Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 60-61
Sáb Dic 09, 2017 3:17 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 64
Vie Dic 08, 2017 3:39 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 59
Sáb Nov 11, 2017 9:13 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 63
Sáb Nov 11, 2017 8:47 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 62
Sáb Oct 28, 2017 9:46 pm por Nathy

» I'm No Angel. Capítulo 58
Sáb Oct 28, 2017 12:38 am por Gaby_kdsh

» NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP
Dom Oct 15, 2017 9:48 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 61
Dom Oct 15, 2017 9:46 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 57
Dom Oct 01, 2017 3:18 pm por virginia2604

Notificaciones
NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP

Jue Oct 12, 2017 12:02 pm por juanny

HOLA A TODAS!

Tenemos una gran novedad!. Foro Activo (donde hospedamos el foro) ya enlazo todos sus foros a una APP,
y aquí su servidora ya hizo lo necesario para que desde esta puedan ver nuestro foro desde su celular!!

Topic'it es una aplicación móvil gratuita que permite consultar, y participar en los foros de una forma simple y amigable. ¡Por lo tanto los foros están 100% optimizados …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 8

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 8

Mensaje por virginia2604 el Vie Sep 02, 2016 8:00 am

Hoooooolaaaaaa mis bellas lectoras ¿Qué tal su semana? Espero no muy pesada pero la buena noticia es que ya hoy es viernes  cheers  cheers  cheers  Aunque a mí me toca trabajar este fin de semana  cry2  cry2  cry2 pero igual paso temprano a dejarles un nuevo cap que espero les guste, gracias una vez más por seguir esta historia... ¡Feliz Fin De Semana!  besito  besito

PD: Para las que esperan al bello suizo, a partir del lunes lo empezaremos a ver...    

CAPÍTULO 8

BOSTON, MASSACHUSETTS


Inicié la mañana dejando el auto afuera de la casa de David para luego reunirme con el abogado para trazar nuestra estrategia, me dijo que ya había introducido la demanda de divorcio y que David la estaría recibiendo en cuestión de horas, me iba al todo por el todo por mis hijos, Sebastien muy gentilmente me dio golpecitos mentales por querer salir corriendo y llevarme lejos a mis hijos, solo me metería en más problemas y por todo lo dicho por el abogado el yo irme así tan solo ocasionaría que David arremetiera contra mi padre o contra Tracy y eso no podía permitirlo.

Además que con el atropello de la policía teníamos un punto a nuestro favor,  también estaba el hecho que David mantenía a los niños sin contacto conmigo que era su madre, las cortes eran bastante condescendientes con las madres pero la familia Miller no conocía de límites y el abogado estaba arriesgando su pellejo al estar de mi lado pero cuando Lenis regresara de viaje esperaba tenerlo de mi lado también y hacer un poco más de fuerza.

Luego de salir del despacho del abogado pasé a comprarme algo de ropa, no podía seguir viviendo de estirar la ropa de Tracy y no iba a tocar ni un centavo de la tarjeta que David me dejó, de hecho iba a cancelarla y a devolverle sus cosas y lo haría públicamente, en el banco, estaba dispuesta a darle a David donde le dolía, en el orgullo. Gracias a una herencia que me dejó mi tía Nancy antes de morir y antes de conocer a David, tenía una cuenta de la cual él no sabía nada y que había generado grandes intereses y que viviendo con David nunca tuve que tocar, porque el dinero de Lenis lo utilizaría solo para los gastos del abogado y lo que se necesitara para recuperar a mis hijos.

Admito que disfruté comprando ropa nueva y algunas prendas intimas que usaría en un futuro no muy lejano, o al menos eso esperaba, pero me sentía mucho mejor conmigo misma, más segura y hermosa, con una nueva fuerza que debía usar para recuperar a mis hijos y reconstruír mi vida de una u otra forma. Había pasado demasiado tiempo siendo sumisa, viviendo una mentira junto a David y ahora para poder poner las cosas en orden debía aferrarme a quien era y mantenerme fuerte. Me llevé puesto un sencillo pero elegante vestido negro corto, al salir de ahí pasé rentando un auto no llamativo. El lunes temprano me fui al City Bank, había muchas cosas por hacer



“Buenos tardes Señora Miller ¿en qué puedo ayudarla?” me recibió Isaac, uno de los empleados más leales del banco y con quien me llevaba muy bien

“Hola Isaac, buenas tardes, vengo a cancelar mis tarjetas y mi cuenta, puedo hacerlo ¿Verdad? me miró casi en shock

“Sí, claro que puede hacerlo pero ¿Hay algún problema?”

“Sí, me estoy divorciando y no quiero nada que ver con el señor Miller, así que ¿Puedes ayudarme a cerrar la cuenta?” le sonreí

“Seguro que sí, señora ¿Tiene la libreta, tarjetas y chequera?”

“Aquí tienes” saqué todo de mi bolso y él se puso en marcha mientras me ofrecieron un café y galletas

“¿Me permite decirle algo, señora Miller?” me dijo apenado

“Por favor dime Olivia, y si, puedes decirme lo que quieras”

“Se ve usted muy bien, siempre ha sido bonita pero hoy lo está mucho más” no pude evitar sonreír

“Muchas gracias, Isaac, eres un sol” me devolvió la sonrisa y siguió con su trabajo mientras yo le hacía conversación sobre su esposa, hijo y su nueva nieta Carmindy que había nacido hace tan solo 4 meses, sus ojos brillaban al hablar de ella y de su familia en general

“Listo señora...” lo miré y él me sonrió “Olivia, la cuenta está cerrada”

“Muchas gracias, Isaac, voy a subir y dale saludos a tu familia ¿si?”

“Así lo haré, que pase buen día” me dijo cortés y tomé el elevador sin problema hasta el piso de la presidencia, las puertas del elevador se abrieron y las 3 secretarias de David, incluyendo a Irina me miraron consternadas, casi en shock

“Buenas tardes, señoritas” las saludé con una sonrisa

“El señor David está en una reunión” me dijo Mandy, su secretaria más antigua y la de más confianza

“No te preocupes Mandy, solo vengo a dejarle unas cosas ¿se las puedes dar?”

“Sí, señora. Por supuesto” me dijo al instante, le entregué las llaves del carro, de la casa y la copia del documento de la cuenta cerrada, Jennifer lo veía todo sin salir de su asombro “¿Usted y el señor...?”

“Sí, nos estamos separando ¡Al fin! Le dices que el auto está afuera de la casa” le dije y ella seguía sorprendida “Nos vemos, señoritas...” hice una pausa “Por cierto, Irina” ella clavó sus ojos fieros en mí “Ahí están las llaves del auto, ya que tanto te gusta quedarte con las sobras de otra” torció la boca ante mis palabras y se puso de pie



“¡Olivia!” salió David de su oficina, no se veía muy bien, las ojeras le llegaban al piso y se notaba en extremo cansado, me detalló de los pies a la cabeza y no podía ocultar su sorpresa “¿Qué haces aquí?”

“Vine a devolverte el auto, las llaves de la casa y a cerrar mi cuenta, supongo ya te llegó mi solicitud de divorcio ¿No?” apretó los puños en respuesta y por el palpitar de su vena en el cuello supongo era un sí ¡Cuanta eficiencia la de mi abogado!

“Vamos a mi oficina, tenemos que hablar” me dijo apretando los dientes

“Hasta donde sé no puedo ni acercarme a la casa ¿Para qué quieres hablar conmigo? Que mandaras a la policía a la casa de mi amiga y me hicieras torturar en la cárcel aparte de llevarte a los niños a la fuerza lo dice todo ¿No?” escuché la respiración de asombro de las tres mujeres a mis espaldas

“Vamos a la oficina” me sujetó del brazo

“¡No vuelvas a tocarme!” me zafé de su agarre “Eso es lo que te espera, Irina, al rato se cansa y se vuelve amargado y hasta te puede golpear” le dije dirigiéndome a la mujer esa

“¡Basta Olivia!” alzó la voz y las tres mujeres se estremecieron pero yo no, no iba a doblegarme

“Tú empezaste todo esto en el momento que usaste la fuerza en mi contra, ni tú ni tu madre van a doblegarme por más que lo intenten, mándame a la cárcel y haz que me torturen todo lo que quieran, voy a recuperar a mis hijos porque nada bueno puede salir de la bruja de Justine y de tu incapacidad emocional” alzó ambos puños pero bajo la mirada de todas las presentes logró contenerse “Nos vemos en la corte, David Miller” le dije antes de darme la vuelta y entrar al elevador que convenientemente se abrió para que entraran dos hombres del piso de recursos humanos

“Señora Miller” me saludaron con una sonrisa

“Que pasen buenas tardes, caballeros” les dije antes de meterme en el elevador y presionar el botón para cerrar las puertas, David tenía su mirada clavada en mí y probablemente haría que me arrepintiera de lo que acababa de hacer pero ¡Dios, se sentía jodidamente bien! Al salir pasé cancelando mi número de celular para comprarme otro a nombre de Tracy, lo primero que hice fue llamar a Sebastien

“Olivia” escuchar su voz siempre era un placer, me dediqué a contarle todo lo que había hecho “¡Oh cariño, estoy tan orgulloso de ti! Me hubiese encantado ver a ese imbécil por un huequito cuando le dijiste todo eso, me gusta escucharte así de fuerte, Olivia”

“Tengo que estar fuerte por mis hijos y no quiero tener que llegar a los extremos pero esa bruja le puso la mano a mi hija y eso no lo voy a dejar pasar y si hubiésemos estado a solas te juro que David me golpea, pude verlo en sus ojos, en sus gestos”

“Afortunadamente no fue así porque si lo hubiese hecho te juro se me olvida que soy psiquiatra y lo mato”

“No vale la pena ¿Crees que podamos vernos hoy?”

“Sí, voy a dejar a Maya con sus abuelos, te mandaré una dirección por mensaje y nos vemos allá a eso de las 7pm ¿te parece?”

“Sí, me parece”

“Ya quiero verte, te extraño” me dijo con dulzura y me derretí al instante

“Y yo a ti, nos vemos en unas horas” terminé la llamada con una sonrisa, me emocionaba verlo, justo cuando estaba llegando a casa recibí una llamada de Jane para hablar con mis hijos, ellos habían comido, eso era una avance al menos pero se me rompía el corazón hablar con ellos y tenerlos lejos, estaba acostumbrada a tenerlos conmigo constantemente y ahora no podía darles las buenas noches o levantarlos en las mañanas, comer juntos, salir a hacer las compras, en fin, todo lo que hacíamos cada día

“Te amamos, mami y prometo nos portaremos bien, por ti ¿si?” me dijo Leny y las lagrimas me brotaron en automático

“Yo también los amo, de la luna al infinito y más allá, cualquier cosa que pase o les hagan su papá o la abuela por favor díganle a Jane que me llame ¿si?”

“No se preocupe señora, si algo pasa yo la llamo” escuché a Jane de fondo y era momento de terminar la llamada, cuando entré a la casa vi a Tracy con Clayton en la cocina

“¡Amiga, mírate! ¡Te ves sexy! ¿No se ve sexy?” le preguntó a Clayton que me sonrió

“Te ves muy hermosa, Olivia” me dijo

“Gracias Clayton”

“¿Qué te hiciste?” ella me miró “¿Esto es por el doc?”

“Un poco y otro tanto por mí y por mis hijos, ellos necesitan a la mejor madre que puedan tener” ella sonrió y me abrazó

“Estamos cocinando algo rico”

“Voy a verme con Sebastien en un rato” ella alzó las cejas divertida

“¡Uyy amiga! ¿Noche de pasión?”

“Probablemente”

“¡Zorra!” me dijo con una sonrisa y justo sonó mi teléfono con un mensaje, era de Sebastien:

“Sebastien: Yo pongo la cena, te adjunto la dirección. Nos vemos en un rato. No puedo esperar”

“¿Y ese teléfono?”

“Lo compré a tu nombre, espero no te moleste” ella negó con la cabeza y le di el número, solo Sebastien, mi papá y ella lo tendrían por el momento, pasé directo a darme un baño y alistarme, me puse una falda negra tipo tubo y una blusa entallada color coral, debajo llevaba algo sexy, me sentía sexy, como una mujer sensual y poderosa, Sebastien me había hecho pasar el interruptor en automático y estaba recuperando mi esencia.

El lugar donde Sebastien me citó quedaba algo lejos pero no me importó manejar hasta llegar a un conjunto residencial cerrado, lo llamé y enseguida me abrieron, él estaba fuera de una de las casas esperándome “¡Por Dios Olivia, mírate!” exclamó jadeante al verme, si, esa era justo la reacción que esperaba “Vamos adentro” me tomó de la mano y entramos a una casa que me resultó agradable a la vista, las paredes blancas pero llenas de cuadros, sofás de cuero negro y una cocina de granito espectacular

“¿Y este lugar?”

“Era de mi hermana Isabel, nunca quise deshacerme de la casa y vengo aquí cuando necesito encontrar paz, aunque contigo podría encontrar paz hasta en medio de la calle” lo sentido de sus palabras hicieron que mi corazón palpitara con fuerza

“Es muy bonita, se siente acogedora” le dije y él sonrió en respuesta, no tardó mucho en entregarme una copa de vino blanco y no pude evitar sonreír, tenía sus ventajas haberle abierto mi vida, conocía mis gustos y en nuestros “time out” aprendí a conocer los suyos “No deberíamos vernos todos los días pero hoy necesitaba verte otra vez” se acercó para sujetar mi rostro entre sus manos, su mirada me derretía completita

“Yo también necesitaba verte” buscó mis labios y compartimos un largo beso “Pero no quería parecer desesperado y acosarte” besó la comisura de mis labios y empecé a reírme

“¡Estás loco!”

“De poeta y loco todos tenemos un poco” me dijo con un  guiño antes de besarme una vez más “Antes de comer quiero hablarte de algo”

“¿Qué pasa?”

“Espero no te molestes conmigo” se mordió los labios

“¿Qué hiciste?” me crucé de brazos

“Solo te conseguí una entrevista en el despacho contable de un amigo de la universidad” descrucé los brazos

“¡Sebastien! ¿De verdad?” él asintió “¿Por qué hiciste eso? Yo no te lo pedí”

“Sé que no me lo pediste, pero recordé cuando me dijiste que con la familia de David controlando todo Boston que se te haría difícil conseguir trabajo, es solo una entrevista, nada más” me tomó de las manos “Sé cuanto deseas trabajar y ser independiente y yo quiero apoyarte como pueda para que lo logres”

“¡Sebastien!” lo abracé con fuerza, apreciaba lo que estaba haciendo, de verdad que si “Te lo agradezco mucho, de verdad” le acaricié el rostro antes de besarlo

“No me agradezcas, yo solo te conseguí la entrevista, lo demás depende de ti” sacó la tarjetita de su camisa y me la entregó “Pasado mañana a las 10.30” yo asentí y leí la tarjeta


“Bühler & Asociados
Escritorio Jurídico y Contable”


"Tengo algo para ti, ven conmigo" me ofreció su mano para guíarme hasta uno de los cuartos donde reposaba un majestuoso ramo de flores que logró dejarme sin aliento

"¡Oh por Dios, es una belleza!" me acerqué para admirarlo, eran rosas rojas con lirios amarillos, morados y naranjas intercalados ¡Toda una belleza! "¡Gracias, gracias!" me giré para abrazar a Sebastien y llenarle el rostro de besos

"¡Qué ricos esos besos!" me dijo con una sonrisa "¿Quieres comer?" yo asentí y volvimos a la sala, Sebastien fue sumamente atento en servirme una copa y servir la comida para los dos, pastel de carne con espárragos y ensalada caprese, era comida casera y reconfortante





"¿Puedo preguntarte algo?"

"Lo que quieras" me respondió al instante

"¿Cuántas mujeres hubo después de Sofia?" lo vi bajar el tenedor y fijar su mirada en mí, dándome su completa atención y abriéndome sus sentimientos a través de su mirada

"Fueron tres mujeres, no es muy fácil conocer a alguien cuando acabas de perder a tu esposa y tienes una hija pequeña. Alexandra fue la primera luego de Sofia, la conocí en un grupo de manejo del duelo al que asistía, yo como psiquiatra no podía autoatenderme y necesitaba ayuda si quería salir adelante con Maya, fuimos amigos por casi un año, luego empezamos a salir como algo más y me ayudó mucho a superar el vacío pero ella no quería nada con Maya ni tampoco lidiar con niños y eso lo terminó todo"

"Pero te ayudó a ver que podías estar con alguien más ¿No?"

"Por supuesto, creo que cada persona que pasa por nuestras vidas sea por mucho o poco tiempo siempre no deja una enseñanza" yo asentí ante sus palabras "Luego conocí a Julia y fue algo más por pasar el rato que otra cosa, fuera de lo sexual no teníamos mucho en común y luego de unos meses decidí terminarlo" su franqueza me sorprendía pero me gustaba que fuera así

"Imagino no lo tomó muy bien"

"No, no lo tomó muy bien que digamos pero luego de un tiempo conoció a otro y ahora está casada" hizo una pausa para comer "Por tercera vez"

"¡Vaya!" asintió "Hay personas que tienen serios problemas de compromiso"

"Más de los que te imaginas, Olivia" la forma tan exquisita de pronunciar mi nombre siempre me hacia sonreír "El hombre siempre le ha tenido miedo al compromiso"

"¿Tú le tienes miedo al compromiso?" le pregunté

"No si considero que la persona sea la correcta, eso se siente ¿sabes?" yo asentí "Ese fue mi problema con Elena, ella quería comprometerse, casarse y yo no, aparte que no estaba listo para eso tampoco sentía era lo correcto"

"Has dejado un par de corazones rotos por ahí, entonces" tomé un sorbo de mi copa y él hizo lo mismo

"Luego de eso decidí que era suficiente y llevo un par de años solo, hasta que entraste a mi consultorio y desde ese instante no he podido dejar de pensar en ti"

"¡Adulador!" me lanzó un beso al aire

"Es la verdad, fue adorable verte tan nerviosa pero en cada encuentro me dejabas conocerte más y eres fascinante, Olivia. Verdaderamente fascinante" no pude evitar sonreír y sentir que me sonrojaba "¿Qué opinas de que hubieran otras mujeres?" me preguntó

"Nadie de nuestra edad viene sin equipaje, Sebastien, y lo entiendo, tenemos una historia, hijos y es parte de quienes somos, no podemos cambiar eso y me gustas así, me gustas de verdad" me regaló una de sus maravillosas sonrisas y palmeó sus piernas para invitarme a sentar en ellas, no dudé en hacerlo, así como tampoco dudé en besarlo

"¿Ya te he dicho lo mucho que me encantas, Olivia?" me susurró al oído y se me erizó toda la piel, negué con la cabeza y él sonrió "Pues me encantas Olivia, me fascinas" deslizó su pulgar por mi mejilla antes de besarme una vez más “¿Quieres bailar?” me propuso con una sonrisa y acepté gustosa, se levantó para buscar en el reproductor y una hermosa melodía inundó el lugar



Yo me guindé de su cuello mientras sus manos se deslizaron por las curvas de mi cuerpo hasta anclarse en mi espalda, nuestras miradas quedaron fijas la una sobre la otra como en una especie de trance, sucedía cada vez que estábamos juntos, todo parecía desaparecer a nuestro alrededor


“I turned around and saw you standing there
Like a star had been misplaced
All wanted was for you to be near
I look a breath and asked your name
From the time that you first spoke to me
Nothing's ever felt the same
You've turned my black and white into color scenes
Life has permanently changed
Through the yesterdays and tomorrows dreams
In the here and now when you're next to me
Even simple things feel just like new
Every moment I'm with you...”


Me susurró al oído y sentí mis piernas desfallecer, parecía sentir cada palabra y la canción describía perfectamente lo que yo sentí al conocerlo “Me moría por sacarte a bailar en el concierto benéfico pero eso probablemente nos hubiese metido en muchos problemas” me dijo haciéndome girar con destreza

“Probablemente, pero me alegra que podamos hacerlo así. A solas” sonrió al instante con mis palabras y era maravilloso verlo sonreír de esa manera, seguimos bailando por largo rato más hasta terminar descalzos dando vueltas por toda la casa

“Quiero que hagas algo por mí, Olivia” nos hizo detener para mirarme y se notaba algo nervioso

“¿Qué pasa?”

“Isabel solía tocar mucho el piano en el jardín, el piano sigue allá afuera intacto, yo no me he atrevido a tocarlo en todos estos años pero quiero que tú lo hagas” me sorprendió su petición ¿Cómo podía pedirme algo así? Se notaba era doloroso para él pero aún así estaba ahí frente a mí, completamente vulnerable, pidiéndome que tocara el valioso piano de su difunta hermana

“¿Estás seguro?” le pregunté dudosa y me tomó de las manos para besarlas con dulzura

“Estoy completamente seguro” asentí y me llevó al jardín trasero donde reposaba el piano cubierto por una tela rosada, con respeto deslicé mis dedos sobre la tela antes de destaparlo con sumo cuidado, era un piano de cola negra espectacular ¡El sueño de todo pianista! Deslicé mis dedos por el brillante material y lo abrí, el olor a madera inundó mis fosas nasales y cerré los ojos absorbiendo el momento, Sebastien se sentó en la grama frente al piano y yo tras este

“¿Algo en particular?” le pregunté y vi como respiraba acelerado “¿Quieres que siga?”

“Sí, por favor. Toca lo que gustes” me dijo frotando sus manos e instintivamente empecé a tocar las notas de  “Lay me Down” de Sam Smith, cerró los ojos al instante por varios segundos antes de abrirlos de nuevo y clavarlos en mí

“Can I lay by your side? Next to you uh uh uh you uhuuu and make sure you're alright, I'll take care of you... I don't want to be here if I can't be with you tonight...” empecé a cantar en un tono que fue audible para él y entonces lo vi, las luces de la noche iluminaron las lagrimas que corrían por sus mejillas, quise levantarme y abrazarlo pero era su momento de conciliar algo de paz con los recuerdos que tenía.

"Olivia, mi Olivia" me abrazó por la espalda e hizo a un lado mi cabello para besarme el cuello y envolver mi cuerpo con sus brazos "Te has metido en mi mente, en mi cuerpo, en mi alma" deslizó una de mis manos hasta mi pecho "En mi corazón" sentir su tibio aliento en mi cuello me erizaba la piel y esa confesión me estremeció

"Sebastien, mi Sebas" deslicé mis manos por sus brazos y me puse de pie para poder mirarlo "¿Sabes tocar?" él asintió "Toca conmigo, por favor" me senté y él lo hizo a mi lado, pude ver el fino temblor en sus manos "Yo estoy contigo" le susurré antes de tomar su mano y colocarla en las teclas, yo empecé con las notas de Claro de Luna y Sebas me siguió al instante, fue como una especie de terapia para su alma y un poco para la mía, él me había ayudado tanto que quería devolverle tan siquiera un poco de todo lo que él le había dado a mi vida desde que lo conocí.

Esa noche nuestros cuerpos no hicieron el amor pero nuestras almas si, intensamente, existen muchas formas de tener intimidad más allá de lo físico y Sebastien y yo lo comprobamos, desnudamos la parte más íntima y vulnerable de nuestros seres: El alma, desnudamos nuestros secretos, aquellos que solo le cuentas a tu almohada o al diario de confianza, nos convertimos en un par de libros abiertos listos para ser leídos placenteramente el uno al otro. Nunca había sentido una conexión tan intensa con alguien y me fascinaba que ahora la tuviera con un hombre como Sebastien.

Los primeros rayos del sol nos sorprendieron sentados en el piso riendo a carcajadas de las travesuras de nuestros hijos estando más pequeños, descubrimos infinidades de puntos en común y me asustaba la forma tan desmesurada en que crecían mis sentimientos por Sebastien ¿Qué iba a pasar con nosotros? No estaba segura pero esos momentos a solas eran simplemente sublimes "Hay algo que quiero hagamos juntos" me dijo con una sonrisa

"¿Qué cosa?"

"Darnos un baño" no pude evitar sonreír

"Vamos entonces" fue mi respuesta y de la mano caminamos descalzos hasta el cuarto y el baño tenía el techo cubierto por vidrio y entraba por completo la luz del sol ¡Era impresionante!

"Desvistete para mí, Olivia, por favor" me pidió estando de pie los dos en medio del amplio baño, hice lo que me pidió. Lentamente me quité la blusa, admirando la forma en que su respiración cambiaba con cada movimiento mío, dejé caer la falda al piso y me quedé en ropa interior



Su manera de mirarme me resultaba fascinante, sus ojos estaban cargados de deseo y admiración, me gustaba. Me gustaba mucho. De a poco me deshice del brassiere y la panty hasta quedar completamente desnuda bajo su abrasadora mirada, durante muchos años odié desnudarme incluso frente al espejo pero hacerlo para Sebastien me provocaba un morbo tremendo y me sentía confiada al hacerlo, él me demostraba cuanto le gustaba lo que veía, me sentía hermosa y deseada "Mírate Olivia, eres tan preciosa" deslizó sus dedos por mi mejilla y mi cuerpo se estremeció al instante "Eres extraordinaria, Olivia y te deseo tanto" me dijo jadeante

"Desvistete para mí" le dije y una de sus hermosa sonrisas apareció solo para mí
"Sus deseos son órdenes, mi reina" me mordí los labios, esa sutil frase evocaba muchas cosas en mi mente, clavó sus bellos azules en mí mientras se desabotonaba la camisa a un ritmo en verdad torturador, me moría por ponerle las manos encima pero no había prisa, lo dejé hacer lo mismo con el pantalón y el bóxer, alguien estaba feliz de verme otra vez ¡Sebastien era bello! Realmente una belleza de hombre y era solo para mí en ese momento ¡Joder, qué suerte la mía! Nos dedicamos a besarnos y tocarnos por largo rato, grabando en la yema de nuestros dedos y la punta de nuestros labios cada sensación experimentada, sentir su miembro chocar con mi vientre me estaba enloqueciendo, moría por tenerlo dentro de mí. Entre besos nos metimos en la ducha, dejando que el agua mojara nuestros acalorados cuerpos

"Necesito estar dentro de ti, Olivia" ¡Joder su voz ronca era increíblemente sensual! Pegó mi espalda a la pared y ancló con desespero mi pierna a su cadera hasta adentrarse con fuerza dentro de mí "¡Joder Olivia, eres exquisita!" siseó al hundirse por completo dentro mí, sin nada de por medio. La sensación era alucinante. Verdaderamente alucinante.

"Sebastien..." pronuncié jadeante antes de literalmente devorarnos los labios a besos y pequeños mordiscos, sentir su carne en completo contacto con la mía era en verdad una delicia, sentirlo bombearse dentro de mí y llenarme por completo me llevaban al borde del éxtasis rápidamente

"Sostente fuerte, cariño" ronroneó a mi oído antes de levantar mi otra pierna del suelo y hacer que mi cuerpo se abriera para dejarlo llegar aún más profundo ¡Qué divinidad!

"¡Sebastien!" le clavé las uñas en la espalda y su sensual gruñido me lanzó al espiral sin retorno de un abrumador orgasmo que me sacudió con fuerza

"¡Por Dios Olivia, cómo te contraes!" jadeó a mi oído "¡Joder, qué rico!" exclamó desacelerando su ritmo, podía sentirlo palpitar dentro de mí mientras me contraía a su alrededor, el orgasmo fue brutal pero Sebastien no había terminado, con cuidado me puso de vuelta en el piso para girar mi cuerpo y embestirme en esa posición que le daba la libertad de jugar con mis senos y besarme el cuello ¡Me encantaba esa posición! Mis piernas se sentían de gelatina pero Sebastien me sujetaba con fuerza mientras entraba y salía de mi cuerpo a su antojo en un ritmo fuerte que me volvía loca ¡Cuanto me gustaba estar así con él! Una de sus manos se deslizó hasta mi nudo de placer, tomándolo con fuerza entre sus dedos y lanzándome al abismo una vez más

"¡Oh por Dios, Sebastien!" mis uñas arañaban la baldosa mientras mis pies se clavaban al piso, todo mi cuerpo convulsionaba de placer y era delicioso ¡Exquisito! ¡Magnifico!

"Eres una diosa, Olivia ¡Una diosa!" exclamó a mi oído mientras se quedaba quieto sintiendo mi orgasmo a su alrededor "Estoy cerca, Olivia" me dijo mientras torcía mis pezones, esa frase me provocó mucho morbo y me dio una idea, lo hice deslizarse fuera de mi y con las pocas fuerzas que le quedaban a mis piernas me puse de rodilla, alcé la mirada para verlo

"Quiero hacerlo, me gusta hacerlo contigo" le dije leyendo los pensamientos en su mirada y no estaba mintiendo, me gustaba mucho hacer eso con él. Llevé su miembro a mi boca, recorriendo su longitud con mi lengua una y otra vez para luego concentrarme en el sensible glande

"¡Olivia!" repetía incesantemente y su excitación me motivaba aún más "¡Joder, sí, justo así!" me sujetó por el cabello y sentí su orgasmo espeso y caliente llenar mi boca, era salado y a decir verdad nada desagradable, lentamente me lo tragué bajo la mirada de sorpresa y orgullo de Sebastien

"Eso fue increíble" le dije y me puse de pie

"En verdad lo fue" afirmó antes de atacar mi boca en un demandante beso, otra primera vez para mí con Sebastien. Empezaba a enamorarme y no estaba segura cómo seguiría todo a partir de ahí...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 8

Mensaje por Yazz Black el Lun Sep 12, 2016 9:46 pm


Aaaaay..!! esto esta cada vez mas bueno..!!
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.