Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 36
Sáb Abr 22, 2017 5:32 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 44
Sáb Abr 22, 2017 4:34 pm por NATHYLÓPEZ

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 12:
Dom Abr 09, 2017 6:21 pm por Diva_Miller

» I'm No Angel. Capítulo 35
Sáb Abr 08, 2017 9:21 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 43
Sáb Abr 08, 2017 5:46 pm por NATHYLÓPEZ

» CAPITULO VIII
Vie Abr 07, 2017 9:28 pm por palomita de papel

» I'm No Angel. Capítulo 33-34
Sáb Abr 01, 2017 7:33 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 42
Sáb Abr 01, 2017 6:57 am por virginia2604

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPITULO 11:
Vie Mar 31, 2017 10:19 am por Diva_Miller

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 11

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 11

Mensaje por virginia2604 el Lun Sep 12, 2016 7:39 am

Hoola hola mis bellas lectoras, hoy es lunes de volver a la rutina... Les dejo un nuevo cap que tiene de todo un poquito y que probablemente haga aparecer a las #TeamDavid lol! lol! Gracias una vez más por seguir la historia... Para todas mis #TeamSeliv #TeamTracy y ¿Por qué no? #TeamLauren lol! lol!
Nos leemos el viernes... besito besito

CAPÍTULO 11

BOSTON, MASSACHUSETTS



Llegué a las carreras 5 minutos después de las 12, el abogado me dio una mala mirada pero entramos de inmediato

“Buenas tardes, Olivia, abogado”

“Buenas tardes” dijimos casi en coro

“Te tengo muy buenas noticias, aquí están los papeles de custodia de tus hijos” puso los papeles sobre la mesa y empecé a llorar de la emoción, tendría de nuevo a mis hijos ¡No podía creerlo!

“¡Dios mío! ¿Cómo pasó tan rápido?” yo apenas y podía creerlo

“Luego de todo lo que nos mostraste y que uno de los oficiales confesara que Justine  le pagó para hacer lo que te hicieron ninguna persona en el mundo dudaría en devolverte a tus hijos, además, tengo una orden de aprehensión para Justine por maltrato infantil y sospechosa de agresión contra tu papá y por amenaza e instigación” me dijo sonreída y estaba disfrutando ese momento  “Iremos ahora mismo por tus hijos y yo voy con ustedes, los oficiales nos escoltaran hasta la casa de Justine”

“Muchas gracias, de verdad muchas gracias. No sé como agradecerle todo esto” ella sonrió

“Con que se haga justicia y esos niños estén con quien deben estar que es con su madre, me doy por servida ¡Vamonos ya!” dijo levantándose de la mesa y enseguida varios oficiales salieron con nosotros, los oficiales escoltaron mi auto y el de Lauren hasta la casa de la vieja bruja y literalmente le lancé el papel que me otorgaba la custodia de mis hijos cuando abrió la puerta “Justine Miller, nos volvemos a ver” vi a la bruja palidecer al encontrarse con Lauren ¿Le tenía miedo? ¡Oh por Dios!

“¡Natalia! ¡Leny!” grité con fuerza intentando enfocar mi atención

“¡Mamá!” bajaron corriendo y los abracé, empecé a llorar descontroladamente

“Ya estamos juntos de nuevo y nadie va a separarnos otra vez” les llené el rostro de besos “Los amo, los amo mucho” no podía contener las lagrimas al poder abrazarlos y sentirlos cerca de mi otra vez

“También te amamos, mamá” me repitieron mientras se aferraban con fuerza a mi cuerpo y me besaban el rostro

“¡Espero que el maldito de tu padre se muera!” gritó Justine mientras los oficiales la escoltaban afuera “¡Me las vas a pagar, voy a matarte a ti y a tus mocosos, te lo juro!” gritaba como loca y los niños se refugiaron en mi pecho mientras Lauren le susurraba algo en el oído a Justine que la hizo palidecer una vez más

“Nada va a pasarles, se los juro, no ahora que mamá puede cuidarlos” les dije “Vamos, salgamos de aquí que el abuelo está en el hospital y nos necesita”, Jane me trajo un bolso con sus cosas, los subí al auto y tuve que respirar profundo para poder manejar y no llorar como histérica por lo que estaba pasando. Tuve que explicarle un poco a mi jefe mi situación para poder obtener su permiso, no quería abusar pero él como abogado me dio todo su respaldo, le debía agradecer mucho. Al llegar al hospital mi papá estaba despierto y aunque lleno de vendajes y moretones nos sonrió ampliamente

“¡Hija mía!” exclamó y me acerqué para darle un beso en la frente

“Te amo papá, te amo muchísimo y no sabes lo feliz que me pone verte despierto, he recuperado a los niños, están con nosotros otra vez” lo vi cerrar los ojos y dejar escapar un par de lagrimas

“¿Y ustedes no le dan un beso al abuelo? Chueco y todo pero puedo recibir cariño” dijo con voz ronca y los chicos estaban algo nerviosos

“Tranquilos, solo tengan cuidado, el abuelo solo está aporreado pero está bien y se va a mejorar”

“¿De verdad?” preguntó Natalia

“Pequeña, soy un roble y pronto me voy a recuperar para mandonearte aunque no te guste” ella empezó a reírse y se acercó para darle un beso a su abuelo

“Oye Leny, tu viejo ahora es mitad biónico” dijo con humor a mi hijo “Tengo clavos de titanio y una fibra de no sé qué cosa en mi pierna y mi brazo ¿qué te parece?”

“¡Genial!” contestó Leny y los tres se sumieron en su mundo a conversar como si nada más pasara, mi papá tenía la habilidad de convertir cualquier cosa mala en algo bueno y distraerlos a todos ¡Dios, lo amaba tanto! Ver a mis hijos con mi padre me llenó de una felicidad indescriptible, mi papá iba a estar bien y mis hijos también, estábamos juntos y eso era lo importante

“Mamá ¿Por qué andas tan arreglada?” preguntó finalmente mi Leny, sacándome del ensimismamiento en el que estaba observándolos interactuar

“Tengo trabajo” abrió los ojos en sorpresa

“¿De verdad tienes un trabajo, mamá?” preguntó Natalia mientras recibía un abrazo de Leny

“¡Felicidades, mamá!” me agaché para poder darle un abrazo gustosa y un beso

“Sí, voy a ejercer finalmente para lo que estudié que es contaduría, empecé la semana pasada así que ustedes y yo tenemos mucho qué resolver” dije mirando a mis hijos

“No importa mamá, mientras estemos juntos creo podemos con lo que sea” las palabras de Natalia me llenaron de emoción

“Mañana podemos resolverlo, por hoy disfrutemos que estamos vivos y que estamos juntos” dije antes de sentarme en el sofá y acurrucarme con mis hijos bajo la mirada de emoción de mi padre, Lucy se nos unió con comida y finalmente me sentí tranquila luego de los últimos días de locura, solo necesitaba a mis hijos y a mi padre para terminar de completar las cosas buenas en mi vida.

Cuando volví a casa Tracy estaba en la cocina, los chicos la abrazaron y ella estaba feliz de verlos "¡Te odio, ni siquiera me escribiste para avisarme!" se cruzó de brazos y yo le di un beso en la mejilla

"Todo fue tan rápido que sigo sin creerlo, más tarde te cuento con detalles, hay mucho que hablar" le susurré y ella asintió

"Oigan chicos ¿por qué no van a darse un baño mientras su mamá y yo les preparamos unas galletas?" dijo Tracy con una sonrisa, fui con ellos al cuarto y no dejaban de preguntar qué me había hecho porque me veía más bonita, les respondí que era la alegría de tenerlos de nuevo conmigo y no estaba mintiendo, aproveché ese momento para llamar a Sebastien, por la hora ya debía estar saliendo de su consultorio

"Olivia..." su voz como chocolate se deslizaba en mi oído "Ya ansiaba saber de ti ¿Cómo estás?"

"Muy feliz, tengo a mis hijos de vuelta, en este preciso momento se están dando un baño, mi papá está bien ¿podría pedir más?"

"Olivia eso es..."

"Y te tengo a ti..." lo interrumpí y juro que podía verlo sonreír

"Es maravilloso, no tienes idea lo feliz que me hace saber lo de tus hijos y lo de tu papá" podía sentir la emoción en su voz "Y que me consideres dentro de lo que te hace feliz"

"¿Y cómo no voy a hacerlo? Eres como un oasis dentro de toda esta locura" vi a Tracy haciendo las veces de inducirse el vómito y no pude evitar reírme

"Asumo que Tracy está cerca y seguro haciendo alguno de sus gestos" empecé a reírme con más fuerza porque estaba en todo lo cierto "Tú estás con tus hijos y yo voy a llevar a Maya a una fiesta de cumpleaños, me siento incomodo cuando la llevo a esas cosas y todas las madres me miran como si fuera algo raro"

"Te miran porque eres muy apuesto y probablemente piensen en ti cuando están con sus esposos"

"¡Olivia!" me dijo entre carcajadas y escucharlo reír era un verdadero placer

"Te desean, así como la enfermera del hospital"

"Olivia ¿estás celosa?"

"No" me mordí los labios

"Estás celosa y no tienes razón para estarlo, aunque sería bonito ver tu expresión" escuché su voz divertida

"¡Tonto!"

"Olivia, hicimos el amor en mi consultorio ¿Cómo crees que pasé el día? Pensándote cada segundo" su voz aterciopelada hacia reaccionar a mi cuerpo aún a la distancia

"¿Y tú crees que yo no he pensado en eso? Mis hijos notaron que me veo diferente"

"Maya me dijo lo mismo ¿crees podamos vernos mañana? ¿Aunque sea una hora?"

"Va a estar complicado mi día, no lo sé ¿Madrugarías por mí?"

"¡Por supuesto! Haría cualquier cosa por ti, Olivia" esa frase me estremeció y no pude evitar sonreír

"¿5am en la casa?"

"¡Perfecto! Nos vemos mañana, Olivia" pronunciaba mi nombre más lento y era una delicia escucharlo "Te quiero y te escribo al rato"

"Yo también te quiero, disfruta la fiesta y no te diviertas mucho" soltó la risa de nuevo

"No lo haré, lo prometo. Te quiero" me dijo y terminamos la llamada, no pude evitar suspirar y Tracy me aventó uno de los limpiadores de la cocina, ambas estallamos en risas. Preparamos las galletas, comimos con mis hijos y nos dedicamos a escuchar las atrocidades que tanto Justine como David les dijeron e hicieron, los odiaba a ambos, de verdad, pero ahora estaba conmigo y no dejaría nada les pasara, además me sentía tranquila de haber recibido un mensaje de Lauren en el que me decía que David tenía una orden de alejamiento mientras terminaban sus procesos legales y tenía oficiales para custodiar la casa las 24 horas, solo por precaución. Una vez que mis hijos se durmieron Tracy y yo nos encerramos en su cuarto

"Ahora si, escupelo todo que no hemos hablado en estos días, quiero saberlo todo ¡Todo!" me dijo frotándose las manos y yo empecé a reírme y me dispuse a tener una abierta conversación con mi mejor amiga, ella escuchaba atentamente y siendo tan expresiva sus gestos de asombro me daban mucha risa "¡Zorrona! ¿Quién eres tú y qué le hiciste a mi amiga? ¡Me encanta!" exclamó emocionada "Siempre quise que vivieras algo así, que tus ojos volvieran a brillar y recuperaras tu autoestima, nunca pensé que el doc lograría eso en tan poco tiempo pero me da gusto, él es muy bueno y si te hace feliz pues yo lo quiero y si te lastima voy y lo golpeo y sabes que lo hago" dijo antes de abrazarme

"Lo quiero, Tracy pero estoy aterrada por lo rápido que mis sentimientos van escalando por él, representa todo lo que siempre he deseado y me da miedo" Tracy me tomó de las manos

"Es normal amiga, vienes de los abusos de David y llega este hombre que te da toda su atención, que te respeta y te desea tal cual eres y te trata como reina, es normal que te sientas así pero por lo que me has contado él está como tú también, viene de varias relaciones fallidas y una esposa muerta y llegas tú a voltearle el mundo pero eso no es malo, vivan lo que tengan que vivir y si funciona o no ya el tiempo lo dirá pero no se queden con las ganas de vivir esa relación y cuentas conmigo siempre, lo sabes" yo asentí y la abracé de nuevo

"Te amo, gracias por querer a esta loca" ella sonrió

"Yo también te amo y las dos estamos locas así que no importa" nos besamos las mejillas y luego nos fuimos a dormir, esa noche junto a mis hijos dormí como bebé...

Me levanté muy temprano para salir sin hacer ruído y fui para encontrarme con Sebastien en la casa de su hermana a las 5am como acordamos, él estaba ahí vistiendo un jean azul desgastado y una camisa blanca de mangas cortas ¡Se veía divino! "Olivia..." pronunció antes de besarme una vez dentro de la casa ¿Qué me pasaba con Sebastien? Me comportaba como adolescente con las hormonas revueltas cuando él me tocaba "Te extrañé" pronunció sobre mis labios "Pero ven, hablemos un momento ¿Cómo están Natalia y Leny?" su interés en saber de mis hijos y de mi me parecía encantador, hablamos de eso y de su salida con Maya la noche anterior, conversar resultaba muy fácil para nosotros y en poco tiempo habíamos aprendido a leernos y entendernos sin decir mucho, me gustaba eso, el poder entendernos de esa manera sin tener que explicarnos demasiado o darle muchas vueltas al asunto "Quiero hablarte de algo muy serio" me dijo y enseguida me puse nerviosa

"¿Qué pasa?"

"Ayer luego que hablamos recibí una llamada del juzgado, ordenaron terapia para el manejo de la ira de David y quieren yo sea su psiquiatra" se me fue el alma al piso al escuchar eso

"¡No puede ser! ¡Tú no puedes hacer eso!" empecé a alterarme y él me sujetó de las manos

"Tienes razón, no puedo, pero aún así quieren que le haga una evaluación psiquiátrica inicial para referirlo a alguno de mis colegas pero igual debo evaluarlo y monitorizar sus terapias de grupo"

“¿Por qué precisamente tú?”

“Yo no elijo los casos que me tocan, ya te comenté que trabajo a veces también con los juzgados para ese tipo de casos, jamás me imaginé me llamarían por lo de David, no puedo tampoco negarme rotundamente ¿Qué se supone les voy a decir? ¿Qué tengo una relación con su ex esposa? No puedo hacer eso Olivia, pude librarme de ser su psiquiatra principal con la excusa de tener otros casos más que atender y no es mentira pero ya sabes como es” yo asentí y el hecho de saber que ellos dos se encontrarían, que David hablaría de mí, de nosotros, me incomodaba de sobremanera y me ponía en un estado de ansiedad muy alto

“Está bien, entiendo que es tu trabajo y debes hacerlo Sebastien. Lamento en verdad que te veas envuelto en todo esto ¿Cuándo lo tienes que ver?”

“Mañana” me respondió y tuve que respirar profundo “Olivia” sujetó mi rostro entre sus manos “¿Confías en mí?” yo asentí “Sé hacer mi trabajo y puedo separar las cosas ¿está bien? Yo sé mejor que nadie el cuidado que debo y debemos tener con todo esto, jamás intencionalmente haría absolutamente nada que te pusiera en peligro o tan siquiera pudiera causarte un problema”

“Lo sé y te lo agradezco, Sebastien” busqué sus labios para compartir un delicioso beso y me levanté “Ven conmigo”

“¿Qué pasa?”

“Quiero que hagamos el amor” su rostro se transformó por completo y una enorme sonrisa se dibujó en sus labios, caminamos de la mano hasta el cuarto donde nos desvestimos a pasos acelerados pero bajamos el ritmo para besarnos y acariciarnos, sus manos se abrieron paso hábilmente por cada rincón de mi cuerpo, erizando la piel a su paso, lo deseaba, lo deseaba con ansias locas e irrefrenables, como nunca había deseado a nadie en toda mi vida

“Olivia...” siseó al adentrarse en mi cuerpo haciéndome anclar mis uñas a su espalda, podía acostumbrarme fácilmente a estar así con él, todo el día, a toda hora, lamentablemente eso no era realista, se empujaba con fuerza dentro de mí, construyendo mi orgasmo que estaba cerca, solo le bastaba tocarme un poco para yo estar excitadísima y necesitarlo dentro de mí “Así, cariño...” dobló mis rodillas y abrió mis piernas para llevarlas a cada lado de mis caderas, dejándome completamente abierta para él ¡Joder, qué rico se sentía! Su penetración fue tan profunda que mi cuerpo se estremeció de puro gusto, una, dos, tres y mi cuerpo fue envíado a un éxtasis sin retorno

“¡Sebastien!” exclamé temblorosa mientras me aferraba a sus brazos y el orgasmo se propagaba por todo mi cuerpo, haciendo que cada una de mis células diera un salto de placer y su mirada ¡Dios, esa mirada! Sus ojos se veían casi negros y llenos de deseo, de promesas prohibidas y fantasías por cumplir. Yo quería cumplirlas todas ¡Todas! “Quiero ser solo tuya, tuya Sebastien” sus ojos fieros se clavaron en los míos y su cuerpo se inclinó más sobre el mío

“Solo mía, Olivia...” susurró a mi oído y el hueso de su pubis apenas tocó mi nudo de placer, enviándome al éxtasis inesperadamente una vez más, así de excitada estaba, así de fuerte lo deseaba “Olivia, mi diosa Olivia” esa forma tan sensual de pronunciar mi nombre me podía mucho ¡Joder!  Su ritmo se aceleró rápidamente, volviéndose casi frenético y empujándome al borde una vez más, era maravilloso verlo llegar al orgasmo, todo su cuerpo de contraía y su piel se enrojecía, las gotas de sudor resbalaban por su rostro y su pecho, haciéndome querer lamerlas todas

“¡Bésame!” le exigí mientras jalaba su cuerpo hacia mí una vez más para saborear sus labios, sus jadeos y gemidos

“Olivia...” jadeó en mi boca mientras todo su cuerpo se contraía intensamente de placer, mantuvo los ojos abiertos y esos pozos azules eran como un par de ventanas a su alma, era fascinante verlos “Quiero verte...” me dijo con voz entrecortada y deslizó su mano hasta mi nudo de placer, sujetándolo entre sus dedos, solo le bastó presionar un par de veces para estremecer mi cuerpo una vez más

“Sebastien...”

“Eso... Justo así... ¡Qué belleza!” me dijo atrapando mis labios en uno de esos desenfrenados besos que provocan mientras sigues sumido en el placer “Yo necesito tenerte más que unas cuantas horas, Olivia” empezó a besar la comisura de mis labios, me gustaba mucho cuando hacía eso

“Yo también quisiera que nuestros encuentros fueran algo más que un par de horas pero sabes que eso es muy difícil” asintió con pesar

“Pero podemos planificar alguna cosa, ahora que trabajas, un viaje de trabajo, yo me invento un congreso, algo y nos escapamos juntos un fin de semana ¿Qué me dices?” la chispa de emoción y esperanza en su voz y su mirada me hacían muy difícil negarme a su propuesta y a decir verdad, yo también me moría por pasar aunque fuese un fin de semana con él

"Vamos a hacerlo pero déjame organizar un poco las cosas con mis hijos y ahora con el trabajo ¿Si?" él asintió "Yo también quiero estar contigo y disfrutar plenamente de esto que tenemos" compartimos un beso más antes de salir de la cama con pesar, debíamos volver con nuestros hijos

"Quiero darte algo..." me dijo antes de salir

"¿Qué?"

"Por si alguna vez necesitas alejarte del caos o cuando vayamos a vernos" alzó un juego de llaves y un pequeño control remoto colgados en un llavero de letras plateadas que formaban la palabra "Peace" no era cualquier cosa lo que me estaba dando, eran las llaves de lo que por muchos años había sido su refugio y lugar de paz, me sentía honrada por su confianza

"Gracias Sebastien, de verdad" tomé las llaves y me acerqué para darle un último beso "Te quiero"

"Yo también..." me dijo antes de salir y cada quien tomó su camino, odiaba esa sensación que me quedaba luego de estar juntos y tener que separarnos. Pasé comprando el desayuno para mis hijos y para Tracy, aún podía sentir mis muslos temblorosos por mi encuentro con Sebastien y mi vientre se contraía cada vez que cerraba los ojos y recordaba su mirada y su voz. Entré a la casa y ya los chicos estaban despiertos, puse el desayuno sobre la mesa y al salir Tracy de vestirse nos sentamos a comer

“¿Qué vas a hacer hoy?” preguntó Tracy

“Resolver lo de la escuela de los chicos y ver algunos lugares para mudarme en la tarde” ella abrió los ojos en sorpresa “Debo buscar un lugar para estar con ellos y que la trabajadora social apruebe para poder mantenerlos conmigo, no es nada fácil esto y además, amiga tienes una vida y un novio, no puedo invadir tu casa para siempre”

“No me invaden, yo feliz de tenerlos aquí pero entiendo lo que debes hacer” me dijo moviendo la cabeza, Tracy y yo teníamos una forma muy especial de comunicarnos con miradas y gestos, terminamos de comer y Tracy se fue a trabajar

“¿Van a divorciarse definitivamente?” la pregunta de Natalia me tomó por sorpresa “¿Volveremos a verlo?”

“Su padre y yo estamos divorciados, los papeles salieron  junto con la custodia de ustedes, si lo volverán a ver pronto en verdad no lo sé, depende de que asista a terapias y cumpla varias cosas más que le impuso el juez. Miren, ustedes están grandes y creo puedo hablarles con franqueza de ciertas cosas ¿no?” ambos asintieron “Primero quiero que les quede claro que su padre los ama, aunque no lo demuestre demasiado yo sé que él los ama”

“Sí, como no” Leny puso los ojos en blanco y no podía culparlo por sentirse así luego de lo vivido los últimos días

“Lamentablemente en el momento en que su padre decidió lastimarme físicamente acabó con nuestra relación por completo y ustedes son muy inteligentes, sé que se dieron cuenta que su padre y yo ya no eramos felices, yo amé a su padre profundamente durante muchos años y siempre le voy a guardar cariño por toda nuestra historia juntos y el hecho de tenerlos a ustedes que son unos tesoros pero me di cuenta que no es justo ni para mí ni para ustedes seguir junto a su padre, no quiero que crean tampoco que esa es la manera correcta en que una pareja se trata ni que tú, Natalia, creas que debes ser una mujer perfecta para agradarle a otros ¿si me entienden?”

“Mamá, yo te lo dije, te dije que debías dejarlo” me dijo Leny tajante “Y sí, es mi padre y todo pero con él no he recibido más que reproches y expectativas irreales de cumplir ¿cuántas veces me ha dicho que me ama? ¿o me ha dado un abrazo? Puedo contarlas con los dedos de las manos y yo lo quiero, en verdad que si pero tampoco ha sido el padre modelo ¿verdad? Mamá ha hecho el papel de madre y padre y yo te amo, mamá, te amo mucho y siempre voy a estar de tu lado, porque mientras tú estés feliz nosotros vamos a estar bien” se me hizo un nudo en la garganta ante las sabias palabras de mi hijo y no me contuve para abrazarlo

“Gracias hijo, de verdad, te amo, los amo a ambos” Natalia me miraba con los ojos a punto de soltar las lagrimas, David era su héroe y él siempre prefirió a Natalia, quizás por ser la primera “Hija, mi amor” la acerqué para poder abrazarla “Sé que no es fácil procesar todo esto y voy a darte el tiempo que necesites, puedes siempre hablar conmigo y preguntarme o contarme lo que sea ¿si?” ella asintió y yo le besé la frente “Necesito pedirles algo, no tengo necesidad de decirles la clase de colegio en el que estudian ni las madres que hay ¿cierto?”

“Yo sería feliz saliendo de ese lugar infernal ¿no puedes cambiarnos?” dijo Leny

“Yo no quiero dejar mi escuela” se quejó Natalia, obviamente, ella era la chica popular y estaba en el equipo deportivo y todas esas cosas, le iba muy bien

“No hay porque entrar en discusión por eso, lo hablaremos en otro momento, lo que quiero pedirles es que sean fuertes y no caigan en provocaciones, se van a decir muchísimas cosas de mi, de su papá e incluso de ustedes”

“¿Qué cosas?” preguntó Natalia

“Lo que se les pueda ocurrir y les advierto que no será bonito pero deben ser fuertes y contarme lo que sea que les pase, necesitamos estar juntos y más unidos que nunca en esto para poder salir adelante ¿está bien?”

“Me gusta esta nueva mamá” Leny me besó la mejilla

“Bueno, es hora que vayan a alistarse, debemos salir” le di un beso a cada uno y me puse en marcha para recoger todo y alistarme también. Salimos de la casa directamente al colegio, como David había pagado ya todo el año y era el mayor benefactor del colegio no podían negarles nada a sus hijos, en ese tipo de colegios perder un día de clases es como perderte un año en la universidad, así que estarían en clases extras después del horario normal solo para ponerse al día con los trabajos y las lecciones perdidas en esos días.

Era la comidilla del colegio, literalmente, las madres que revoloteaban a todas horas ahí al igual que las maestras me daban sus miradas prejuiciosas y a decir verdad no podía culparlas, era la historia más jugosa que habían tenido en mucho tiempo, ya Tracy me había mencionado que algunas notas salieron en internet sobre el divorcio y las “razones” que lo causaron, al igual que la detención de Justine causó un gran revuelo pero yo no le daba demasiada importancia a ese tipo de cosas, mi vida no giraba alrededor de los chismes ni de lo que esa cuerda de snobs pudieran pensar de mí.

Los dejé en la escuela y me fui a trabajar, ese día corrido hasta la tarde que me tocó buscar a mis hijos, luego de ahí fuimos a visitar a mi papá al hospital, se veía mucho mejor y tenía más energía, según los médicos iba a recuperarse por completo pero necesitaría fisioterapia para poder recuperar toda la movilidad en su pierna, eso no iba a ser nada fácil para un hombre tan independiente como él pero entre todos como familia lo íbamos a ayudar, vi a mi papá y a Lucy darse una extraña mirada antes de que ella se llevara a Natalia y a Leny con la excusa de comprarles algo en la cafetería “Hija, quiero preguntarte algo”

“¿Qué pasa, papá?”

“Lucy me dijo que un hombre estuvo acompañándote estos días, un tal Sebastien ¿quién es ese? Me dijo Lucy que era un doctor” preguntó mi papá con curiosidad

“Es un amigo, Sebastien es psiquiatra y lo conocí a través de Tracy, solo estaba acompañándonos” enfocó la mirada “A ambas, papá, sé lo que estás pensando” alzó una ceja

“Hija, eres una mujer joven y bella, no me sorprendería que un hombre o muchos hombres se interesaran en ti”

“No quiero hablar de relaciones, apenas llevo divorciada ¿Qué? ¿Un día?” me incliné para besarle la frente y no, no iba a tener esa conversación con mi padre, no todavía, apenas estaba divorciada y ni siquiera estaba segura de qué se trataba lo que Sebastien y yo teníamos ¿Cómo podía etiquetarlo? ¿Quería etiquetarlo tan pronto? Definitivamente no, no quería. Luego de salir del hospital los chicos en verdad se entusiasmaron en la búsqueda de un apartamento para alquilar, quería algo pequeño, de poco mantenimiento y que fuera seguro, ya al final de la tarde, casi noche, encontramos el lugar ideal, con 3 habitaciones, 2 baños, una pequeña sala y cocina, además estaba en un conjunto cerrado y relativamente cerca de mi trabajo y el colegio de los chicos ¡Era perfecto! Y aunque sobrepasaba un poco el presupuesto, me arriesgaría, me gustaba mucho al igual que a mis hijos.



No agradecía que David fuera un padre ausente pero si que confiara en mí como para dejarme al completo cargo de los niños todos esos años, restringiendo yo de cierta forma su contacto con Justine y manteniéndolos a ambos con los pies en la tierra, sé que no era fácil para ellos toda la situación pero que pudieran adaptarse y aceptar el cambio sin hacer exigencias o quejarse porque era un lugar más pequeño suponía una victoria para mí, sé que Leny estaría bien pero a Natalia le tomaría un poco más de tiempo, en dos días podríamos mudarnos y acomodarlo a nuestro gusto. Cuando regresamos Tracy no había llegado y el teléfono sonaba insistentemente "Hola"

"Liv..." mi corazón se detuvo al escuchar la voz de David "Por favor no me cuelgues, sé que tengo prohibido todo contacto pero solo será un minuto, por favor" su voz sonaba desesperada y triste

"Un minuto"

"Perdoname Liv, te hice mucho daño y le hice daño a nuestros hijos, me dejé cegar por mi madre y mi propia molestia al saberte perdida, debo cumplir con terapias y mantenerme lejos de ti sino quiero ir a la cárcel, lo voy a hacer Liv, por ustedes y por mantener el legado de mi padre que no sabe nada de esto y probablemente cuando regrese y se entere pierda todo su respeto" su voz se quebró y lo escuché sollozar

"Cuando se es padre nuestra capacidad de soportar y perdonar son inmensas, hasta infinitas podría decirse y dudo que tu padre siendo un hombre tan noble quiera pasar sus últimos días odiando a su hijo"

"Siempre sabes qué decir, te amo Liv"

"Si quieres hablar con los chicos por teléfono no te lo voy a prohibir" le dije antes de entregarle el teléfono a Natalia

"Papá..." dijo con apenas un hilo de voz

"No me obligarás a hablar con él" me dijo Leny

"No, no voy a obligarte a algo que no quieras" le respondí

"Ve a acostarte un rato, yo te preparo un sándwich ¿si?" me dijo con voz animada

"Gracias mi amor" le besé la sien y me fui al cuarto, necesitaba hablar con Sebastien

"Olivia..." su voz siempre me cambiaba el ánimo

"Cariño, ha sido un día largo y David acaba de llamar a la casa ¿qué tal tu día?"

"Es uno de esos días en los que odio tener razón" su voz sonaba agotada

"¿Qué pasó?"

"Hace dos semanas me llegó una chica de 16 años que su madre la llevó porque se cortó las venas, la chica estaba luchando con su sexualidad, un depresión severa y marcadas tendencias suicidas, yo quería internarla pero su madre a quien literalmente odié desde el día uno se negó y hoy me llamaron para decirme que la chica se suicidó"

"Lo siento mucho Sebas ¿Hay algo qué pueda hacer por ti?"

"Ya lo haces, gracias por escucharme, en verdad odio tener razón en casos como estos, no es justo que a veces los padres presionen y limiten tanto a los hijos que literalmente les quitan las ganas de vivir"

"¿Qué puedo decirte? A veces los padres viven en sus propios mundos sin saber el daño que le ocasionan a sus hijos con sus acciones o sus palabras, en especial con las palabras, lo que mamá o papá nos dicen es de esas cosas que se nos quedan grabadas en la cabeza y condicionan muchas veces nuestra vida adulta"

"Así es, Olivia. Nuestra personalidad y carácter al inicio se ve forjada por nuestros padres y si nosotros como padres nos volvemos locos a tener expectativas no realistas entonces nuestros hijos van a sentirse como fracasados toda su vida así se ganen un Nobel"

"Lo padres si que nos saben joder a veces ¿No?"

"Así es, mi vida..." ¿Mi vida? Eso sonaba bonito

"Al menos conseguí que los chicos volvieran al colegio y un lindo apartamento cerca del trabajo y del colegio de los chicos"

"¡Eso es maravilloso, Olivia! ¿Cómo se siente mi mujer independiente?" el tono más alegre de su voz me hizo sonreír

"Me siento muy bien, de verdad y me sentiré mejor cuando devengue mi propio sueldo" empezó a reírse y conversamos por unos minutos más hasta que Leny me llevó el sándwich a la cama y Natalia entró para contarme que su papá le pidió perdón y todo lo que ya me imaginaba le había dicho. Tracy llegó rato después con Clayton y alitas de pollo, cenamos juntos y mandé a los chicos a dormir temprano porque tocaba madrugar, yo también me fui a la cama temprano, no sin antes hablar de nuevo con Sebastien. Esa noche pude dormir tranquilamente.

Al día siguiente seguí en marcha con la rutina, desayuno, llevar a los chicos al colegio, ir al trabajo, ese día en particular almorzaría con Sebastien, me entusiasmaba siempre poder verlo, al llegar al restaurante lo vi de espaldas sentado en una mesa, me acerqué con cuidado y le cubrí los ojos con mis manos "A que no adivinas..." le susurré y sus manos de deslizaron sobre las mías

"Son las manos de una diosa, así que debo haber hecho algo bien para que una diosa baje a verme" no pude evitar sonreír con sus palabras, le quité las manos y él se puso de pie para compartir un abrazo "¡Qué bella estás!" dijo mirándome con detalle y yo literalmente quería brincarle encima, llevaba un traje color crema y una camisa verde oscuro que resaltaba la blancura de su piel ¡Se veía divino!

"Mi vida y tú te ves tan suculento" le dije sin tan siquiera pensarlo y me regaló una de esas sonrisas cuando estábamos a solas y que siempre me aceleraban el corazón "Debes dejar de sonreírme así en público"

"¿Así cómo?" y ahí estaba de nuevo, esa jodidamente maravillosa sonrisa que me encantaba

"¡Basta!" me llevé las manos al rostro y Sebastien empezó a reírse

"Y hasta crees que tú no me ocasionas nada ¿Verdad?" no pude evitar reírme por lo sugerente de esa frase "Ordené por ti para ahorrarnos tiempo, espero no te moleste"

"No, para nada ¿Qué tal tu mañana?" su semblante cambió

"Tuve una sesión con David, nada fácil para ser honestos"

"Lo siento..." estiré mis manos para tomar las suyas "Sé que no puedes discutir el caso de David y yo tampoco quiero saber de él, solo me importa lo que tú pienses y sientas, nada más" esbozó una pequeña sonrisa y se inclinó en la mesa para besar mis manos

"La verdad es que no fue nada fácil para mi escucharlo hablar de ti y de sus años juntos"

"Respondeme algo, Sebastien"

"¿Qué cosa?"

"¿Algo de lo que te dijo David cambia lo que sientes por mí? ¿Te incomoda?"

"¡Por Dios, Olivia! ¡Claro que no! Lo que él o cualquiera me diga no cambia lo que yo siento por ti ni el hecho que quiera estar contigo" su manera de mirarme confirmaban sus palabras

"Eso es lo único que me importa, de David no quiero saber nada a menos que crea pueda afectar a alguno de mis hijos, es lo único que voy a pedirte ¿Puedes hacer eso por mí?"

"No te preocupes, Olivia. Nunca dejaría que tú o tus hijos se vieran afectados de alguna forma" sus dedos trazaban círculos en mis manos y mi mente me envíaba imágenes de sus manos recorriendo mi cuerpo "¡Basta, Olivia!" me recriminé mentalmente y justo llegaba la comida, pasta a la carbonara que se veía deliciosa

"Te traje un regalo, para celebrar tu trabajo, tu divorcio, que hayas recuperado a tus hijos y tengas casa"

"Muchas cosas para celebrar ¿No?" y ahí estaba esa sonrisa que podía derretir glaciares, entonces lo ví sacar una pequeña caja de su chaqueta para abrirla ante mis ojos y mostrar un bello brazalete que tenía pequeños colgantes ¡Era hermoso!"¡Es bellísimo, Sebastien!" me sonrió en respuesta y lo sacó de la caja

"La letra D es porque eres una diosa, mi diosa" me dio un guiño y yo estaba que me lo comía, literalmente "El rinoceronte es por Phylis, la nota musical por nuestros gustos al igual que la taza de café" yo sonreía como tonta, era un detalle muy bien pensado "La manito es para que sepas que siempre puedes contar conmigo, el 3, bueno..." se mordió los labios "¿Debo explicarlo?" negué con la cabeza y creo hasta me sonrojé, era el número de orgasmos que tuve la primera vez que estuvimos juntos "Y la S por si se te olvida que me llamo Sebastien" lo abrochó en mi mano y yo no podía dejar de mirarlo

"Gracias Sebas, es realmente un detalle muy bello e íntimo que atesoraré" volvió a besarme las manos

"Algo pequeño comparado con lo que mi diosa se merece" ¡Me lo comía! Me moría por besarlo pero no podía hacerlo de forma tan abierta, era demasiado pronto, tuve que conformarme con sentir sus dedos acariciar mi rostro

“¡Olivia!” apareció mi jefe de la nada mientras las manos de Sebastien me acariciaban el rostro ¡Tremenda escena!

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 11

Mensaje por Diva_Miller el Lun Sep 12, 2016 10:00 am

Mi David beso
avatar
Diva_Miller
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 11

Mensaje por Yazz Black el Miér Oct 05, 2016 1:16 pm

aaaay... yo tengo un brazalete asi..!!

Nooo bueno Viiir, me encanta como le van saliendo bien las cosas a Liv, digo, a ninguna mujer se le desea una situación asi, tristemente hay muchas mujeres que no cuentan ni remotamente con los recursos de Liv ni mucho menos su apoyo.. infelizmente vivo en un pais machista hasta los huesos.. iiiiiuuuu.. que feo..!!

Rayos..!! yo quiero sexo a diario y de esa calidad.. Liv es una suertuda..

oooye.. que jefeee.. le da permiso de ausentarse, a solo dos días de ingresar.. bueeeeeno, eso solo puede ser obra del suizo..!!

#TeamDavid forever..!!

besos
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 11

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.