Últimos temas
» I'm No Angel. Capitulo 23-24
Ayer a las 5:03 pm por NATHYLÓPEZ

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 4:
Ayer a las 3:40 pm por Diva_Miller

» Send My Love Capítulo 37
Vie Feb 24, 2017 5:29 pm por virginia2604

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 3:
Mar Feb 21, 2017 2:34 pm por Diva_Miller

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 2:
Lun Feb 20, 2017 10:44 pm por juanny

» Hell with you is paradise personajes
Lun Feb 20, 2017 10:37 pm por juanny

» Send My Love Capítulo 36
Vie Feb 17, 2017 6:22 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capitulo 21-22
Dom Feb 12, 2017 1:13 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 35
Sáb Feb 11, 2017 10:14 am por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 27

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 27

Mensaje por virginia2604 el Vie Dic 16, 2016 4:40 pm

Hoolaa holaaa mis bellas lectoras ¿Cómo les va? ¡Al fin viernes!  cheers  cheers Paso a dejarles un nuevo cap que espero disfruten... Les aconsejo lean con calmita, se toman un té o algo,a lo mejor no se esperan lo que viene pero ya saben que las musas trabajan de forma misteriosa...  demon  demon
Gracias a todas las que siguen esta historia y espero tengan un buen fin de semana  besito  besito  copa  copa


CAPÍTULO 27

BOSTON, MASSACHUSETTS


El lunes llegó demasiado rápido y con eso la lectura del testamento de David, me sentía nerviosa a más no poder, la cabeza me daba vueltas y el cuerpo me temblaba, no por saber lo que había dejado, sino por el hecho que tendría que enfrentarme a Tina otra vez y a su furia, yo igual seguía sin saber qué demonios haría con el banco y lo que fuera que David hubiera dejado. Sebastien pasó a buscarnos junto a Maya y dejamos a los chicos en casa de mi papá y de ahí nos fuimos al despacho del abogado “¿Estás bien?” me preguntó entrelazando su mano con la mía

“Eso intento, nunca se sabe qué puede salir de estas cosas”

“Todo va a estar bien” me besó la sien “Estoy aquí contigo” sus palabras estaban cargadas de un sinfín de sentimientos “Te amo”

“Y yo a ti” me giré para mirarlo y no me contuve para darle un beso, mi reacción lo sorprendió pero no tardó en corresponderme con fervor, había tantas cosas en ese beso, cosas que Sebastien no se atrevía a decirme pero que se moría por hacerlo, eso me molestaba pero no podía obligarlo tampoco. Fuimos los primeros en llegar

“Olivia ¿Cómo estás?” me saludó el abogado

“Estoy bien”

“Como bien sabes, David hizo su testamento luego de que Leny naciera y nunca más lo cambió, dejó esto para ti en aquel entonces” me entregó un pequeño sobre con una carta, miré la hora y aún quedaba tiempo

“Gracias, voy a salir un momento a leerla” dije levantándome y buscando hacia las escaleras afuera del despacho, era su letra, mi nombre estaba escrito a mano en el sobre, saqué la carta para leer, David no era un hombre de expresar demasiadas cosas

“Mi adorada Liv,

Nuestro precioso segundo hijo nació hace poco, hace tan solo un par de semanas y no creo tengas idea de cuan afortunado me siento de completar nuestra familia con un bebé que prolongará el apellido Miller. Desde que Nat nació no he hecho más que preocuparme por no dejarlos desamparados, son lo más importante que tengo en la vida y no lo digo muy a menudo. Lo siento. Sé que las cosas no han estado muy bien entre nosotros pero quiero que sepas que los amo, tú y nuestros hijos son lo más valioso que tengo. Por eso hice los arreglos necesarios en caso de que yo llegue a faltar en algún momento, todo lo mío será tuyo, el banco, las casas, el dinero. Estoy seguro harás lo mejor para nuestros hijos.

Te amo,
Tu David xx”


“¡Maldito monstruo!” mascullé haciendo trizas la carta y botando los pedazos en la papelera cerca de las escaleras, sus palabras me sonaban tan hipócritas, tan ensayadas. Tan mentira. Si tanto me amaba o a sus hijos, nunca nos hubiera hecho todo lo que nos hizo “¡Infeliz!”

“Olivia” Sebastien me abrazó por la espalda sin decir nada más por unos segundos

“Podemos empezar, Tina ha llegado” la voz del abogado nos hizo entrar nuevamente y ahí estaba esa bruja, echando chispas por los ojos al mirarme. Ni siquiera estaba segura de lo que hacía ahí si David no le había dejado nada supuestamente

“Espero que David no te haya dejado nada por lo zorra que fuiste” me dijo escupiendo veneno

“¡Vete al infierno!” le respondí y recibí una mirada de reprimenda de parte de Sebastien

“La verdad es que el señor Miller dejó  todo en orden desde hace varios años y no le realizó cambio alguno recientemente” los ojos de Tina se abrieron como platos

“¿Todo se lo queda la maldita zorra esta?” chilló molesta

“¡Se calma o la saco!” exclamó el abogado

“Señora Emerson, como usted bien sabe el señor Miller inició un fondo monetario para cada uno de sus hijos al estos nacer” asentí “Ambos están valorados en 4 millones de dólares cada uno” volví a mover la cabeza, una de las pocas cosas sensatas que David había hecho por los chicos, dejarlos asegurados para su futuro “El señor Miller tenía un seguro de vida valorado en 5 millones de dólares, los cuales son enteramente para usted, es la única beneficiaria” la mandíbula se me fue al piso

“¿Perdón? El nunca me dijo nada de eso” jadeé sorprendida

“No quería que usted se preocupara de absolutamente nada en caso que él llegara a faltar” miré a Sebastien que estaba tan sorprendido como yo, los ojos de Tina estaban desorbitados y el color se apoderaba de su rostro en visible señal de molestia ¡Toma bruja! Pensé al mirarla ¡Ugh, no la soportaba! “El 50% de las acciones del banco del señor Miller pasan a ser suyas y al ya tener 25% del señor Lenis, usted acaba de convertirse en la accionista mayoritaria con el 75%” tragué grueso y sentí la cabeza palpitar y darme vueltas ¡Jesús bendito! Eso era sin duda más de lo que podía manejar

“ESTO NO PUEDE SER CIERTO” gritó Tina colérica “ESE TESTAMENTO ES UNA FARSA” exclamó echando fuego por todas partes “LO VOY A IMPUGNAR”

“Está igual de protegido que el de su padre, puede intentarlo pero no va a lograr nada” dijo tranquilamente el abogado y yo me hundí en la silla, sujeté la mano de Sebastien con tanta fuerza que creí le rompería los dedos “La casa aquí en Boston, la casa de LA, la casa del lago y el apartamento en Montreal son suyos también”

“ME LAS VAS A PAGAR POR DESTRUIR A MI FAMILIA, MALDITA” me gritó Tina colérica antes de irse azotando la puerta como una loca, yo me quedé en silencio mirándome las manos, la venda en la muñeca y la marca en la otra ¡Dios!

“¿Algo más?” me atreví a preguntarle al abogado

“Señora Olivia, la fortuna personal del señor Miller está valorada en más de 25 millones de dólares y son todos suyos” parpadeé rápidamente mientras sentía como se me secaba la boca y el corazón me latía desbocado

“¡Oh Dios mío!” me llevé las manos al pecho buscando respirar pero se me dificultaba. Cuando el abogado me puso los papeles en frente ni siquiera los miré “Se los daré a mi abogado para que los lea, luego podemos discutir lo que quiero hacer con esto ¿De acuerdo?” le dije apretando la carpeta con mis dedos

“De acuerdo, puede revisarlos y cualquier cosa ya sabe como contactarme”

“Bien, muchas gracias” le dije tomando la carpeta y poniéndome de pie, sintiendo la cabeza darme un par de vueltas ¡Joder! Era demasiada información, demasiadas cosas, demasiadas emociones. Todo era tan... Abrumador.

“Olivia” Sebastien me puso las manos en los hombros “Habla conmigo por favor” tomé aire, probablemente más del necesitado

“Todo esto es demasiado, solo necesito un momento para poner en orden las cosas ¿Puedes llevarme a casa? Por favor” ladeó la cabeza como buscando respuestas pero yo no estaba del mejor humor para ser psicoanalizada en ese momento

“Está bien, vamos” me dijo caminando a mi lado hasta su auto, el trayecto fue silencioso y yo repasaba mentalmente todo lo dicho por el abogado, todo lo que David había dejado para mí y los chicos, la carta ¡Maldita carta! Pasaba de la ira a la tristeza a la confusión en un santiamén ¡Montaña rusa! "¿Hablaras con Toni acerca de esto?" me preguntó Sebastien una vez que entramos al apartamento

"Sí, hablaré con él para que me asesore" Sebastien asintió con una sombra de duda en sus ojos "¿Sabes qué, Sebastien? Estoy cansada de que me mires así..." sus ojos se abrieron de par en par "De que no me digas las cosas, de que me trates diferente"

"Olivia..."

"¡Olivia nada!" alcé un poco la voz "Si no puedes ser lo que necesito entonces vete"

"¿Qué?" me miró incrédulo y la verdad me estresaba a más no poder su forma de tratarme desde que desperté en el hospital

"Quiero que te vayas y me dejes sola, por favor"

"Tú y yo tenemos que hablar, Olivia" repentinamente una chispa de molestia atravesó su mirada

"¿Ah si? ¿Finalmente vas a hablar conmigo? Te escucho" estaba siendo impertinente con él pero era frustrante toda la situación y yo tenía las emociones a flor de piel

"¡Por un demonio, Olivia! ¡Soy tu novio!" exclamó frustrado "Y desde que saliste del hospital me ha tocado ver como te consuelas con Carlos y con Toni mientras me dejas afuera ¿Qué te pasa?"

"¿Qué me pasa? Yo no te he dejado afuera, tú solito con esa maldita actitud que tienes te has alejado de mí, yo busco y estoy con quien me siento cómoda, Toni y Carlos son dos de esas personas" me miró como si de repente tuviera dos cabezas "Ellos me tratan igual que siempre, no como si fuera a romperme. Están atentos a lo que quiero y me dejan hacer sin juzgar ¿O crees no me di cuenta tu mirada de reproche cuando pasó lo de Irina o temprano con Tina? Te me quedas mirando, psicoanalizándome y llenando tu cabeza de tonterías, yo no necesito eso ¿Sabes?"

"¡Pero si necesitas a Toni y a Carlos y cualquiera que sea la sórdida historia que tienen! ¿No?" los celos lo estaban consumiendo, era visible y toda su molestia se podía palpar en el ambiente

"¡Pues sí, los necesito!" alcé la voz

"Te exijo que me digas lo que pasó con Carlos" su mirada sombría y mandíbula apretada me sorprendieron pero supongo ya era hora de ver el otro lado de Sebastien ¿No? No todo podía ser rosas y corazones con él

"¿Me exiges? Está bien" le respondí odiosa, discutir era de mis peores situaciones porque ser hiriente era mi defensa "Me acosté con Carlos, esa es la verdad" los ojos de Sebastien se desorbitaron y su rostro se volvió escarlata "Más de una vez al igual que con Jeremy" ¡Ahí, lo había dicho!

"¡Por un demonio, Olivia!" gruñó molesto “¿Por qué no me lo dijiste?”

“Tengo derecho a mantener mis recuerdos, mis secretos, Carlos y Jeremy representaron una etapa en mi vida que enterré al casarme con David” negó con la cabeza y se fue sin decir más. Yo sentía una mezcla de molestia, tristeza y alivio parcial, fui a la cocina por otro analgésico porque la cabeza me palpitaba estrepitosamente. Yo sabía que a Sebastien lo carcomían la duda y los celos pero no se atrevía a decirme nada por mi estado. No iba a romperme. No me rompí. Tomé el teléfono para hacer mi cita con la Dra. Allison y me la dieron para el miércoles a las 2pm. Listo. Estaba hecho.

Necesitaba alguien con experiencia que pudiera guiarme en todo esto. Luego decidí llamar a Toni "Hola Olivia" su voz sonaba animada "¿Cómo estás? ¿Cómo estuvo lo del testamento?"

"¿Estás muy líado en la oficina? Me gustaría hablar contigo, si no es molestia" me mordí los labios dudosa

"Nunca serás una molestia y siempre tengo tiempo para ti ¿Quieres venir o nos vemos en otro lugar?"

"Puedo ir hasta allá, extraño la oficina y tú mandoneándome en el trabajo" Toni empezó a reírse y ese dulce sonido me vibró en los oídos y penetró todo mi cuerpo

"Si hasta te gusta cuando te mandoneo" me dijo con voz ronca por la risa y tragué con dificultad "Te espero, Olivia" hizo una pausa "Sé que nos vimos ayer pero me encanta verte..."

"A mí también me gusta verte, Toni. Nos vemos en un rato"

"Te espero, Olivia" me dijo antes de terminar la llamada. Me cambié de ropa y perfeccioné un poco más mi maquillaje, tampoco quería ir a la oficina con todos los rastros visibles sobre mi cuerpo, era tonto porque todo el mundo lo sabía pero ocultarlo me ayudaba a salir de casa. Tomé la carpeta con los papeles del testamento y manejé hasta la oficina, esta vez no me quedé estancada en el estacionamiento pero si me aferré al folder mientras entraba para tomar el elevador.

Cuando las puertas se abrieron en el piso de Toni vi a todas las Stepford Wives clavarme la mirada en busca de alguna señal, incluso la venda en mi muñeca estaba cubierta por la blusa, alcé la cabeza y me encaminé por ese pasillo hasta la puerta de Toni "El señor está ocupado" me dijo la rubia más cercana a la oficina

"Lo sé pero me está esperando" ella rodó los ojos y presionó su intercom

"Señor, Olivia Emerson vino a verlo, dice que usted la espera"

"Así es, hazla pasar y que nadie nos moleste hasta que yo te diga ¿Entendido?" su voz mandona me gustaba, todas las Wives me fulminaron con la mirada y yo entré sin más. Toni estaba ahí en su silla, como todo un Dios en su exquisito traje azul de 3 piezas y su sonrisa juguetona al verme, sus ojos me recorrieron de los pies a la cabeza y por primera vez desde que salí del hospital sentí una pizca de autoestima volverme a la cabeza "Olivia" se levantó de la silla y yo acorté la distancia para abrazarnos, su mano volvió a abrirse en mi espalda mientras la otra encontraba su lugar en la curva de mi cuello, manteniéndome bien sujeta contra su cuerpo con experta maestría. Me podía. Mucho.

"Toni..." exhalé todo lo contenido en mi cuerpo "Me alegra tanto verte"

"A mí también, Olivia" su mano pasó de mi cuello a mi mejilla obligándome a alzar el rostro para mirarlo "Hola" me dijo sonriente mientras su pulgar me delineaba la mandíbula, sus caricias ganaban confianza y la verdad eso me gustaba mucho

"Mi espacio sigue aquí" no pude evitar sonreír al ver que todo seguía intacto

"Esperando a que vuelvas" los dedos de Toni viajaron hasta mi cuero cabelludo y me deshice al instante, era una zona muy sensible para mí "Vamos a sentarnos ¿Quieres tomar o comer algo?"

"Café estaría bien" asintió y lo pidió por el intercom, nos sentamos en el sofá

"¿Cómo estuvo todo?"

"Discutí con Sebastien" recosté la cabeza del respaldo y él hizo lo mismo, anclando sus ojos a los míos e invitándome a hablar “Sebastien está muy celoso de ti y de Carlos”

“Lo sé, estuvimos hablando de eso” asentí lentamente “Le dejé muy claro a Sebastien que no pensaba alejarme de ti, mientras me necesites ahí voy a estar” su mirada estaba cargada de tantas cosas “Y en cuanto a Carlos, él ha estado en tu vida desde muchísimo antes que nosotros y por su forma de tratarse puedo asumir que algo sucedió en el pasado entre ustedes ¿O me equivoco?”

“No, no te equivocas, no llegamos a esta edad sin pasado ¿Verdad? Mi pasado no es demasiado perfecto ni tampoco me arrepiento de lo sucedido, fueron épocas maravillosas en mi vida donde aprendí lo que era, lo que me gustaba y cómo podían ser las cosas cuando tenías a las personas correctas en tu vida” tomé aire “Lamentablemente las circunstancias me obligaron a tomar decisiones de las cuales sí me arrepiento pero que no puedo echar atrás, la vida me ha sacudido una vez más y me ha hecho replantearme muchas cosas ¿Sabes? Pero entonces pienso en mis hijos y hay cosas de mí que ellos simplemente no podrían aceptar...” los ojos de Toni estaban llenos de profundo entendimiento, como si supiera lo que le estaba diciendo sin las palabras para ello

“Es difícil ser quien eres realmente en un mundo donde muy pocos podrían de verdad entenderlo, ocultas partes de ti, las frenas, muestras un lado amable a la sociedad para poder ser aceptado y triunfar de alguna manera pero muy en el fondo sabes lo que eres, lo que necesitas y te sientes incompleto” la melancolía en sus palabras me atravesó con fuerza, expresando fielmente mi sentir “Incluso llegas a sentir que hay algo mal contigo...”

“Pero no hay nada mal con nosotros ¿Verdad?” me atreví a poner mi mano en su mejilla, enseguida puso su mano encima de la mía

“No, no lo hay Olivia” dijo firme, había un claro entendimiento entre nosotros, lo supe desde el momento que lo conocí

“Tu novia era...”

“¡No!” se apresuró a decir “Sabía lo que me gustaba pero nunca fue completamente lo que yo deseaba pero aún así sentía profundo amor por ella, no es que puedas elegir por quien sientes cosas ¿Verdad? Por ella hice a un lado muchas cosas y no me arrepiento, tuvimos momentos felices”

“Pero nunca te sentiste completo ¿Verdad?” negó con la cabeza y en ese momento me sentí más conectada que nunca con Toni, compartíamos algo, un vínculo de profundo entendimiento de algo que eramos y no todos podían entender  “¿Alguna vez te has sentido completo, Toni?”

“Durante muy poco tiempo, regresando del ejército, era una vieja amiga de la secundaria, nos encontramos y ella era la fiel representación de lo que yo quería, tan intenso y emocionante que me dejó muy mal cuando acabó pero nunca me sentí tan satisfecho como en aquel entonces ¿Sabes? ¿Y tú, Olivia? ¿Te has sentido completa alguna vez?” deslizó la mano que tenía encima de la mía hacia mi brazo hasta mi rostro, llenándome con su suave toque de seguridad

“Lo que te diga aquí se queda, Toni. Por favor”

“Te lo juro” tomé aire

“Hubo un tiempo en que David y yo nos tomamos una pausa de nuestra relación, él se fue a un intercambio en New York y yo me quedé aquí, una noche estábamos Tracy, Jeremy, Carlos y yo compartiendo pizza y cervezas como muy frecuente lo hacíamos, y entonces de la nada Jeremy me besó, con tanta intensidad que creí me haría pedazos, luego Carlos me besó antes que pudiera reaccionar y todo dentro de mí tuvo sentido por primera vez...” nunca le había contado a nadie sobre eso pero Toni me hacía sentir que podía decirle cualquier cosa y eso no cambiaría nada entre nosotros “Los 4 estuvimos juntos, Tracy y yo nos convertimos en suyas y nunca había sido tan feliz, en serio” Toni no me estaba juzgando en absoluto, no estaba horrorizado ni nada que se le pareciera, sus ojos estaban llenos de comprensión y aceptación

“Supongo que ambos tuvimos un poco de plenitud en algún punto de nuestras vidas ¿No?” asentí y nos quedamos mirando en silencio, sintiendo la energía vibrar entre nosotros, sintiendo la tensión tan fuerte como una cuerda a punto de romperse

“Toni...” mi voz salió como una súplica silenciosa

“Lo sé, cariño, lo sé” su voz estaba tan tensa como la mía, el sonido del toquido de la puerta me hizo brincar en el sofá, Toni tomó aire de forma violenta y se levantó para abrir, dejando a la rubia entrar con el café y colocarlo en la mesa “Gracias, puedes retirarte” casi le ladró a la mujer que salió taconeando y fulminándome con la mirada, me levanté del sofá y clavé la mirada a la vista de la ciudad que tenía Toni en la oficina “Mírame Olivia” me ordenó y mi cuerpo obedeció en automático, girándose para mirarlo, sus ojos fieros estaban oscuros y me hicieron estremecer, Toni era todo lo que alguna vez imaginé y tan peligroso que podría destrozarme como un huracán categoría 5

“¡Cristo, Toni!” se me llenaron los ojos de lagrimas al entrar en completo entendimiento de lo que estaba pasando

“Liv...” sus manos acunaron mi rostro, deslizando los pulgares para barrer mis lagrimas  y su forma de llamarme Liv no me hizo sentir mal, era como David me decía pero en Toni se escuchaba maravilloso

*-*-*-*

SEBASTIEN

“¿Olivia te confesó que se acostó conmigo y con mi hermano y tú simplemente te fuiste sin dejarla decir más?” el reproche en la voz de Carlos me enervaba aún más, yo quería, no, necesitaba saber qué demonios había pasado y en un arranque de furia fui a buscar a Carlos, no es como si pudiera ir a buscar a Jeremy

“¿Qué fue lo que pasó entre ustedes?” alzó una ceja con semblante serio

“Nos acostamos, Sebastien, eso fue lo que pasó ¿Qué más necesitas saber?” su expresión altiva me molestaba

“Ella me mintió con respecto a ti, con respecto a Jeremy ¿En qué más me ha mentido?” Carlos se puso de pie, toqué alguna tecla que lo molestó

“Si ella no te habló de mí o de lo qué pasó entre Jeremy y ella pues sus razones habrá tenido ¿Tú le has dicho de todas las mujeres con las que has estado?” ese fue un golpe bajo “¿No verdad? ¿Por qué habría ella de decirte todo? Es su pasado, cosas que sucedieron años antes de que entraras a su vida, ahora nosotros somos amigos y sí, siento cosas por ella, siempre las he sentido pero eso no me vuelve un maldito, solo quiero protegerla y lo haré mientras pueda y ella me lo permita” el tono tajante en su voz me dieron ganas de sacarle la verdad a golpes “En estos momentos tu actitud no es lo que Olivia necesita”

“¿POR QUÉ CARAJOS TODOS PARECEN SABER LO QUE OLIVIA NECESITA?” no pude evitar alzar la voz

“Porque todos lo sabemos menos tú, que te haces llamar su novio y dices que la amas, pero no has hecho más que tenerle lastima y eso ella no lo soporta, así que no te quejes si construye un muro y no te deja entrar, además, tú nunca podrías darle lo que ella en verdad necesita...”

“¿Y qué carajos es eso?”

“El hecho que no lo sepas me dice que no eres el hombre para ella”

“¡Jefe, tenemos una situación!” entró un policía a la oficina

“Bien, prepara todo” dijo Carlos “No deberías perder el tiempo conmigo, habla con ella” me dijo antes de irse y dejarme con la ira reverberando cada vez más


*-*-*-*

TONI

Me senté en la silla del escritorio al sentir que perdía la batalla contra mis sentimientos por Olivia, ella se quedó de pie mirando por la ventana, la luz del sol entraba de forma que iluminaba su rostro y hermosa cabellera chocolate que le caía por los hombros. Lo que nos confesamos no era cualquier cosa, reconocer lo que eramos por mucho fue lo más liberador que había hecho en muchos años, ella no me estaba juzgando, al contrario, me aceptaba y ¡Dios, me deseaba! Podía verlo en sus ojos, en como respondía a mis caricias, la forma de súplica en que pronunciaba mi nombre ¡Joder!

"Toni..." se giró para mirarme y podía observar la lucha interna a través de su mirada oscurecida

"Liv..." respiró pesadamente y se dejó caer de rodillas frente a mí ¡Cristo bendito! El corazón se me detuvo al instante, el aire me abandonó los pulmones y creí morir por segundos

"Toni..." pronunció mi nombre en voz baja y sus ojos tomaron un brillo que nunca le había visto, se estaba reconociendo ante mis ojos y era la cosa más malditamente hermosa del planeta, ella de rodillas frente a mí con ese brillo en sus ojos ¡Una diosa!

"Eres tan jodidamente perfecta, Olivia" dije sin poder dejar de mirarla, su pecho se movía agitadamente pero sus ojos estaban clavados en los míos, expectantes, suplicantes ¡Hermosos! Tomé aire y me puse de pie, con el dedo pulgar e índice le apreté la barbilla y la hice mirarme "Dime lo que eres" le exigí y una chispa de emoción atravesó su mirada, se mordió los labios y podía jurar tuve un infarto en ese momento "No me hagas pedirlo de nuevo" le advertí

"Una sumisa" pronunció en un suspiro apenas audible

"Más fuerte" le pedí

"¡Una sumisa!" exclamó segura

"Buena chica" y entonces me regaló una sonrisa de satisfacción tan hermosa que quise llorar ¡Dios! "¿Yo que soy?" le pregunté sin soltarle la barbilla "Dime lo que soy, Olivia" necesitaba escucharlo, que ella lo dijera

"Eres un dominante, eres un amo" sus palabras llegaron como una especie de liberación, quitando un enorme peso de mi cuerpo, finalmente podía mostrarme ante alguien que no me juzgaba y quería lo mismo que yo

"Mi preciosa Liv" tomé su rostro con ambas manos y la hice ponerse de pie, sus pupilas estaban tan dilatadas que apenas se veía un halo marrón del iris "Te quiero demasiado"

"Yo también te quiero, Toni" la acuné contra mi pecho y ella se deshizo entre mis brazos, tan receptiva, tan perfecta

*-*-*-*

OLIVIA

Estar abrazada a Toni luego de reconocer lo que eramos se sentía como nada en el mundo. Desde que lo conocí supe que tenía vena dominante pero estaba refrenado, contenido y ese era un sentimiento muy familiar para mí. Pero ahí estábamos, completamente expuestos y vulnerables ¿Qué hacer ahora? No estaba segura, me sentía abrumada y aliviada a la misma vez, era una contradicción ambulante ¡Dios santo! "Tú y yo tenemos mucho de que hablar, pero no va a ser aquí y no va a ser hoy" la firmeza en su voz me daba seguridad y sus dedos en mi cabello me derretían por completo

"Está bien, creo estamos demasiado sensibles en este momento para hablar debidamente" separó un poco nuestros cuerpos sin soltarme del todo

"Gracias Liv" me dijo casi en un susurro con la mirada llena de dulzura "Gracias por este regalo, gracias por mostrarte y dejarme mostrarme ante ti, te juro atesoraré esto tan especial y maravilloso, no voy a hacerte daño Liv, te lo juro" le creía, no había más que verdad en su mirada

"Te creo, Toni. De verdad lo hago y ten por seguro que yo cuidaré lo que me has mostrado hoy" deslicé mis manos por su rostro y lo vi cerrar los ojos, disfrutando mi caricia "Yo también debo agradecerte por permitirme mostrarte mi alma sin juzgar, por aceptarme y comprender esto que va más allá de mí"

"¡Dios, Liv! No dudes nunca de lo maravillosa que eres, eres hermosa en todos los sentidos y si me permites decirlo, jodidamente sensual" no pude evitar sonreír con sus palabras y sentirme deseada por la intensidad en su mirada. Toni me veía como mujer, más allá de todo lo que me había pasado y eso, eso no tenía precio.

"¿Te parezco deseable? ¿Aún con todo lo que me pasó?"

"Mi preciosa Liv" sus manos viajaron hasta mis caderas, pegándome más a su cuerpo, la electricidad me recorrió la espina dorsal hasta dejarme temblando "Eres una mujer realmente hermosa, con un cuerpo y unos labios que deberían ser ilegales pero que pagaría condena por probarlos" tragué grueso y me fascinaba la forma en que me hablaba

"¡Dios, Toni!"

"Liv" antes que pudiera responderle estampó sus labios contra los míos y el corazón se me detuvo un instante, su lengua delineó mis labios antes de adentrarse en mi boca y enredarse magistralmente con la mía. Exploté en miles de pedazos mientras sentía mi cuerpo volver a la vida, fue como una especie de experiencia extracorporal donde todos mis sentidos estaban al máximo.

Cuando una de las manos de Toni se posó en mi nuca jalando un poco mi cabello mis pezones se irguieron dolorosamente luchando con la tela de mi brassiere, mi vientre se convirtió en lava fundida y un ardor se extendió entre mis piernas. La experta boca de Toni chupó mi labio inferior antes de morderlo, deslizar su lengua donde habían marcado sus dientes y volver a besarme, succionándome todo el aire y las tristezas. Era un beso demandante y posesivo pero muy bien cuidado de no lastimarme, si Toni no me tuviera bien sujeta probablemente me iría al piso por la laxitud de mi cuerpo entre sus brazos. El sonido del intercom me sobresaltó, Toni gruñó con fuerza y esa ola de aire caliente sobre mis labios me puso la piel de gallina

“¿Qué?” gruñó al contestar y me pude imaginar a la mujer dando un brinco en su silla

“Señor, sé que me dijo no lo molestara pero el señor Sebastien está aquí y dice que necesita hablar urgente con usted” Toni me miró y yo estaba sujeta al escritorio intentando controlarme, quitó el dedo del intercom para silenciarlo

“¿Qué quieres hacer, Liv?” ¡Dios! Su voz estaba ronca y sonaba más sensual que nunca

“Hazlo pasar, te dejo la carpeta y me voy, igual debo hacer unas cosas” mi voz sonaba temblorosa y aguda ¡Patética!

“Bien, pero no hemos terminado de conversar” asentí en aceptación a lo que me decía, pulsó de nuevo el botón y yo tambaleante me senté en el sofá para poder recuperarme del asalto de la boca de Toni “Dile que pase” pronunció y se pasó las manos por el cabello en un gesto nervioso. Sebastien entró enseguida y me miró con un gesto de sorpresa y molestia, luego miró a Toni de la misma manera

“Olivia vino a discutir el testamento de David conmigo” los ojos gélidos de Toni no dejaban de sorprenderme, estaba en modo “macho alfa yo controlo todo”

“Los dejaré hablar entonces” me puse de pie mientras Sebastien me examinaba exhaustivamente ¿Qué estaba buscando? Negué con la cabeza “Cuando termines de hacer pataletas, me llamas y hablamos” le dije a Sebastien antes de apresurar el paso y salir de esa maldita oficina ¿Qué demonios me había poseído para actuar así?

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!




virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 27

Mensaje por Yazz Black el Jue Ene 12, 2017 2:01 pm



Ahhgg Ahhgg Ahhgg Ahhgg

Queeeeeeee....?????

voy corriendo al otro...!!

Yazz Black
Escritora Vip
Escritora Vip

Localización : Puebla, Mexico

http://laetyazzblack.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.