaciones reglamentarias, utilizando dos semanas y dejando las otras dos para luego, el punto de encuentro: Islas Seychelles, el lugar ideal para desconectarnos de todo y de todos, una villa espectacular con playa privada ¡Todo un paraíso terrenal!







Enterarme que Damian había roto con Grace me dejaba una sensación agridulce, sabía que algo estaba pasando por su tono de voz, su mirada cuando hablábamos por skype o facetime, había pasado un poco más de un mes y él estaba esperando vernos para hablar de eso, no quise discutir demasiado con él, nuestro tiempo juntos era muy limitado como para malgastarlo en discusiones que yo sabía no ganaría -No puedo creer que estemos aquí, solos tú y yo y por más de 3 días... No pude evitar reírme con su comentario -Era justo y necesario... Le respondí y lo sentí besar mi cuello, yo estaba absorta y maravillada viendo el paisaje ante mis ojos -Te quita el aliento... Le dije y me hizo girar para mirarlo -Sí, pero no tanto como me lo quitas tú... Me acarició la mejilla -Exagerado... Apoyé mis manos en su pecho y compartimos un largo beso, dando así inicio a unas merecidas vacaciones en el paraíso, nos dedicamos a recorrer varias de las islas del archipiélago, cada una más bonita que la otra, pudimos hacer snorkel, buceo profundo, skydiving e incluso parapente, algo que jamás había hecho y fue lo más emocionante, aterrador y liberador que jamás haya hecho, una experiencia inolvidable y compartir todo eso con Damian fue algo verdaderamente especial.

Una noche aprovechando que Damian dormía decidí salir para ver las estrellas, repentinamente el agua empezó a agitarse y bajo una luz blanca vi una forma levantarse, era Pilar como en una especie de aparición divina



-¡Vaya, tú si que sabes hacer una entrada dramática! -¿Si verdad? Soy genial, ya lo sé... Se sentó a mi lado -Vienes a regañarme ¿no? -¿Por qué habría de regañarte? -Por lo que estoy haciendo con Damian -Ay no, no seas tonta... No puedo regañarte por encontrar el amor -¿De qué hablas? Ella puso los ojos en blanco -Vero, cariño, eres una de las mentes más brillantes del puto planeta pero un desastre con tus sentimientos... No pude evitar reírme y ella estaba en lo cierto -Lo de volver con Sebastien solo fue un capricho tuyo, una ilusión que él creo con la convivencia y el tiempo juntos pero lo de ustedes ya fue y no será nunca más y mantenerte firme como hasta ahora ha sido la mejor decisión que has tomado en mucho tiempo, yo te aseguré que en momentos duros mi bebé y Damian estarían contigo y ha pasado así... Yo asentí -Te dije que podías confiar en Urs y lo mantengo, es un buen hombre pero es que tú los trastornas y ni cuenta te das ¡Qué bárbara eh! Me miró en complicidad y ambas reímos -Es una locura lo que me dices, yo lo vi nacer y crecer, le doblo la edad... -¿Y eso qué? Damian está profundamente enamorado de ti, daría su vida por ti, tanto así que se ha conformado con lo poco que le das con tal de estar cerca de ti y tus sentimientos por él han ido creciendo con el tiempo y ni cuenta te has dado, mira... Me sujetó las manos y en mi cabeza pasaron miles de momentos junto a Damian, incluído el último año que habíamos pasado juntos, viéndonos de mes en mes, yo preocupándome por él y sintiendo celos cuando me hablaba de Grace

-Sigue siendo una locura, nadie lo aceptaría y podría perder a mis hijos por esto... -Nunca te ha detenido la opinión de los demás... -No puedo hacerle eso, negarle el que tenga una chica joven que pueda llevar de la mano sin vergüenza, que forme una familia... Ella resopló exasperada -¿No te das cuenta? Damian te toma de la mano cada que puede, sé que lo viste en New York, en Washington y te gustó que lo hiciera... Mira, yo no puedo intervenir ni controlar lo que haces o lo que suceda, solo estoy aquí como tu amiga y sé que te mueres por hablar con alguien de esto pero mueres de miedo que te juzguen... Ella me abrazó y una sensación de calma me invadió de inmediato -Estás en mi cabeza ¿cómo sé que esto no es solo lo que hay escondido en mi subconsciente? -No lo sabes, el tiempo y los eventos se encargarán de poner todo en su lugar, solo no cierres tu corazón ¿si? -Más fácil decirlo que hacerlo... Le respondí -Te extraño mucho, hasta el sol de hoy ninguna amiga ha sido como tú... -Soy única e irrepetible... Me dijo batiendo su hermosa cabellera -Lo eres, si que lo eres... Me besó ambas mejillas -Por cierto, haces bien en mantener la distancia con Gaby, sé que te das cuenta la forma en que te mira cuando estás con mis dos Carlos y no niego que te aprecia, porque si lo hace pero la espinita sigue ahí -Si, ya lo sé pero tan solo sigue abrazándome hasta que despierte, le dije y su abrazo se hizo más fuerte

Al abrir los ojos lo primero que vi fue a Damian mirándome fijamente, sus ojos se veían más azules y brillantes que de costumbre ¡Toda una belleza!



-No quiero irme... le dije y me sonrió -Yo tampoco quiero irme pero el deber nos llama ¿no? Yo asentí -Quiero darte algo, aprovechando que es nuestro último día y han sido los mejores días de mi vida... me besó y prácticamente saltó de la cama para buscar algo entre sus cosas, al ver la cajita azul de Tifanny's supe de qué se trataba, yo también tenía un pequeño detalle para él -Espero te guste... abrió la cajita y era un hermoso anillo de oro blanco y rosado en forma del símbolo del infinito con pequeños diamantes, verdaderamente hermoso



-¡Es bellísimo! Gracias, gracias... le llené el rostro de besos -Deja te lo pongo... lo deslizó en mi anular de la mano izquierda -Directo al corazón... me dijo con una sonrisa y volví a besarlo -Yo también tengo algo para ti, salí de la cama para buscar en el bolsillo secreto de mi maleta mi regalo -Sé cuánto querías algo así desde hace tiempo, así que espero te guste y lo disfrutes... le entregué una caja de regalos mediana y la desenvolvió con suavidad, sus ojos se abrieron grandes al ver lo que había -¡Oh por Dios! Destapó la caja y vio el juego de relojes de bolsillo estilo vintage -¡No lo puedo creer! Es el set Constanti... eran 3 relojes de bolsillo de oro y bronce, los ojos de Damian brillaban de emoción y yo me daba por servida



-Es demasiado... ¡Dios! ¿cómo agradecerte? Me dijo tomando uno con nerviosismo -Con esa sonrisa tengo más que suficiente, le dije y me besó con desaforo -So, llevamos ya un año en esta... ¿Cómo llamarle? Extraña relación... Me dijo y solté la risa -No tenemos porque ponerle un nombre a esto... me incliné para darle un beso, hice a un lado la caja de relojes y empezamos la mañana haciendo el amor, eran nuestras últimas horas en el paraíso antes de volver a nuestras respectivas realidades -Mi ángel... lo detuve mientras caminábamos por la playa -¿Sucede algo? Tomé su rostro entre mis manos y lo besé -Te amo y agradezco todos estos momentos juntos, te agradezco por darme tu amor y recordarme que aquí... llevé su mano a mi pecho -Qué aquí todavía hay vida y que dentro de tanta oscuridad siempre hay algo de luz... -Vero, hermosa, no tienes nada que agradecerme, yo te amo de verdad y creo lo sabes ¿no? Yo asentí -Es cierto que hay oscuridad en ti, has pasado por tanto que es imposible que no la haya, pero no creo te des cuenta cuanta luz hay también en ti, mejoras todo lo que tocas y no porque seas médico, tiene innumerables cualidades maravillosas y a veces solo te empeñas en ver lo malo pero eres en verdad increíble... no pude evitar sonreír con sus palabras

-¿Qué estamos haciendo? Le pregunté -La verdad no lo sé, solo sé que quiero seguir estando contigo aunque sea bajo esto términos por ahora... Había mucho significado en sus palabras -Yo no quiero lastimarte Damian ni cortar tus alas de ninguna forma -No me lastimas y si algo has hecho ha sido impulsarme a volar, cada vez más alto, cada vez más lejos y es algo que nunca dejaré de agradecerte, si no fuera por ti no estaría en Tokio ni logrado lo que he logrado en todo este tiempo y si, sé que no son las mejores condiciones para que tú y yo tengamos algo pero yo no quiero dejar de seguir viéndote, no te quiero alejada de mi vida de nuevo, no podría soportarlo -No, no digas eso, que no es lo que quiero y creo lo sabes a estas alturas y lo que he arriesgado para estar aquí contigo -Ya lo sé, ya lo sé Vero... me besó con tanta intensidad que sentí me faltaba el aire -Vamos, hay que disfrutar lo que nos queda aquí... le dije antes de tomarle la mano y meternos al agua, sin duda nos habíamos divertido mucho en esa playa privada y en esos días juntos, probablemente me costaría mucho volver a a rutina. Pasamos un rato maravilloso y volvimos para arreglar nuestras maletas y salir al aeropuerto, compartimos un sinfín de besos durante todo el trayecto, tomamos el mismo vuelo a Los Ángeles y de ahí cada uno tomó su camino, fue difícil esa despedida pero ya volveríamos a vernos en unas semanas o al menos esperábamos que nuestros respectivos trabajos lo permitieran.

Al día siguiente estaba de vuelta al laboratorio y de lleno con las pruebas del primer prototipo que teníamos, en experimentos de ese tipo todo era ensayo y error, una, otra y otra vez, encontrando las fallas, reparándolas y volviendo a intentarlo. Rodrigo no dejaba de preguntar dónde me había metido y por qué tenía un bronceado tan bonito, además que el anillo por si solo era llamativo, me limité a contarle que estuve relajándome en la playa y consintiéndome con algunas joyas, no era algo raro tampoco, tenía mucho tiempo hablando de que necesitaba unos días alejada de todo y todos para reponer energías, así que mi mentira fue lo suficientemente convincente para él y para mis hijos. En los 3 meses siguientes el dispositivo estaba en sus etapas finales, la mayoría de los errores estaban corregidos y empezaría la etapa de pruebas con los pacientes voluntarios para la investigación, en esos meses nos encontramos 5 veces, dos en Tokio, una en Washington, en LA y otra en New York, no me gustaba estar así pero no podíamos hacer nada más, además sentía estaba alterando demasiado su vida. Al mes siguiente nos tocaba reunirnos obligatoriamente para el cumpleaños de Carlitos, haría una gran fiesta en un club cortesía de sus jefes o mejor dicho él era jefe ahora y con un solo escalón por encima suyo podía darse esa clase de lujos, me alegraba muchísimo ver todo lo que Carlos avanzaba en su trabajo

-Necesito hablar contigo Vero... Damian me citó en un parque cercano y se veía algo alterado cuando nos sentamos cerca del lago -¿Qué pasa? No me asustes ¿qué pasa? -Se trata de Isabel -¿Qué hay con ella? -Su compañía tuvo una presentación en Tokio hace 5 días... yo asentí, estaba al tanto de eso por lo que Gaby me había comentado -Me dijiste que fuiste a verla -Si, pero no te dije todo -¿Qué es todo? ¿Y por qué esperas para decirme las cosas? -Porque prefiero decir las cosas importantes en persona y no por teléfono... habló serio y yo asentí de nuevo, estaba en todo su derecho -¿Qué pasó con Isabel? -Intentó seducirme... eso fue como un balde de agua fría para mí -¿Cómo? ¿Intentó seducirte? -Así como te lo estoy diciendo, se apareció en mi apartamento luego de la presentación y se desnudó en la sala -¿Qué? ¡Por Dios! Me llevé las manos al rostro -¿Le has dado pie a algo? -¿Qué? Me miró confundido -¡Claro que no! Quiso besarme pero la rechacé, le dije que se vistiera y se fuera, que yo la quería mucho pero que ya no me gustaba ni la veía de esa forma, tienes que creerme Verónica... me tomó ambas manos y se notaba lo afligido en su mirada -¿Ya no te gusta en absoluto? -¡No! Respondió sin dudar al instante -Y ya ni siquiera tenía sexo con Grace antes de terminar con ella y lo sabes... -Ante los ojos del mundo eres un chico joven, guapo, inteligente y soltero ¡El sueño de cualquier mujer! No me sorprende se desnuden en tu apartamento -A mi no me importan los ojos del mundo ni de otra mujer, me importas tú Verónica y nadie más... me besó con vehemencia las manos

-No estás atado a mí y lo sabes ¿no? -Así como tú tampoco lo estás a mí y mira, no has estado con otro hombre durante todo este año y medio que llevamos tú y yo juntos en esta relación... Te niegas a aceptar por completo lo que sientes por mí y está bien, lo entiendo, de verdad que lo entiendo, luego de todo lo que has pasado ya no quieres confiar ni creer ciegamente en alguien, estás tan herida que te sientes incapaz de enamorarte de nuevo... la crudeza de sus palabras me golpeó con fuerza, estaba en todo lo cierto -Pero soy paciente y esperaré a que estés lista, sé que haces esto más difícil para que yo me canse y no tengas que tomar la decisión de dejarme y herirme, pero te tengo noticias... Soy más fuerte y perseverante de lo que crees mi amor y aquí estoy y estaré porque sé que sientes cosas muy fuertes por mí, sé que me amas más de lo que quieres admitir y que te mueres de miedo por lo que los demás puedan pensar de nosotros, a mí no me importa que me dobles la edad, créeme, yo no me enamoré de un número ni de un cuerpo esbelto, me enamoré de una mujer inteligente, fuerte, divertida, llena de vida, con un alma noble y una capacidad de amar infinitas, me enamoré de tu sonrisa, de la forma en que me miras cuando crees que no me doy cuenta, de como te muerdes el pulgar cuando tienes una idea en la cabeza, en como revuelves el café y lo pruebas con cada cucharada de azúcar que le pones aunque sabes que con 3 queda perfecto a tu gusto, en como cuidas de todo y de todos y ofreces tu ayuda voluntariamente a quien lo necesita, de eso y más es que me enamoré Verónica... sentí un nudo formarse en mi garganta con las palabras de Damian

-Esto es más que solo sexo, admítelo... Nunca fue solo sexo... me envolvió entre sus brazos y nuestros rostros quedaron a escasos milímetros -Tienes razón, nunca ha sido solo sexo... le dije y mi voz empezó a cortarse -Y lamento todo lo que te he hecho pasar e incluso el hecho que siguieras más tiempo con Grace, supuse que teniéndola a ella yo estaba segura que era con ella con quien estabas y no tenía que preocuparme por cualquier otra mujer que se te echara encima, pero ahora que ella no está me hace sentir insegura, sino fíjate lo que sucedió con Isabel y puedo apostarte que no será la primera ni la última vez que algo así te pase -Que se desnuden lo que quieran, la única mujer que quiero ver desnuda y no solo de cuerpo es a ti, quien me excita con tan solo una caricia, una palabra, eres tú... ¡Joder que imaginaba que eras tú para poder estar con Grace! Alzó un poco la voz y me sobresalté -Da... me interrumpió con uno de esos besos que me daba que te arrebatan el aliento, estremecen el suelo bajo tus pies y te suben a una nube de colores -Dame tiempo, tan solo dame tiempo de terminar mi trabajo y te prometo volveremos a hablar de todo esto ¿si? -Todo el tiempo que quieras -No van a cambiar las cosas entre nosotros ¿verdad? -En absoluto, te lo prometo... me besó la frente y hasta la fecha Damian había cumplido todas y cada una de sus promesas, de hecho me estaba haciendo volver a creer un poquito en las promesas

Luego de esa conversación volvimos al apartamento, era hora de alistarnos para celebrar al cumpleañero, me decidí por un vestido negro de mangas y detalles en blanco a los costados que hacían juego con los zapatos, el cabello suelto y maquillaje suave



Al llegar al club podía notar las miradas de Isabel a Damian, se notaba algo molesta e incomoda, decidí buscarla para hablar -A ti te pasa algo mi niña ¿qué tienes? -¿Tanto así se nota? Yo asentí -Siempre te das cuenta de todo, es que... La vi tomar un hondo respiro -Damian me rechazó ¡A mí! ¿Puedes creerlo? -A ver... Explícate ¿cómo que te rechazó? -Lo que voy a decirte tía por favor ni una palabra a mi mamá -Tranquila Isa ¿cuándo he traicionado tu confianza? Ella sonrió -Es cierto, es que me vi con Damian en Tokio, él fue muy atento conmigo, luego fui a su apartamento y quise que estuviéramos juntos pero me rechazó ¿puedes creerlo? ¡Mírame! -Lo estoy haciendo Isa, te estoy mirando ahora, mi pregunta es ¿por qué te le insinuaste? ¿Sigues sintiendo algo por él? -¡Pues claro que sigo sintiendo cosas por él! Me dijo como si fuera lo más obvio del mundo -Y yo no sé tía pero desde hace más de un año está más hombre, más apuesto y soy mujer, obvio me provoca y ahora todo debe ser mil veces mejor, en todos los sentidos... Me miró pícara y tuve que tomar un respiro -¿Y qué te dijo cuándo se negó? -Que me quería mucho pero que ya no me veía de esa forma ¡A mí! Es imposible que no le despierte algo, creo que no quiere tener a mis padres o a mi hermano encima, pero nadie tiene que enterarse que nos divertimos ¿cierto? -Isa... Le tomé las manos -Si Damian ya se negó ¿para qué rebajarse de nuevo? Eres una chica muy hermosa que puede tener al chico que quiera y sin tener que insinuarse ni buscarlo... Ella puso los ojos en blanco y en los últimos años Isabel había cambiado mucho, su arrogancia iba a ser su perdición en algún momento

-¡Pero yo quiero a Damian! Fue él quien me quitó la virginidad y despertó mis deseos, estuvimos juntos solo una vez antes que se desatara todo el infierno aquel y siempre me quedé con ganas de más ¿puedes culparme por desearlo? La miré y volví a tomar aire -No, no puedo culparte pero tampoco me pidas que apoye te rebajes con alguien que ya te rechazó una vez -Eso no importa, aquí entre nos... Se acercó a mi oído -No ha llegado hombre que se me resista y Damian no será el primero, ya lo verás... Me dijo con altanería y negué con la cabeza -Lo dejo a tu riesgo Isabel, no seré yo quien te haga cambiar de opinión -Pues no, pero te agradezco como siempre que me escuches sin juzgarme, mi mamá me mataría... -No te preocupes, no diré nada y si sucede algo puedes contarme, lo sabes ¿no? -Claro que si tía... Gracias, me besó la mejilla -Ahora vamos a divertirnos... Me dijo con una sonrisa y me arrastró de vuelta con los demás, esa conversación me dejó bastante perturbada y... Celosa... Oh si... Estaba celosa y no era una sensación agradable, en un momento vi como Isabel le pidió hablar a Damian y no me contuve para enviarle un mensaje:

-Verónica: No confíes tan rápido en Isabel, todavía siente cosas por ti...

-Damian: No te preocupes mi amor, ella puede sentir todo lo que quiera pero la única mujer a quien quiero es a ti... Te amo



Leí y releí el mensaje, eran pocas palabras pero que me hacian sentir muchas cosas, ya estaba hasta el cuello en toda la situación con Damian y no, no quería terminar con él ni alejarme de su vida, el muy condenado se encargó de meterse en mi corazón casi sin que me diera cuenta y ahora no solo lo quería en mi vida, lo necesitaba en ella y admitir eso me aterraba muchísimo, lo que estaba sintiendo o haciendo no tenía explicación lógica ni motivos coherentes, pero había llegado el momento, las cosas no podían seguir así y alguien debía tomar un decisión, lamentablemente iba a ser yo -Me vas a dejar quitarte ese vestido... Me susurró Damian en alemán al volver y casi me ahogo con el agua, Gaby me miró curiosa y yo solo atiné a sonreír, antes que pudiera decir algo se acercó Carlitos a la mesa y me sacó a bailar, él se notaba bastante contento y no se despegó de mi en casi 3 horas hasta que le dije necesitaba ir al baño fue que me soltó -Vamos afuera unos minutos... Me pidió Damian al salir del baño, se veía algo tenso -¿Qué tiene mi ángel? Le acaricié el rostro y todo su cuerpo se relajó -Amo que me llames así... Una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios -Carlos te desea... Me dijo -Ya lo sé, ambos lo sabemos... Fue mi respuesta -¿Te molesta baile con él? -No... Hizo una pausa -Un poquito tal vez... No pude evitar sonreír -Puedes estar tranquilo ¿qué hay con Isabel? -Se disculpó y tenías razón, me desea... Me encogí de hombros -Y se volvería loca si le regalaras un par de horas a solas... -¡No digas eso! Yo no la veo de esa manera y si, es cierto es una mujer muy hermosa pero la dueña de mis deseos y de mi amor es otra... Me sujetó por la nuca y ambos nos miramos con una sonrisa

-Me muero por besarte... Le dije y su sonrisa se hizo más amplia -Vayámonos Damian... Le pedí -Tú y yo... Solos... Le susurré al oído -Vamos... Me tomó de la mano y había taxis disponibles cortesía de la compañía de Carlitos, no dudamos en tomar uno y nos fuimos hasta la posada donde estuvimos la primera vez, esa noche no tuvimos prisa alguna, nos besamos y acariciamos por más tiempo que en cualquier otro momento, prolongamos nuestra unión hasta que fue casi insoportable y el placer generado no se comparó con nada antes experimentado, nuestras ansias de decirnos tantas cosas sin palabras nos sobrepasaba, me sobrepasaba y exploté en lagrimas con ese demoledor orgasmo, esa realidad que tanto me empeñaba en negar y evitar me golpeó con fuerza, había soltado a Sebastien y a Urs, los había sacado definitivamente de mi vida y nunca me imaginé capaz de hacerlo, pero así fue, darme cuenta de que aquello que me dijo Pilar en sueños era cierto fue en cierta forma liberador, esas cargas emocionales y dolores ya no se albergaban dentro de mí y Damian había tenido mucho que ver con eso, esa sería nuestra última noche juntos, estaba decidido

-Tenemos que hablar... le dije al verlo despertar, desde el momento que se durmió sabía que era hora de terminar las cosas y liberarlo de mí -¿Qué pasa? Has llorado... Me acarició el rostro y le tomé las manos -Damian, mi ángel... -No Verónica, no lo hagas... -Mi ángel, lo hemos pasado maravillosamente bien, los últimos meses han sido los días más increíbles y felices de mi vida, lo que pasó nunca lo voy a olvidar, pero tampoco puedo olvidar que te cargué cuando naciste, que estuve en todos tus logros, que estuviste enamorado de mi hija y de Isabel, yo no puedo continuar con esto, por ahora todo es maravilloso y divertido pero llegará un punto donde lastimemos a quien no queremos, lastimaremos a tu papá que te ama, lastimaré a mis hijos y a todos aquellos a quienes les negué que entre nosotros había algo... Vi como enormes lagrimas se formaron en sus ojos y se me rompió el corazón en mil pedazos -Yo te amo, de verdad te amo Vero y te prometí que respetaría tus decisiones, puedes pedirme que me aleje de ti, que no te busque, pero no puedes pedirme que deje de amarte porque no voy a hacerlo, yo me voy a ir y tú también pero volveremos a vernos y vas a darte cuenta de lo que sientes por mí, dejarás de negarlo -Damian... lo besé y terminamos haciendo el amor una vez más

-Prometo que no voy a buscarte más aunque se me rompa el corazón y sienta que me muera, la vida misma se va a encargar de reunirnos una vez más, te amo y no dejaré de hacerlo... Me besó la frente y luego los labios -Tú también me amas, yo lo sé, lo veo en tus ojos, lo siento y me lo has demostrado, así que no tengo dudas de eso pero entiendo tengas miedo, que te aterre lo que sientes y las consecuencias que esto pueda tener para ti y los tuyos, sino te importara o no me quisieras no habrías pasado año y medio cruzando el mundo solo para vernos un día o un par de horas -Ya, basta por favor... -Mirame... Me tomó de las manos haciéndome enfrentar su mirada -Te prometo... No, te juro que siempre vas a ser la única para mí, no voy a tocar a Isabel ni a ninguna otra mujer -No hagas eso Damian, no detengas tu vida por mí -Mi vida no va a detenerse por ti, voy a seguir adelante con mi trabajo, mi familia, mis amigos, pero no quiero a ninguna otra mujer que no seas tú y yo sé que tú sientes lo mismo por mí... Ve, sigue adelante y triunfa que yo voy a hacer lo mismo, tal y cómo te lo prometí cuando me fui y yo, yo si cumplo lo que prometo y lo sabes de sobra... Volvió a besarme y se fue, dejándome hecha un completo desastre, pagué un auto que me llevó a Washington en 5 horas de carretera, luego volvería por mis cosas y daría explicaciones, necesitaba estar sola y empezar a recomponerme de nuevo...

*-*-*-*

NEW HAVEN, USA

6 MESES DESPUÉS...


Myr llegó al apartamento y encontró todo el lugar lleno de velas y pétalos de rosa por todas partes, así como unas flechas en el piso que la guiaban hasta la cocina, sobre el mesón estaba una copa de champagne y una nota, tomó la copa y le dio un sorbo, estaba deliciosa y luego leyó la nota:

“Mi niña hermosa, esta noche es para consentirte, disfruta tu copa y luego ve al cuarto, hay algo para ti... Te amo.

Marcus xx”

Ella no pudo evitar sonreír, Marcus nunca dejaba de sorprenderla con sus detalles y atenciones, disfrutó de su copa y fue al cuarto que también estaba lleno de flores y había una caja sobre la cama, la tomó y dentro estaba un espectacular vestido, zapatos a juego y joyas, justo en el fondo había otra nota:

“Toda reina necesita de accesorios a su altura, aunque no necesitas de nada más que tu sonrisa para ser la mujer más hermosa del mundo... Ponte más guapa de lo que eres y espera mi llamada... Te amo

Marcus xo”

El vestido era simplemente divino, no dudó en darse una ducha rápida y empezar a arreglarse, tenía mucho tiempo sin sentirse así, era una mezcla de emoción y nervios, no saber dónde iba o lo que sucedería le daba algo de miedo ya que le gustaba poder controlar las cosas y Marcus lo sabía, por eso cuando la sorprendía de esa manera la volvía completamente loca. Se arregló y esperó sentada unos minutos hasta que su teléfono empezó a sonar



-Hola mi niña... sonrió al escuchar la voz de Marcus -Hola mi amor... -¿Te ha gustado la sorpresa? -¡Claro que si! La champagne estaba exquisita, el vestido y lo demás son hermosos... le dijo con emoción -Solo lo que una hermosa reina como tú se merece, abajo te espera una limosina -¿Dónde estás? ¿Y la niña? -No te preocupes por nada mi amor, nos vemos en unos minutos... Te amo... -Mar... antes que pudiera decir algo más ya Marcus había terminado la llamada, ella resopló exasperada pero decidió seguir las instrucciones y bajar, afuera la esperaba una hermosa limosina negra, le abrieron la puerta y el interior era increíble, había champagne y fresas, no dudó en aprovechar, tenía un poco de hambre

Se sorprendió al ver que el auto se detenía frente al acuario, aunque Marcus siempre organizaba estas sorpresas y ella nunca sabía qué esperar, el chófer la ayudó a bajar y la acompañó hasta la entrada, de pronto apareció Marcus luciendo más hermoso que nunca, con un traje gris de 3 piezas, una camisa azul que resaltaba sus ojos y una rosa en la mano,  ambos se quedaron absortos mirándose el uno al otro, se habían dejado sin aliento mutuamente -Mi niña... Marcus se acercó para entregarle la rosa -Estás bellísima... ella sonrió -Y tú también estás muy bello... compartieron un largo y profundo beso -¿Qué hacemos aquí? Preguntó ella curiosa -Ven, prometo va a gustarte... le ofreció su brazo y caminaron los largos pasillos del acuario hasta la exhibición de medusas fluorescentes, era sin duda un espectáculo visual, había una mesa preparada para dos -¡Marcus! ¿Cómo lograste todo esto? Ella estaba en verdad sorprendida -Soy maravilloso mi amor y tienes mucha suerte de tenerme -¡Tonto! Ella le dio un golpecito en el pecho -Solo un detalle para mi niña hermosa... Marcus le dio un suave beso y destapó la champagne para servir las dos copas -Vamos a brindar -¿Y por qué brindamos? -Por nosotros, por unos años juntos maravillosos y por nuestra princesa... dijo Marcus con una amplia sonrisa -¡Salud entonces! Myr alzó la copa y chocaron suavemente el cristal

Enseguida les trajeron una suculenta cena que Myr devoró en segundos -Lo siento, en verdad moría de hambre, Marcus sonrió, amaba como loco a esa mujer -No te preocupes mi amor, disfruto verte comer así -Eres raro... -Si, lo soy pero así me amas... ella le lanzó la servilleta y el humor era algo muy propio de ellos -Myr, mi niña hermosa... Marcus acercó un poco más la silla para tomarle las manos -Sabes que te amo y te he amado desde que tengo uso de razón, hemos compartido muchas cosas juntos y tardaste un poco en darte cuenta que también me querías, luego dicen que las mujeres maduran primero que los hombres pero da igual... -¡Marcus! Si eres bobo... le dijo ella con una sonrisa -Solo bromeo, no cambiaría lo que hemos vivido ni lo que ahora tenemos, siempre he pensado que la vida tiene sus mañas y las cosas suceden cuando deben suceder y no cuando nosotros queremos que sucedan, ella asintió ante sus palabras -Juntos hemos construído algo maravilloso y tenemos una hija preciosa, tan preciosa como tú, nuestra familia es lo más importante para mí, tú y nuestra hija son mi vida y las amo más que a nada en este mundo, te amo como nunca he amado a nadie mi niña, hemos crecido juntos y has estado a mi lado en lo bueno y en lo malo, eres un ser maravilloso que me inspira a ser mejor cada día, eres inteligente, noble, fuerte, divertida, hermosa, terca y eso me vuelve loco pero no lo cambiaría, amo como me retas cada día, como me regañas o me consientes, como con tan solo mirarme sabes lo que siento, lo que quiero y lo que necesito, como me das consuelo y amor cada día, eres una madre increíble y nuestra princesa es muy afortunada de tenerte... -¡Ay, Marcus! Myr sintió un nudo formarse en su garganta

-Ven... Marcus le ofreció su mano y la hizo levantarse -Mira como brillan, todos los colores dentro de tanta oscuridad, así eres tú, eres luz, eres vida, eres amor y yo quiero pasar el resto de mi vida contigo... De repente vio algo encenderse dentro del agua y las luces formaron la frase “¿Quieres casarte conmigo?” se quedó pasmada, al volver su vista Marcus estaba arrodillado y su hija con una cajita que contenía un imponente anillo



-Myr, mi niña ¿quieres casarte conmigo? Le dijo con voz temblorosa y el corazón de Myr se desbordaba de felicidad -Mami... casate con papi... pronunció Mailen -¡Si! ¡Oh Dios, claro que si! Respondió sin dudar, Marcus tomó el anillo y lo deslizó suavemente en su dedo, era en verdad precioso -¡Mami dijo que si! Marcus tomó a Mailen en sus brazos y se levantó para besar a su ahora prometida, Myr estaba llorando de pura felicidad, estaba segura de querer pasar el resto de su vida junto a Marcus -Te amo Myr, te amo te amo y gracias por hacerme el hombre más feliz del mundo -Yo te amo más Marcus ¡Dios! ¡No puedo creerlo! -Beso mami... dijo Mailen y ambos besaron cada mejilla de su hija para luego besarse entre ellos, la vida no podía ser mejor para ellos, Marcus estaba en su residencia de cirugía cardiotorácica mientras Myr empezaba la suya de cirugía pediátrica, Mailen estaba creciendo bien, rodeada de amor y eso era lo más importante, ahora estaba comprometidos y la felicidad no podía ser más plena para la familia Miller-Izambard.

*-*-*-*

WASHINGTON, USA

La noticia del compromiso de mi hija me llenaba de mucha emoción, Marcus nos hizo a David y a mi parte de toda la sorpresa, escogencia del vestido, el anillo y demás, su idea de sorpresa me pareció lo más romántico del mundo y no pude más que sentirme conmovida y feliz de que mi princesa tuviera a un hombre tan maravilloso, amoroso y detallista como Marcus a su lado. Volcarme en el trabajo al volver de New Haven ayudaba parcialmente a mi tristeza, era bastante notoria ya que todos preguntaban qué me sucedía, yo solo alegaba no sentirme bien físicamente y seguía trabajando, Damian cumplía su promesa, ni un mensaje, ni una llamada ni una señal de su parte, de igual forma yo no me quitaba ni el anillo ni la cadena, era estúpido sentirme así pero no podía evitarlo. Me tocaba sufrir en secreto, nos juramos no hablar con nadie de lo sucedido entre nosotros y sé que él mantenía su promesa, yo debía al menos hacer lo mismo y atesorar todos esos momentos como maravillosos recuerdos en mi mente y mi corazón.

No había vuelto a saber de Sebastien y así todo era mejor, solo sabía que seguía su trabajo en el centro y nada más, Carlos lo había mencionado en una cena que tuvimos y ya de eso un par de meses atrás, estaba desligada sentimentalmente por completo de Sebastien y había sido la mejor decisión de mi vida. La investigación iba en verdad muy bien, ya teníamos el prototipo de implante listo y empezamos con los ensayos con pacientes, era la verdadera prueba de nuestros dos años de trabajar en ese prototipo y esperábamos ver buenos resultados con todo. Así que me entregué en cuerpo y alma, trabajando día y noche, monitorizando cada paciente y por supuesto metida en el quirófano cada que podía, eso calmaba mis ansias y me daba una excusa para no volver al apartamento y sentirme sola. Estaba orgullosa de lo que habíamos logrado, era un dispositivo pequeño que podía ser implantado a través de un cateterismo cardíaco, evitando las complicaciones de anestesia general y rechazo a cuerpo extraño, ya que trabajamos para individualizar cada dispositivo con muestras del paciente y hasta el momento ninguno había presentado reacciones o rechazo, lo cuál era un verdadero alivio y gratificación para todo el equipo.

A 1 año de haber terminados las cosas con Damian me embarqué en una misión humanitaria en Somalia con Rodrigo y varios del equipo, haríamos dotaciones y una jornada quirúrgica como parte del programa de apoyo del Gobierno Americano con los países en necesidad, finalmente un viaje de esos que tanto anhelaba y el tiempo para realizarlo. Llegar a Somalia me recordó por qué hacía mi trabajo y cuánta necesidad había en el mundo, la gente más pobre era sin duda la más cálida, ofreciéndonos lo poco que tenían y toda su hospitalidad, nos adentramos en las zonas más precarias y no fue nada fácil ver tanta necesidad y me recordaba ser agradecida por lo que tenía.

Inicialmente sería solo un mes de trabajo allá, pero ese mes terminó convirtiéndose en 4 increíbles meses de cirugías, trabajo de concientización, de educación sanitaria, de dotaciones a las escuelas, de trabajo de construcción, jornadas de vacunación, de alimentación, en fin, de todo un poco, estaba acogida en una humilde casa de una familia cercana al hospital y en la mañana que me iba me despertó el llanto de un niño, me levanté a ver si se trataba del niño de quien me hospedaba pero no, venía de afuera y al abrir la puerta estaba ahí, un niño de al menos 2 años con el pecho y el brazo algo deforme, pero con un rostro angelical y ojos muy claros a pesar de su tez morena, era toda una belleza de niño, me enamoré al instante, estaba en una cesta con una nota dirigida a mí, lo cargué e inmediatamente dejó de llorar, tomé la nota para leer:

“Dra. Taylor

Hace un par de meses que llegó a este pueblo tan necesitado de muchas cosas, la he observado muy bien desde que llegó, desprende mucha luz, mucha calma y sus manos han sido bendecidas con el don divino de sanar a las personas, he visto sus milagros, que le ha devuelto la vida y la niñez a muchos que estaban sin esperanzas y todo con tan poco ¡Es usted una sierva del Señor! Yo, yo vivo a muchos kilómetros de aquí, pero eso no me ha impedido observarla, observar su trabajo y todo el amor que emana de usted, es algo muy bonito y que no había visto en alguien más, por eso le dejo a Asad o bueno así lo llamo, pero no tiene un nombre fijo, el pequeño tiene 2 años y medio y nació enfermo, muy enfermo. Me violaron cuando tenía 14 años y no me dejaron abortarlo, lamentablemente nació enfermo y los médicos me dijeron que no sobreviviría pero si lo ha hecho, pero yo no puedo mantenerlo más y por eso recurro a usted, usted mejor que nadie puede ayudarlo, no está reconocido, mi familia no ha querido, lamento ser cobarde pero solo tengo 16 años y vivo en un lugar muy peligroso, no puedo mantenerlo a salvo pero usted si, usted puede llevarlo a América y sanarlo, cuidar de él y darle todo el amor que yo no he sido capaz, lo veo y veo en él a quien me hizo tanto daño, ha sido un verdadero infierno, espero que me entienda y no me juzgue, por favor, no sé a quién más recurrir...”

Me quedé helada por unos segundos con la nota en una mano y el niño en el otro brazo, entonces lo miré y me miró con sus grandes ojos color miel, su sonrisa con apenas un par de dientes y me supe perdida por ese niño, se notaba desnutrido y probablemente con varios problemas más, lo llevé dentro y le conté a Leyba, la maravillosa mujer que me daba alojamiento lo sucedido -¡Es un regalo del Señor! Te han dado un regalo -No sé si pueda llevarlo conmigo, debo consultar con mi equipo, no quiero problemas legales por esto pero este angelito necesita muchos cuidados... volví a mirarlo y pasó su manito por mi mejilla para luego hundir su carita en mi cuello -Es un llamado Verónica, no puedes ignorarlo -Bien, bien, déjame pensar pero primero vamos a darle algo de comer, un baño y si me prestas algo de ropa de tu bebé te lo agradecería -Con todo el gusto del mundo, vamos... me dijo con su característica sonrisa amable y creo jamás había conocido una mujer tan noble y tan desprendida de lo material como Leyba, sin duda me había encariñado mucho con ella, le di de comer a Asad, luego un baño y cuando quise ponerlo en la cama se puso a llorar desconsolado, así que tuve que hacer todo con él en brazos y salir al hospital para reunirme con el equipo y los del gobierno que viajaban con nosotros

Hicieron llamadas, llegó una trabajadora social y me explicaron que si quería, podía llevarme al niño mientras iniciaban el proceso de adopción o servir de hogar sustituto mientras se recuperaba y le realizaba las cirugías necesarias para corregir sus problemas, pero objeciones para que me lo llevara no hubo ninguna y sentí era una especie de señal, llevaría a Asad conmigo de vuelta a Washington y no sé cómo me las arreglaría pero sentía era mi deber cuidar de él y ayudarlo tanto como me fuera posible, pude examinarlo con calma y si, estaba desnutrido, tenía una insuficiencia valvular, un defecto torácico que le afectaba el brazo izquierdo y le pedí a Rodrigo lo revisara también, no había déficit neurológico pero si retraso en el desarrollo que podía resolverse con terapias cognitivo-conductuales -¿De verdad harás esto? Me preguntó Rodrigo -¿Tengo otra opción? Me lo están entregando y si no lo llevo conmigo va a morir y lo sabes, tan solo míralo, es un ángel que no tiene la culpa de las condiciones en que fue concebido ni que su madre o la familia de su madre no cuidaran apropiadamente de él o que sean tan pobres que no puedan cuidarlo, necesita de mi ayuda y no se la voy a negar, quiero darle una oportunidad Rodrigo... me sonrió y me abrazó con fuerza

-Quién quiera que sea te dejó la nota tiene razón, el amor que tienes para dar es algo increíble y tus manos son un don de verdad divino... sentí un nudo formarse en mi garganta -Y bueno, es muy admirable lo que haces y ese niño no podría estar en mejores manos que las tuyas... me dijo convencido y pues tuve que hacer todo con Asad en mis brazos, no quería despegarse de mí por ningún motivo y cuando subimos al avión me abrazó con tanta fuerza que creí se lastimaría -No pasa nada mi niño, no pasa nada, yo estoy aquí contigo... le susurraba al oído -Voy a cuidar de ti y no dejaré nada malo te pase, empecé a cantarle una canción de cuna en francés que solía cantarle a mis hijos y eso lo relajó por completo hasta el punto que se quedó dormido en mis brazos, Rodrigo me miraba maravillado -Te queda hasta bonito... me dijo con una sonrisa -Mi vida va a dar un giro radical ¿no? El asintió -Después de casi 30 años mira lo que voy a hacer de nuevo... ¡Dios! -Tranquila, yo sé que vas a estar bien... me besó la mejilla y yo aproveché para dormir también, llegamos a Washington en la mañana, llevé al niño al apartamento para darle un baño, de comer y salir a comprar todo lo que necesitaría para cuidar de él, la cama, la ropa, la comida, los pañales porque aún los usaba, la leche, las vitaminas, en fin, toda las cosas que el pequeño ameritaba

Se notaba asombrado por todas las cosas que estaba viendo a su alrededor y lo que le asustaba me lo hacía saber apretándome el brazo con fuerza, balbuceaba algunas cosas que yo no podía entender pero lo poco que entendía era cuando pedía agua o leche, sus ojos brillaron al ver una bola de colores y supe que debía llevarla a la casa, podía caminar con cierta dificultad pero no quería soltarse de mi agarre, lo cual era comprensible, todo era nuevo y desconocido, le enseñaría un mundo completamente diferente al que conoció durante su corta vida -Desde ahora somos tú y yo contra el mundo ¿qué te parece eso mi ángel? Le dije al volver al apartamento y sentarlo en el balcón a ver la luna y las estrellas, su sonrisa fue respuesta -Hay muchas cosas nuevas y que dan miedo pero yo voy a cuidarte y protegerte, voy a ayudarte a que estés mejor y crezcas lo más sano posible, voy a darte amor y vas a recuperarte pronto, ya lo verás... lo abracé y besé con dulzura y lo vi cerrar sus ojitos como disfrutando de mis caricias.

La llamada a mis hijos esa noche me generó opiniones muy diversas, se preguntaban cómo sería capaz de hacerlo y que si me había vuelto loca, a la final me dieron su apoyo, sabían perfectamente que no me harían cambiar de opinión y que quería ayudar a ese niño, por esa noche lo dejé dormir conmigo y había olvidado lo lindo que es dormir con un pequeñito a mi lado, lo levanté temprano para llevarlo al hospital y hacerle más estudios, quería saber cada detalle de su estado de salud y la magnitud de sus problemas óseos y cardíacos. Las cosas no eran tan graves como creía, pero para poder operarlo necesitaba mejorar su desnutrición en pro de que soportara la cirugía. En las semanas siguientes me dediqué a eso, a mejorar su nutrición y su salud en general, ajusté mis horarios en el laboratorio para llevarlo a sus terapias y tener tiempo de jugar con él y cuidarlo apropiadamente, no tardé mucho en sentirlo como mío y en crear una rutina para ambos, en 4 meses ya estaba completamente repuesto, su lenguaje avanzaba muy bien al igual que su cognición, estaba más sociable y curioso con las cosas, ya dormía en su cama y se despertaba menos por las noches, había olvidado lo que era eso, sin duda fue un ajuste para ambos.

Finalmente pude llevarlo al quirófano para reparar su válvula dañada y su deformidad torácica, junto con el especialista en ortopedia que me ayudó con su brazo, fue una cirugía larga y no dudé en pedir mis vacaciones para poder cuidar de él, las pruebas iban excelentes, hasta ahora sin ningún fallo ni problema, así que no hubo ningún inconveniente en que me tomará los días necesarios para la recuperación de mi Ángel, así lo llamaba y así se había quedado, como Ángel e incluso respondía a ese nombre, adoptaría definitivamente a Ángel, no me quedaba duda alguna de eso, lo amaba, amaba a ese niño y dejarlo ir no era ya una opción, durante esos días recibí la visita de mis hijos y de mi nieta, ellos también se habían encariñado con Ángel y ya no veían como una locura que estuviera a mi cargo -¿Así eras con nosotros? Preguntó Esteban -Así era hermanito... contestó Myr -La vi cuidarte y consentirte desde que naciste y no ha perdido el toque por lo que veo eh... me miró con una sonrisa mientras le daba de comer a Ángel -¿Ángel Taylor? Preguntó Myr -Pues cuando el proceso finalice, si, así será... Ángel Taylor ¿bonito, no? -Muy bonito, muy bonito y le hace honor a su nombre eh... me dijo Esteban -¿Puedo cargarlo? -Si, claro, con cuidado porque sigue frágil... La capacidad de recuperación de los niños nunca dejaba de asombrarme, en cuestión de minutos tenía a Esteban leyéndole cuentos

-¿Y esta cadena? Preguntó Myr al ver el colgante en el cuello de Ángel, eran las alas que Damian me había regalado -Es mi cadena, fue un regalo y quise que mi Ángel tuviera sus alitas también... ella sonrió y el recuerdo de Damian invadió mi mente y mi cuerpo como lo hacían cada vez que lo evocaba de alguna forma, reaccionaba sonriendo porque no hubo más que felicidad entre nosotros y ahora había un nuevo ángel en mi vida, era ese pequeñito que llegó de la forma más inusual y que me robó el corazón desde el instante que lo vi en esa cesta, era un cambio radical pero fue una decisión que no me llevó mucho tiempo pensarla, no me costaba nada cuidar de él y darle amor, el amor es el remedio más grande que existe en el mundo y tiene muchas formas de presentación y los niños, los hijos, son una de esas formas y el que creo es el amor más grande del mundo, el que siente una madre por un hijo. Nunca me imaginé criar de nuevo a mis 50 años, pero la vida es tan inesperada que nos sorprende cada día con nuevos retos, tenerlo significó un gran ajuste a mi vida, a mi rutina, pero le dio sentido a todo y me hizo bajarle el ritmo al estilo de vida tan estresante que llevaba, me llevó a cuidarme tanto como lo cuidaba a él para poder ser fuerte y sostenerlo durante este trayecto que se llama vida, vida que ahora estaba emprendiendo conmigo y no, no me arrepentía de tenerlo conmigo, de llamarlo mi Ángel, mi hijo...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: LFM2. CAPÍTULO 54

Mensaje por julis el Sáb Mar 26, 2016 11:21 pm

Lo mas hermoso de este capitulo fue llegada de Angel y lo que esta haciendo Vero es maravilloso. El amor hacia un ser tan puro no tiene comparacion.

ME alegra saber que converso con el suizo y dejaron las cosas claras y en paz, al menos pudo arreglar y cerrar ese capitulo de su vida.

Si que logro salir airosa de ese encuentro con el frances y que pena saber que se comporto asi Seb, pero por lo visto esta poniendo distania y ojala que se recupere y logre mucho mas adelante conversar con la madre de sus hijos en paz.

Isabel es muy sorbervia y falta que se estrelle con una gran pared, solo espero que el golpe o la caida que se de no sea tan dura.

Lo mejor que ha hecho Veronica es terminar con Damian, no pueden lastimar a personas por esta relacion, el tiempo cura todo y solo espero que no regrese y si lo hacen sepan como manejar la situacion.

Opino igual que Pilar, Gaby no me termina de convencer por completo

No se que tanto se soprende Myr, si ya es hora que se case con Marcus y porque tiene tan poca participacion David en esta fics?
avatar
julis
Lectora VIP
Lectora VIP


Volver arriba Ir abajo

Re: LFM2. CAPÍTULO 54

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Sáb Mar 26, 2016 11:24 pm






Hermoso...hermoso.

Es en verdad muy duro tratar de olvidar todo lo que uno ha vivido y querer confiar como en un inicio pero eso, eso no es posible, la vida te hadado duras pruebas que han hecho que te vuelvas desconfianda y tengas miedo de volver a amar como antes.

Lo de Damián parece una locura, pero nadie sabe exactamente cómo puede el corazón amar a alguien con tantos años de diferencia, y eso es lo que le atormenta a Verónica y es algo que ella deberá resolver. El poner distancia entre los dos puede ser una solución siempre y cuando ella asuma su decisión y evite por todos los medios volverse a encontrar con él, cosa que es imposible ya que la vida de ellos está muy ligado, hay muchos nexos y por más que no quieran saber nada el uno del otro, siempre habrán personas que los mencionen y recuerden....

Y ahora a criar a un nuevo niño??? Te admiro Vero, eso si es cosa seria....veamos cómo termina esta historia porque parece que ese niño va ha lograr muchos milagros, no solo en él sino en las personas que están a su alrededor.
avatar
NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Re: LFM2. CAPÍTULO 54

Mensaje por Mariela18 el Dom Mayo 29, 2016 11:47 am

aplauso aplauso aplauso aplauso aplauso aplauso aplauso aplauso aplauso

Es una zorra pero con buen corazón para los démas!!! jajajajajajajaja

Voy al final!
avatar
Mariela18
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : merida yucatan

Volver arriba Ir abajo

Re: LFM2. CAPÍTULO 54

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.