Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 36
Sáb Abr 22, 2017 5:32 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 44
Sáb Abr 22, 2017 4:34 pm por NATHYLÓPEZ

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 12:
Dom Abr 09, 2017 6:21 pm por Diva_Miller

» I'm No Angel. Capítulo 35
Sáb Abr 08, 2017 9:21 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 43
Sáb Abr 08, 2017 5:46 pm por NATHYLÓPEZ

» CAPITULO VIII
Vie Abr 07, 2017 9:28 pm por palomita de papel

» I'm No Angel. Capítulo 33-34
Sáb Abr 01, 2017 7:33 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 42
Sáb Abr 01, 2017 6:57 am por virginia2604

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPITULO 11:
Vie Mar 31, 2017 10:19 am por Diva_Miller

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 5

Mensaje por virginia2604 el Lun Ago 22, 2016 9:16 am

Hoolaa hooola mis bellas lectoras, de nuevo lunes y de vuelta a la rutina...  dormir  cry2  Les dejo un nuevo cap que veamos como deja a las #TeamDavid #TeamTracy y #TeamSeliv  lol!  lol!  lol! Espero que lo disfruten y tengan una buena semana, gracias una vez más por seguir la historia y nos leemos nuevamente el viernes...  besito  besito

CAPÍTULO 5

BOSTON, MASSACHUSETTS


El fin de semana me reuní con Tracy mientras David y los chicos visitaban a la bruja de su abuela y a Lenis "Aquí tienes, amiga" Tracy me ofreció una copa de vino y puso un plato de bocadillos en la mesa

"Tracy, necesito contarte varias cosas pero no vayas a enojarte conmigo o hacerlo más grande de lo que es..." se cruzó de brazos y puso su mirada de "espero sea algo bueno lo que vas a decirme"

"Te escucho, Liv ¿Qué pasa?" sus ojos marrones me miraban a la expectativa

"Primero quiero que sepas que seguí tu consejo y fui a ver al Dr. Izambard"

"¡Eso es maravilloso! Ya decía yo que ese cambio de actitud que tienes se debía a algo ¿Desde cuándo lo estás viendo? ¿Por qué no me lo dijiste?" me apuntó con su dedo acusador

"Por esta misma razón..." la señalé y ella bajó su dedo "Solo han sido un par de sesiones pero que me han hecho esclarecer tantas cosas, Tracy. Era justo el empujoncito que necesitaba para salir de ese hoyo oscuro"

"¿No te dije es fabuloso? Ese hombre hace milagros" yo asentí "Pero eso no es todo lo que quieres decirme, te conozco ¿Qué más pasa?"

"Dave me abofeteó"

"¿Qué?" se levantó de golpe "¡Ese malnacido! ¡Es que lo mato!" exclamó molesta

"Calmate, Tracy" la hice sentarse "Fue antes de lo de su padre y ya se disculpó aunque no le creo demasiado igual me ando con cautela"

"¡Tienes que dejarlo! Así empiezan y luego te medio matan, Liv"

"Voy a hacerlo, Tracy. Voy a dejarlo pero le prometí a mi suegro que estaría con ellos hasta su día final"

"¡Olivia!" exclamó exasperada

"Calmate ¿si? Solo serán un par de meses y ya tengo un abogado al tanto de toda la situación" sus ojos se abrieron en sorpresa

"El Dr. Sebastien si que ha causado estragos ¿No?"

"Ni te imaginas, Tracy" me atreví a contarle de mi brote psicótico con Justine y mi encuentro con el doctor luego de eso y el verlo la noche de la cena

"¡Oh por Dios, Liv! Te gusta el doctor y por lo visto tú a él" exclamó emocionada

"No Tracy, no creo sea así. Digo, es su trabajo ser comprensivo y darle apoyo a sus pacientes"

"Amiga te dió su número personal, dejó todo para verte cuando lo llamaste y te ha elogiado como hombre, no como psiquiatra, yo tengo un par de años en su consulta y jamás ha sido así conmigo e incluso estuve en una terapia de grupo que él dirige y ninguno de sus pacientes que estaba ahí había tenido trato así con él..."

"No me digas eso Tracy, ya estoy lo bastante confundida" le di un largo sorbo a mi copa de vino

"Hay que hacer algo para verlo fuera del consultorio, verlo como es contigo y te diré lo que veo" ella estaba increíblemente emocionada y yo, yo me sentía aterrada ante la posibilidad de interesarme en alguien más

"No tendrás que esperar mucho, lo invité al evento de la fundación y me dijo que iría"

"¡Fantástico!" ella me abrazó "Es hora que conozcas a alguien y dejes al troglodita de David"

"¡Tracy!"

"¿Qué? Es la verdad amiga, ese hombre no te valora y de paso te maltrata, no lo mereces ni un poquito" terminé con mi copa y me serví otra. Debo admitir que fue fantástico pasar el día con mi mejor amiga, simplemente conversando tonterías, bromeando y chismeando de hombres, tener un tiempo a solas o con una amiga era siempre necesario y amaba a Tracy por siempre ser mi cómplice y apoyo en todo momento, estaba haciendo muchos cambios en mi vida y la necesitaría mucho en los meses por venir.

En la noche ya Tracy me corrió porque Clayton, su novio iba a verla y tendrían una noche especial, me daba gusto verla entusiasmarse de nuevo por alguien, ya tenía 6 meses con Clayton y el hombre se ganaba las voluntades, la trataba como reina y era increíblemente dulce, me agradaba mucho. Cuando llegué a casa vi las luces apagadas y velas por todos lados ¿Qué estaba pasando? Y entonces lo vi, Dave apareció con un jean y camisa a medio abotonar, descalzo y sosteniendo dos copas de vino “Bienvenida a casa, Liv. Te estaba esperando” me dijo casi en un ronroneo

“¿Qué es todo esto, Dave?”

“Quise tener un detalle contigo, toma” me ofreció una copa de vino y la tomé, era el blanco que me gustaba “Mandé a preparar una cena para nosotros, los chicos se quedaran en casa de mis padres para que tú y yo podamos estar solos”

“¿Cómo? Entre tú y yo no va a pasar nada, Dave” le dije y me miró desafiante

“Solo es una cena, vamos” me ofreció su mano para llevarme hasta el comedor donde estaba la mesa perfectamente preparada para los dos, me sacó la silla y empezó a servir la comida para ambos “¿Cómo te fue con Tracy?” me preguntó y casi me ahogo con el vino ¿Dave preguntando por Tracy?

“Estuvo bien, solo nosotras conversando y viendo filmes de chicas” me encogí de hombros “Todo se ve muy bien, gracias David” me regaló una de esas sonrisas “baja calzones” solo que los míos se mantuvieron en su sitio

“Solo un gesto para mi chica favorita” alcé una ceja ante esa frase y me mordí la lengua para no decir un comentario ácido, apreciaba su esfuerzo por querer hacer algo para mí, comenzamos a cenar mientras David me hacía conversación de cualquier tema, me conocía lo suficiente como para saber qué preguntarme y seguirme la corriente, cuando se relajaba era un hombre completamente diferente y agradable, disfruté la cena, debo admitirlo o quizás era el vino, con Tracy había tomado varias copas

“¡Vaya, souffle de chocolate!” exclamé al ver el postre, uno de mis favoritos, aunque me gustaba todo lo que llevara chocolate. Cada movimiento de Dave era premeditado, eran elegantes y sensuales. No podía negarse su atractivo y esa seguridad que emanaba aumentaban su sex appeal, se llevó un trozo a la boca en un sensual gesto que lamentablemente despertó mis alarmas de mujer

“Prueba” llevó un trozo a mi boca y era como comerse un pedazo de cielo ¡Divino! ¡Desgraciado David! Sabía perfectamente lo que estaba haciendo, era como un cazador atrayendo a su presa y yo, yo era la presa que debía permanecer fuerte si quería salir con el corazón y la dignidad enteras en todo esto “¿Recuerdas cuando hicimos el amor en aquel jacuzzi en Montecarlo?” me dijo con una sonrisa y eso había sido en nuestra luna de miel, fue una buena noche

“Sí, lo recuerdo. Tuvimos nuestros buenos momentos, David” le dije saboreando el postre bocado a bocado “Lamentablemente tú cambiaste conmigo cuando ya no me adaptaba a tus estándares de belleza”

“Lo siento mucho, Liv, he sido un verdadero imbécil pero puedo cambiar, estoy cambiando ¿ves?” me dijo con un atisbo de esperanza en su voz

“A veces los cambios llegan tarde Dave pero te agradezco el esfuerzo” me levanté de la mesa y él me sujetó por el brazo

“¿Adónde vas?”

“A darme un baño, estoy cansada pero gracias por la cena, el postre, el vino, todo estuvo delicioso, David, de verdad” se puso de pie también y sujetó mi rostro entre sus manos

“Liv, yo te amo. Te amo de verdad” su aliento a vino y chocolate chocaban con mi olfato junto a su exquisito perfume de Hugo Boss, posó sus labios sobre los míos en un delicado beso que me recordaba que David en algún lado tenía un lado suave

“Buenas noches, Dave” me miró fijamente por un par de segundos y me soltó, me fui rápidamente al cuarto donde me encerré para darme un baño y acostarme a dormir, todo había sido demasiado bizarro con David, no me gustaban esos cambios extremos de actitud, al contrario. Me daban miedo.

Luego de ese fallido intento de David, en los días siguiente empezó a enviarme flores a la casa, a llegar temprano y planificar salidas con los niños, yo no me sentía cómoda jugando a la familia feliz con él y decírselo al Dr. Izambard en la terapia era mi forma de catarsis, él me repetía que no me confiara y que me mantuviera alerta ante cualquier cosa.

Uno de esos fines de semana me llevó inesperadamente a la casa del lago, a unas 3 horas y media de la ciudad, era una propiedad hermosa a solo unos pasos del lago, siempre me había gustado mucho, Dave lo estaba intentando y eso me confundía demasiado, me gustaba mucho el vino y el hecho que David me permitiera tomarlo más de lo acostumbrado era una novedad, sauvignon blanc para ser exactos ¡Una delicia! “¿Quieres ir a nada al lago?” me propuso al final de la tarde, casi dos botellas de vino y una cantidad obscena de queso y galletas después

“No nos haría daño ¿verdad?” negó con la cabeza y verlo quitarse la ropa me dejó literalmente sin aliento, su piel blanca marcada por los músculos era un verdadero espectáculo

“Es tu turno” me dijo alzando las cejas a la expectativa, me sentía cohibida, no quería quitarme la ropa frente a él “Oh vamos, Liv, somos esposos, nos hemos visto todo” me dijo intentando restarle importancia y entonces lo hice, me quite la ropa ayudada por el vino ¡Maldito y delicioso vino! “¿Si ves? No fue tan difícil” me tomó entre sus brazos en un arrebato de esos que solía tener cuando eramos novios

“¡David, no!” le grité pataleando pero dio un salto al lago para hundirnos a ambos, admito que fue divertido

“Te ves hermosa cuando ríes así, Liv” me dijo acariciándome el rostro

“Basta” agaché la cabeza y Dave sujetó mi rostro entre sus manos para empezar a besarme, no fue un beso cualquiera, sino de esos besos de David Miller que doblaban rodillas y derretían entrepiernas, sus manos se deslizaron por los bordes de mi cuerpo explorando nuevos terrenos, tenía muchos años sin sexo ¿Podían culparme por dejarme llevar un poco?

“Liv, mi Liv” pronunció sobre mis labios antes de soltar mi brassiere, al momento que su boca se posó en mi cuello algo inexplicable me trajo de vuelta a la realidad

“Lo siento David, no puedo” me separé y salí a las carreras del lago, no podía caer de nuevo en sus redes, no después de mis avances, la voz de Sebastien resonaba en mi cabeza con fuerza. Me encerré en el cuarto y Dave no me buscó, se lo agradecí ¿Cómo podría enfrentarme a él luego de eso?

Ese “incidente” fue el tema de conversación en mi siguiente cita con el Dr. Izambard, necesitaba un poco de su perspectiva masculina “Entonces, recapitulando, te besaste con David en el lago y estuvieron cerca de tener relaciones íntimas ¿No?” preguntó muy serio, más serio que de costumbre “¿Qué te hizo detenerlo? Por lo que me dices estabas entusiasmada y hasta excitada” tenía la vista en su libreta y se notaba algo irritado ¿Cuál era su problema?

“Usted, usted me hizo detenerlo” le dije y él alzó la mirada para clavar sus ojos azules en mí

“¿Yo? ¿Cómo pude yo detener que tuvieras relaciones con tu esposo?”

“Todo lo que hemos hablado, su voz resonaba en mi cabeza y no quise decepcionarlo, no quise echar por la borda todo el trabajo que hemos hecho y sí, quizás me excité, han pasado años desde que David me tocara o cualquier hombre en realidad pero yo no lo amo, sé que usted ha estado escéptico desde el momento en que lo dije pero es la verdad, yo ya no amo a mi esposo” vi su cuerpo cambiar de postura y su mirada hacerse menos severa ¿Por qué quería intentar tan desesperadamente que él creyera que ya yo no amaba a David?

“¿Me permites un segundo? Voy por agua” yo asentí “¿Quieres agua?”

“Sí, por favor” le dije y él se levantó para salir del consultorio ¿Qué había pasado? ¿Había sido esa una especie de pelea entre mi psiquiatra y yo? ¡Joder, qué horrible se sentía! Volvió menos de 5 minutos después y se notaba un poco más calmado

“No me has decepcionado ni me decepcionas Olivia, solo me preocupa pierdas el avance que has hecho, no me gustaría verte sometida y sumisa de nuevo, es todo” ¿Era una disculpa por su actitud? ¿Qué tenía ese hombre que ejercía esa clase de poder en mí? No estaba segura, esa fue por mucho de nuestras sesiones más bizarras e incomodas, yo no podía dejar de pensar en el hecho que lo defraudé y él, mi doctor estaba molesto y hasta yo estaba molesta conmigo misma por haberme dejado llevar tan lejos.

Los días siguieron pasando y finalmente el día del concierto benéfico llegaba, todo estaba listo para el concierto, el duo “Due Voci” serían los encargados de amenizar la noche. Kelly Levesque y Tyler Hamilton formaban el dúo que estaba teniendo bastante éxito a nivel nacional e internacional y gracias a mi amistad con Kelly fue que pude conseguir un huequito en su agenda para que me ayudara.

Esa noche elegí un vestido negro tipo halter que acentuaba la curva de mi cintura y llevaba una abertura que iba de la rodilla hacía abajo, me costó mucho encontrar un vestido que me gustara pero Tracy fue de gran ayuda y luego de peinarme y maquillarme me sentía muy a gusto, estaba empezando a amar la piel en la que habitaba

 

“¡Amiga, qué sexy! Grrr” me dijo Tracy al verme cuando llegué junto a David “Y el troglodita de tu esposo te está mirando con ganas, ten cuidado”

“Sí, ya lo sé, es molesto que lo siga intentando luego de dejarle muy claro que ya no quiero nada con él”

“¡Poder, amiga!” alzó su puño, yo hice lo mismo y lo chocamos entre risas, me dediqué a recibir a quienes iban llegando y socializando más. Me sentía a gusto conmigo misma esa noche y creo se notaba por la cantidad de halagos que estaba recibiendo

“Una copa para mi chica favorita” apareció David con una copa de champaña “¿Ya te he dicho lo bella que te ves esta noche?” su mirada me recorría el cuerpo de forma lasciva, era desagradable

“Gracias, David” le dije aceptando la copa, no quería ningún tipo de escándalos ni espectáculos bochornosos esa noche, me alejé disimuladamente para poder hablar con los representantes de la fundación por un rato, yo estaba al tanto siempre de todo y con David controlando tenía muchos años sin poder viajar pero mi espíritu seguía con ellos y el increíble equipo me mantenía al tanto con mucha frecuencia

“Olivia” esa voz siempre lograba estremecerme, me giré lentamente y ahí estaba él, Sebastien que me miraba con una sonrisa y se veía increíblemente bello en ese traje negro sin corbata



“Hola” dije titubeante ¿Qué demonios me pasaba? El dio un par de pasos hasta quedar muy cerca de mí

“Time out. Te ves preciosa, Olivia” tomó aire profundamente, como inhalando mi aroma “Sumamente hermosa” me susurró y no pude evitar sonreír  

“Gracias” dije apenada

“Hola mi doc” apareció Tracy de la nada, tenía como un radar para dar con esos momentos

“Hola Tracy” le saludó cortésmente con una sonrisa y volvió a fijar su vista en mí y a decir verdad yo tampoco podía dejar de mirarlo, se veía tan apuesto

“Dr. Izambard, ellos son Esther y Sean, dos de los encargados del centro en Kenia” lo vi extenderles la mano y así de la nada empezamos a conversar, lo veía escuchar y participar en la conversación apasionadamente, casi o más que yo, se notaba lo mucho que sabía de conservación de la fauna y de animales salvajes, me gustaba eso de él. Al menos había un tema más en común de los tantos otros entre los dos

“Buenas noches” apareció David para sujetarme por la cintura, me cuerpo se tensó al instante, como me sucedía últimamente cada vez que me tocaba de alguna forma “¿Y usted quién es?” se dirigió al doctor dándole una de esas miradas de macho alfa pero este ni se inmutó con ese gesto

“Soy el doctor Sebastien Izambard” extendió su mano hacia David que hizo lo mismo

“David Miller, esposo de Olivia” el doctor me miró y sonrió como evocando nuestras conversaciones sobre David y su necesidad de marcar territorio y sentirse poderoso “¿Y ustedes de dónde se conocen?” preguntó inquisitivo

“Es mi amigo” Tracy le tocó el hombro al doctor “¿Algún problema con eso, David?” ella lo miró desafiante y David puso los ojos en blanco

“Bueno, si me disculpan yo tengo un discurso que dar y un dúo que presentar” miré al doctor “Doctor Izambard, bienvenido y espero disfrute la noche, vamos David” lo tomé del hombro para que fuera a sentarse a la mesa y se alejara del doctor. Subí al escenario para dar mi discurso sobre el centro en Kenia, presentar a los colaboradores presentes y proyectar un vídeo antes de que “Due Voci” saliera a hacer su presentación de la noche



Al volver a la mesa junto a David él buscaba tomarme de las manos y besarme, muy disimuladamente intentaba esquivarlo, esa noche solo quería prestarle atención a lo del centro y que las cosas terminaran bien para todos, se me hacía difícil concentrarme en las hermosas voces de Kelly y Taylor bajo la mirada de Sebastien en otra mesa cercana aunque se estaba adaptando perfectamente al ambiente “Ven, vamos a bailar” me invitó David y bajo la mirada de los presentes no pude negarme “Te ves muy bella, Olivia ¿Te hiciste algo diferente?” me preguntó mientras acomodaba sus manos en mis caderas

“No, nada en especial” le respondí y podía sentir que me miraba y si, efectivamente cuando me fijé, el doctor me estaba mirando, probablemente hablaríamos de esto en la terapia largo y tendido

“¿Me lo permites unos minutos?” Ismael, jefe de la sucursal de Dallas nos interrumpió, vi a Dave resoplar

“Vayan, no se preocupen” les dije a ambos y así pude librarme de David mientras se lo llevaban para hablar de trabajo

“¡Amiga, el doc no deja de mirarte!” me susurró Tracy emocionada “Tienes que bailar con él”

“¿Te volviste loca, Tracy? Es para que David lo mate, no quiero meterlo ni meterme en problemas” ella puso los ojos en blanco

“El troglodita está ocupado hablando de trabajo, ve a hablar con el doc”

“¿Sabes lo qué estás haciendo? Yo sigo casada ¿sabes?” le mostré mi anillo y ella resopló exasperada

“No niegues que te gusta, si te babeaste todita cuando lo viste llegar”

“¡Ya, deja de molestarme!” le dije y al volver a las mesas fui atajada por el doctor Izambard

“Olivia” me desinflé al verlo pronunciar mi nombre lentamente “Quiero felicitarte por el discurso y por la labor que haces al apoyar todo esto, estoy maravillado, de verdad”

“Muchas gracias, es algo a lo que le he puesto mucho corazón y que me apasiona mucho, me encantaría viajar a Kenia pero...”

“Tu esposo, ya lo sé, dejó muy claro eso”

“Lo siento” le dije apenada

“No lo sientas, es interesante ponerle rostro al nombre y verlo actuar en vivo y directo” casi podía ver las tuercas de su mente girando al decirme eso “¿Cómo puedo colaborar, Olivia? Me gustaría estar más al tanto de esta labor” me dijo con genuino interés y me dediqué a explicarle de que otra forma podía ayudar, me fascinaba ver como me dedicaba su total atención

“¿Quieres ver a Phylis?” saqué mi teléfono para mostrarle a Phylis, un rinoceronte rescatado que ahora tenía 17 años y una cría gigante en el refugio “Jeremy y yo lo encontramos en nuestro último viaje a Kenia y lo nombramos Phylis, lo he visto crecer a la distancia por años y le costó mucho aparearse pero ahora luego de tanto tiempo finalmente tiene su cría” me miró con una gran sonrisa

“Debes ir a conocer a la cría y visitar a Phylis” me dijo

“Quisiera, pero no es tan fácil y menos ahora”

“Querer es poder, Olivia y estoy seguro a tus hijos les encantaría ver a estos hermosos animales de cerca” no pude evitar sonreír al pensar en esa imagen

“Olivia, ven” me llamó uno de los organizadores que me solicitaban para entregarme un generoso donativo el cual agradecí infinitamente

“Olivia” sentía las manos del doctor deslizarse por mis hombros “Debo irme” me giré para mirarlo “Tengo una consulta mañana muy temprano”

“Lo entiendo, muchas gracias por venir y gracias por todo, de verdad” me sonrió con dulzura

“Gracias a ti por compartir esto conmigo, me ha encantado y he disfrutado mucho la noche y tu compañía” me atreví a abrazarlo para despedirme y abrió la palma de su mano en la parte baja de mi espalda y me sujetó con fuerza, okay, eso no me lo estaba imaginando, cuando rompió con el abrazo me sentí desolada y no quería que se fuera pero no podía retenerlo más, así que lo vi marcharse y no pude evitar suspirar ¿Qué me estaba pasando?

Me quedé hasta que se terminó todo y me sentía en extremo cansada al llegar a la casa, David quiso besarme pero yo me alejé “¡David, no!” lo vi apretar los puños

“¡Joder, Olivia soy tu esposo! ¡Tienes deberes conmigo!” me habló con fuerza y me estremecí pero de miedo

“Será mejor te calmes, David. Buenas noches” le dije y prácticamente corrí a encerrarme en el cuarto

“¡Olivia Ábreme!” empezó a tocar con fuerza pero yo no le respondí, estuvo como 15 minutos tocando con insistencia hasta que ya lo sentí alejarse de la puerta y yo pude acostarme con todo y ropa, me sentía mental y físicamente agotada.

Cuando desperté en la mañana escuché todo en silencio, los chicos estaban con sus abuelos por el fin de semana hasta el lunes, ellos los llevaban a la escuela y yo pasaba por ellos en la tarde, Lenis disfrutaba mucho tenerlos con él. No vi a David por ningún lado así que desayuné en paz y me dediqué a leer todo el día, tenía tiempo sin tomarme unas horas para hacer higiene mental ¿Dónde estaba David? No tenía idea pero la casa se sentía muy en paz.

En la noche cuando iba a acostarme lo escuché llegar y salí para ver qué pasaba porque escuchaba que hacía mucho ruido “David ¿qué pasa?” y entonces lo vi, estaba ebrio, cerré los ojos y sentí mi corazón acelerarse

“¡Olivia!” alzó la voz “Eres mi esposa y debes cumplirme” arrastraba las palabras a medida que se acercaba a mí

“Ya hablamos de esto, Dave. No lo hagas mas difícil, por favor” su respiración empezó a cambiar para hacerse más pesada y yo di un paso atrás, mis alarmas estaban sonando con fuerza

“¿Por qué, Liv? ¿Por qué no me quieres?” puso sus manos en mi rostro

“Ya te lo dije Dave” con suavidad quité sus manos de mi rostro, debía ser delicada y tener mucho tacto, no estaba segura que tan volátil podían llegar a ponerse las cosas

“¡Claro, ya no me amas!” dijo amargamente y el fuerte sonido de un trueno me hizo dar un salto, las nubes estaban cargadas desde temprano, una de esas tormentas se avecinaba en cualquier momento y el trueno solo era un preámbulo

“Es mejor que ambos descansemos David, has bebido y no estas en las mejores condiciones para hablar de esto” sus ojos y su piel empezaban a enrojecerse por la molestia “Ve a recostarte y hablamos en la mañana”

“Yo no necesito recostarme pero si tanto te incomoda mi presencia puedes irte a dormir” me dijo molesto y lo mejor era quedarme tranquila e irme en efecto al cuarto, sentía mi corazón latir con fuerza y los truenos me hacían dar saltos, las primeras gotas de lluvia no tardaron en empezar a caer, era como una maldita película de suspenso. Entré al baño y abrí el agua tibia, necesitaba calmar mis nervios y un baño siempre ayudaba, dejé que el agua me cayera directo en la cabeza y mi cuerpo empezó a relajarse

“Tranquila, Olivia, no pasa nada” no era muy fanática de la lluvia o las tormentas, me ponían muy nerviosa y me traían malos recuerdos, en una noche así mi madre se quitó la vida y desde ese entonces asocio las tormentas y la lluvia con malos presagios. Cerré los ojos y practiqué los ejercicios de respiración que me enseñó el Dr. Izambard, me pregunté qué estaría haciendo en ese momento ¿Estaría durmiendo o leyendo algún libro viejo? ¿Escuchando música quizás?

“Liv” Dave me sujetó de los brazos haciéndome abrir los ojos de golpe, mi corazón se detuvo al instante “Eres mi esposa, no puedes dejarme ¡No puedes!”

“Dave, por favor. Calmate ¿si?” me apretó con más fuerza y un escalofrío me recorrió la espalda

“¡No me pidas que me calme cuando me dices que ya no me amas!” alzó la voz y yo me estremecí “Eres mi esposa y me perteneces, te lo voy a demostrar” dijo arrastrando las palabras y probablemente se había bebido medio Boston

“David, por favor” mi voz sonaba temblorosa y llena de miedo, tenía miedo

“¡Tú eres mía, mía!” dijo antes de empezar a besarme a la fuerza y empujarme contra la pared haciendo que me golpeara con el grifo o mejor dicho, que se me enterrara el grifo en la espalda

“¡Basta David! BASTA” Alcé la voz y buscaba empujarlo pero me ganaba en fuerza, moría de miedo y las palabras del Dr. Izambard resonaban en mi cabeza, eso de que me sacaran en un bolsa negra frente a mis hijos no era una posibilidad tan descabellada

“¡Eres mía, Olivia!” repetía ofuscado mientras deslizaba sus manos por mi cuerpo y yo sentía un enorme nudo en la garganta que me impedía respirar, hice acopio de mi poca fuerza y lo pateé en la entrepierna, un grito ahogado y su cuerpo doblarse me dieron la oportunidad de salir corriendo como caballo desbocado de la casa y subirme al auto, me envolví con la manta que siempre llevaba por los chicos y empecé a manejar sin rumbo, con mi cuerpo convulsionando de miedo y la lluvia cayendo como cristal sobre el auto ¿Cuál sería mi destino esa noche? No estaba segura, solo quería sobrevivir unas horas más hasta que amaneciera y pasara la tormenta

“Las tormentas nunca traen nada bueno, Olivia” recordaba las palabras de mi madre y le daba la razón, las tormentas nunca traían nada bueno...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 5

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Jue Ago 25, 2016 12:08 am

Bueeeno....por dónde empezar...

David no me ha defraudado en lo más mínimo, es tal y como lo pensaba...sabe cómo jugar sus cartas para lograr sus cometidos, pero lo que no contaba ahora es que Liv está más segura de sí misma.

Punto para ella.

No es de extrañarse, y ahí concuerdo con el Doc, de que intentará como se de mantener lo que cree de él, así mismo actúan, pero son lobos con piel de oveja.

Por otro lado, el Doc Izambard como que va a tener que derivar a su paciente a otra consulta porque que yo sepa cuando hay sentimientos de por medio, los psicólogos no pueden ejercer su función con la paciente...así que o se nos calma y reacciona, si quiere seguir ayudando a Liv, o se sincera y la sigue viendo pero ya en el plano personal...

Ya sé...por ahí no debe ir la historia, pero...tampoco es que me guste mucho que esté aprovechando la situación en la que Liv se encuentra como para andar ligando con la paciente....eso de estar "celoso" y pasárselo con un vaso de agua, no me parece de lo más correcto...

Espera Espera Espera


Bueno ahora nos toca ir analizando qué más puede pasar...

y concuerdo en que nos gustaría ver al Sr. Buhler intervenir ya en la historia...

galan galan
avatar
NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 5

Mensaje por Yazz Black el Dom Ago 28, 2016 3:20 pm


Que miedoo.. es horrible encontrarte en una situación tan vulnerable, lo digo por experiencia, la frustración que se experimenta en estos casos es tan agobiante que el aire simplemente no llega al cerebro pero tu cuerpo se niega a dejar de luchar porque sabes que en el momento en que te rindas, estas perdida y esa palabra de pronto, se borra de tu mente y tampoco es una opción..

ay nooo.. que feo..
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 5

Mensaje por Samantha_Katherina el Sáb Sep 24, 2016 8:51 pm

Saca la mano David que el Doctor Izambard está en la otra mesa!! jajajajajaj lol! lol! lol! lol! Aaaaahhhhhh pero que cosas con estos dos!!! Este doctorcito está resultando no tener la más mínima ética profesional eh!!! ¿Qué es eso de estar celando a la paciente de su esposo??? ¡No le digas lo que tiene que hacer!!! Sólo déjala encontrar sus propias respuestas. De eso se trata la terápia ¿No? scratch scratch scratch scratch

Ay David, David. Como decimos en Narnia: "Cuando el Diablo acaricia es porque el alma quiere". Todas esas atenciones para con Olivia no iban a acabar en nada bueno. Él es un machista por excelencia y va a reclamar lo que él considera suyo.

Por otro lado... Olivia... Olivia... Mija!!! Lo que te está pasando es culpa tuya!! ¡Hasta cuando vas a seguir con un hombre que te ofende, te maltrata y sólo te inspira miedo'?? Mientras más tiempo pases junto a él prolongas la agonía y el peligro en el que vives. ¿Por qué? ¿Por que tu suegro te lo pidió? ¡Él te dijo que te divorciaras!!! Lo que pase de ahora en adelante te lo has buscado tu solita por no seguir tu sentido común!!

Me voy al otro!!!
avatar
Samantha_Katherina
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 5

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.