Últimos temas
» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 10:
Ayer a las 3:31 pm por Diva_Miller

» I'm No Angel. Capítulo 31-32
Ayer a las 3:16 pm por virginia2604

» Send My Love Capítulo 41
Ayer a las 2:53 pm por virginia2604

» Send My Love Capítulo 40
Lun Mar 20, 2017 7:29 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 29-30
Lun Mar 20, 2017 5:58 am por Gaby_kdsh

» CAPITULO VIII
Dom Mar 19, 2017 10:23 am por lukelly

» CAPITULO VI
Sáb Mar 18, 2017 6:23 pm por lukelly

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 9:
Vie Mar 17, 2017 5:32 pm por Diva_Miller

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 8:
Mar Mar 14, 2017 1:19 pm por Diva_Miller

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 3

Mensaje por virginia2604 el Lun Ago 15, 2016 8:30 am

Hoola mis bellas lectoras ¿Qué tal ese fin de semana? Espero más divertido y descansado que el mío..  Sleep  Sleep Aquí les dejo un nuevo cap para empezar la semana y olvidarse un poco de que es lunes y volvemos a la rutina...  paz  paz  paz  El cap está corto pero probablemente las defensoras de David se compadezcan de él aún más en este cap...  duda  scratch Gracias una vez más a todas por leer... Nos vemos el viernes con otro cap  cheers  cheers  cheers  besito  besito

CAPÍTULO 3

BOSTON, MASSACHUSETTS


El “incidente” con el mensaje y las fotos no se mencionó durante el fin de semana. Tampoco es que vi demasiado a David en esos dos días, apenas llegaba a cenar y cuando despertaba en la mañana él ya no estaba, al menos tenía un poco de paz y él de verdad no hacía esfuerzo alguno en hablarme, solo lo estrictamente necesario para pedirme que hiciera algo por él y nada más. El lunes llegó y me sentía cada vez más ansiosa a medida que se acercaba la hora de mi cita con el Dr. Izambard ¿Por qué me sentía de esa forma? Solo quería verlo y escuchar su voz, eso en verdad tenía un poderoso efecto calmante en mí.

“Hola Olivia, bienvenida” me dijo con una sonrisa que logró deslumbrarme, se veía más apuesto con una barba de un par de días, traje gris y corbata floja a juego con sus ojos ¡Esos ojos! Sus ojos eran hermosos y esa corbata, lo que podría hacer con esa corbata



“¡Basta Olivia!” me recriminé al ver el camino que seguían mis pensamientos “Hola doctor, buenas tardes” me mordí los labios “No sabía si le gustaba el café pero pasé por uno para mí y quise traerle, sino quiere no importa” me sonrió de nuevo

“La cafeína me mueve todos los días y te agradezco el café, Olivia” lo tomó de la bandeja y se lo llevó a la boca, dio un sorbo y se lamió el labio inferior, esa lengua

“¡Basta Olivia!” sacudí la cabeza y me recriminé mentalmente de nuevo

“Un capuccino fuerte, tal y como me gusta” me dijo al tomar otro sorbo de café y sonreí satisfecha “Gracias por leerme el pensamiento” dijo con humor y me invitó a sentar en sofá

“¿Puedo terminarlo primero?” señalé mi café “Quiero mostrarle algo pero primero terminar mi café” esta vez su risa salió en forma de carcajada y resultaba en extremo adorable escucharlo reír de esa forma y ver los pequeños hoyuelos que se formaban en sus mejillas

“Claro, terminemos el café primero. Hagamos un time out, quiero preguntarte algo”

“Usted dirá”

“¿De verdad fuiste a una clase con Madame Sutherland?” no pude evitar sonreír al evocar ese recuerdo

“Si, en New York en el 1998 ¡Fue increíble! De verdad que si, de pequeña siempre me sentí atraída por la música clásica. Soñaba con ser cantante pero Dios no me dio la voz para eso pero igual aprendí a tocar el piano y el violín y cuando supe de esa clase en New York tuve que ir y conocerla, su voz es la cosa más fantástica que existía y existirá en el mundo, sin restarle méritos a la Divina pero Joan es...” me llevé la mano al pecho y sentía latir mi corazón con fuerza de emoción “Una de las mujeres más increíbles que he conocido, cambió toda mi perspectiva de la música, de las voces, de los instrumentos, de todo a decir verdad” no pude evitar suspirar “¿Cómo tiene esa foto tan peculiar de ella?”

“Mi padre era fotógrafo y esas imágenes fueron su herencia para mí cuando falleció hace 10 años, viajó por el mundo capturando momentos que quedaron grabados para siempre en sus fotos y que viven a través de esas imágenes” verlo hablar de esa forma de su padre me provocó inmensa ternura

“Se nota lo admiraba mucho ¿no?” él asintió y tomó otro sorbo de su café, pude ver a su mirada vagar en el mural lleno de fotos y transportarse al baúl de los recuerdos, una sonrisa se dibujó en su rostro “¿Le gusta la música clásica?”

“Bastante, creo que no le dan el mérito suficiente en estos días” dijo y se notaba relajado. Su cuerpo recostado en el sofá, los brazos a los costados de su silla mientras disfrutaba del café

“Pregunta antes que se me acabe el café” me incliné un poco hacia él

“Tú dirás, Olivia” ¡Ay por Dios! La forma en que sus dientes presionaban su labio inferior al pronunciar mi nombre era muy sensual

“¿Puccini o Verdi?” abrió sus ojos en sorpresa y dejó su café de lado

“Esa pregunta no se vale”

“¡Ja!” le dije a modo de burla y de verdad tenía muchísimo tiempo sin sentirme tan a gusto conversando con alguien sobre esas cosas

“Mozart” se encogió de hombros y no pude evitar reírme, el gesto en su rostro era demasiado gracioso

“¡Ah claro, prefiere al casanova de Mozart que al de Verdi!” lo apunté con el dedo y alzó ambas manos, tomó de nuevo su vaso y pude ver la decepción en su mirada al notar que ya se lo había tomado todo “Se acabó el café” le dije y asintió “Quiero mostrarle esto” busqué el teléfono y le mostré las fotos y los mensajes. Literalmente podía ver las tuercas de su mente girar al ver las fotos y leer el texto

“¿Qué sentiste al ver y leer esto?” me preguntó y puso el teléfono sobre la mesa del centro

“Inicialmente molesta, creo es una descarada de lo peor y luego dolida”

“¿Porque David se vuelve loco por ella?”

“¡No! Él puede volverse loco con quien quiera, hace mucho dejó de importarme eso. Sino lo que dijo de mí, la forma tan despectiva de llamarme, eso me afectó”

“¿De verdad no te importa lo que haga tu esposo con esa mujer?”

“Las primeras amantes que le descubrí me destruyeron a niveles inimaginables pero luego entendí que no ganaba nada con dejarme hundir en un pozo oscuro, mis hijos me necesitaban, así que dejé de reclamarle y dejé pasar las cosas hasta que ya en verdad no me importaba. Igual ninguna se había metido conmigo o con mis hijos y tampoco trabajaban con David, todo lo contrario a esta mujer de ahora. Dave estaba hecho una furia al ver los mensajes y se fue del juego de Natalia. El asunto no se mencionó más y él está más malhumorado y taciturno que de costumbre”

“Supongo no debe ser agradable para un hombre como él que le quiten el control de esa forma ni que quieran dañar su imagen”

“Así es David, sino lo controla todo se vuelve loco. Antes no era tan así pero desde que asumió la presidencia del banco se volvió más serio y controlador, ya casi ni sonríe y hasta parece infeliz. A veces me da como lástima aunque yo tampoco puedo hablar mucho, no es que sea la más feliz pero mis hijos me hacen feliz y tengo una buena relación con ellos, cosa que David no tiene y creo a veces le pesa, como que no sabe como hablarles o acercarse a ellos de una forma que no sea agresiva o para menospreciarlos”

“¿Crees que los quiera de verdad?” su pregunta me sorprendió ¿Puede un padre no querer a sus hijos?

“Sé que los quiere mucho a ambos pero nunca ha sido demasiado bueno demostrando afecto y con todas las presiones y responsabilidades se fue alejando hasta que se convirtió en un extraño tanto para mí como para sus hijos”

“Natalia está en plena adolescencia y es una etapa importante para cualquier chica, donde necesitan más de sus padres y por lo que me has comentado es cercana a su papá ¿no?”

“Sí, lo ama a morir, caso contrario de Leny que hasta me sugirió que me separara de su papá, que eso no iba a traumatizarlo pero que yo no era feliz”

“¿No te dije que los chicos siempre se dan cuenta?” preguntó con cierta suspicacia y yo asentí "Los chicos todo lo notan y aunque no lo digan en verdad se dan cuenta y sienten las cosas pero quiero volver a algo"

"¿Sí?"

"¿Sigues teniendo intimidad con David?" esa pregunta me incomodó, tuve que recostarme en el sillón y tomar un respiro

"Hace más de cuatro años, creo hasta más que no tenemos intimidad, pasaron como 2 años luego que Leny nació para que lo intentáramos, no fue nada placentero y luego todo se fue en picada. Yo lo buscaba y David lo hacía como una especie de favor que ninguno disfrutaba así que dejé de intentarlo" me encogí de hombros "Con todo lo de mi enfermedad y mis inseguridades ya ni quiero desvestirme frente al espejo"

"Debes hacer las paces con tu cuerpo, Olivia porque definitivamente tienes una innegable belleza que te rehúsas a ver y que no dejas otros vean por lo que proyectas" me dijo convencido y mirándome de una forma verdaderamente especial

"Sí, ya lo sé pero toma tiempo querer hacerlo luego de pasar años menospreciando mi cuerpo y ahora más complicado con la dieta que me dio el doctor, debo comer mejor y más frecuente si quiero mejorar tanto mi anemia como todo lo demás"

"Debes hacer un esfuerzo por ti, Olivia. Por sentirte bien, por estar bien para tus hijos ¿No lo crees?"

"Sí, claro que lo creo y confío en que va a ayudarme" giré la cabeza para mirarlo a los ojos, ese azul brillaba de forma especial, podría mirarlo por horas

"Por supuesto, Olivia. Voy a darte todas las herramientas necesarias para que las cosas mejoren en tu vida, somos un equipo y trabajamos juntos por una meta" me sonrió y yo me derretí al instante ¿Qué me pasaba con ese hombre? Le estaba abriendo mi corazón, mostrándome vulnerable y lo peor del caso era que me sentía en extremo cómoda haciéndolo y más aún luego de ese maravilloso Time out que creo nos conectó un poco con lo de la música

“¿Se maneja usted con la teoría Freudiana de la sexualidad, doctor?” alzó una ceja divertido ante mi pregunta

“Creo que en la sexualidad humana hay demasiadas variables que afectan la vida cotidiana y la mayoría no se da cuenta de eso, no estoy de acuerdo en su totalidad pero si comparto algunas propuestas” me dijo tan compuesto y satisfecho con su respuesta que no pude evitar sonreír “Pero ya que tomaste esa vertiente...” hizo una pausa “¿David ha sido el único hombre?”

“Fue el primero pero no el único. Hubo otro hombre antes de la boda” no pude evitar suspirar

“Olivia es una mujer llena de sorpresas entonces” me dijo con expresión curiosa, nadie se había interesado así por mis cosas aunque para ser justos, le estaba pagando para interesarse por mis cosas ¿No?

“¿No lo estamos todos?” me devolvió una avasallante sonrisa que me aceleró el corazón y asintió afirmativamente “Se llamaba Jeremy, fue mi amigo durante muchos años y por mucho ha sido la mejor noche de mi vida, fue unos días antes de mi boda con David. Jeremy insistía en que no me casara, que David no me iba a hacer feliz pero yo era muy terca en aquel entonces, así que después de mi despedida de soltera con las chicas, Jeremy pasó a buscarme y fuimos a su apartamento, tomamos vino, dijo que era mejor que los hombres que había visto en el bar y empezó a bailar para mí. Jeremy era un hombre moreno, de ojos café, sumamente hermoso y las cosas simplemente se dieron entre nosotros esa noche”

“¿Y luego?”

“Luego me casé con David y Jeremy murió en un accidente de auto dos años después, eso me devastó mucho y aún lo extraño. Era de las pocas personas en quien confiaba y quería con todo mi corazón”

“Lo siento mucho, Olivia”

“Sí, bueno. Tenía un tiempo sin recordarlo y siempre sonrío al hacerlo así que gracias a usted doctor por recordarmelo hoy”

“¿Sentías algo por él? Ademas de cariño, claro”

“Siempre hubo algo especial en Jeremy y en nuestra relación, por algo David lo odiaba. Jeremy me atraía pero él tenía novia luego yo empecé con David y como que nunca fue nuestro tiempo y por eso aquella noche fue tan especial para ambos” suspiré una vez más y continuamos con la sesión esta vez sobre imagen corporal, el doctor me dio varios ejercicios sencillos que debía realizar todos los días

“Comenzarás a hacer cambios que van a afectar el temperamento de David, si alguna vez necesitas ayuda o algo, por favor no dudes en llamarme” fueron sus palabras antes de irme mientras me entregaba una tarjeta con su número personal ¿Cambios en el temperamento de David? Esa frase se quedó conmigo cuando pasé por los chicos y volví a casa para preparar la cena, dejé todo en el horno y subí a darme un baño

“Bueno, no está tan mal ¿verdad?” dije al verme en ropa interior frente al espejo



“Eres bonita, Olivia” repetí frente al espejo por un par de segundos, la idea era reprogramar mis pensamientos por unos más bonitos y positivos “Eres una mujer de verdad, una luchadora. Eres hermosa” cantaba a medida que me iba quitando las prendas hasta quedar desnuda, miré las estrías en mis muslos, senos y abdomen “Llevaste vida en tu vientre, son marcas del milagro de la vida” pronuncié antes de entrar a la ducha y por primera vez en mucho tiempo consentir mi cuerpo, mi cabello, mi alma.

El doctor tenía razón, a veces consentirse a uno mismo con el más mínimo gesto hace una gran diferencia, me puse un vestido de seda que rozaba mi cuerpo como una delicada caricia, me recogí el cabello y apliqué apenas un poco de brillo en los labios, era un buen día. Me sentía bien. Al bajar David entraba por la puerta y se me quedó mirando fijamente de tal forma que me sentí cohibida "¿Por qué tan arreglada?" fueron sus palabras

"Hola David, buenas noches" le dije y lo vi morderse los labios "Nada en especial, me provocó vestirme. Ya voy a servir la cena, te esperamos" dio unos pasos hacia la escalera y se giró para tomarme del brazo

"Liv, quiero hablarte de algo ¿me acompañas un momento?"

"Ya subo, déjame revisar el horno" asintió y se veía extraño, algo iba a decirme. Revisé la cena y apagué el horno, se mantendría caliente. Al subir al cuarto lo encontré en bóxer sentado en la orilla de la cama con el rostro entre las manos, sentí algo de pena "Dave..." deslicé mis dedos por su brazo y se despejó el rostro, sus ojos estaban rojos y se notaba triste "¿Qué pasa? ¿Por qué estás así?"

"Mi papá tiene cáncer"

"¡Oh por Dios, David! Lo siento mucho ¿qué tan grave es?"

"Ya no hay nada que hacer, es cáncer de páncreas en estado avanzado" se abrazó a mi cuerpo e instintivamente lo rodeé con mis brazos, Lenis Miller lo era todo para David y la razón que nuestro hijo llevara su nombre, Lenis era un hombre admirable y le tenía mucho cariño, me dolía también el saber su condición "¿Qué voy a hacer sin él, Liv?" alzó el rostro y por primera vez en casi 10 año lo vi llorar

"Debes aprovechar el tiempo que te queda con él, Dave. Tratar de que esté lo más cómodo y tranquilo posible, que sienta que lo quieren, yo sé lo que significa tu padre para ti y de verdad siento mucho que esto pase pero aquí estoy si necesitas hablar o que me haga cargo de alguna cosa ¿sí?" me atreví a acariciarle el rostro y puso su mano sobre la mía

"Lo siento mucho, Liv" hizo una pausa "Por todo, de verdad lo siento" la aflicción en su voz me afectaba

"No es momento de eso. Ve a darte un baño y te esperamos para cenar ¿si? Preparé el pollo grillado con mostaza y nueces que te gusta" esbozó una pequeña sonrisa y se puso de pie, abrumándome con su cuerpo

"Gracias, Liv. No sé qué haría sin ti" el azul de sus ojos delataba la verdad tras sus palabras, a veces maldecía conocerle hasta el modo de caminar. La cena estuvo tranquila, Dave no miró su teléfono ni una sola vez y parecía realmente interesado en la historia de Natalia y las semifinales de soccer. Al final de la cena me quedé limpiando la mesa y colocando el lavavajillas. Al terminar le serví a David un trago y subí al cuarto para llevárselo, él estaba en la cama con la laptop en las piernas

“Te traje un trago” alzó la mirada y sonrió, era raro verlo en esa pose descansada y con el rostro destensado “Bourbon, solo un cubo de hielo” le dije y su sonrisa se hizo más amplia

“Gracias Liv” respondió al recibirlo, yo busqué mi ropa de dormir y entré al baño para cambiar mi vestido por una blusa y pantalón de seda azul marino “¿Me acompañas mañana a verlo?” preguntó con voz suave

“Sí, seguro. Cuando regreses del trabajo...”

“No” me interrumpió “Luego de dejar a los chicos en la escuela vamos a verlo ¿si?” me sorprendió su petición

“¿No vas a trabajar?”

“No tengo que ir a la oficina hasta el mediodía”

“Oh, está bien” tomé mis cosas

“¿Puedes quedarte conmigo?” me detuve con sus palabras “Por favor, Liv” tomé un respiro y accedí a quedarme, sentía lastima por él, tuve que escribirle a Tracy para cancelar nuestra salida mañana:

“Olivia: Debo cancelar la salida, el padre de Dave tiene cáncer e iremos mañana a verlo, lo siento amiga.

Tracy: Wooaa! Cáncer? Really? Imagino el troglodita está afectado ¿no? Digo, es su padre. Lo siento amiga.

Olivia: Está bastante afectado, hasta lloró un poco. Es raro!!

Tracy: ¡Ni qué lo digas! Yo hasta pensé era de piedra el hombre, bueno amiga estoy para lo que se te ofrezca y me escribes para saber del señor ¿si?

Olivia: Seguro, yo te escribo xxx”


Me acosté al lado de David que enseguida me rodeó con sus brazos, su aroma a jabón y rastros de su perfume inundaron agradablemente mis fosas nasales “Te amo, Liv, mi Liv” me besó la mejilla ¿Su Liv? Tenía mucho tiempo sin llamarme así, quise llorar, su actitud era rara

Al día siguiente llevé a los chicos a la escuela y regresé a la casa para irme con David a ver su papá, por lo que me dijo su hermana Tina viajaría de Francia para estar con ellos, así que las cosas probablemente eran graves. Al llegar fue Justine, la mamá de David quien nos recibió, con su impoluta presencia toda vestida de blanco y sin una mancha o arruga. Sus besos al aire para no tocar a nadie me desesperaban pero le seguía la corriente “¿Has ganado peso, Liv?” me dijo en tono juicioso y tuve que respirar profundo.

Por lo que Justine nos explicó, la cosa era grave, el cáncer estaba avanzado y si le quedaba dos meses era mucho ¡Por Dios, pobre hombre! Lo encontramos en el jardín con su taza de café y el Boston Post sobre la mesa “¡Livi, Dave, qué gusto verlos!” se levantó para saludarnos, era el único genuinamente feliz de verme, vi al par de hombres compartir un abrazo y era de las raras veces en que veía a David ser afectuoso con alguien, ni con su mamá. Lenis era un hombre sumamente divertido y el rato en verdad se hizo ameno, ver a David disfrutar de su padre era en verdad fascinante, se parecían mucho solo que Lenis era más abierto y afable.

“¿Olivia, podemos hablar?” pidió Justine con su chillona voz de mando y yo asentí, entramos a la casa y ella me miraba con sus prejuiciosos ojos “Mírate Olivia, estás hecha una bola ¿Crees que así debe lucir la esposa del dueño de City Bank? Por eso David debe buscar satisfacerse en otras mujeres ¡Mirate, estás hecha un asco!” la abofeteé, no una, sino dos veces con toda la rabia que había acumulado por años

“¿Quién se ha creído que es para insultarme así? Me vale mierda su opinión y lo que piense de mi peso ¡Es mi maldita vida no la suya!” alcé la voz y sentí que algo me poseía “Ya estoy harta ¡Harta de me crean inferior y me insulten como les dé la gana! ¡Pero ya no más!”

“¿Qué pasa aquí?” entraron Lenis y David con rostro afligido

“Pasa que tu mujercita es una salvaje que acaba de pegarme” dijo Justine en papel de víctima

“Sí, le pegué a tu madre porque me insultó y ya nunca más voy a permitir que tú o tu madre o cualquiera me hagan menos y me insulten por mi peso o lo que sea” David me miró sorprendido “Tengo una maldita enfermedad que no se ha podido controlar, estoy tomando una droga experimental y de paso tengo anemia severa por la maldita dieta que me impusiste ¿Feliz? ¿Felices todos? Igual soy una mujer fuerte y hermosa, me vale un pepino si ustedes creen que no encajo en sus estándares y tú David, si tanto tus amantes te vuelven loco ya vete con ellas, dame el divorcio y salimos de este infierno de matrimonio” todos me miraban consternados  “¡Maldita sea!” mascullé molesta y salí de ahí lo más rápido que pude y estallé en llanto al subir al auto, eran muchos años reprimida ¿Ahora iba a ser así? ¿Estallaría a la más mínima preocupación? Llamé al doctor Izambard

“Hola, buenas tardes” saludó con voz dulce

“Doctor”

“Olivia” pronunció lentamente mi nombre y mi cuerpo reaccionó al instante ¿Qué demonios? “¿Qué pasa? ¿Estás bien?”

“No, no lo estoy y disculpe que lo llame pero necesito hablar con alguien ¿Es posible?”

“¿Dónde estás?” su voz denotaba preocupación

“Cerca de Quincy”

“Bien, por la 95 cerca de ahí se encuentra un restaurante llamado Cesaria ¿puedes esperarme allí?”

“Sí...” dije y terminé la llamada antes de ocasionar un accidente entre mi llanto y el hablar por teléfono, tardé unos 10 minutos en llegar al lugar, nunca lo había visto aunque tampoco es que era una exploradora de la ciudad, me quedé en el auto respirando profundo para calmar mi ansiedad ¿Había hecho bien en llamarlo? Digo, es su trabajo pero a la vez me parecía descortés sacarlo de sus actividades por mi causa. Pocos minutos después lo vi llegar a los lejos ¡Vaya que era apuesto! Llevaba una gabardina oscura y la forma en que la luz del sol lo bañaba era como si se tratara de una deidad, podía seguir viéndolo pero decidí bajarme



"Olivia" su forma de pronunciar mi nombre nunca me decepcionaba

"Doctor Izambard, gracias por venir y disculpe haberlo sacado de sus cosas"

"No te preocupes, Olivia. No estaba haciendo nada importante tampoco" me dijo con una sonrisa "¿Entramos?" asentí e hicimos los propio, nos ofrecieron una mesa alejada del bullicio del centro y lo agradecí infinitamente "¿Te apetece tomar algo en especial?" me preguntó muy cortésmente cuando se acercó el mesero

"Una limonada frappé por favor" el chico asintió

"Lo mismo para mí y solo eso por el momento" el chico volvió a mover la cabeza y se alejó con nuestra pequeña orden "¿Quieres contarme lo qué pasó, Olivia?" fijó sus ojos y todo su cuerpo en mí, tenía su total atención y eso era bueno... Abrumador. Creo. Un poco. Decidí contarle de mi pequeño brote psicótico mientras él me escuchaba atentamente dejando que me expresara como quisiera "Te has reprimido durante muchos años, Olivia, tienes mucho qué decir y como empiezas a hacer cambios en tu vida es normal que estés más susceptible a los estímulos que antes solías ignorar. No es malo que te defiendas ni dejes que te insulten, claro que golpeando a tu suegra no es la solución" hizo una pausa y se inclinó hacia mi en la mesa "Aunque se lo merezca" me dijo divertido y no pude evitar reírme "En cuanto a lo de tu suegro, en verdad lo siento y es un poco comprensible el cambio de actitud de tu esposo pero no te dejes engañar, Olivia. Que baje la guardia y deje de lado los insultos por un tiempo no quiere decir que ha cambiado lo que es. Lo sabes ¿no?"

"Sí, lo sé pero también sé lo duro que es perder a alguien y más Lenis, a quien le tengo aprecio y es por mucho el más amable y humilde de toda su familia"

"Lo entiendo, Olivia pero escuchame algo..." me tomó de la mano y sentí mi corazón detenerse un segundo para latir tan fuerte que me palpitaban los oídos ¿Qué me pasaba? "Los dos van a estar en una posición vulnerable y todo lo que logres en este tiempo puede irse a la basura en un instante, te puede hacer creer que ha cambiado cuando en realidad no es así. Será solo un tiempo antes que vuelva a sus viejos hábitos" la crudeza de sus palabras me incomodaba, me solté de su mano y crucé los brazos sobre mi pecho en un gesto protector "No te estoy atacando, Olivia" se inclinó sobre la mesa y descruzó mis brazos "Es mi trabajo hacerte ver la realidad de las cosas y no dejar que retrocedas en lo que logras porque de verdad creo que puedes salir adelante y ser verdaderamente feliz" la convicción en su mirada y sus palabras de verdad lograban hacerme creer en lo que estaba diciendo

"Esto no es fácil para mí y me siento como un volcán a punto de estallar, siento que ya no soportaré las mierdas de nadie ni quiero hacerlo tampoco, ya no quiero ser la misma tonta de siempre, quiero tener paz mental y sentirme tranquila" su forma de mirarme era muy intensa, creo nunca nadie me había mirado de esa forma, con tanta atención y preocupación a la vez, se sentía genuinamente preocupado por mi bienestar y era reconfortante saber eso "Gracias" le dije con el nudo atravesado en mi garganta, no quería llorar en un restaurante a la vista de todos "Sé que su trabajo es hacerme escuchar y ver lo que no quiero para ayudarme a aceptar la realidad de las cosas" podía sentir sus pulgares acariciar mis brazos y erizar mi piel ¿Qué demonios?

“Los cambios nunca son algo fácil de asumir, Olivia” se retiró lentamente para volver por completo a su lugar, me sentí incompleta “Y muchas personas te van a juzgar por buscar lo que es mejor para tu bienestar, recuerda que lo haces por ti y por tus hijos, por nadie más. Y lo que digan otros no debes dejar que te afecten, reemplaza todo lo negativo por algo positivo ¿Si?” yo asentí

“¡Dios, soy un total desastre!” me llevé las manos al rostro “Siento que no tengo control sobre nada”

“Al contrario, Olivia. Estás recuperando el control sobre todo pero recuerda lo que te dije cuando sientas que vas a explotar”

“Apretar los labios y respirar profundo” él asintió “Sé que no es bueno ir por la vida explotando con todo el mundo”

“No, no lo es”

“Tengo hambre ¿Quiere comer?” asintió y ordenamos. Durante la comida tuvimos otro “time out” para hablar de nuestra afición por la fauna salvaje y de la fundación en Kenia que seguí cuando Jeremy murió “He organizado un concierto benéfico el mes próximo ¿le gustaría ir?” le pregunté “No es nada muy snob, lo prometo” me sonrió en respuesta

“Iré, seguro que si. Me gustaría mucho saber más de la fundación y tu iniciativa” miré la hora y resultaba increíble que ya casi me tocaba pasar por mis hijos a la escuela, el tiempo realmente vuela cuando estás entretenida “¿Debes irte?”

“Sí, me toca recoger a mis hijos” miró su reloj y se giró hacia mí sorprendido

“No me había dado cuenta que era tan tarde, debo tener pacientes esperándome” sacó su teléfono y lo vi encenderlo ¡Vaya! ¿Había apagado su teléfono para que no lo interrumpieran? ¡Eso si era una novedad en mi vida! Aunque yo también lo había apagado, luego de discutir unos minutos por quien iba a pagar la cuenta, accedió a que yo lo hiciera bajo la premisa de que esa comida no contaba como consulta

“Muchas gracias por todo, no tiene idea lo que significan estas horas hoy para mí” puso ambas manos en mis hombros y sus ojos azules me hicieron sentir completamente expuesta, casi como si estuviera desnuda emocionalmente ante él

“Me da gusto verte más tranquila y recuerda todo lo que hablamos ¿si?” yo asentí y él deslizó lentamente sus manos hasta tomar las mías, erizando cada rastro de piel a su paso ¡Joder!

“¿Puedo darle un abrazo?”

“No faltaba menos, claro que si” me envolvió entre sus brazos y sentí cada célula de mi cuerpo despertar de su letargo, me dejé llevar por su exquisita fragancia a loción de afeitar con toques de madera y había otro olor que no pude descifrar pero que me gustaba mucho, la punta de sus dedos recorrió mi espalda y suavemente dio por terminado el abrazo ¿Por qué? Yo quería seguir abrazándolo, era muy muy confortante. Al alzar la mirada pude notar que estaba tan afectado como yo por terminar el abrazo ¡Interesante!

“Muchas gracias por todo, doctor. Nos vemos el jueves ¿no?”

“Sí, claro. El jueves” dijo y así nos despedimos antes que cada quien tomara su camino, una extraña sensación de vacío me apretaba el corazón ¿Qué me estaba pasando con ese hombre? Probablemente era por mi estado vulnerable que me sentía así, sacudí la cabeza y emprendí mi camino para buscar a los chicos. Llegué unos minutos antes de la salida y encendí mi teléfono. 10 llamadas perdidas de Dave ¡10! nunca me había llamado tanto, ni estando de novios. Debía estar sumamente cabreado

“¡Liv!” Dave me tocó el vidrio dándome un susto que me hizo saltar del asiento, literalmente. Abrí la ventanilla asombrada de verlo

“Dave ¿qué haces aquí?”

“¿Qué crees que hago? Buscarte, te he llamado como loco ¿Dónde estabas?”

“Dando vueltas para calmarme”

“¿Podemos hablar? Por favor” me pidió de forma muy amable, cosa algo rara en él

“¿No deberías estar trabajando?”

“Sí, debería. Pero no puedo cuando mi esposa tiene un arrebato de golpear a mi madre y desaparecer por horas sin poder ser localizada” ¿Qué era eso en su rostro? ¿Preocupación? ¿Dave estaba preocupado? ¿Por mí? ¿Y no me estaba gritando o insultando por golpear a su madre ¡Eso era una verdadera novedad!

"Ya los chicos van a salir, déjame llevarlos a sus clases y hablamos en la casa ¿te parece?" fue mi propuesta

"Quita los seguros" me dijo y se subió del lado del copiloto

"¿Qué haces?"

"No me arriesgare a que huyas de nuevo" rodé los ojos y resoplé exasperada

"No voy a huir, David. Yo también quiero que hablemos"

"Igual aquí me quedo" dijo casi haciendo pucheros

"¿Y tu auto?"

"Luego lo mando a buscar, no hay problema" me encogí de hombros y bajé del auto al ver salir a los chicos, sus ricos abrazos de saludo eran como medicina. Me causó mucha risa verlos tan sorprendidos de encontrarse con su papá en el auto

"Natalia, toma tus barras energéticas" saqué de mi bolso las barritas de almendra que eran sus favoritas "Y tus frutos secos, Leny" mi hijo era literalmente adicto a las bolsas de frutos secos orgánicos y comía un poco de merienda cada día "Natalia, recuerda practicar el baile lírico que dentro de una semana es la presentación para tu ascenso ¿si?"

"Sí, mamá, estoy muy emocionada" me puso la mano en el hombro y sonreí

"¿Vas a tener un ascenso?" preguntó David

"¡Si!" respondió Natalia emocionada "Estoy en el equipo junior de baile y debo hacer una prueba para entrar al grupo senior"

"¿Un grupo más avanzado?"

"Si ¿No es emocionante?"

"Sí, lo es" respondió David y al mirarlo por un segundo vi una pequeña sonrisa en su rostro

"Leny, mi amor ¿recibiste la nota de tu reporte de historia?"

"Sí mamá, me dieron un 10 por mi comparación entre las dictaduras en el continente americano y europeo" me dijo con voz orgullosa y no pude evitar sonreír

"Felicidades mi amor, era un reporte excelente"

"Gracias por la idea de contrastar como anexo las formas de gobierno de Asia y África, la maestra me dijo que era uno de los reportes más detallados y analíticos que había leído sobre el tema" mi pequeño Leny era todo un cerebrito y me sentía orgullosa de él

"¿Puedo leer el reporte?" preguntó David y Leny se lo pasó, el gran 10 en tinta roja sobresalía en la portada, vi a David sumirse con interés en la lectura, en un semáforo me giré para mirar a Leny que me señaló a su papá y yo me encogí de hombros "¿Lo hiciste tú solo?" preguntó David

"Sí, la última página fue una sugerencia de mamá y yo la desarrollé"

"Es lo mejor que he leído en mucho tiempo" dijo y me sentí entrar en la dimensión desconocida ¿David haciéndole un cumplido a Leny? "Felicidades, hijo ¿Te importa si me lo quedo?" lo miré y él se encogió de hombros

"No hay problema, tengo una copia en la computadora" respondió Leny y justo llegamos al lugar donde Natalia tomaba sus clases de danza y en el edificio de al lado Leny sus clases de matemática, me bajé para dejarlos a cada uno en sus respectivas clases y volví al auto para enfrentar mi conversación con David...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 3

Mensaje por Gaby_kdsh el Lun Ago 15, 2016 9:29 am

Ok ya me puse al corriente.
Ay yo los odio a todos xD a Olivia me cae mal ppr tonta, David por troglodita, sebas es el que menos mal me cae, creo que me unire al club del odio.

Espero el siguiente
avatar
Gaby_kdsh
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 3

Mensaje por Emma Lambert el Lun Ago 15, 2016 6:00 pm

Vale lo que diga va a hacer que arda Troya pero.... creo que David es buena persona lo que pasa es que está sobrepasado por todo, por su vida, por su poder la soledad de las personas poderosas es conocidas por todos y encima debe compaginar con su vida marital y sus amantes por no mencionar la terrible enfermedad de su padre, debe ser devastador

Encima Oliva también se hace notar por el tema que trató su psicólogo, ok, no sé porque diablos debe Izambard aconsejar a Olivia de que no se fie de su esposo justo en el momento en que está tan vulnerable

No creo que Dave sea malo, en el fondo el sabe los fallos que comete y lo más importante ha pedido perdón por ello, si Oliva se siente mal con el pues que se divorcie

Gracias por publicar yo siempre tan defensora de mi Dave jajajajaja muacccks guapa
avatar
Emma Lambert
Lectora VIP
Lectora VIP


Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 3

Mensaje por Samantha_Katherina el Lun Ago 15, 2016 11:35 pm

Ok! Ya me puse al día!!

Me pregunto si el Dr. Izambard es asuí con todos sus pacientes. Deja todo y a todos para ir a su encuentro dentro y fuera del consultorio. Me parece muy bonito, se nota que tiene vocación, pero aquí esta pasando una de dos: O Izambard no tiene vida social, o está comenzando a buscar lo que no se le ha perdido. osea osea osea osea

La oficina de Atención de a la Víctima de cualquier fiscalía en mi país, está abarrotada por denuncias de violencia de género. Lo curioso de esto es que muy pocas son las que prosperan, y generalmente es porque la misma mujer decide no seguir con el proceso legal. Ojala Olivia no le de muchas largas a ese asunto y se aleje de Dave de una vez por todas. Al golpearla ya cruzó el límite.

Tengo la impresión que Dave sacará su lado bueno, y estará tan vulnerable por la enfermedad de su padre que Olivia no lo abandonará.... ¡Que tonta eres Liv!

Izambard.... si, muy lindo... Pero me recuerda a Bella Swam describiendo a Edward Cullem. ¿Es que acaso ese hombre no tiene defectos? No se... tal vez ¿una espinilla? Algo me dice que atrás de esa apariencia hay toda una historia macabra; seguramente la esposa resulta estar viva y bien loca, o tiene un cuarto purpura en el ático de su casa.

A ver..... Ahora mi gran pregunta es....

¿CUANDO RAYOS SE VAN A DIVORCIAR PARA QUE APAREZCA EL ABOGADO BÜHLER???? SEGURAMENTE ES EL MEJOR AMIGO DE DAVID Y ES TAN TROGLODITA COMO ÉL.

¿Lo vez Virginia Dorothea de la Santisima Trinidad Locurto Curtico? Eres mala, tan mala como la morcilla con fororo y pizca andina.



avatar
Samantha_Katherina
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 3

Mensaje por Yazz Black el Dom Ago 28, 2016 3:12 pm


Ooooodio.. detesto a esta piruja..

Sigo pensando..y porque no incluiste a Carlitos..???
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 3

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.