Últimos temas
» Send My Love Capítulo 40
Lun Mar 20, 2017 7:29 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 29-30
Lun Mar 20, 2017 5:58 am por Gaby_kdsh

» CAPITULO VIII
Dom Mar 19, 2017 10:23 am por lukelly

» CAPITULO VI
Sáb Mar 18, 2017 6:23 pm por lukelly

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 9:
Vie Mar 17, 2017 5:32 pm por Diva_Miller

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 8:
Mar Mar 14, 2017 1:19 pm por Diva_Miller

» I'm No Angel. Capítulo 27-28
Sáb Mar 11, 2017 11:19 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 39
Sáb Mar 11, 2017 2:39 pm por NATHYLÓPEZ

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 7:
Jue Mar 09, 2017 10:28 pm por juanny

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 4

Mensaje por virginia2604 el Vie Ago 19, 2016 9:49 am

Hooolaaaa hoolaaaa mis bellas lectoras ¿Qué tal su semana? Espero que más tranquila que la mía, les dejo un nuevo cap para que lo disfruten el fin de semana, me toca trabajar y por eso se los dejo hoy temprano  dormir  cry2  Gracias una vez más a todas las que leen... Conocemos un poquito más al Dr.Izambard, David puede sumar puntos con sus defensoras y ustedes serán las jueces  lol!  lol!  demon  demon  demon  ¡Feliz fin de semana!  besito  copa

CAPÍTULO 4

BOSTON, MASSACHUSETTS


“¿Podemos ir por un café?” propuso y accedí, estar en territorio neutral podía ser bueno, quizás así no estallaría y a él le tocaría contenerse, manejé hasta el 1369 Coffee House donde servían unos espressos deliciosos, vi a David quitarse la corbata y la chaqueta antes de bajarnos, ese simple gesto suavizaba todo su aspecto

“Bien David, aquí estamos” le dije al tomar una mesa en una esquina

“¿Tienes hambre?”

“No, ya comí pero te acompaño con un café si quieres”

“Bien” ordenó un panini para él junto a un capuccino y un espresso para mí “Liv ¿qué pasa? ¿Qué te sucedió hoy?”

“Sucede que estoy cansada, David. Cansada de que me insultes y me menosprecies, cansada del hecho que porque tú lo hagas hasta tu madre quiera hacerlo, yo no soy de hierro, tengo sentimientos ¿Sabes? Pero ya no más, ya no estoy dispuesta a aguantar más insultos, más maltratos ni nada que se le parezca” señalé mi mejilla y él de inmediato agachó la mirada ¿Qué estaba viendo? ¿Una señal de remordimiento? ¿Culpa? ¿Estaba soñando lo que veía? “No es ese el ejemplo que quiero darle a mis hijos, no quiero que crean que esa es la forma correcta de tratar a una mujer, que un matrimonio es cruzar palabras para insultarse, no quiero que sean emocionalmente incapacitados”

“Lo siento mucho, Liv. Perdoname”

“No bastan las palabras, David. Han sido muchos años de abuso de tu parte para conmigo, para con los niños y no, no hace falta dar un golpe para lastimar a alguien, los golpes emocionales duelen más que los físicos ¿Sabes que me dijo Leny luego de nuestra discusión?” negó con la cabeza “Que deberíamos separarnos porque él no veía feliz a su mamá y que nos prefería separados a como estamos ahora ¿Te das cuenta, David? ¿Ves hasta los extremos que ha llegado esto?”

“¡Dios!” se frotó el rostro y podía notar la frustración en sus gestos “Liv, amor” me tomó de las manos y fijó sus grandes ojos azules en mí “Yo te amo” me solté de sus manos

“¿Me amas? ¿De verdad?”

“De verdad y sé que he sido un estúpido, un imbécil y te he herido mucho pero no quiero perderte, no quiero perder a nuestros hijos”

“Eso lo hubieras pensado antes, David” tragué grueso y podía sentir la tensión acumularse entre nosotros, pero ya había empezado y debía seguir “Antes de Sandra, Nina, Sierra, Nadine, Esther, Mary, Leighton, Susan, Andrea, Nicole, Lindsay, Crystal, Lisseth, Charlotte y ahora Irina, sin contar tus viajes de fin de semana, supongo son muchas más y cada una más joven ¿Qué quieres demostrar, David? Yo no tengo la culpa que mi cuerpo haya cambiado ni que tú me hayas cambiado”

“Ninguna ha significado nada, Liv. Yo a quien amo es a ti”

“Lo siento, David. Yo ya no te amo” tan pronto esa frase salió de mi boca me llevé las manos al rostro ¿De verdad había dicho eso? ¡Oh por Dios, iba a estallar la bomba atómica ahora! Sus ojos se abrieron en sorpresa y su rostro adquirió una tonalidad rosácea de cuando se molestaba

“¿Cómo? ¿De verdad ya no me amas? Es por otro ¿Verdad? ¿Quién es?” hablaba atropelladamente, casi hiperventilando

“No se necesita a otro hombre para dejar de amar a alguien cuando la otra persona ha hecho hasta lo imposible para destruir hasta la última gota de amor que había, esta es una calle de dos vías y por muchos años he sido solo yo en este matrimonio y ya me cansé, David. Yo voy a estar contigo con lo de tu papá y demás, pero nada más y no, no voy a disculparme con tu madre por defenderme, ella me ofendió y humilló, no lo pienso tolerar más. Nunca más” ¡Vaya! ¿Qué se me había metido ese día? Apenas y podía reconocer a la mujer que hablaba

“Liv, por favor. Tú no puedes dejarme, nosotros no podemos separarnos ¿Qué va a decir la gente?” el tono de su voz destilaba molestia y algo más que no lograba descifrar

“¿Es eso lo único que te importa? ¡Qué banal eres! A mi me importan mis hijos, me importo yo, lo que digan los demás será el chisme por unos días hasta que algo nuevo aparezca y se olviden de lo qué pasó, que me hayas puesto la mano encima fue la gota que derramó el vaso, lo que me hizo terminar de decidirme a cambiar y a romper este destructivo círculo vicioso en el que estoy contigo” la rara vena en su frente empezaba a abultarse y palpitar mientras se apretaba las manos o se frotaba el rostro con rudeza. Estaba molesto. Verdaderamente molesto.

“¡Por Dios, Liv!” puso las manos abiertas sobre la mesa de tal forma que las tazas vibraron por el golpe “Podemos mejorar nuestra relación, puedo cambiar”

“¿Por qué haces esto, Dave? ¿Te sientes vulnerable porque tu papá está enfermo? ¿Irina te dejó?” me miró como si lo hubiese ofendido “En verdad no lo entiendo, en casi diez años ni te has molestado en querer tener una conversación profunda conmigo o tan siquiera me has preguntado qué tal ha ido mi día y ahora me dices que me amas y que no quieres dejarme ¿Qué te pasa, ah?” ¿Qué te pasa a ti, Olivia? Esa mujer no la reconozco y se siente jodidamente bien, pensaba mientras veía a David perder todo su brillo y pose de superioridad ante mis palabras

“¡Joder que te amo!” golpeó de nuevo la mesa, logrando que varios clientes se voltearan a mirarnos “Hablar hoy con mi padre luego que te fuiste me hizo caer en cuenta lo equivocado que he estado todos estos años y como le he hecho daño a la única mujer que ha estado a mi lado siempre sin nunca pedir nada a cambio y yo he sido un cerdo egoísta que nunca ha sabido darte tu lugar más que para mostrarte a la sociedad y ahora ni eso, estoy muy arrepentido, Liv. De verdad lo estoy” Y si, lo estaba, su mirada, su cuerpo, su energía lo delataba por completo. Verlo así me hacía sentir muy extraña, de esto era lo que hablaba el doctor Izambard cuando me decía que David iba a cambiar sus modos por estar en una posición vulnerable a causa de lo que sucedía con su papá. El no va a cambiar, Liv. Se fuerte, me repetía mentalmente. Había esperado por años esas palabras y ahora que finalmente llegaban no me sabían a nada, no me ocasionaban nada.

Justo en ese momento empezó a sonar mi teléfono, era Lenis y tuve que contestar

"Lenis, hola"

"Olivia, cariño ¿Te molestaría que vaya a cenar esta noche a tu casa? Mi esposa no irá, lo prometo. Quiero ver a mis nietos"

"Sí, no hay problema y disculpa lo de esta tarde, yo no quise..."

"Tranquila muchacha, tranquila. Yo entiendo, de verdad ¿Nos vemos más tarde entonces?"

"Sí, nos vemos más tarde Lenis" terminé la llamada y Dave me miraba fijamente "Tu papá va a cenar con nosotros esta noche, sin tu mamá"

"No estoy de humor para cenas"

"Es por tu papá, lo mejor será que nos vayamos, debo comprar las cosas para la cena y buscar a los chicos"

"No hemos terminado de hablar, Liv. Tú y yo no hemos terminado"

"¿Qué más hay para decir, Dave? Ya yo dije lo que pensaba, podemos hablar luego si tienes más que decir de todo esto"

"Por supuesto que tengo más que decir, mucho más" me dijo afligido

"Está bien, hablaremos de esto de nuevo, pero no ahora. Vamos a darle una cena tranquila a tu papá con sus nietos ¿si?"

"Está bien..." me dijo con cierto desgano, pagó la cuenta y salimos de ahí. Me sorprendió que quisiera ir al supermercado conmigo y meter en el carrito algunas de sus cosas favoritas "Recuerdo cuanto te gustaba este chocolate" tomó una caja de bombones franceses que me gustaban mucho, la destapó y llevó uno a mi boca, antes que pudiera reaccionar ya estaba saboreando la dulzura del chocolate con centro de avellanas cremosas

"Siguen siendo igual de ricos ¡Oh dios!" me corrió un poco de crema por los labios y Dave se apresuró en limpiarla con sus dedos para luego llevárselos a la boca en un gesto que era innegablemente sensual ¿Ese sería su juego ahora? Si así era iba a traerme muchos problemas, por el momento me convenía llevar la fiesta en paz, no quería darle otro espectáculo a mi suegro y menos en su estado de salud.

Terminamos las compras y pasamos buscando a los chicos para volver a casa
"Voy a darme un baño" dijo Dave antes de subir y yo mandar a los chicos a hacer lo mismo mientras empezaba a preparar la cena, cordero asado con ensalada de papás y espárragos con salsa vienesa de ruibarbo ¡Toda una exquisitez! Cocinar era mi pasión oculta y aunque no tenía demasiado libertad en momentos así podía trabajar a mis anchas. La idea de escribirle me rondaba la cabeza desde que salí del café y me ponía nerviosa de tan solo pensarlo pero era mi médico ¿No? Creo le interesaría saber de mi avance ¿Cierto? Para despejar las dudas hice uso de mi nueva adquirida fuerza para escribirle:

"Olivia: La respuesta a su pregunta: Ya no lo amo y se lo dije, ahora insiste en que me ama y no quiere dejarme"

Presioné enviar y de inmediato lo borré del buzón de salida, lo guardé en mi jean y seguí con la preparación de la comida "El abuelo viene a cenar ¿por qué no preparan el pudin que tanto le gusta que ustedes hagan?" le propuse a mis hijos y ellos con tal de meter sus dedos en algo dulce hacían cualquier cosa. Debo admitir que me gustaba tenerlos de compañeros en la cocina y que probaran lo que iba preparando, ellos eran mis más grandes admiradores culinarios y lograr que Leny se comiera los espárragos era un milagro que lograba la salsa vienesa de ruibarbo, no los comía solos pero con la salsa se los tragaba y era una forma de hacerlo comer verduras y vegetales. Natalia por su parte era buena boca y como a su padre, le gustaba la comida saludable. Dave bajó rato después y tenía mucho tiempo sin verlo en jeans y camiseta, casi olvidaba lo que era su estilo casual porque siempre usaba trajes

"¿Qué huele tan rico?" preguntó dando un vistazo a las ollas de la cocina

"La cena especial del abuelo y nosotros estamos preparando su pudin favorito ¿quieres probar? Solo falta meterlo al freezer" le dijo Natalia muy entusiasmada a David que sorpresivamente accedió a probar e incluso elogió el trabajo de los niños ¿Quién era ese hombre y que había hecho con David? La vibración de mi teléfono me sacó de mis pensamientos, era un mensaje del doctor:

"Dr. Izambard: Has llegado muy rápido a esa conclusión, es bueno que hagas insight. En cuanto a lo otro, es de esperarse que quiera retenerte, sabe que ninguna de sus amantes soportaría lo que tú ni tiene material de esposa y madre, sin contar el terrible daño a su imagen con una separación. Espero verte el jueves y hablar mejor de esto"

Decidí responderle al momento:

"Olivia: Yo también quiero hablar de esto a detalle, hoy sucedieron muchas cosas y me gustaría saber su opinión. No quiero perder el poco avance que llevo y en efecto, ha sucedido todo lo que me ha dicho sobre el cambio de actitud en David. Creo debería estudiar psiquiatría, es casi como adivinar el futuro. Casi"

Recibí su respuesta casi al instante:

"Dr. Izambard: Es casi casi como leer las cartas, aunque el ser humano es sumamente predecible en sus acciones, somos animales de hábitos y costumbres que una vez establecidas son muy difíciles de cambiar. Claro, hay sus excepciones a la regla y son por esas excepciones que hago lo que hago

Olivia: Espero estar entre esas excepciones. Trabajaré por eso. Por ahora debo volver a mi realidad, cena con mi suegro esta noche. Espero verlo el jueves. Feliz noche, Dr. Izambard...

Dr. Izambard: Nos vemos el jueves y espero vaya todo bien en la cena. Feliz noche, Olivia"


Leí y releí el mensaje sin poder evitar escuchar su voz al pronunciar mi nombre y sentir que me volvía el alma al cuerpo. Borré todos los mensajes y subí a alistarme para la cena con mi suegro.



Lenis llegó puntual y debo admitir que se veía bastante bien, no parecía enfermo pero por lo poco que nos habían contado temprano ese tipo de cáncer no daba síntomas hasta en etapas avanzadas y Lenis solo quería aprovechar sus últimos días en familia y no metido en un cuarto de hospital y creo que si estuviera en su posición haría lo mismo, a los chicos les encantaba pasar tiempo con su abuelo y Lenis se veía verdaderamente feliz estando con ellos. Debo admitir que el hecho que Dave estuviera tan relajado y abierto hizo de la cena algo mucho más ameno, incluso presumió el ensayo de Leny y le pidió a Natalia que mostrara su rutina para el ascenso, yo estaba impresionada, por decir lo mínimo. Si ese cambio hubiese llegado al menos una semana antes las cosas serían diferentes, probablemente en nuestra conversación le hubiese dicho que lo perdonaba y que lo intentaríamos de nuevo pero ya no, le tenía mucho cariño a David pero ese amor con el que me casé ya no estaba ahí y eso ya lo sabía, solo necesitaba me forzaran a pensar un poco más para asumir la realidad de las cosas, no podía cantar victoria.

Cuando David Miller se proponía algo siempre lo lograba, atenciones y gestos no iban a faltarle en su lucha por mantenerme a su lado y probablemente en algún momento de debilidad podía cometer un error, demasiada historia y conocernos bien como para saber donde golpear o donde estimular al otro "Olivia, hija ¿podemos hablar?" me pidió Lenis y salimos al jardín para admirar la noche

"Antes que digas algo quiero disculparme por mi arrebato, fue irrespetuoso para ti y no merecías ver eso, de verdad lo lamento" me miró con una sonrisa y tomó mis manos

"Hija, no te preocupes, he sido testigo como mi esposa te humilla y a decir verdad hasta gusto me ha dado ver que por fin te defendiste y siempre debes hacerlo, ya sea con mi esposa o con David"

"Lenis"

"Ya me contó lo que te ha hecho y quiero que sepas que si quieres separarte yo estoy de tu lado..." sus palabras me sorprendieron demasiado "Tiene a su lado a una mujer extraordinaria que le ha aguantado demasiado. Eres una mujer joven, noble, inteligente y una madre maravillosa, lamentablemente mi hijo no ha sabido valorarte y en tus ojos se nota que ya no lo amas. No te ates a un matrimonio sin amor por guardar las apariencias, mejor tener paz mental que paz social y cree las palabras de un viejo que ha vivido años un calvario" suspiró nostálgico y le apreté las manos "Yo muchas veces quise dejar a Justine pero pensaba en mis hijos y ella en la opinión de los demás y mira lo que ha pasado, mis hijos son incapaces de amar como es debido y tú, tú mi querida Liv has sido como una hija desde el momento que Dave te llevó a casa y te quiero mucho, me gustaría verte feliz antes de irme al otro mundo..." sentí un nudo formarse en mi garganta

"Lenis, yo también te quiero" lo abracé "Jamás podré agradecerte todo lo que has hecho por mi y el cariño que me has dado"

"Al contrario hija, gracias por todo tu esfuerzo y dedicación para nuestra familia, por hacerte cargo de criar sola a mis nietos y hacer un trabajo excepcional, tienen sentimientos hermosos gracias a ti y no son presumidos ni egocéntricos porque no se los has permitido, valoran y agradecen lo que tienen y me llena de orgullo verlo crecer como buenas personas, mejor madre que tú no pueden tener" no pude contener más las lagrimas y Lenis me abrazó con más fuerza

"Gracias Lenis, no sabes lo bien que me hace escuchar tus palabras"

"Quiero que nos veamos mañana, hay algo que quiero darte pero no quiero que mi esposa o Dave lo sepan todavía ¿Podrás?"

"¿De qué se trata?" le pregunté intrigada, había despertado mi curiosidad

"Prefiero lo veas ¿Mañana a las 10am en el Canadian Bank?" ¿Me estaba citando en un banco que no era el suyo? ¡Vaya,vaya, interesante! Accedí sin preguntar más y luego de besarme la frente volvimos adentro para terminar una muy interesante y bizarra velada familiar.

Al día siguiente me encontré con mi suegro en el Canadian Bank como acordamos y la gran sorpresa era que me dejaba una fuerte suma de dinero para poder divorciarme cómodamente de David “¿Por qué haces esto por mí, Lenis? No lo entiendo” le dije mirando confundida los números

“Porque conozco a mi hijo y a mi esposa, cuando ya no esté quiero que quedes protegida para que puedas proteger a mis nietos, a ellos les dejé algo aparte para cuando cumplan la mayoría de edad que mientras eso llegue tú lo vas a manejar, sabes de finanzas y estoy seguro harás un buen trabajo, confío en ti más que en mi esposa” no pude evitar sonreír y sus palabras me llenaban de fuerza y confianza, era bonito que alguien creyera así en uno “Sé que David a duras penas te dejó terminar la carrera y nunca ha querido que trabajes, por eso quiero que quedes protegida cuando estalle la bomba atómica”

“¡Lenis!”

“Es la verdad, hija. Mi esposa probablemente se infarte y David no lo va a tomar nada bien, así que puedes hacer con el dinero lo que quieras, ya hablé con mi abogad de confianza” me entregó la tarjeta “Cuando lo decidas puedes llamarlo y él va a ayudarte para que no quieran verte la cara de tonta ni te pongan miles de trabas” Mi suegro me estaba dando todas las herramientas para acabar mi matrimonio con su hijo ¡Dios santo!

“Yo no sé qué decir, Lenis. Sabes que nunca he estado tras el dinero de David o de la familia, yo en verdad me casé enamorada”

“Lo sé Olivia y por eso te estoy dando esto, mereces vivir cómodamente y ser feliz, yo no tuve el valor pero sé que tú si lo tienes y es mi hijo y me duele pero sé reconocer cuando la gente se equivoca y mi hijo y esposa se han equivocado mucho contigo durante demasiado tiempo”

“No sé si pueda aceptarlo, es demasiado”

“Quieras o no es tuyo y está protegido contra viento y marea para que no te quiten ni un centavo con la separación”

“¡Dios, Lenis!” lo abracé con fuerza, no tenía palabras de agradecimiento para lo que ese hombre estaba haciendo por mí “Yo le prometí a David que me quedaría a su lado con todo esto...” hice una pausa “Ya sabes”

“Lo sé y te lo agradezco, eres una hija para mí, Olivia. Ya sabes que Tina no ve más allá de su bolso Chanel y el mantenido de su esposo Jason” yo asentí. Tina era el vivo retrato de Justine, igual de prejuiciosa, snob, odiosa y egocéntrica, se daba la gran vida en Europa junto a su esposo que no trabajaba en nada, solo gastaba el dinero de la familia Miller en tonterías

“Gracias por la confianza Lenis y gracias por todo esto, de verdad” sonrió y me besó la frente, él siempre había sido muy cariñoso y generoso conmigo pero esta vez era algo gigantesco lo que me estaba dando.

Al día siguiente era mi cita con el Dr. Izambard y me sentía muy bien, era uno de esos días donde te sientes fuerte y quise arreglarme. Me puse un vestido de satén rojo con estampados, zapatos negros y el cabello suelto "Hello mama, you're looking good" me dije frente al espejo con una sonrisa y ese ejercicio de halagarme todos los días cada vez que me mirara al espejo en verdad empezaba a hacer efecto en mí.



Pasé comprando café para acompañar los brownies que había preparado la noche anterior junto a Leny "¿Café y brownies? ¿Qué he hecho para merecer este trato de estrella?" bromeó el Dr. Izambard cuando llegué y él ¡Oh my! Llevaba un suéter azul oscuro que resaltaba sus ojos de forma espectacular, no podía no mirarlos "Gracias Olivia" nunca me decepcionaba al llamarme por mi nombre, nunca

“Hay mucho que contar hoy pero ¿Tomamos café primero?” le propuse y me regaló una de sus arrebatadoras sonrisas que me aceleraba el corazón. En el “time out” de ese día le pregunté por una cicatriz en su cuello y me contó que de pequeño tuvo meningitis y estuvo en terapia intensiva por varios días y no sé si era estrategia de los psiquiatras para quitar la brecha con los pacientes pero me hizo sentir muy conectada con él de cierta forma y le conté algo que nunca le había contado a nadie, ni siquiera a Tracy o al difunto Jeremy “Tengo una cicatriz en la espalda, bastante grande” abrí el lateral de mi vestido y se la mostré, me fascinaba la forma como su mirada y todo su cuerpo me daban completa atención

“¿Qué te sucedió?”

“Mi primo Gary llegó de visita cuando yo tenía 12 años, él estaba en la universidad y yo no lo veía desde muy pequeña y fue a casa a pasar unos días, primero solo era muy cariñoso, me abrazaba y besaba mucho, más de lo que era normal pero mamá decía que así era él y no le dio importancia. Una noche yo estaba durmiendo en el cuarto de abajo porque mi piso de madera tenía termitas y papá había echado un liquido que olía horrible, mis padres habían salido y Gary me despertó porque sentí sus manos meterse bajo mi blusa, le pregunté qué hacía y me tocó entre las piernas por encima de la ropa, alegando que solo quería jugar conmigo y que si lo quería iba a quedarme callada...” podía ver la azul mirada del Dr. Izambard tomar una tonalidad oscura y hacer una mueca de disgusto

“¿Te hizo daño?”

“Salí corriendo y él me persiguió por toda la casa, me tumbó al piso y me rompió la blusa, apretó mis senos tan fuerte que sentí explotarían” se me hizo un nudo en la garganta al contar eso, nadie lo sabía

“Olivia...” el doctor Izambard se levantó para sentarse en la mesa que separaba los dos sofás y tomarme de la mano en un gesto de apoyo que agradecí

“Cuando quiso bajarme el short pude levantarme y correr, la puerta trasera estaba abierta pero al salir me tropecé con los materiales de construcción que estaba atrás por lo del jardín nuevo y una gran viga de madera me atravesó la espalda. Gary entró en pánico y lo próximo que recuerdo fue despertarme en el hospital, recibí un regaño porque Gary les dijo a mis padres que yo intenté escaparme de la casa con un tipo y él al querer detenerme y yo correr me caí ¿Puede creerlo?” él negó con la cabeza “La viga estuvo a milímetros de perforarme un pulmón, luego de ahí Gary nunca más nos visitó y hasta el sol de hoy no lo he visto más desde ese momento”

“¿Nadie más sabe de esto?” negué con la cabeza “¿Por qué?”

“¿Cómo le explicas a la gente que tu primo intentó abusar de ti sin que te tengan lástima o te miren como loca? Prefiero decir que estaba haciendo travesuras y me caí, cuando David y yo hicimos el amor por primera vez recuerdo que se ofreció a pagar unas sesiones de láser para desaparecerla, yo me negué. Era mi cicatriz, mi recordatorio de que sobreviví a algo que pudo haber sido peor, entonces desde ese  momento David  y yo solo tuvimos sexo con él arriba o yo arriba pero nada más, nunca una posición que lo dejara ver la cicatriz, creo le incomodaba que no fuera perfecta, no lo sé” me encogí de hombros

“Hasta más hermosa te hacen las cicatrices de guerra” dijo y lo vi morderse los labios al instante, me preguntaba como se sentiría su boca en mi piel ¡Basta Olivia! Me recriminé al instante “Las cicatrices no nos restan belleza física creo que dan profundidad a la persona, te hacen interesante, tienes una historia que contar y alguien querrá descubrirla” se puso de pie y se levantó el suéter ¡Oh my! Había una línea tortuosa cerca de su cadera izquierda, su cuerpo era muy masculino, ni muy delgado ni muy fornido, en la medida justa de todo

“¿Qué le pasó?”

“Hace tres años en un viaje a New York para una conferencia intentaron robarme en el subterráneo, llevaba mi tesis de doctorado en el maletín y al resistirme recibí una puñalada, parece increíble como las personas ni se inmutaron, gracias a una amable señora que llamó a emergencias es que estoy aquí”

“¡Vaya! Lo siento mucho pero me alegra esté aquí y poder conocerlo, ha cambiado mi vida en un par de sesiones”

“Tú has hecho todos los cambios, Olivia, yo solo te he dado las herramientas” sonreí y mientras comía trocito a trocito mi brownie le fui relatando la conversación con David y lo de mi suegro pero él estaba más enfocado en mis sentimientos y pensamientos con respecto a todo lo sucedido dándome un insight mucho más personal que en las otras sesiones que me hicieron admirarlo aún más y de alguna forma sentirme cercana a él, era el primer hombre a quien le exponía toda mi vida de esa manera, me sentía a gusto con él a pesar del hecho de ser médico había algo que me alentaba a querer seguirlo viendo y hablando con él. Esa sesión fue sumamente interesante y agradable, además pude entregarle la invitación para la gala de caridad por lo de la fundación en Kenia.

Luego de esa sesión y un delicioso abrazo de despedida del Dr. Izambard salí un poco más tranquila a buscar a mis hijos y luego arreglarme para la bendita cena del corporativo del banco y a la cual David insistentemente quería que fuera, llamé a la niñera para que se quedara con los chicos, David llegó temprano a casa para cambiarse mientras yo me alistaba también, un vestido rojo con fino encaje de mangas hasta la rodilla, zapatos negros, el cabello suelto y poco maquillaje, nunca había sido de esas esposas que usan lo más llamativo para que todos las miren y tampoco me gustaba



"¡Qué bella te ves, Liv!" las palabras de Dave eran sentidas y su forma de mirarme me hizo recordar cuando apenas empezábamos a salir

"Gracias, te ves muy bien esta noche" acomodé el pañuelo de su bolsillo que estaba un poco torcido, él puso su mano sobre la mía sin dejar de mirarme. Esa mirada, esos ojos azules que solían volverme loca y perder la cabeza ahora solo me inspiraban cariño, siempre iba a querer a David, 15 años juntos y dos hijos pesaban en nuestra historia

"Tengo algo para ti" sacó de su chaqueta un caja de terciopelo, era una joya sin duda, un brazalete de zafiros hermosísimo "Quiero que lo uses esta noche ¿Si? Es tuyo" me tomó de la mano para ponermelo y deslizar sus dedos hasta donde reposaba mi anillo de compromiso y el de matrimonio, los miró por un par de segundos y volvió la vista hacia mí "Te amo, Liv" me acarició la mejilla

"Gracias por el brazalete, está hermoso ¿Nos vamos?" asintió con pesar y luego de despedirnos de los niños partimos a la bendita cena. Al llegar me aferré a su brazo como era costumbre en esos eventos y puse mi mejor sonrisa. Todos los presentes del corporativo me conocían y saludaban con amabilidad, a pesar que David siempre era muy serio yo intentaba llevarme bien y compensar un poco la dureza de Dave, me los había ganado y de vez en cuando ayudaba a quien lo necesitara y así también había conseguido mucha colaboración para la fundación en Kenia y otro par de eventos benéficos que había hecho, pero en esta ocasión Dave no me soltaba ni un instante y más bien buscaba elogiarme e incluirme en sus conversaciones de negocios ¿Quién era este hombre que veía ante mí? ¿Dónde había estado metido durante tantos años? Y aunque habían muchos snobs presentes también habían personas mucho más gratas y amables con las cuales buscaba siempre conversar.

Muchas me veían prejuiciosas por mi peso y ni disimulaban en hacer comentarios pero estaba aprendiendo a construír mi traje de ballena y no me afectaba tanto como lo hubiera hecho un par de semanas atrás. Me disculpé en un momento para ir al baño, la champaña quería salir y entonces la vi, saliendo del baño estaba Irina Williams con un ceñido vestido rojo no muy apropiado para la ocasión



Me miró despectivamente y yo le sostuve la mirada antes de pasar por su lado para entrar al baño, repentinamente se me habían quitado las ganas pero sino iba me arrepentiría luego, descargué obligada mi vejiga y al salir del cubículo estaba ella de nuevo, esperándome ¿Cuál era su problema? "¿Quieres decirme algo?" le pregunté mientras me lavaba las manos y ella fijó su vista en mi brillante brazalete

"¿Por qué no terminas de dejar a David de una vez por todas?" me dijo

"¿Perdón?" me giré para mirarla de frente

"David me quiere a mí y vamos a estar juntos, yo voy a ser la nueva Sra. Miller, una mujer que lo represente no una vieja y gorda como tú" escupió su veneno y sorpresivamente empecé a reírme, hasta lastima me daba la pobre, tan insegura se sentía que debía recurrir a esos trucos baratos de los insultos

"¿Eso te dijo, David? ¿Que iban a estar juntos? Porque hasta donde sé me estuvo suplicando perdón y diciéndome que me amaba" ella me fulminó con la mirada "Si David te anda haciendo promesas falsas en verdad lo siento mucho, puedes unirte a la larga lista de corazones rotos" saqué el labial de mi bolso para darme un retoque, ella parecía volcán a punto de hacer erupción "¿Sabes que te costó el puesto, Irina?" se sorprendió al escucharme pronunciar su nombre "Meterte conmigo, pecaste al mandarme esas fotos y mensajes en pleno partido de nuestra hija"

"No eres más que una gorda estúpida e ingenua, Dave solo aparenta estar contigo pero ni te toca, ni te desea como a mí, como me lo ha dicho muchas noches haciendo el amor, le das asco ¿Y cómo no? Tu gordura es el tema de la fiesta, das lástima" me dijo llena de ira y un aire altivo

"¿Ah si? ¿Doy pena? Porque yo aquí solo veo a una amante despechada y desesperada de tener las sobras de otra. Dile a David que te cuente las verdaderas razones por las cuales no nos hemos separado porque puedo asegurarte que no son mi culpa... ¿Quién es la ingenua aquí? Pobrecita..." le dije antes de tomar mi bolso y salir del baño, caminé veloz hacia afuera, necesitaba tomar aire, respiré profundo como el Dr. Izambard me había enseñado y empezaba a sentirme mejor

"¿Olivia?" su voz. Esa voz hizo que se me erizara la piel, me giré lentamente y ahí estaba él, el Dr. Izambard cubierto por una gabardina negra, se veía deslumbrante y sensual, todo a la vez

"Dr. Izambard" dije jadeante "¿Qué hace aquí?"

"Estaba cenando" señaló el restaurante chino de la esquina "Y vivo aquí cerca" señaló el edificio que estaba al otro lado de la calle "¿Aquí es la dichosa cena?" yo asentí "¿Qué haces afuera? ¿Estás bien?" me puso las manos en los hombros y mi cuerpo reaccionó con fuerza

"Solo un desagradable encuentro con la amante de David, nada grave"

"Puedo imaginarlo" me escudriñaba con esos pozos azules que ahora se veían casi negros por lo dilatado de sus pupilas "¿Cómo te sientes?"

"A decir verdad, mejor de lo que esperaba, tiene razón al decirme que no puedo compararme con esa niña ni tampoco quiero hacerlo ¡Dios me libre de caer en eso!" me llevé las manos al pechó y él sonrió

"Me da gusto pienses así, Olivia" ¡Ay Dios! Ver tan de cerca como pronunciaba mi nombre y el resonar fuerte de su dulce voz eran todo un deleite para mí

"¿Y Maya?" le pregunté

"Durmiendo en casa de una amiguita, tiene 12 años y ya se cree una mujer independiente" me dijo divertido

"¡Dímelo a mí! La mía es igual, una mini mujer" el sonido de su risa me resultaba en extremo agradable

"Será mejor vuelvas adentro antes que salgan a buscarte" me dijo deslizando sus manos por mis brazos "Me dio gusto verte, Olivia, recuerda todo lo que hemos hablado y me cuentas el lunes ¿Si?" yo asentí y me giré para volver adentro pero el agarre de su mano me detuvo "Haciendo time out, te ves absolutamente hermosa esta noche, Olivia" me dijo con tanta sinceridad que me sentí apenada y hasta creo me sonrojé

"Gracias, de verdad gracias" le dije "No puedo esperar que llegue el lunes" esa frase salió de mi boca casi sin pensarla y luego me arrepentí de decirla mientras caminaba de vuelta adentro sin mirar atrás ¡Dios, qué pena! "Si serás bruta, Olivia" mascullé dándome golpecitos en la frente

"¿Dónde estabas? ¿Te encuentras bien?" me preguntó David examinándome con la mirada

"Sí, todo bien. Solo algo cansada pero volvamos con los demás" me aferré a su brazo y volvimos con el resto del personal, mi cuerpo estaba ahí pero mi mente se encontraba repitiendo sus palabras y su mirada, no eran simple cortesía ¿O si? ¿Me lo estaba imaginando? El dr. Izambard había dejado una nube de exquisito caos en mi cabeza...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 4

Mensaje por Yazz Black el Dom Ago 28, 2016 3:16 pm



David, definitivamente lo amo, como neandertal y como caballero y en cualquier papel que me lo pongan.. siiiii

Irina, piruja del demonio.. jajajajaja no desperdiciare letras en ti..

Oliiiiiiivia.. como la quiero a la condenada..

Voy a seguir comentando porque definitivamente volvere a leer el 6
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 4

Mensaje por Samantha_Katherina el Miér Ago 31, 2016 10:32 pm

Me causa curiosidad que Lenys actúe a espaldas de su esposa y de su hijo. Es cierto que David es un idiota que no la merece, pero aun así es su hijo y a los padres eso no les importa: siempre apoyan y defenderán a sus hijos y nunca ponen los intereses de otros por encima de los de ellos Por eso pensé que quizás tomaría a David por la corbata y le daría una buena tunda, para que aprenda a ser un hombre y valore la maravillosa esposa que tiene.

Eh...... Esa consulta con el Dr Izambard, fue muy extraña!! Estaban comiendo brownies o quitándose la ropa??? Ayyyyyyyyyy Oliviaaaaaaaa!!!!! jajajajajajajaaj

Me voy al otro!!
avatar
Samantha_Katherina
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 4

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.