Últimos temas
» Send My Love Capítulo 32
Jue Ene 19, 2017 9:03 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capitulo 17-18
Jue Ene 19, 2017 7:58 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 31
Sáb Ene 14, 2017 10:16 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capitulo 15-16
Jue Ene 12, 2017 11:29 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 28
Jue Ene 12, 2017 3:30 pm por Yazz Black

» Send My Love Capítulo 27
Jue Ene 12, 2017 2:01 pm por Yazz Black

» Send My Love Capítulo 26
Jue Ene 12, 2017 1:32 pm por Yazz Black

» Send My Love Capítulo 25
Jue Ene 12, 2017 12:12 pm por Yazz Black

» Send My Love Capítulo 24
Jue Ene 12, 2017 11:26 am por Yazz Black

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


UN REGALO QUE TE DIÓ LA VIDA CAPÍTULO 6:

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

UN REGALO QUE TE DIÓ LA VIDA CAPÍTULO 6:

Mensaje por Diva_Miller el Mar Sep 13, 2016 8:16 am

HOLA DIVAS. AQUÍ OS DEJO OTRO CAPÍTULO. ESPERO QUE OS GUSTE. Y QUE PASEIS UNA BUENA SEMANA.

Din, don.
-Es él.
-Suerte.
Bajé las escaleras y abrí la puerta.



-Elga, estás increíble.
-Gracias, tú estás guapísimo.
-Gracias. ¿Vamos?
-Sí. Adiós chicas
-Adiós.
David me abrió la puerta del coche.
-Gracias.
David entró y cerró la puerta. Yo sentía sus ojos clavados en mí, entonces me giré, y sí, me estaba mirando.
-Elga, te lo digo en serio. Estás increíblemente guapa.
-Muchas gracias David. Tu si que estás guapo.
-Jajaja, eso lo dices porque me miras con buenos ojos.
-Te miro con los únicos que tengo. ¿Vamos?
-¿Qué? Sí, sí, vamos.



David separó una silla para que yo me sentase.
-Gracias.
Él se sentó enfrente mía.
-¿Ya has acabado la Universidad?
-Sí.
-Ya eres una veterinaria oficial.
-¿Cómo sabías que he estudiado veterinaria?
-Porque ese era tu sueño. Me lo contaste en el viaje que hicimos a Francia. No me olvidado de nada.
-Yo tampoco. Uno de tus grandes sueños fue ser reconocido por todo el mundo. Y lo has conseguido con IL DIVO.
-La verdad es que estar en IL DIVO es lo mejor que me ha pasado. Después de tí.
-Tu también has sido lo mejor que me ha pasado.
-Buenas noches. ¿Qué les sirvo?
-Dos copas de vino y dos del n°7.
-Ahora mismo.
De repente sonó mi teléfono.
-¿Te importa si contesto?
-No, adelante.
-¿Julie pasa algo?
-No.
-¿Entonces por qué me llamas?
-Porque tengo curiosidad, ¿qué tal la cena? ¿o estás en su casa?
-No, no estoy en su casa. -David puso cara de sorpresa. -Estamos en un restaurante.
-Ah vale. Dile a David lo de la cena.
-Vale.
-Pasaoslo bien y no tengas prisa por volver.
-Vale. Adiós.
-Adiós. -Colgué y metí el móvil en el bolso.
-¿David me harías un favor?
-Por supuesto.
-Mi mejor amiga Julie está enamorada de Carlos. Y me ha pedido que te diga, si puedes organizar una cena para todos. Urs, Sébastien, Carlos, Julie, tu y yo.
-¿Julie Zenatti?
-Sí.
-¿Julie es tu emjor amiga?
-Sí.
-Que coincidencia, Carlos nos contó que se había encontrado con ella. Y que se había enamorado.
-O Dios mío.
-Pero no se lo digas a Julie.
-Ni tu a carlos.
-Será nuestro secreto. Y lo de la cena, dile que eso está echo.
-Muchas gracias.
-Aquí tienen su comida.
-Gracias.
-Gracias.
-Y aparte de estudiar, ¿qué has hecho?
-Pues he estado bailando tango, salsa, danza clásica, hip-hop…
-Que guay, de verdad bailas Tango?
-Sí.
-A mi me dió envidia ver a Urs, a Carlos y Sébastien bailar tango, asique empecé a ir a clases.
-¿Tu también bailas tango?
-Sí. Pero es un secreto, que quede entre nosotros.
-Soy una tumba.
-Eres un amor, eso es lo que eres.
-Jajaja.

-Hola Julie.



-Hola Ryan.
-Que guapa estás.
-Gracias.
-Vuelve conmigo.
-No.
-¿De verdad piensas que Carlos Marín va ha estar contigo? No sabe que existes.
-Sí que lo sabe. El otro día me lo encontré y estuvimos hablando.
-¿Y que piensas? ¿Que va a casarse contigo?
-No Ryan. Pero estoy enamorada de él. ¿Que te crees? ¿Que aquella noche fue la única en la que vi su cara reflejada en la tuya? No Ryan. Él ha estado en cada una de las veces.
-Voy ha hacer lo posible para que vuelvas conmigo.
-Vas a perder el tiempo.
Ryan intentó besar a Julie.
-Ryan ni se te ocurra.
-Claro que se me ocurre.
Intentó cogerla pero Julie salió corriendo y el detrás de ella.
-¡Socorro!
-¡Julie no voy ha hacerte nada!
Julie se giró y no vio a Ryan. Así que corriendo llamó una puerta.
-¿Julie?
-Carlos.
-¿Te encuentras bien?
-¡Julie!
-Carlos déjame entrar por favor.
-Pasa, pasa.
Carlos cerró la puerta.
-Siéntate. -Dijo Carlos señalando el sofá.
-Gracias.
Carlos se sentó a su lado.
-Julie, ¿qué te pasa? ¿quién era ese?
-Mi ex marido. Me ha pedido que volviese con él, yo le he dicho que no, y ha intentado besarme, pero he salido corriendo.
-No te ha hecho nada ¿no?
-No, no le he dejado.
-Cuando lo pille se va ha enterar.
Carlos no se podía creer lo que ese hombre quería hacerle a Julie. Era normal que quisiera recuperarla, una chica como Julie no se encuentra en todas partes.

David y yo estuvimos comiendo, bebimos vino, estuvimos hablando de estos 12 años separados. Pagamos la cuenta y salimos del restaurante.
-Voy a llevarte a un sitio muy especial.
Nos subimos al coche y en 10 minutos David paró el coche.
-Ya hemos llegado.
me disponía a salir, pero David se adelantó, como todo un caballero.
-Señorita. -Dijo alargando la mano.
-Gracias.
-Te va a encantar. Pero antes. -David se puso detrás mía y me tapó los ojos. -Confía en mí, no te va a pasar nada.
-Soy toda tuya.
Estuvimos caminando un rato.
-Ya puedes mirar.
Abrí los ojos, y me los tuve que frotar, no era posible que este sitio estuviese tan cerca de mí y en 1 año no lo haya visto.
Era un puente, con rosas rojas a los lados y agua cristalina alrededor del puente.
-Que bonito. -Me apoyé en la barra del puente y me quedé mirando a lo lejos. David se puso a mi lado. Me sorprendí cuando una rosa apareció delante mía. La cogí y me la acerqué para olerla.



-Es como tú. La que más destaca en todas las rosas. La de más valor. La más cálida. La más delicada. La única que quiero. -No pude evitar sonreir al escuchar esas preciosas palabras salidas de esa boca de ensueño. No aguante las lágrimas.
-David, nadie me había dicho eso nunca. ¿Por qué será que el único que lo piensa eres tú?
-Sigo sin creerme que nadie te haya dicho nada. ¿Ni siquiera estos años?
-No.
-¿No ha habido otro hombre?
-Ha habido unos cuantos. Pero solo querían divertirse conmigo. A mi desde siempre me han gustado los hombres mayores. Pero ellos solo me quieren para pasar el rato. Y no era nada comparado contigo.
-Ya sé que soy único.
Ese comentario me hizo mucha gracias. Aunque no mentía. Era verdad. Él era único en todos los sentidos. Era romántico, seductor, atento, inteligente, guapo...La perfección en persona.
-Pues sí, eres único.
-Ves te lo dije. Tu también eres única. Por eso estamos destinados a estar juntos.
-Jajaja.
-¿Te apetece venirte a mi casa?
-¿No estabas en un hotel?
-Sí, pero solo Carlos, Sébastien y Urs saben de su existencia. La compré para cuando veníamos de conciertos. ¿Te apetece?
-Sí.
-Pues vamos.

-Carlos es tarde, me voy a ir.
-No. ¿Y si te persigue? Lo mejor es que te quedes en mi casa.
-Carlos no quiero ser molestia.
-No eres molestia. De verdad, quédate.
-Bueno, vale.
-Ven. Sígueme.
Julie siguió a Carlos hacia una habitación.



-Si necesitas algo, yo estoy en la habitación del fondo.
-Carlos de verdad, muchas gracias. Eres todo un amor de persona.
-Jajaja. Gracias. Yo lo único que quiero y pretendo es que tu estés bien.
-Gracias a tí, seguro que sí. Buenas noches.
-Buenas noches.
Carlos salió de la habitación, cerró la puerta y se fué a la suya.
Julie cogió el móvil.
-Hola Allie.
-Hola Julie, ¿dónde estás?
-En casa de Carlos.
-¿Y que estáis haciendo pillina?
-Nada jajaja. Es que he tenido un problema con mi ex y Carlos me ha ayudado.
-A bueno.
-Y me voy a quedar a dormir aquí.
-¿Tan grave ha sido lo que te ha pasado con tu ex?
-No te haces una idea. Mañana te lo cuento con más calma.
-Vale.
-¿Sabes algo de los tortolitos?
-¿Elga y David? No, acabo de llamar a Elga y tiene el móvil apagado.
-A saber lo que hacen
-Pues a saber. Bueno te dejo descansar.
-Allie, me siento fatal, porque es tu primer día con nosotras y ni Elga ni yo estamos allí.
-No mujer, no pasa nada. Yo me iba al hotel ahora.
-¿Seguro que no necesitas nada?
-Seguro. Un beso.
-Un beso, adiós. -Julie terminó la llamada y se quitó la ropa quedándose en ropa interior.
-Julie necesito...
-Ahh. -Julie cogió su vestido para taparse y Carlos se dió la vuelta.
-Lo siento.
-Da igual.
-¿Me puedes pasar la almohada que hay en el armario?
-Sí. Toma.
-Gracias. Y lo siento.
-No pasa nada. Buenas noches.
-Buenas noches.
Carlos entró a su habitación.
-Madre mía, esa mujer es un pecado. ¡Que buena está Dios! -Carlos se metió en la cama. Y Julie en la suya.

-Ya hemos llegado.



-Que pasada.
-Lo sé. Es mía.
-Creido.
-Te encanta mi vena atrevida.
-No te lo voy a negar.
David salió,  dió la vuelta y me abrió la puerta. -Señorita. -Dijo extendiendo la mano.
-Señor. -Dije cogiéndole la mano.
David abrió la puerta -Adelante
-Gracias.



-Que chulo.
-Gracias.
David se fue un momento y sonó el tango  ‘’Por una cabeza’



-A ver quien baila mejor.
-David yo llevo 10 años bailando Tango. Y tu unos meses.
-Por eso vamos a ver quien baila mejor.
-No llores si pierdes.
Me acerqué a él, puse una mano en su hombro, David puso la suya en mi cadera. Me cogió la otra mano y empezamos a bailar. La verdad es que para llevar tan poco tiempo bailando lo hacía de miedo. Pero yo no me quedé corta, ni mucho menos. Era una tortura tenerlo tan cerca, y mirando a sus ojos cargados de deseo. David empezó a cantar la canción en mi oreja haciendo que me dieran escalofríos. Hasta que por fín acabó la canción.
-Bailas muy bien David, debo reconocerlo.
-Gracias. Tu también bailas muy bien.
-Gracias.
-¿Te apetece una copa de vino blanco?
-Si tu vas a tomar, sí.
-Marchando. -David se fue a la cocina y los minutos volvió. -Aquí tienes.
-Gracias.
-Vamos a brindar.
-Por nosotros. -Chocamos nuestras copas.
-Vamos, te voy a enseñar la casa.
-Venga.
-Esta es la cocina.



-Es muy bonita.
Dejamos las copas en la encimera.
-El problema es que es muy pequeña, así que compraré otra casa y venderé esta.
-¿Y para qué quieres una cocina más grande?
-Elga, tu y yo no cabemos apenas aquí, y cuando tengamos hijos menos todavía.
Me quedé de piedra al escucharlo. Yo claro que quería formar una familia, y con David, pero no sabía que él quería conmigo. Y la verdad es que todavía no hemos aclarado lo que somos.
-Sigamos viendo la casa.
-Eh...sí.
Subimos hasta la planta de arriba.
-Este es mi dormitorio.



-Este es el baño.



-Antes estaba bien la casa, porque solo estaba yo. Pero cuando tu y yo vivamos juntos y queramos formar una familia, aquí no cabemos.
-¿Qué has dicho?
-He dicho, que cuando vivamos juntos y formemos una familia tendremos que vivir en otra casa más grande.
-Quieres vivir conmigo y tener hijos.
-Claro, ¿tu no?
-Sí, lo que pasa es que todavía no hemos hablado de que somos.
-Te diré lo que somos. Dos personas que se aman, y que por culpa de uno, osea yo, han perdido mucho tiempo juntos y hay que recuperarlo.
-No es culpa tuya amor. Ha sido mía también.
David cogió su teléfono y marcó un número.
-Sarah.
-Hola Cariño ¿qué pasa?
-Mañana nos vemos a las 12 en el juzgado. Quiero el divorcio. -David terminó la llamada.
Me lancé a sus brazos y lo besé con pasión y deseo y fui muy bien correspondida. Me empotró contra la pared y me besó, y lamió el cuello. Comencé a quitarle, bueno a arrancarle la chaqueta, nuestras prendas volaban por la habitación hasta quedarnos completamente desnudos. Me tumbó en la cama y se puso encima mía. Nos quedamos un rato mirándonos a los ojos.
-Te amo David.
-Te amo Elga.
Empezamos a besarnos mas lentamente pero con más amor y pasión. Empezaron a llegar imágenes a mi cabeza, de cómo sería nuestro futuro, nuestros hijos. Comenzaron a salirme lagrimas. David me miró y con sus dedos me las secó.
Seguimos besándonos. David cogió un preservativo y se lo colocó lentamente mientras veía que iba a explotar.
-David…-Dije impacientándome.
Una sonrisa maligna apareció en su cara.
Me metió la punta, la sacó y volvió a meterlo pero solo hasta la mitad. Hasta que por fín me la metió entera. Su ritmo era lento y tortuoso. Empezó a acelerar y comencé a sentirme completa. Ninguno de los hombres con los que he estado me ha hecho sentir lo que David.
David me dió la vuelta poniéndome de rodillas y con las manos apoyadas en la cama. Sujetó mis caderas fuertemente. Y me penetró. Es la primera vez que lo hacía en esa posición y me gustó bastante. Las embestidas eran fuertes y su ritmo era muy rápido. Creía que me moría de placer. Comencé a temblar.
-Elga…-Gruñó David. No lo pude evitar y llegué al orgasmo, y David a los minutos.
Me giré y comenzamos a besarnos.
Nos tumbamos en la cama y nos abrazamos hasta quedarnos dormidos.

-Ella es mía.
-Le estás haciendo daño.
Al escuchar la escena Julie salió de la habitación y vió en el salón a Carlos y Ryan.
Ryan se lanzó hacia Carlos y comenzó a golpearlo hasta hacerle sangre.
-¿Ves lo que has conseguido Julie?
-¡Noooo!¡Noooo! -Julie pegó un salto de la cama. Carlos que la había oído gritar salió corriendo hacia su habitación. Y la vió llorando.
-Julie. Solo ha sido un mal sueño, ya estás bien. -Dijo mientras la abrazaba.
Al rato Julie se calmó y Carlos se levantó de la cama.
-Carlos.
-Dime.
-¿Puedo dormir contigo?
-Sí. -Respondió al instante.
-Gracias.
Julie siguió a Carlos hasta su habitación.
-¿En qué lado duermo yo?
-En la derecha.
-Gracias. -Julie se metió en la cama y Carlos a su lado.
-Lo que yo daría por abrazarte. -Pensó Carlos mirando a Julie.
Julie se giró y se apoyó en el pecho de Carlos abrazándolo. A Carlos se le aceleró el corazón y en un momento pensó que se le saldría del pecho. Pasó su brazo por los hombros de Julie y se durmió.


Última edición por Diva_Miller el Jue Sep 15, 2016 3:15 pm, editado 1 vez

Diva_Miller
Lectora
Lectora

Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: UN REGALO QUE TE DIÓ LA VIDA CAPÍTULO 6:

Mensaje por Nerea Prima Muñoz el Mar Sep 13, 2016 9:30 am

De verdad que cada capítulo tiene mas potencia... Ojalá sea interminable este fan fic Razz

Nerea Prima Muñoz
Lectora
Lectora


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.