Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 36
Sáb Abr 22, 2017 5:32 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 44
Sáb Abr 22, 2017 4:34 pm por NATHYLÓPEZ

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 12:
Dom Abr 09, 2017 6:21 pm por Diva_Miller

» I'm No Angel. Capítulo 35
Sáb Abr 08, 2017 9:21 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 43
Sáb Abr 08, 2017 5:46 pm por NATHYLÓPEZ

» CAPITULO VIII
Vie Abr 07, 2017 9:28 pm por palomita de papel

» I'm No Angel. Capítulo 33-34
Sáb Abr 01, 2017 7:33 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 42
Sáb Abr 01, 2017 6:57 am por virginia2604

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPITULO 11:
Vie Mar 31, 2017 10:19 am por Diva_Miller

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 2

Mensaje por virginia2604 el Vie Ago 12, 2016 4:43 pm

Hoolaa hola mis bellas lectoras... Por lo visto el cap anterior las dejó un poco "intranquilas" con respecto a David y Olivia  lol!  lol!  lol! Dudo que en este lo quieran más jaja...  demon  demon  lol!
Gracias por querer leer y darme sus opiniones... ¡Son las mejores! Espero tengan un hermoso fin de semana, a mi me toca trabajo y por eso les subo hoy... Espero lo disfruten...  besito  besito  copa  copa

CAPÍTULO 2

BOSTON, MASSACHUSETTS


"Amm... Soy yo" dije al levantarme temblorosa y ese hombre me regaló la sonrisa más bonita y dulce que jamás haya visto en mi vida, di los pasos faltantes para entrar al consultorio y me resultó sumamente interesante, tres paredes en blanco perlado y una en azul oscuro cubierta por fotografías antiguas, me quedé absorta mirando esos momentos capturados en la pared, eran actores y cantantes de la época dorada "Ahhh madame Sutherland" dije al ver un raro close up de su rostro mostrando las arrugas bajo sus ojos "Ir a una de sus últimas clases me cambió la vida" dije sin tan siquiera pensarlo y al girarme él estaba sonriendo

"Eres la primera persona en todos los años que tengo ese mural que lo mira con tanta admiración y reconoce a Joan" me dijo divertido y no pude evitar sonreír "Puedes sentarte o acostarte, como te sientas más cómoda" había algo en el tono cálido de su voz que me tranquilizaba, me senté en el espacioso sofá de cuero negro y él en el sillón frente a mí

"Mi amiga Tracy dice que necesito alguien que me escuche" volvió a mirarme divertido

"¿Y tú qué crees? ¿Necesitas que te escuchen, Olivia?" su manera de pronunciar mi nombre me hacía sonreír

"Sí..." hice una pausa "Bueno, no lo sé ¿Qué se supone debo decirle a un psiquiatra?"

"Esta es una zona neutral, Olivia. Puedes decir lo que quieras"

"¿Lo que yo quiera?"

"Sí, lo que quieras" me dijo con su voz tranquila que invitaba a escucharle

"He perdido toda mi autoestima y el respeto por mi misma, me siento muy triste al respecto”

"¿Por qué dices has perdido el autoestima y el respeto?" lo vi cerrar la libreta que sostenía en sus piernas e inclinarse hacia mí. Me estaba dando su máxima atención ¡Vaya!

"Estoy casada desde hace 15 años, lo conocí muy joven y me enamoré, tengo dos hijos, Natalia de 13 y hace 9 años tuve a mi hijo Leny, fue un embarazo complicado, quedé sufriendo de la tiroides, gané mucho peso como podrá ver y ya no me siento como una mujer bonita, sin contar con que mi esposo me dice gorda cada vez que puede y quiere controlar todo lo que como y lo que hago, si las cosas no son como él quiere me insulta y me menosprecia, tanto así que ya me creo todo lo que me dice, es decir... ¡Míreme!" alcé un poco la voz "Estoy obesa, llena de estrías, mi cabello es seco por mi enfermedad, tengo arrugas, soy horrible..." mi voz se quebró al instante "Y de paso soy una inútil..."

"Tu esposo es un hombre de poder ¿cierto?" yo asentí con las lagrimas a punto de brotar de mis ojos "Es común que los hombres de poder tiendan a hacer menos a sus compañeras para compensar sus propias inseguridades"

"¿Inseguridades? Ya perdí la cuenta de las amantes de mi esposo y cada vez son más jóvenes ¿Cómo puedo competir con eso?"

"No puedes, Olivia. Eres una mujer de 35 años, eres una madre, una dama, basta con solo mirarte para saber eso ¿Por qué querrías competir con niñas de 20 que solo usan su cuerpo para distraer a los hombres de sus cabezas vacías?" ¡Vaya, la convicción de sus palabras me hacía sentir un poquito mejor! Solo un poquito "Dime algo, Olivia"

"¿Qué cosa?"

"¿Amas a tu esposo?" esa pregunta hizo que las lagrimas salieran en automático "¿O solo es comodidad porque sientes que no puedes salir adelante sin él?" la crudeza de sus palabras me golpeaba con fuerza "No me respondas ahora, avancemos en la terapia y luego me responderás sin que vuelva a preguntarte" subí las piernas y me abracé a ellas, me sentía tan expuesta y vulnerable bajo su mirada "No te estoy juzgando, solo estoy forzando a tu subconsciente a pensar profundamente sobre las cosas" su manera de mirarme empezaba a hacerme sentir mejor, de verdad no me estaba juzgando ni me miraba con lastima "Respondeme algo ¿Qué te hizo venir a verme?"

"Estoy cansada de sentirme así, de vivir en esta rutina que siento me sofoca, estoy cansada de sentirme menospreciada y triste. Tracy me dijo que usted la ayudó mucho y yo creo necesito algo de ayuda"

"Ese es el primer paso para el cambio, Olivia. Reconocer que necesitas ayuda y yo puedo ayudarte si estás dispuesta a hacer cambios en tu vida y dejar con el tiempo esos apegos que te hacen daño ¿Estás dispuesta?" clavó sus lindos pozos azules grisáceos en mí y sentí que buscaba penetrar hasta mi alma y creo que lo hizo. Un poco.

"Creo que si..."

"Nada de creer ¿Estás dispuesta o no?" ese tono de voz firme que me aceleraba el corazón ¿Qué me pasaba?

"Sí, estoy dispuesta" le dije con voz temblorosa

"Bien, empecemos entonces hablando de la primera vez que no te sentiste agradable a la vista de alguien"

“No lo sé con exactitud, creo siempre fui algo insegura. Mi madre solía decirme que yo era lo que la gente veía y que si quería conseguir un buen marido debía verme bien, siempre me tuvo a dietas y ejercicios, de pequeña y adolescente era delgada. Nunca fui talla cero pero si delgada. A los 19 conocí a David por mi mamá, ella y su mamá eran conocidas”

“¿Eran?”

“Sí, mi madre falleció hace unos 8 años ya”

“Lo siento”

“Si, bueno. Suicidarse nunca es bonito”

“¿Tienes idea por qué se suicidó?”

“Una de las razones por las cuales me forzaron a casarme tan joven con David fue porque mi padre tenía problemas de liquidez con su empresa y la familia de Dave se ofreció a ayudarlo pero claro teníamos que casarnos y pues mi mamá finalmente tuvo los lujos que siempre quiso. Eramos acomodados pero con la familia de David ella podía darse la gran vida, ella le exigía cada vez más a mi papá y él empezó a tomar mucho y a conseguirse mujeres más jóvenes y hasta le pidió el divorcio, ella no lo aguantó y se suicidó, vivía de la vanidad y queriendo ser eternamente joven”

“Y ahora te ves en ese espejo ¿Tienes miedo de terminar así?” asentí y las lagrimas me brotaron de nuevo, el suicidio de mi madre era un tema sumamente sensible para mí y una vergüenza para la familia de David “¿Y tú papá?”

“Mi papá vive a las afueras de Boston con Lucy, su esposa. Estuvo en rehabilitación y vive de su pensión modestamente y tranquilo. Creo que mi mamá siempre fue su calvario y ahora finalmente lo veo verdaderamente feliz, Lucy es una mujer muy dulce, centrada y sencilla, le tengo mucho aprecio”

“Eso es bueno ¿no? Que tu papá esté mejor”

“Sí, claro. Siempre fui más apegada a él, me enseñaba a escondidas a jugar béisbol y soccer, también fútbol americano, me gustaban las cosas de chicos desde pequeña” él sonrió y parecía evocar algún tipo de recuerdo en su mente “Cuando estaba con mamá pues fingía que me gustaba usar vestidos e ir a la peluquería, sigue sin gustarme demasiado pero me he acostumbrado, los jeans y camisetas son mis favoritos pero Dave los odia y casi siempre uso vestidos o pantalones de sastre para salir”

“Has cambiado mucho tus gustos para agradarle a David ¿no es así?”

“Al momento que nos casamos me hizo cambiar muchas cosas, digo, la esposa del dueño del City Bank no podía dar de que hablar a la sociedad, siempre debía lucir bien, ser educada y bajar la cabeza ante su esposo”

“Te das cuenta que has estado viviendo una mentira toda tu vida ¿verdad?” me dijo en un extraño tono

“Sí, por supuesto. Lo único genuino y real que tengo son mis hijos, ellos son lo que más amo en el mundo y por su estabilidad es que me mantengo al lado de David”

“¿Por su estabilidad? Ve el ejemplo de tus padres ¿No crees les estás haciendo más daño a largo plazo? Lo chicos no son tontos, de seguro se han dado cuenta lo que le falta a sus padres” me encogí de hombros, nunca lo había pensado de esa manera “¿Fuiste a la universidad?”

“Sí. Me costó mucho terminar porque quedé embarazada de Natalia pero tengo mi título en Contabilidad, más nunca he trabajado, digo, si me llegara a divorciar y con la familia de David controlando todo el maldito Boston ¿Dónde podría trabajar?”

“Siempre hay opciones, Olivia pero no eres una inútil, solo que no te has dado cuenta de lo que eres capaz de hacer”

“¿Sabe algo? Tracy me ha propuesto varias veces tener un negocio juntas pero nunca me he atrevido”

“¿Por qué?”

“No me siento capaz y probablemente David intente arruinarlo todo”

“No puedes dejar de hacer lo que quieres por miedo a que David se entrometa, Olivia” asentí "¿Desde hace cuánto conoces a Tracy?" ¡Vaya cambio de tema!

"Desde que teníamos 10 años, ella es como mi hermana y mi mejor amiga. Recuerdo que ella llegó nueva a la escuela y un chico la molestaba, le di una patada al chico para defenderla y desde ahí hemos sido inseparables, graduaciones, bodas, funerales, viajes. Hemos hecho de todo juntas. Dave no la soporta porque ella siempre ha sido muy fuerte e independiente pero Tracy es una parte de mi vida a la que nunca renunciaría"

"Me parece algo bueno que conserves a Tracy en tu vida, ya has renunciado a suficientes cosas pero eso va a ir cambiando poco a poco" me dijo con tanta seguridad que en ese instante le creí, en realidad le creería si me dijera que el cielo es morado en ese momento, justo en ese momento el teléfono en su escritorio empezó a sonar "Disculpame un momento" yo asentí y lo vi levantarse para tomar el teléfono "Hola mi amor" lo escuché decir, su sonrisa se hizo muy amplia y sus ojos brillaban ¡Qué suerte tenía su esposa! "Sí, claro. Nos vemos para cenar y llevaré las galletas que te gustan pero tengo un paciente y debo trabajar ¿Sí? Yo también te amo" dijo y terminó la llamada para volver conmigo

"Su esposa lo espera en casa para cenar, qué bonito" le dije

"¿Qué? Ah no, esa es mi hija Maya, mi esposa falleció" dijo y lo vi morderse los labios como si se sintiera culpable de haberme dicho eso

"Lo siento mucho"

"Gracias" hizo una pausa y literalmente podía ver a su mente trabajar "¿Seguimos?"

"Sí, claro..." le respondí y en el tiempo que me quedaba hablamos de mis hijos y de su relación con David. El doctor señaló cosas de las cuales yo estaba al tanto pero que no hacía nada por resolver, él tenía razón, le estaba haciendo daño a mis hijos por ser tan sumisa y dejar que Dave los manipulara psicológicamente. No quería que Natalia creyera que esa es la forma en que los hombres deben tratar a las mujeres o que Leny adoptara las conductas erróneas de su padre ¡Dios! ¿Qué le estaba haciendo a mis hijos?

"Nos veremos lunes y jueves ¿te parece?" me preguntó el doctor al terminar la sesión, yo estaba hecha una maraña de emociones y sentimientos "Tienes tiempo de internalizar lo que hablamos hoy" yo asentí y tenía los brazos cruzados sobre mi pecho, me sentía muy vulnerable "Y tranquila" me puso una mano en el hombro y mi cuerpo reaccionó al instante, sé que él también lo sintió por como retiró la mano rápidamente "Todo va a mejorar con el tiempo, verás que si" me dijo con su voz cálida y amable

"Muchas gracias, doctor. Nos veremos el lunes" movió su cabeza en un gesto afirmativo y abrió la puerta de su consultorio para dejarme salir ¡Vaya que esa sesión había sido intensa! Y era solo la primera ¿Todas iban a dejarme hecha un desastre? Realmente esperaba que no. Salí justo a tiempo para recoger a mis hijos de sus actividades y preparar la cena antes que David llegara a casa, nos sentamos a cenar como era costumbre

“Mañana es mi partido de soccer ¿Vas a ir, papá?” preguntó Natalia

“Sabes que no tengo tiempo hija, pero tu madre y tu hermano irán ¿No es así?” me miró

“Sí, hija. Nosotros iremos como siempre, igual sé que tu papá te desea suerte ¿No es así, David?”

“Sí, claro” dijo antes de mirar su teléfono vibrar en la mesa, ninguno de nosotros podía tenerlo pero él si. Lindo ¿No?

“Obtuve un 10 en mi examen de matemática” comentó Leny orgulloso, me sentía orgullosa de él, sé cuanto se había esforzado por esa nota

“Es lo mínimo ¿no? Estoy pagando una fortuna por ese tutor privado como para que saques menos de eso” fueron las palabras de David que destrozaron por completo el orgullo de mi hijo, solo quería golpearlo “¿Dónde estabas en la tarde, Liv? Tu teléfono sonaba apagado” alzó la mirada para verme inquisitivo

“Salí con Tracy a buscar mis medicamentos” Dave hizo una mueca de disgusto “Y me quedé sin batería” pinché el solitario pepino que yacía en mi plato esperando ser comido por mí que no tenía hambre

“Me gustaría hablar con tu médico” tomé un respiro

“¿Para qué?”

“Creo que tu tratamiento no está funcionando. Sigues igual de gorda, hasta creo que más” el tono despectivo de sus palabras lograba enfurecerme

“¿Sabes qué, David? Las pastillas no son adelgazantes ni milagrosas, solo intentan controlar mi tiroides y eso lleva tiempo, si ya tanto te desagrada verme pues no lo hagas, termina de largarte con tu amante y déjame hacer mi vida en paz” alcé la voz en un arrebato de ira que jamás pensé tener, David golpeó la mesa y se levantó para sujetarme con fuerza del brazo y llevarme casi a rastras a la oficina

“¿Qué carajos te pasa? ¿Te volviste loca?” y lo impensable sucedió, su mano aterrizó en mi rostro dándome una bofetada que me rompió por dentro, lo vi sujetarse las manos y su labio inferior temblaba nervioso “¡Esto es tu culpa! ¡Tú y tu maldita boca me hicieron enojar!” dijo como si fuera algo obvio, me hice un ovillo en el sofá donde caí al sentir su golpe. En 15 años jamás me había puesto una mano encima, solo me sujetaba por los brazos, me gritaba o insultaba, nunca había hecho algo así, yo tan solo cerré los ojos y me enfoqué en aquella mirada azul con la que había pasado toda la tarde “Liv, yo... Lo siento ¿Si?” quiso tocarme pero me alejé

“Te odio, David Miller” le dije antes de levantarme y salir del estudio

“¿Todo bien, mamá?” preguntó Natalia y vi a Leny mirarme fijamente

“Sí, bien. Por favor disculpen lo que dije en la mesa, no quise hacerlo”

“Eso es mentira ¿Cierto? Mi papá no tiene una amante ¿Verdad?” preguntó Natalia

“¡No seas tonta, Natalia, claro que es verdad!” le respondió Leny exasperado “Ya deja de tenerlo como si fuera lo máximo, ni siquiera es la primera amante que tiene” ella lo miró horrorizada y yo sorprendida

“¡Leny!” le regañé y me miró desafiante ¡Vaya con mi hijo, tenía su carácter! “Bueno ya fue suficiente de decir tonterías, vayan a su cuarto y yo paso luego a darles las buenas noches, cepíllense por favor” les dije autoritaria y ambos resoplaron antes de  hacerme caso ¿Qué se supone les diría ahora? Natalia amaba a su papá y Leny, bueno Leny era demasiado inteligente para su edad. Subí a bañarme, no sabía cómo sentirme ¿Qué debía hacer? No podía acabar con todo de un día para otro por más que lo quisiera. Y si lo hacía ¿Qué iba a ser de mí? Probablemente David me quitaría hasta los niños y yo no podría soportarlo, soportaría vivir en la calle pero jamás podría vivir sin mis hijos.  

“¿Mi papá y tú van a separarse?" fue la pregunta con la que me recibió Natalia cuando fui a darle las buenas noches

"Hija, en esta vida no hay nada seguro ni eterno, solo sabemos que hoy, en este segundo estamos aquí. Al siguiente ya no sabemos ¿me entiendes?" ella asintió "Independientemente de lo que suceda o no con tu papá los dos los amamos mucho y eso no va a cambiar ¿Estamos claros?"

"Sí, mamá" me dijo no muy convencida y le besé la frente

"Te amo mi vida, intenta descansar" apagué la luz y tuve que tomar un respiro antes de pasar al cuarto de Leny, lo encontré mirando a través de su telescopio "Leny, hijo"

"No vengas a justificarlo, mamá. Yo ya no soy tan niño como todos creen y no voy a traumarme si ustedes se separan, yo solo quiero que tú seas feliz y con papá no lo eres" se giró para mirarme y sus expresivos ojos azules estaban cargados de emociones

"Leny, mi amor" me senté en su cama y lo invité a hacer lo mismo, acomodó su cabeza en mis piernas "Yo no me puedo separar así como así de tu papá, quizás ahora no lo entiendas pero quiero que me perdones, sé que los he hecho sufrir con mis acciones o mejor dicho, con lo que no he hecho, pero todo es para que ustedes estén bien, nunca dudes de eso"

"Le tienes miedo ¿Cierto?" la verdad en sus palabras me golpeaba con fuerza "Te lo hizo él" pasó su mano por mi mejilla "No lo niegues" puse mi mano sobre la suya

"Lo siento, hijo. Lo siento mucho" le besé la frente "A mamá le duele mucho esto que pasa pero intentaré que mejore, lo prometo" le besé la frente "Por favor intenta dormir que mañana hay escuela y es el partido de tu hermana"

"Está bien, mamá" dijo muy apesadumbrado y se me rompía el corazón verlo así pero por el momento no podía hacer nada más. Me acosté en el cuarto de huéspedes, no quería tener contacto alguno con David y por esa noche, no lo tuve. Ni se molestó en buscarme o decir algo al respecto.

Serví el desayuno para todos como cada mañana, él apenas y me miró y fue realmente incomodo estar en la mesa juntos, agradecí en silencio cuando se fue a trabajar sin decir una palabra. Llevé a los chicos a la escuela. Esa mañana si era mi consulta en el hospital con el endocrino, días atrás me había realizado varios exámenes y vería los resultados, me llamaron luego de casi media hora de espera

"Buenos días, Olivia" me saludó el Dr. Sanders

"Buenos días doctor ¿hay buenas o malas noticias?"

"La medianamente buena es que tus valores han variado de forma favorable, la mala es que no es suficiente para el tiempo que llevas en tratamiento" suspiré resignada

"¿Qué sigue ahora?"

"Quiero que intentemos con un estimulador de la TSH, el fármaco actúa a nivel central y aunque sigue en pruebas ha tenido buenos resultados"

"Ya llegamos a ese punto" tomé aire, llegar a las drogas experimentales nunca era demasiado alentador "¿Tendré efectos indeseados?"

"Se han reportado pocos pero los más comunes son las náuseas y dolores abdominales, nada grave, igual te recetaré un protector gástrico más fuerte del que tienes ahora"

"Está bien, doctor ¿No interferirá con los ansioliticos que empecé a tomar?" el doctor Izambard me había recetado un ansiolítico y una pastilla para dormir cuando lo necesitara

"No debería haber problema pero igual ya sabes que puedes llamarme si notas alguna reacción fuera de todo lo que hemos hablado siempre ¿si?"

"Sí, doctor"

"Otra cosa que quería hablarte es que debes mejorar lo que comes ¿has estado comiendo poco de nuevo?" agaché la mirada "Olivia, no puedes jugar con eso por una simple cuestión de vanidad, tienes una anemia carencial y debo mandarte vitaminas por varios meses. A excepción del hipotiroidismo eres una mujer sana, tu corazón y demás órganos están bien, no empecemos a hacerle daño innecesariamente ¿Me entiendes?" yo asentí

"Seguiré sus instrucciones, lo prometo doctor" me miró severo a modo de advertencia y movió la cabeza, durante los siguientes minutos se encargó de darme montones de indicaciones además de una lista de alimentos que debía comer frecuente. Debo admitir que salí del consultorio del doctor bastante afectada. Tuve que subir a la farmacia del hospital con la prescripción del doctor para buscar el nuevo medicamento, eran unas tabletas gigantescas, sentí nauseas con tan solo mirarlas pero si iban a ayudarme entonces me tocaba hacer el esfuerzo. Tomé el elevador mientras leía el prospecto de las nuevas pastillas, escuché la puerta abrirse dos pisos más abajo

"¿Olivia?" esa dulce y aterciopelada voz me hizo alzar la mirada para encontrarme con el doctor Izambard, verlo ataviado con una bata blanca me dejó sin aliento por un instante

"Hola doctor Izambard" le dije con voz temblorosa y él me respondió con una sonrisa, instintivamente me llevé la mano a la mejilla, como si estuviera expuesta ante él y su mirada que parecía leerme por dentro

"¿Estás bien? Te noto algo preocupada" me examinó con la mirada

"Es mi tiroides, empezaré una droga experimental" alcé el frasco

"¿Quieres hablar de eso?" me puso la mano en el hombro y mi cuerpo volvió a reaccionar como el día anterior pero esta vez él no quitó la mano sino más bien apretó suavemente y en realidad me confortó un poco

"Seguro debe usted estar ocupado, puedo esperar"

"Olivia..." pronunció mi nombre a voz de mando y de inmediato mis ojos se posaron en los suyos, creo nunca nadie me había mirado de esa manera tan dulce "Solo vine a hacer una consulta y tengo tiempo, si quieres hablar podemos hacerlo"

"No tengo mucho tiempo pero si hay algo que me gustaría contarle" instintivamente me llevé de nuevo la mano a la mejilla queriendo que el dolor solo fuera ahí, el sonido de las puertas nos hizo separar para salir justo al estacionamiento del hospital

"Vamos a mi oficina" salimos del ascensor y caminamos al otro edificio que formaba parte del hospital "El ala psiquiátrica" nunca lo había visto en mis años visitando el hospital aunque si se la pasaba en esa ala y siendo un lugar tan grande las probabilidades no eran muchas, su consultorio estaba en el segundo piso de esa ala y era menos confortante que la practica privada

"En todos los años que llevo viniendo al hospital nunca lo había visto o visitado esta área"

"No me parece raro, es un lugar muy grande y solo vengo un par veces por semana o cuando un paciente lo requiera ¿quieres contarme lo que te tiene así de afligida?" tomé un profundo respiro

"Anoche discutí con David y me dio una bofetada" vi su cuerpo tensarse al instante "Fue solo eso" todo su lenguaje corporal cambió

"Así empiezan todos y sino los detienen a tiempo te van a sacar de tu casa en una bolsa negra frente a tus hijos" la crudeza y amargura de sus palabras me inquietaron por ser tan ciertas y honestas. Me dediqué a contarle de la discusión y mi repentino arranque de ira y valentía y él se dedicó a escucharme atentamente, dejando que me expresara con una libertad que era abrumadora, aunado a eso el fracaso de mi tratamiento para la tiroides y era un desastre ambulante pero el doctor se dedicó a hablarme como un amigo, sin juzgarme en ningún momento, me hizo entender que yo no era la víctima y tenía el poder de cambiar las cosas que con ese desacertado arrebato había iniciado una serie de cambios que me traerían muchas cosas y debía estar preparada para enfrentarme al gigante. Aún no me sentía lo suficientemente fuerte para eso ¿Lo estaría algún día? El doctor Izambard me hacía creer que si.

No había roto a llorar como desquiciada y me sentía orgullosa de ello, no podía estar hecha un desastre para el juego de mi hija y menos si me tocaba llevar los bocadillos. Ese tipo de eventos deportivos me permitían sacar a la chica varonil que llevaba dentro, me agradaba que al menos a mi hija le gustaran los deportes y se sintiera cómodas practicándolos, al menos hasta que se interesara en los chicos y quisiera dejar de hacerlos, que probablemente era el camino a seguir para Natalia. Además, era la excusa perfecta para usar jeans y zapatos bajos, no era como las demás madres que solo se presentaban en inmensos tacones y revisaban sus teléfonos durante todo el juego, me gustaba involucrarme en esas cosas



En la tarde llegué a la escuela de los chicos, busqué a Leny y nos fuimos a la cancha para buscar a Natalia que estaba calentando, le entregué su barrita energética y recibí un cálido abrazo, Leny y yo nos sentamos en la primera fila de las gradas, me gustaba estar cerca de la acción y ver todo con detalle, el juego empezó a los pocos minutos y ese primer tiempo estuvo bastante reñido, en los últimos instantes empataron ambos equipos con un gol cada uno. Definitivamente me llevaba mejor con los pocos padres presentes que con las madres, gritábamos, aplaudíamos y hasta dábamos ordenes desde las gradas, no me importaba que la horda de víboras me vieran como bicho raro.

Si las bancas no tuvieran soporte creo que hubiera caído de espaldas al ver llegar a David al juego, Natalia corrió a abrazarlo y la horda de víboras de las madres de Charton lo acordonaron como una presa ¡Uhhggg! Era desagradable verlas rebajarse para que Dave las tomara en cuenta. Era experto en engañar tras esa sonrisa dulce y palabras amables “Uhg, estás sudada” dijo al sentarse a mi lado “¿Es ese un atuendo apropiado para venir a un evento como este?” me giré para mirarlo

“Puedo vestirme como quiera y no pretenderás me siente en tacones a mirar mi teléfono mientras mi hija juega ¿verdad? Sino te gusta puedes mirar a otro lado” abrió los ojos en sorpresa, casi nunca o más bien nunca le hablaba así, pero ya estaba harta de todo. Harta de él

“No me provoques, Liv” me sujetó la muñeca con fuerza pero me zafé

“¿Qué vas a hacer? ¿Golpearme como anoche?” me soltó de su agarre enseguida

“Aquí están las bebidas” Leny llegaba con dos vasos y se sentó a mi lado

“Gracias mi amor, ya va a empezar el segundo tiempo” dije antes de fijar la mirada en el campo y disfrutar de mi bebida refrescante sintiendo la molestia de David brotar de cada poro de su gigante cuerpo, pero necesitaba empezar a marcar límites en mi vida o mejor dicho, tomar las riendas de mi vida de una vez por todas.

El segundo tiempo empezó y las chicas seguían fuertes, atacando y con buenas oportunidades pero las otras chicas les daban una justa pelea. Dave se notaba incomodo con el calor, el sol, el ruido y la falta de poder controlar todo a su alrededor, verlo frustrado y sudando era casi un placer para mí. Justo cuando el juego estaba en su mejor punto mi teléfono empezó a vibrar con mensajes, lo dejé hacer hasta que ya me molestaba sentirlo en el bolsillo del jean, lo saqué para mirar quien era y al abrir vi un par de fotos con un mensaje:





“Lo tengo en mi cama todos los días, le doy lo que tú por cerda no puedes ¿Y sabes por qué? ¡Por que  te aborrece! ¡Te tiene asco! ¿Y cómo no? Si eres una cerda asquerosa. En cambio yo, soy más joven y tengo todo firme, todo en mi lugar. Vieras como lo vuelvo loco en la cama y nunca se sacia de mí... Y si, la foto la tomó él. Su teléfono está lleno de fotos mías...”

Le pasé el teléfono a David, todo su cuerpo se tensó de inmediato “¿Puedes decirle a tu amante que no me moleste? En verdad no me importa lo loco que te vuelves en la cama por ella o lo que sea, al menos ninguna de las otras tenía el descaro de meterse conmigo” le dije y podía notar su molestia crecer, sus fosas nasales se abrían ampliamente y su vena del cuello palpitaba con fuerza, estaba fuera de su zona de control y eso lo estaba matando

“¡Maldita sea!” masculló molesto y se levantó de las gradas para no volver, lo mejor de todo fue que el equipo de mi hija ganó el partido y pasaba a las semifinales ¿Lo peor? Las palabras en el mensaje lograron afectarme más de lo que hubiese querido...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 2

Mensaje por Emma Lambert el Vie Ago 12, 2016 6:02 pm

Buenas, sé que todo el mundo se va a quedar a cuadros con lo que voy a decir y sobretodo y ante todo quiero que entiendan que detesto el maltrato al igual que los maltratadores al 100%

Creo que David es muy inseguro y eso hace que la tome con su esposa, teniendo en cuenta que siempre tiene el control, no se esperaba la reacción de Olivia cuando le gritó a la cara sus porquerías, cosa que le hizo enfurecer y asi darle la cachetada

Pienso que Olivia está empezando a caminar por un sendero de recuperación, realmente pienso que esa situación no es nada buena para los niños y debería de separarse, tampoco es bueno que los chicos terminen por odiar a su padre y si siguen así lo conseguirán

Tracy no ha salido y la verdad se le ha echado de menos, pero nos has permitodo conocer más al bueno del doctor Izambard, que así entre nosotras pienso que tiene más demonios que la ternura que demuestra a primera vista

En cuanto a la relación de Oliva, ella debe ser feliz y para ello el primer paso es la separación que ya me quedo yo con Dave y si hace falta lo vuelvo un hombre a base de collejas jajajajaja, sorry pero al igual que nuestra Carito también tome la determinación de defender al rubio y para eso tengo que obviar ciertos comentarios que en circunstancias normales haría en relación al tema del guantazo
Sabemos que será odiado pero soy del teamdave porque creo que un cambio es posible

Como siempre mil gracias por tu actualización, que encantó leerte de nuevo guapa, muchos besotes
avatar
Emma Lambert
Lectora VIP
Lectora VIP


Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 2

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Vie Ago 12, 2016 6:56 pm

Bueno...bueno...por dónde empezamos hoy.

El anterior no lo pude comentar porque andaba leyéndolo en el celular y como es todo un lío mi móvil, preferí no hacerlo.

Haber mi Virgi querida. Qué te puedo decir.

Regresaste con todo y ahora con una historia que sé que la amaré, me encantará ver la transformación que Olivia tendrá, porque eso espero que pase, o nos tendrás una historia basada en tantos feminicidios que hay en el mundo?

De plano, ya te podrás imaginar que ODIO a este David, así que he optado por no ponerle rostro, aunque tú muy amablemente nos lo pusiste...
osea

Del Dr. Izambard, pues parece ser una muy buena persona y me encantará saber más de él.

Me encantó el nombre de la hija de Olivia, por qué será???


Y qué decirte de su amiga de toda la vida. Se nota que ella será una pieza fundamental en toda la trama de esta historia...creo que yo soy Team Tracy

bailar bailar bailar bailar


Entonces....como creo que sabes...estaré ansiosa esperando un nuevo capítulo.


**********************************

linda linda
avatar
NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 2

Mensaje por Yazz Black el Dom Ago 28, 2016 3:10 pm


Hoooola Vicky, desde aqui algo me decia que estos dos ya se traian algo raro.. jajaja

No se, de algun modo, David me encanta en este personaje, todo malo y prepotente.. definitivamente mi fovorito de toooodos.. jejeje

Olivia, no se, me cae bien pero Tracy, esta vieja me cae mucho mejor..

Me sigo amiga, de hecho, voy al corriente, pero no habia podido comentar porque.. mmm... soy... perezosa..creo
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 2

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.