Últimos temas
» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 3:
Mar Feb 21, 2017 2:34 pm por Diva_Miller

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 2:
Lun Feb 20, 2017 10:44 pm por juanny

» Hell with you is paradise personajes
Lun Feb 20, 2017 10:37 pm por juanny

» Send My Love Capítulo 36
Vie Feb 17, 2017 6:22 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capitulo 21-22
Dom Feb 12, 2017 1:13 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 35
Sáb Feb 11, 2017 10:14 am por NATHYLÓPEZ

» Hell with you is paradise Capítulo 1:
Lun Feb 06, 2017 9:48 am por Diva_Miller

» Send My Love Capítulo 34
Vie Feb 03, 2017 9:10 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 33
Mar Ene 31, 2017 8:44 pm por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


EN BUSCA DE LAS LLAVES DEL TIEMPO CAPS. 34 Y 35

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EN BUSCA DE LAS LLAVES DEL TIEMPO CAPS. 34 Y 35

Mensaje por Lady Lucerna el Miér Oct 12, 2016 10:26 am

NO ME MATEN!!! AQUI HAY MAS

34) Describieron un amplio círculo, galopando a toda velocidad. El caballo, de pura sangre árabe, parecía volar por sobre la arena. A los pocos minutos, David detuvo al animal y, ayudando a Thais a bajar, se sentaron en la arena tibia. Los segundos pasaban en silencio, cada uno disfrutaba de la compañía del otro simplemente. David preguntó.
_ Thais, como sabes de la búsqueda? Yo no te lo mencione…o sí?
Ella, sin mirarlo, contesto con voz suave.
_ No necesito que me digas nada. Soy una hechicera, recuerdas? Y tú eres tan transparente, que tus preocupaciones se te leen en los ojos. Es una pena que no me creas._ Miro al cielo nocturno y se puso de pie lentamente. _ Debemos volver. Tú debes dormir._ Sonrió de forma deslumbrante._ No quiero ser la causa de que te caigas de tu caballo, David Miller.
El la ayudo a montar otra vez, pero esta vez, ella viajaba delante de David. Sus suaves cabellos le acariciaban el rostro a David cuando la brisa los alcanzaba. Thais no quiso llegar hasta el campamento, y desmonto antes. David sentía que ella se divertía a costa de él. El rubio le tomo un mechón de cabellos y murmuro con voz ronca.
_ Te volveré a ver?_ Ella solo trato de soltar su cabellos de entre los dedos de él, pero no contesto._ Porque nunca me respondes cuando te pregunto esto? _ Se enojo el rubio._ O no quieres que te vean conmigo?
A ella le relampaguearon los ojos y lo tomo de la ropa.
_ No entiendes que quien pierde si te ven conmigo, eres tú! _ Siseo enojadísima._ Soy Thais, la hechicera! Todos me temen, y tiemblan ante mi presencia. _ Se calmo y apoyó su mano en el pecho de David, a la altura del corazón. Tomó aire y siguió._ No. No nos volveremos a ver hasta que lleguen a la ciudad. Hasta ese entonces guarda mi recuerdo en tu corazón.
El tomo la mano que reposaba en su pecho, llevándosela a los labios, la beso y dijo roncamente.
_ Y tu guarda el mío.
_ Tu recuerdo?:_ Preguntó Thais, por decir algo.
_ No. Mi recuerdo, no. Mi corazón!!
Y sin decir nada mas, la tomo entre sus fuertes brazos y la beso apasionadamente.

El viaje, lento y rutinario, estaba acabando con los nervios de Muney. La pobre chica ya había tratado de aprender escritura geroflifica, a tocar el arpa, y a bailar las danzas locales, nada de lo cual había llegado a buen término, debido a su estado de ánimo. Había recuperado un poco de su espíritu inquieto, y sorprendió a Sebastien, al pedirle que le consiguiera un coco, mientras ella se zambullía de cabeza en el carro de la leña y sacaba cinco palos de igual tamaño.Urs reía al verla en acción.
_ Oye ardilla, que se te ocurrió ahora?
_ Caaaaaarlooooossssss!! Al piso!
Y el coco paso volando a centímetros de la cabeza del español.
A los pocos minutos los cinco amigos estaban enfrascados en un furioso partido de hockey. Al equipo de Carlos y Sebastien se había sumado Astennu. Y entre risas, la tarde paso muy rápido. Nadie gano o perdió, se extraviaron varios cocos en la arena, pero la rutina se volvió más llevadera.

Al quinto día de marcha, uno de los rastreadores llego con la noticia que estaban cerca de la ciudad. Khepi dio un grito y se puso a bailar de emoción. Su hermana mayor, tomo pomposamente asiento entre la familia y su mirada siguió al mas rubio de los Divos. La jovencita se había propuesto que el muchacho seria suyo a como diera lugar.

Al coronar la ultima duna, vieron la cuidad bajo la luz implacable del sol. A los cuatro Divos y a Muney se les fue el aliento!! Lo que habían estudiado en la escuela, estaba vivo delante de sus ojos!!! Columnas de polvo se levantaban donde las caravanas coincidían, todo era brillante y nuevo.
Urs sofreno su caballo y se quedo mirando en silencio. Carlos se le acerco, haciendo caracolear su cabalgadura. Y no pudo con su curiosidad, ante el mutismo del helvético.
_ Que pasa, Urs? Te quedaste callado de golpe.
_ Es que no te das cuenta?_ Señalo hacia la cuidad._ Estamos viendo algo que en nuestro tiempo solo serán ruinas. Ahora está vivo, late,:_ Su caballo rasco en la arena._ Vamos a disfrutarlo!!
Y lanzo su caballo hacia abajo en la duna.



35) Al paso corto, entraron en la ciudad. Los miraban con curiosidad, porque aunque un poco tostados, diferenciaban mucho de la población local. Con el permiso de sus padres, Khepi, viajaba sujeta a la cintura de Urs, quien la hacia reír. De repente, la niña le señalo algo a la distancia y anuncio alegremente.
_ Mira Urs, allí esta nuestra casa. Tiene un estanque lleno de pececitos y también hay muchos lugares donde jugar a las escondidas._ Pero su entusiasmo pareció apagarse de golpe y acoto tristemente._ Eso era antes!
_ Antes? _ A Urs le divertía la referencia, como si la niña hubiese vivido mucho tiempo._ Antes de que?
_ De que mi hermana, dejara de jugar conmigo. _ La vocecita traslucía una profunda tristeza._ Ahora solo piensa en bailes, y esta mas con sus amigas que conmigo._ Algo pequeño, cálido y húmedo cayo sobre la piel de la espalda del suizo._ Hay días que me siento muy sola, por eso voy al oasis, allí me siento bien.
El se apiado de ella, y dándole una palmadita en la rodilla, contesto.
_ Pues te prometo que mientras estemos aquí, saldremos a pasear y me mostraras toda la ciudad. Además, creo que te has hecho muy amiga de Muney, verdad?
_Si! Ella sabe muchas cosas interesantes! Cuando crezca quiero ser como ella!!!
Urs soltó la carcajada. Si la pobre e inocente niña, pudiese ver un día de trabajo de Muney, renunciaba a su sueño al instante. La ardilla era capaz de contestar el teléfono, pelear con las disqueras, atender a las fans, mandar correos electrónicos, comprobar citas y presentaciones del grupo, todo mientras comía un emparedado y miraba la novela de las tres!! Debía confesar que extrañaba un poco la tranquilidad de su Suiza natal. Pero lo que estaba viviendo era una aventura para contar hasta el final de los tiempos!!


Llegaron y cada quien descendió de su transporte. Ante ellos había un muro blanco de piedra y argamasa, que solo dejaba ver las copas de los arboles. Mientras los sirvientes se llevaban los carros y otros bultos, la familia, Muney y Los Divos entraron por la puerta principal. El aire caliente y polvoriento de la calle parecía no existir aquí. Entre los arboles del amplísimo jardín corría una brisa fresca que los reconforto. Khepi se apodero de la mano de Urs y tironeando de el, le pidió.
_ Sígueme. Vamos a ver los peces! _ Comenzó a correr sin soltar a Urs._ Es por aquí. Vamos, Urs!
_ Khepi!_ La reto su madre._ Donde están tus modales para con los invitados? No molestes a nuestro amigo.
La pequeña bajo la cabeza y soltando la mano del Divo, solo susurro.
_Perdón, no quise molestarte. No lo volveré a hacer._ Tenia todo el aspecto de un pajarito mojado y triste.
Urs se sintió dolido por ella, y arrodillándose, le seco las lágrimas con dulzura. Luego con un guiño, le prometió.
_Mira, hagamos un trato._ Ella lo miro desde sus lagrimas. Y el continuo._ No me gusta ver llorar a la gente a la que quiero. Te propongo esto. Ayudemos a la familia a instalarse, y luego, tu y yo iremos a ver los peces y lo que quieras, sí? Pero no llores. Tenemos un trato?
Ella se le arrojo al cuello y lo abrazo feliz. Luchando por no caer, Urs se puso en pie y la llevo en brazos.


La habitación que compartían los Divos era muy amplia y comoda, pintada de arriba abajo con los diseños propios del país y época. Predominaban las palmeras y plantas, mas cerca de donde dormiría David, se veía pintado un pequeño mono que se asomaba entre las ramas.
_ Nunca creí que vería tu retrato por aquí!_ Se burlo de el, Sebastien. _Parece que eres muy popular, Scooby!
Lejos de enojarse, el rubio rompió a reír y los demás se le unieron.

Muney se reunió con ellos en el atardecer, y se sentaron bajo los arboles. Sebastien tomo la palabra.
_ Bueno, chicos, ya legamos a la cuidad. Es posible que aquí encontremos las otras llaves. Cualquier cosa puede ser una pista. Un edificio, una escultura…algo!

David estaba con la mirada ausente, y Carlos le llamo a atención, dándole un pequeño sacudón.
_Estas bien? Te veo extraño, como si tu mente no estuviese aquí.
El rubio, que pensaba en Thais, se las arreglo para mentir. Se paso la mano por a cara y comento.
_ Solo recordaba una película que vi hace mucho tiempo. Unos científicos y militares atravesaban un portal, cayendo en una civilización que había dado origen al antiguo Egipto. Eso era en el cine, pero nosotros estamos aquí y ahora.*
_ Piensa en otra cosa, Scooby,- Sentencio Muney._ Yo también recuerdo esa película y no me gusta pensar en que nuestra aventura acabara como la de ellos.
_ Y como termino?_ Quiso saber Urs._ Porque no tengo ni idea de que hablan.
Muney trago gordo y dijo con la mirada triste.
_ Uno de ellos decidió quedarse, al encontrar el amor. Pero nosotros sabemos que este portal, no puede transportar personas que no son de nuestro tiempo.
Nadie vio la mirada de angustiosa desesperación que apareció en los ojos de David!!

*(Stargate, La puerta del tiempo.)

Lady Lucerna
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : ARGENTINA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.