Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 60-61
Sáb Dic 09, 2017 3:17 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 64
Vie Dic 08, 2017 3:39 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 59
Sáb Nov 11, 2017 9:13 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 63
Sáb Nov 11, 2017 8:47 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 62
Sáb Oct 28, 2017 9:46 pm por Nathy

» I'm No Angel. Capítulo 58
Sáb Oct 28, 2017 12:38 am por Gaby_kdsh

» NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP
Dom Oct 15, 2017 9:48 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 61
Dom Oct 15, 2017 9:46 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 57
Dom Oct 01, 2017 3:18 pm por virginia2604

Notificaciones
NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP

Jue Oct 12, 2017 12:02 pm por juanny

HOLA A TODAS!

Tenemos una gran novedad!. Foro Activo (donde hospedamos el foro) ya enlazo todos sus foros a una APP,
y aquí su servidora ya hizo lo necesario para que desde esta puedan ver nuestro foro desde su celular!!

Topic'it es una aplicación móvil gratuita que permite consultar, y participar en los foros de una forma simple y amigable. ¡Por lo tanto los foros están 100% optimizados …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 24

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 24

Mensaje por virginia2604 el Vie Nov 25, 2016 4:17 pm

Hoolaaa hoolaaa mis bellas y hermosas lectoras ¿Cómo las trata el mundo real? A mí, me da patadas a cada rato pero aquí le seguimos en pie de lucha! Les dejo nuevo cap que espero disfruten para que se entretengan el fin de semana ya que a esta servidora le toca trabajar...  nonono  nonono
¡Feliz Fin de Semana! Gracias una vez más a todas las que siguen esta historia...  copa  copa  besito  besito


CAPÍTULO 24

BOSTON, MASSACHUSETTS


Abrí los ojos y me vi recostada sobre Toni, podía escuchar su corazón e impregnarme de su colonia ¡Dios, qué bien había dormido! No tuve ninguna pesadilla y estaba tan acomodada sobre él que ninguna parte de mi cuerpo se lastimaba, sus manos reposaban en mi espalda y al subir un poco la cabeza lo vi dormido, estaba tan apacible y tranquilo que no quise despertarlo "¿Te parezco lindo dormido?" me preguntó con voz ronca y sensual, empecé a reírme sobre su pecho

"Ya quisieras..." le respondí acomodando mi cabeza para mirarlo, su cabello arremolinado y ojos somnolientos me hicieron sonreír

"¿Dormiste bien?" deslizó sus manos por mis escapulas hasta mis hombros y mis brazos, se sintió muy bien

"La verdad sí, pude descansar y no tuve pesadillas. Gracias por quedarte conmigo Toni" subí mis manos hasta su rostro y él puso las suyas encima

"Me alegra hayas descansado"

"Imagino dormiste muy incomodo, lo siento"

"Oye no, yo dormí muy bien la verdad, eres suavecita" me dio un guiño y empecé a reírme de nuevo

"¿No tienes trabajo?" me incorporé lentamente sintiendo mi trasero latir al quedar sentada ¡Maldición!

"Por llegar tarde no se va a acabar la oficina" se puso de pie para estirarse y se le marcaban todos los músculos del pecho y los brazos, me preguntaba qué tan bien se vería su cuerpo. Lentamente me puse de pie y me encaminé a la cocina para encender la cafetera "Tracy llegó pero estabas dormida" me dijo tomando su chaqueta

"Imagino te miró feo" me sonrió en respuesta

"Yo me voy pero por favor llamame si necesitas algo ¿Está bien?"

"Sí, jefe" negó con la cabeza

"Paso más tarde a verte y te traigo chocolates"

"¡Eres un sol!" lo abracé con fuerza y me besó la frente

"Lo que sea por verte sonreír así" me besó la sien y se encaminó a la puerta, caminé para abrirle y sorpresivamente Sebastien estaba afuera, su rostro se descolocó al vernos

"Buenos días" nos gruñó "¿Quieren explicarme?" pidió mirando a Toni

"Solo pasé a ver como estaba Olivia, nos quedamos conversando hasta tarde y eso fue todo" las palabras tajantes de Toni me hicieron tragar grueso ¿Por qué me sentía así? No estaba haciendo nada malo con él

"Eso fue todo" respondí sin más

"Vine a ver cómo estabas" dijo ahora enfocando su mirada en mí

"Gracias, pasa por favor" lo hice entrar y me despedí de Toni con una sonrisa y un saludo de mano "No vayas a molestarte con él" le dije a Sebastien una vez que Toni se fue "Solo vino a verme y nos quedamos hablando"

"¿Y de qué tanto hablaban, Olivia?"

"Nada en particular, su infancia y cosas así, la conversación más normal que he tenido los últimos días, no me hagas sentir mal por eso, por favor"

"Lo siento, Olivia" me miró con ojos vidriosos

"Yo lo único que necesito es que me traten con normalidad, no como si fuera a romperme en cualquier momento" el sonido de la cafetera indicaba que el café estaba listo, serví una taza para mí y otra para Sebastien

"Yo no creo que vayas a romperte" me dijo finalmente y sus ojos azules estaban cargados de muchas emociones

"Entonces no me mires ni me trates de esa forma" tomé un sorbo de café "Disculpa si soy algo tosca, estoy muy volátil con los cambios de humor pero lo que más necesito ahora es algo de normalidad, si soy tu novia tratame como tal no como si me tuvieras miedo" me di la vuelta para encaminarme al cuarto y Sebastien me atrapó en el medio del pasillo

"Lo siento ¿Sí?"

"Ya deja d..." posó sus labios sobre los míos interrumpiendo mis palabras con un cálido beso con sabor a café que me devolvió un poco a la vida "Eso está mejor" le dije y me sonrió

"Te amo, no dudes nunca de eso" sus palabras cargadas de amor le ponían una bandita a mi alma rota

"Yo también te amo"

"¿Mamá?" Leny apareció adormilado y se abrazó a mí "Hola Sebas"

"Hola campeón ¿Cómo te sientes?"

"Cansado" mi hijo dejó escapar un largo suspiro "¿Me haces pancakes de chocolate, mami?" me preguntó frotando su rostro en mi costado "Sino te duele mucho"

"No me duele" le besé la cabeza "Mami va a prepararte los pancakes y comemos en la cama ¿Qué dices?"

"¡Sí!" me apretó con más fuerza "¿Vas a comer con nosotros, Sebas?" Sebastien sonrió dulcemente

"¿Quieres que me quede?"

"Sí, sí quiero" miré a Sebastien que sonreía y me dispuse a preparar la comida con ayuda de mi hijo, necesitaba esa normalidad entre nosotros aunque fuera solo un rato. Natalia y Tracy se despertaron rato después, desayunamos todos juntos, mi teléfono vibró con un mensaje de Carlos

“Carlos: El funeral es a las 2pm xx”

Después de comer Sebastien se fue a trabajar y luego de darle vueltas por demasiado tiempo, decidí que era hora de tomar una decisión, asistir al funeral de David, por mis hijos, ellos necesitaban despedirse de su padre aunque yo me muriera por dentro “Mis amores, vamos a ir un rato al funeral de su padre” ambos me miraron incrédulos y Tracy brincó en el sofá

“Olivia...”

“Es lo correcto, ustedes merecen despedirse de él y yo no puedo ser tan egoísta como para quitarles eso, yo los amo por encima de cualquier cosa” me tragué las lagrimas y el orgullo

“¿Segura mami?” preguntó Leny

“Estoy segura, vamos a ir un rato” Natalia asintió y Tracy me miró compasiva. Tomé mis medicamentos y Tracy fue un ángel al ayudarme a maquillar y vestir, una blusa y chaqueta con pantalón negro para ocultar mis heridas. Natalia se puso un vestido negro y ayudé a Leny con un pantalón y camisa. Yo era una completa revolución de sentimientos y emociones que apenas lograba controlar, tomé mi analgésico y todo lo demás indicado por el médico antes de salir, me puse los lentes de sol y Tracy manejó en silencio hasta el cementerio donde ya había un grupo considerable de personas reunidas

“Te admiro amiga, eres grande” me susurro Tracy y me tragué de nuevo el nudo en la garganta, tomé a mis hijos de las manos y nos encaminamos al lugar

“Los amo y estoy con ustedes” les dije a cada uno antes de darles un beso y finalmente llegar al lugar, enseguida todas las miradas se fueron encima de nosotros y tuve que respirar profundo para poder mantenerme en pie. No quería sentarme porque la verdad no pretendía quedarme demasiado tiempo. Vi el ataúd siendo sostenido en el hueco con cuerdas atadas a una máquina que lo bajaría en minutos. Por más horrible que sonara me sentía aliviada de saberlo muerto, de haber tenido la oportunidad lo hubiera matado yo misma pero agradecía infinitamente lo que Toni y Carlos habían hecho por mí.

“¡Por tu culpa mi hermano está muerto!” escuché la chillona voz de Tina, cerré los ojos y agradecí no pudieran verme a través de las gafas de sol “¡Tú desgraciaste a la familia, maldita zorra!” se paró frente a nosotros mientras yo me aferraba con fuerza a mis hijos para no molerla a golpes en ese preciso instante

“¿Qué hace esa asesina aquí? ¡Suéltenme!” vi a Justine siendo sujetada por un policía, estaba esposada y ya Carlos me había dicho que le dieron un rato para asistir al funeral, tenía un abogado bastante bueno pero eso no impediría que pasara un buen tiempo encerrada

“¿Qué haces aquí? ¿Viniste a celebrar la muerte de mi hermano?”

“Mis hijos merecen despedirse de su padre” me limité a decir

“¿Sus hijos? Apuesto a que ni siquiera son suyos, eres una puta golfa” no lo pensé en el segundo que mi mano la abofeteó con tanta fuerza que cayó al piso

“¿Es que no piensan hacer nada? ¡Esa maldita golpeó a mi hija!” gritó Justine aún sujeta y todos nos miraban

“Eres una...” Tina se levantó pero Tracy se puso frente a nosotros

“Ni se te ocurra ponerle un dedo encima” amenazó mi amiga echando chispas a través de sus ojos marrones que ahora se veían casi negros

“¡Ya basta!” intervino el cura “Esto es un funeral y merece respeto, vamos a empezar” dijo en tono molesto mientras yo respiraba con tanta fuerza que creí iba a desmayarme

“¿Están bien?” le pregunté a mis hijos “Lamento todo esto, de verdad”

“Esa mujer está de manicomio, la odio” soltó Natalia y no pude contradecirla

“No te preocupes mamá, no pasa nada” me respondió Leny apesadumbrado y quise llorar pero me tragué todos los sentimientos y aguanté los minutos que duró la ceremonia

“Despidanse de su papá, yo se que los amaba mucho a ambos a pesar de como actuó conmigo” decir eso me costó más que tragarme las lagrimas porque mi odio por ese hombre era visceral y profundo, aún estando muerto ¡Dios! “Ojala te pudras en el infierno, maldito monstruo” pensé mientras bajaban el ataúd y Tina hacia otra de sus dramáticas escenas de llorar exageradamente y tirarse en el piso ¡Ugh! No la soportaba. Afortunadamente lo bajaron rápido y pudimos emprender el retorno al auto

“¡Te vas a arrepentir toda la vida, maldita!” escuché gritar a Justine y no detuve el paso, si lo hacia iba a matarla, literalmente. Tomé el teléfono para escribirle a Carlos

“Olivia: Necesito que hablemos por favor y necesito seguridad, Justine acaba de amenazarme y la psicópata de su hija sigue libre y es peor o igual que su madre”

Subimos al auto y su respuesta no tardó en llegar:

“Carlos: No te preocupes mi nena, hay oficiales de civil vigilando tu casa y la de tu padre 24/7 pero enviaré a un par de uniformados por precaución

Olivia: Muchas gracias Carlos...

Carlos: Fuiste muy valiente al asistir al funeral, estoy orgulloso de ti mi nena ¿Puedo pasar a verte en la noche?

Olivia: Nos vemos en la noche, te quiero mucho.

Carlos: Y yo a ti, nena”


“Gracias por traernos, mamá, sé que te duele mucho” mi hijo nunca dejaba de sorprenderme

“¿Vamos a estar bien?” preguntó Natalia

“Sí, vamos a estarlo” le respondí, al menos me aseguraría que mis hijos estuvieran bien

“¿Les parece si pasamos por algo de comer y lo llevamos a casa del abuelo?” ofreció Tracy y aunque no tenía ganas de nada más, haría lo que mis hijos decidieran

“Vamos donde el abuelo” dijo Leny, Natalia asintió y así se decidía ir a casa de mi papá. Tracy se detuvo en un centro de comida rápida y pidió algo para todos, mientras yo miraba por la ventanilla mi teléfono volvió a vibrar

“Toni: ¿Cómo va tu día? Extraño tenerte en la oficina xx”

No pude evitar sonreír, era muy dulce de su parte decirme eso, le respondí al momento

“Olivia: En camino a casa de mi papá, llevé a los chicos al funeral, fue horrible. Extraño estar en la oficina, quisiera estar allá en vez de aquí xx

Toni: ¡Vaya! Eso fue valiente de tu parte, raptarte no es buena opción ¿Verdad? Me avisas cuando regreses a casa.

Olivia: No es mala opción eso que ofreces, Carlos va en la noche, Justine me amenazó y Tina está como loca.

Toni: ¡Brujas! No te preocupes Olivia, estás cubierta, yo tampoco dejaré nada te pase, lo prometo.

Olivia: Te creo, muchas gracias Toni. Por todo. Te quiero. Ven en la noche y hablamos los 3 xx.

“Toni: Yo también te quiero. Nos vemos en la noche. Llevo chocolates xx”


Llegamos a casa de mi papá y como era de esperarse quería saber sobre el funeral, no dije mucho, la verdad no tenía ganas de hablar más de David o su loca familia, solo quería dejar eso atrás y seguir adelante con mi vida, necesitaba hacerlo “¿Qué te pasa?” preguntó mi papá al verme mover la comida en el plato luego que los chicos terminaran y Lucy los convenciera de hacer galletas

“No es nada, solo estoy cansada y me duelen un poco las heridas” no mentía, sí estaba un poco adolorida

“¿Segura?” me miraba inquisitivo

“Solo quiero irme a la casa y descansar” respondí sin muchas ganas

“Esta no eres tú, Olivia” me dijo con cierto tono recriminatorio

“¡Por supuesto que no soy yo, papá!” respondí molesta “La Olivia de antes se la llevó David Miller a la tumba y su recuerdo lo tengo grabado en cada parte de mi cuerpo, cuando respiro, cuando me muevo, hasta cuando orino lo recuerdo ¿Si entiendes lo que es eso? Hoy tuve suficiente mierda de Justine y su hija como para que me reclames porque no estoy feliz y sonriente” hice el plato a un lado “Será mejor que te acostumbres” dije antes de levantarme y salir, tomé las llaves del auto y simplemente me fui en un arrebato.

Manejé por inercia a la oficina pero me quedé en el estacionamiento, no podía simplemente entrar así como así ¿Verdad? Llamé a Toni “Oliva ¿Todo bien?” el tono preocupado de su voz me hizo sentir un poco de culpa, estaba actuando impulsivamente

“Estoy en el estacionamiento, creo a punto de un ataque de ansiedad” solté todo el aire contenido en mis pulmones, sintiendo como quemaba al salir estrepitosamente

“Voy para allá” terminó la llamada y sentí como el aire empezaba a faltarme otra vez ¿Qué me pasaba? Bajé del auto y ni así lograba calmar mis acelerados latidos y falta de aire

“Olivia...” un agitado Toni me envolvió entre sus brazos y me deshice en llanto al instante ¡Odiaba eso!

“Siento que me falta el aire ¡Odio esta mierda!” mascullé sobre su pecho y ¡Dios, su costoso traje!

“Mirame” Toni acunó mi rostro “Toma aire profundo por la nariz y botalo por la boca” hice lo que me dijo “Buena chica” esa frase me hacia sentir rara “De nuevo” volví a tomar aire “Eso es, cariño” tomé aire una vez más y empecé a calmarme

“Siento mucho este bochorno” me llevé las manos al rostro y él me las quitó

“No tienes nada qué sentir, ha sido un día de muchas emociones” me apretó de nuevo contra su pecho, mi teléfono empezó a sonar dentro del auto y me sobresalté, Toni me sujetó con fuerza, tomé aire y nos movimos para que yo pudiera buscar el teléfono, era Tracy

“Olivia ¿Dónde estás? ¿Estás bien? Estoy a punto de llamar a Carlos” ella hablaba alterada

“Estoy bien, no preocupes a Carlos por nada, tan solo necesito despejarme un poco ¿Podrías quedarte un rato con los niños? Por favor”

“Sí, tranquila ¿Segura estás bien, Olivia?”

“Voy a estarlo, solo necesito poner un poco de orden en mi cabeza, si me entiendes ¿Verdad?” apelé a que ella sabía de lo que estaba hablando, Tracy en su peor momento desaparecía hasta por 3 días seguidos y nadie sabía nada de ella hasta que regresaba y me contaba que se quedó en un hotel afuera de la ciudad o que manejó hasta otro estado sin darse cuenta

“Sí, te entiendo, por favor mantén el celular encendido ¿Sí? Y avísame cada tanto para no morirme de la preocupación”

“Lo haré, gracias Tracy” le dije antes de terminar la llamada

“¿Te sientes mejor?” me preguntó Toni

“Yo...” solté todo el aire contenido “La verdad ni sé cómo me siento” tomé aire de nuevo “Discutí un poco con mi papá y simplemente salí de la casa en un arrebato” negué con la cabeza “Soy una idiota”

“¡Oye!” me tomó de las manos “No eres una idiota, eres una mujer que se está recuperando de algo muy feo y los arranques que tengas son válidos ¿Sí?”

“¡Toni!” me abracé a él con fuerza, arrugando su traje de 3 piezas “Lo siento”

“No pasa nada”

“Arrugo tu traje y lo lleno de mocos” me sonrió divertido

“¿Quieres ir a mi casa? Te preparo un café o lo que sea y podemos escuchar algo de música, te ayudará a relajarte un poco” podía notar cierto nerviosismo en su propuesta, lo que me parecía adorable

“¿Te irás así sin más?” se encogió de hombros

“Déjame hacer una llamada” me dijo sacándose el teléfono de la chaqueta “Me voy temprano, surgió algo importante” me miró con una sonrisa y terminó la llamada, no dejaba de sorprenderme su actitud con el trabajo y sus empleados, aunque siempre era respetuoso, su seriedad no dejaba de sorprenderme ya que conmigo era muy distinto “¿Nos vamos?”

“Sí, pero tú manejas” alcé las manos y me regaló una sonrisa, muy caballerosamente me abrió la puerta del copiloto y me ayudó a entrar para luego acomodar el asiento del conductor

“Pongamos algo de música” conectó su teléfono del cable del reproductor y enseguida la Meditación de Thäis empezó a sonar, me relajé en el asiento y  arrancamos. Toni vivía en High Park, una zona exclusiva y sumamente privada de Boston que quedaba como en las colinas, de hecho era de las mejores zonas de la ciudad y de las más costosas sobra decir. Me quedé impresionada al ver donde nos dirigíamos pero no dije nada y dejé que Toni me mostrara todo, cuando llegamos a su casa no pude evitar sonreír, la fachada era de color crema con dos columnas en la entrada, ventanales grandes, todo sobrio, elegante e imponente, igual que Toni

"Tu palacio es lindo" le dije al bajarnos y me sonrió

"My lady, bienvenida" hizo una reverencia y me ofreció su mano. Al adentrarnos me quedé gratamente sorprendida, la decoración minimalista contrastaba con la imponente fachada, colores suaves, muebles de cuero beige, mesones de granito y un par de cuadros le daban a todo un aire sobrio y masculino pero que se sentía acogedor, miré la chimenea y sobre ella reposaban fotos de él junto a quien supuse era su hermano, se parecían mucho, fotos junto a Sebastien y Maya "¿Qué te parece?" me preguntó mientras se quitaba la chaqueta y la corbata para dejarla dobladas sobre el respaldo del sofá, verlo solo con el chaleco, la camisa y los pantalones me hicieron sonreír ¡Era divino!

"Me gusta mucho, se parece a ti y se siente acogedora" su sonrisa se hizo amplia

"Ven..." estiró su mano "Te la muestro" tomé su mano y me guió primero a la cocina, era de granito negro con gabinetes grises, un contraste fuerte que me gustaba mucho, tenía un mesón central y del techo se extendía un gabinete redondo donde reposaban muchas botellas de vino y copas sostenidas por la base

"El mejor que tengas reservalo para cuando cocine" deslicé mis dedos por el granito de la mesa y suspiré, mis emociones estaban a flor de piel

"Así lo haré" me dio un guiño que me hizo removerme un poco, seguimos por el baño de invitados, el cuarto de huéspedes que era inmenso, una enorme cama con dosel resaltaba en el centro con tocadores blanco perla, ese hombre tenía un gusto divino, no podía negarse. Salimos por la puerta trasera hasta el jardín ¡Era impresionante! ¡Y tenía una piscina con cascada! ¡Y un jacuzzi! Madre Santa



“¡Oh Dios! Esto es impresionante, Toni” le dije admirando absorta el pequeño trozo de paraíso que tenía ese hombre en su jardín trasero

“Luego de toda la tragedia, vendí el lugar que compartía con ella y decidí hacer un espacio a mi gusto, mi refugio de paz y este es el resultado” me giré para mirarlo y estaba mirando la cascada con una pequeña sonrisa que me hizo sonreír también

“¿Dean te ayudó?”

“¡Oh sí, esa pequeña sabandija metió sus manos en todo esto” me eché a reír “Pero se lo agradezco, era tal cual lo imaginaba”

“No pues si, esto es definitivamente un paraíso personal” asintió

“¿Seguimos?” me ofreció su mano nuevamente y la verdad me gustaba entrelazar mi mano con la suya

“¡Claro!” volvimos adentro, escaleras de mármol gris con negro nos llevaron arriba, la primera puerta del pasillo era un pequeño gimnasio con una cinta de correr y máquinas de pesas ¡He ahí la razón de su esculpido cuerpo! La segundo puerta era su estudio, ahogué un grito al ver la enorme librera en una esquina y el estante de discos en el otro, además de un imponente escritorio negro en el centro y un piano en igual color "¿Puedo?" pregunté encaminándome al estante de discos

"Todos tuyos" me respondió divertido y su colección de música iba desde Black Sabbath hasta Andrea Bocelli ¡Impresionante! "Puedes poner lo que gustes, se va a escuchar en toda la casa" me giré atónita

"¿Tienes el sistema de sonido global?" asintió orgulloso, busqué entre los discos acomodados por género uno de María Callas y lo puse justo en "Casta Diva" su voz nos envolvió y me sentí volver a la vida

"Me fascina esa aria" me dijo cerrando los ojos por un par de segundos y verlo tan relajado me gustaba mucho, era un lindo contraste a su pose de empresario dominante, no me dolían demasiado las heridas, quizás el analgésico que me tomé antes de comer era la razón "¿Quieres ver el resto de la casa o prefieres quedarte aquí?" me preguntó mientras desabotonaba su chaleco casi sin darse cuenta y tuve que sostenerme del estante ¡Dios! ¿Qué me pasaba?

"Ya que la voz de La Divina nos va a seguir a todas partes, veamos el resto" me recompuse y estiré mi mano para tomar la suya, me mostró las habitaciones donde su hermano y sus sobrinos solían quedarse y al final del pasillo estaba la suya protegida por dos puertas ¡Vaya con Toni! Abrió una de las puertas, encendió las luces y me quedé pasmada, era una habitación gigante, en blanco y gris de techo alto, tenía un pantalla plana con una chimenea debajo, sofá, la cama king size y ¡Joder! ¡Una vista impresionante de la ciudad!



Caminé directo hacia el balcón y me maravillé con las luces de la ciudad que ya empezaban a verse por el atardecer ¡Dios! Había estado en lugares grandes y lujosos pero la casa de Toni era simplemente divina “Esto debe ser un verdadero magneto para las chicas” solté sin tan siquiera pensarlo y lo escuché reír, sus manos se posaron en mis hombros y una cálida sensación me recorrió el cuerpo

“No traigo mujeres aquí, Olivia” dijo casi en un susurro cerca de mi oído

“Me has traído aquí” dije sin más

“No eres cualquier mujer y quería compartir un pedazo de mi paraíso contigo” sus manos se deslizaron por mis caderas hasta entrelazarse en mi abdomen ¡Oh my! Mi cuerpo se relajó al instante y me sentí segura ¿Qué demonios me pasaba?

“Seguro el baño es igual de opulento” suavemente me deslicé fuera de su abrazo y empezó a reírse

“Es un baño normal” me dijo señalando la puerta

“¿Normal?” le dije al verlo, era igual de granito con una escalera que daba ducha de puertas de cristal y una tina cuadrada con un televisor que se veía desde el inodoro ¡Hablando de lujos!



“No me molestaría vivir en tu baño ¡Tienes un televisor!” me giré y él estaba de brazos cruzados en el marco de la puerta con una sonrisa divertida “Veo que no te molesta que te vean mientras te bañas” entrecerró los ojos

“Nadie me ve mientras me baño, Olivia...” hizo una pausa como pensando lo que iba a decirme “Aunque si te vienes a vivir a mi baño me verás desnudo” se encogió de hombros y no pude evitar echarme a reír de tal forma que terminamos los dos doblados de la risa

“Eres verdaderamente increíble, Toni” le dije y me sonrió

“¿Quieres comer o tomar algo?”

“Podría comer y tomar algo” le dije y asintió, me ofreció de nuevo su mano y bajamos a la cocina

“No es por presumir, pero preparo unos sándwiches de pavo que son para chuparse los dedos” me dio un guiño

“Ya quiero probarlos” se puso en marcha y me ofreció jugo que acepté gustosa, ya moría de sed. Toni cambió la música con el control instalado en la cocina y la voz de Andrea Bocelli llenó el lugar. Toni se movía experto en la cocina mientras  picaba como experto las rodajas de tomate y aguacate, puso el pan, las lonjas de pavo, un poco de mostaza dijon y mayonesa de especias. Cuando los sándwiches estuvieron listos, fue Toni quien sugirió comerlos afuera, muy caballerosamente colocó un cojín en el borde de la piscina, nos quitamos los zapatos y metimos los pies

“¿Y? ¿Cuál es tu veredicto?” me dijo al verme dar una gran mordida

“¡Están deliciosos!” le dije y no mentía, estaban super ricos “Gracias por todo esto, Toni, de verdad. Me siento muy bien ahora, creo necesitaba salir y despejarme de todo sin pensar en nada más” deslicé mi mano por su suave rostro y él la tomó par besarla con dulzura, me derretí al instante y podía sentir esta conexión entre nosotros que me resultaba difícil de describir

“Me da gusto que te sientas mejor, Olivia, las puertas de mi casa están abiertas cuando quieras” me besó la mejilla y ese simple contacto me erizó la piel ¿Qué demonios? Sacudí la cabeza, no podía explicar con palabras lo que Toni me hacía sentir, estaba en verdad confundida pero él me gustaba, no podía negar que me sentía atraída por él

“Me provoca meterme aquí pero todavía no puedo”

“La piscina no va a irse a ninguna parte, cuando te recuperes puedes usarla cuando quieras” volvió a besarme la mejilla

“Cuando prepare la cena para ti la usaremos y nos tomaremos una copa en el jacuzzi” ¿Qué demonios acababa de decir? ¡Olivia! Me recriminé mentalmente

“Lo espero con ansias” me susurró y tragué grueso “¿Quieres irte a casa?”

“Un rato más” moví los pies en el agua y la verdad estaba muy a gusto, me abracé a Toni y él me apretó entre sus brazos, me sentía verdaderamente bien por primera vez en varios días. El sonido de mi teléfono rompió el momento y Toni se levantó descalzo para buscarlo, era Carlos quien llamaba "Hola Carlos"

"Hola nena ¿A qué hora regresas a casa?" no pude evitar reírme

"Supongo sabes donde estoy ¿No?"

"Por supuesto, estás con Toni" me dijo como si fuera lo más natural del mundo

"No sé si ahora me gusta lo del GPS" lo escuché reírse al otro lado de la línea "Dame una hora más o menos y nos vemos en mi casa ¿Te parece?"

"¡Perfecto! Te quiero, nena"

"Y yo a ti, Carlos, nos vemos ahorita" le dije antes de terminar la llamada

"¿Ya te vas?" me preguntó Toni sentándose a mi lado

"En un ratito" lo abracé otra vez y cerré los ojos dejándome envolver por su cuerpo

"Te quiero, Olivia" pronunció en voz bajita

"Yo también te quiero, Toni. Mucho" dejé escapar un largo suspiro y supe estaba en problemas...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 24

Mensaje por Diva_Miller el Sáb Nov 26, 2016 2:54 pm

Mis esperanzas de que DAVID este vivo, se han ido a la mierda.
Solo quiero decir que me encantaría que alguien se enterase de que mataron a DAVID y que los metieran a todos en la carcel y se pudrieran. O mejor todavía que Olivia siga teniendo para el resto de su vida pesadillas.
¡¡¡¡¡¡CUANTO ODIO LES TENGO A TODOS!!!!!!

#TeamDavid FOREVER PASE LO QUE PASE amor amor amor amor amor

avatar
Diva_Miller
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 24

Mensaje por Yazz Black el Jue Ene 12, 2017 11:26 am


ok.. viendo las cosas con mayor detenimiento.. creo que estamos en problemas.. es decir, Liv, porque te haces tonta.. no juegues con fuego.. el único que terminara quemado, sera Sebi..

#TeamDavidForever

Sad
avatar
Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 24

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.