Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 62
Miér Ene 10, 2018 7:10 am por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 60-61
Sáb Dic 09, 2017 3:17 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 64
Vie Dic 08, 2017 3:39 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 59
Sáb Nov 11, 2017 9:13 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 63
Sáb Nov 11, 2017 8:47 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 62
Sáb Oct 28, 2017 9:46 pm por Nathy

» I'm No Angel. Capítulo 58
Sáb Oct 28, 2017 12:38 am por Gaby_kdsh

» NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP
Dom Oct 15, 2017 9:48 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 61
Dom Oct 15, 2017 9:46 pm por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP

Jue Oct 12, 2017 12:02 pm por juanny

HOLA A TODAS!

Tenemos una gran novedad!. Foro Activo (donde hospedamos el foro) ya enlazo todos sus foros a una APP,
y aquí su servidora ya hizo lo necesario para que desde esta puedan ver nuestro foro desde su celular!!

Topic'it es una aplicación móvil gratuita que permite consultar, y participar en los foros de una forma simple y amigable. ¡Por lo tanto los foros están 100% optimizados …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Eres mia... 6

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eres mia... 6

Mensaje por palomita de papel el Vie Mayo 27, 2016 2:08 pm

Urs no volvió a buscarme luego de aquella noche donde me llamo y toco la puerta incansablemente. Ese me dio una medida de lo mucho que quería disculparse. Cuando la resacad del despecho me paso, decidí dar punto y final a esta historia que quizá nunca existió y solo vivió en mi cabeza, como mi casa era un asco, me puse a limpiar, a punto de hacer la colada de días, encontré la chaqueta de Sebastien, me quise morir de la pena, no se la había devuelto, ni siquiera le había agradecido lo que hizo por mí, con solo verla se notaba que era carísima. Así que ese día la puse en un paquete por correo con una nota de agradecimiento. No paso mucho tiempo antes que Sebastien llamo a mi casa y me pidió conversar, la verdad no quería hacerlo, no es que no quisiera hablar con él, sentía que no debía, para alejarme por completo de Urs. Estaba dudosa, después de todo era amigo y compañero de suyo Pero el me atajo la excusa diciendo que no era nada de eso, que era algo mío. Entonces curiosa acepte. Después de todo, habían empezado las vacaciones de verano y las mias estaban casi arruinadas por culpa de mi encierro.

Al rato sonó el timbre era Sebastien. Entro como siempre, trayendo el mundo detrás de él. Se sentó, empezamos a conversar, preparamos café unos bocadillos y hablando de todo lo que nos gustaba, finalmente me dijo lo que lo que yo no me atrevía a preguntar, aun sentía un tanto de vergüenza por lo de aquel día. Pero fue lo primero que me dijo, nadie sabía nada, solamente el escucho y no se lo diría a nadie. Se lo agradecí, se quedó un rato más haciéndome muy divertido la tarde y haciéndome reír, diciéndome que saliéramos algún día a las celebraciones que había en Lucerna por las vacaciones de verano, luego que me lograra convencer de asistir a un par de conciertos y un circo, sin animales solo de números artísticos musicales, a ese pensaba ir, el grupo de Nadja participaba ahí, luego se marchó, antes me dijo que los demás chicos me mandaban cariños y saludos.

Urs merodeaba la casa de Malena esperando por ella, sentía el peso de la culpa y la vergüenza oprimiéndole el corazón, pero cada intento de acercase se veía truncado por su falta de valor, cuando la miraba llegar caminando despacio de su trabajo, único lugar a donde iba, con los ojos marchitos, como si algo dentro de ella estuviera apagado. Le dolía, ese era el dolor que él le había causado, quería quitárselo y disculparse. Estaba violentamente avergonzado, nunca había estado más apenado por sus actos. Desde que la conoció, la había tratado fríamente, luego la había herido y humillado. Un día vio a Sebastien hacerle una visita. Algo lo golpeo, como si acabara de armar un rompecabezas, aquel día en la cabaña y esta visita ¿Qué significaba?

Sebastien estaba en el salón de fiestas con una copa de vino en la mano y conversando alegremente con varios personas. Estaban en la fiesta de compromiso de David. Claro estaba que no era una ocasión muy feliz, ya que todos sabían que él y Joy se casaban prácticamente por tramite, la costumbre de estar juntos los había traído hasta acá. Cuando levanto la vista vio entrar a Urs, noto que él lo miraba de forma insistente, al parecer quería hablar de algo y no se animaba, pero la mirada que le lanzo esta vez, fue suficientemente clara para saber que iban a conversar. El salió al balcón a tomar un poco de aire, recostado en el barandal miraba la distancia de la noche, Urs se paró junto a él, sin rodeos le dijo:

- ¿Me entere que estás viendo a Malena?
- Somos amigos Urs… Hemos ido algunos festejos juntos.
- ¿Solo eso Sebastien?
- Por ahora...

Una mañana Nadja me llamo asustada y llorando, al parecer Víctor había sufrido un accidente y no lo encontraban, él y sus amigos tenía un compromiso para un recital en una fiesta. Me dijo sin tapujos que yo era la única que podía sustituir el piano, porque los demás tocaban otros instrumentos, además estaban completos y las partituras con las que yo practicaba en mis clases con Victor, eran del concierto que daría en esa fiesta, me negué, si bien avanzaba en mis clases, no tenía la técnica, ni el talento para un recital, pero ellos estaban tan desesperados que no tuve más remedio que aceptar, me dieron la dirección, Nadja me dejo un vestido con la portera de su edificio y todo quedo arreglado.

La celebración seria en un salón de Lucerna. No pude evitar averiguar de qué iba el evento, un compromiso, donde el novio quería barbacoa y la novia una comida elegante, al parecer cada uno cumplió su capricho por separado. Sería una especie de barbacoa semi informal con filarmónica. Bastante extraño, una esquinita de mi cerebro se imaginó el cuadro que resultaría cómico, cuando llegue el director salió a mi encuentro, Nadja lo había puesto al tanto, me mando a cambiarme. Me puse el vestido que Nadja me dijo debía usar, era de color crema, de un finísimo encaje, cuello redondo y hombros que simulaba pequeñas mangas semitransparentes, pero mi amiga era delgada como una modelo y bueno yo era un poco más rellena, sabiendo que no tendría que respirar por un par de horas, el vestido me ajustó, incluso el largo no me dio tanto problema, me solté el pelo y me lo deje caer, entrelazándolo con pequeñas orquídeas naturales.

Lugo de su corta, pero reveladora conversación con Sebastien. Si bien ella aun le dolía, sospecho que lo seria así siempre, pero luego que Sebastien vislumbrara sus intenciones y quizá la de media docena de hombre a su alrededor, porque Malena era una chica maravillosa y única, tenía un montón de cualidades que la hacían atrayente, varios hombres lo habían visto y descubierto antes que él. Urs tomo una decisión, lo más decente del mundo era alejarse de ella, no volvería a rondar su casa. Fingió que todo volvía a la calma. Durante la fiesta se encontró con Tanya, al parecer Joy la había invitado, ella insistente y lobuna como siempre y el con unos tragos encima. No tardo mucho cuando ella ya lo tenía en sus brazos y en sus labios. Los fotógrafos del evento se volvieron locos con eso, era la confirmación de un rumor que circulo en la prensa, hacía días, pero ya no le importaba.

Finalmente llegó el momento, salimos al escenario y me quise morir en ese instante, el compromiso era de David, se estaba comprometiendo con Joy, no mire a nadie, si lo hacía, saldría corriendo de ahí dejando todo tirado. Si peinaba el público vería ahí la cara de Urs. Me senté al piano y a la señal empecé a tocar, respiraba pausado, deslizando las dedos por las teclas, como los poetas pensé, los poetas depositan su corazón en los versos con una pluma, yo estaba vaciando mi corazón en las teclas de ese piano. Pero de repente sentí un estremecimiento, levante la vista y percibí la silueta de Urs, bajo la sombra de árbol, junto a un balcón, sus ojos brillaban y estaban fijos en mí. Se movió entre las frondas, acercándose más, pude percibirlo mejor, sus ojos tenían un color intenso, más que de costumbre, sus rasgos estaban duros, no denotaban ninguna emoción. Toque, seguí tocando con todas mis fuerzas, con toda mi rabia, con todo mi dolor, no le daría el gusto de verme equivocarme y hacer el ridículo frente a todas esas personas, de repente pareció que las teclas del piano sangraron y lloraron bajo mis dedos, por él y para él.

Justo cundo Tanya parecía un pulpo envolviendo con sus brazos, casi a punto de devorarlo a punta de besos, entonces escucho una melodía a lo lejos que lo hizo recobrar el sentido común, era hermosa, pero muy triste, como si contaran una historia que él sentía que conocía, las teclas de ese piano lo llamaron, se soltó del agarre de Tanya, camino hacia el lugar de donde provenía la música. Pero cuando dio con la filarmónica que interpretaba. La vio a ella, Urs trago con fuerza y se obligó a acercarse más, para confirmar que no estaba soñando, el pecho se le tenso cuando Malena reparo en él, detuvo sus ojos ambarinos llenos de dolor en los suyos. Él se resistía al llamado que le hacia su corazón desde algún rincón de su pecho. Si se acercara… si le hablara, el miedo se retorció dentro de él, la humillo y lastimo sin motivo, destruyo la confianza y el cariño que ella le había dado. Luego de unos agonizantes momentos que la vio y la escucho tocar, con cada nota hiriéndole el alma, ella se desprendió de las teclas y se alejó por los bordes del jardín.

Urs se dijo que no la buscaría, pero al menos debería pedirle perdón, al menos se merecía eso, corrió tras ella, pero no la encontró, ella se perdió entre el mar de asistentes, siguió buscándola, hasta que llego al rincón del jardín donde estaban Christina, Adolf y Tanya. Al verlo Tanya le lanzo una mirada furibunda y paso caminando airada junto a el, llevándoselo de encuentro, el matrimonio Blume, le exigía una explicación de lo ocurrido. Como si debería darla.

- Urs discutimos con Tanya esta situación, como habíamos esperado no se lo tomo bien, la idea de no tenerte es bastante malo, pero que la hayas cambiado por tan poca cosa, parece intolerable para ella.

Urs ni siquiera pudo enfadarse, nunca había estada más seguro de nada en su vida. Sin siquiera importarles la perorata de los Blume, había sido amigo del matrimonio muchos años, pero ahora se daba cuenta que las razones por las que habían sido amigos ya no se aplicaban. Ellos parecieron entenderlo, cuando guardo un completo silencio, iba a retirarse, cuando Adolf lo detuvo:

- Urs, nosotros solamente decimos que ella está muy alejada de nuestro mundo, no está a la altura.
- Urs nunca olvides que el espectáculo es una raza cruel que venera las apariencias y el poder, rio Christina.

Urs los miro de una forma tan fría que el hielo hubiera envidiado. Christina camino de prisa hacia él, pero la mirada que el suizo le lanzo, hizo que cada vez fuera más despacio. Ella confundida lo encaro y le pregunto:

- ¿Qué te pasa con esa insignificante?
- No la vuelva a llamar así Christina, grito Urs.
- ¿Quién es ella para que trates a tus amigos así Urs? Le reprendió Adolpf.
- ¿Quién es ella? Es la única persona con la que quiero hablar en este instante y la única por quien volvería a ser su amigo, cuando ella los haya perdonado, si algún día lo hace conmigo. Evítenme visitar mi casa, porque ciertamente no volveré a la suya, espero que les quede claro. Reposto Urs.

Diciendo eso Urs salió como un huracán para seguir buscando a Malena, ante la indignada mirada de los Blume.

Tenía que llegar al estacionamiento, espere un momento a que los invitados felicitaran a los muchachos, luego de despedirse del público, se retiraron, yo hice lo propio, mientras buscaba el camino al transporte que me sacaría de ahí, llegue a una terraza trasera, donde me topé con unas grandes escalinatas que daban a un hermoso jardín de rosas, que parecía no tener fin, los caminos estaban llenos de arcos metálicos adornados con follajes, frente a mi estaba la escalinata que daba la salida., escuche pasos tras de mí. Me volví, era Urs, lentamente camino hacia mí, mirándome fijamente. Sus ojos temblaban, por un momento me parecieron que se volvieron líquidos. Ese temblor en ellos, como el agua, fue lo único que impidió que me diera media vuelta y lo dejara ahí parado, se acercó un poco más y me dijo:

- Perdóname Malena, por favor. En verdad necesito que me perdones. A cambio te juro, que no volveré a molestarte nunca…

Urs hablaba ronco, parecía que intentaba acercarse, pero no podía, lo nuestro no había terminado realmente, era hora de hacerlo.

- Todo está olvidado Urs.

Sentí que sus hombros se relajaban, pero seguía mirándome de la misma forma, insistente, suplicante. Lo había visto, furioso, confundido, hasta siendo cruel conmigo, pero nunca con la desesperación que ahora mostraba.

- ¿Me odias Malena?
- No. Lo dije convencida.

Luego de haber cruzado esas palabras entre nosotros, de ponerle un punto y final a nuestra historia, sentí que había bajado un peso muy grande de mi corazón. Baje corriendo las escaleras, incluso sonriendo, me sentí como liberada entre los rosales, hasta el pelo se me soltó con la carrera. Encontré a la banda, subí con ellos a la camioneta y volví a la ciudad.

Sebastien no se consideraba un mal amigo. Cuando Urs se le acerco en la fiesta de David y le pregunto acerca de sus intenciones con Malena, fue sincero, solo quería ser su amigo. Durante la fiesta cuando la vio tocar el piano, se resistió a hablarle, pero mientras estaba tomando aire en la terraza, la vio salir por una de las puertas, con ese lindo vestido que había usado, corriendo como una niña, como si fuera libre. Ahora lo era… Le vino el recuerdo de aquella tarde en la cabaña mientras veían una película, cuando la cabeza de ella se apoyó en su hombro, espontánea e inocentemente, lo inundo con el olor de su pelo y no había podido olvidar su aroma, la memoria vino a él como una señal. Entonces se preguntó

- ¿Podía alcanzarla?...

Al día siguiente había fotos de la fiesta en los periódicos, también de Urs y Tanya juntos, con beso incluido. Ya no sentí nada. No me importaba, me había liberado. También abandone mis clases de piano. Nadja, cuyo novio estaba intacto, me despidió con sendos besos y abrazos cuando lo hice, sentía que ya había cumplido mi sueño de tocar, además de que me ayudo a realizar mi catarsis, ya no tenía nada que sacar del corazón.
avatar
palomita de papel
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : San Salvador

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.