Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 45
Ayer a las 11:44 pm por Gaby_kdsh

» I'm No Angel. Capítulo 44
Mar Jun 20, 2017 1:09 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 49
Dom Jun 18, 2017 10:04 am por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 48
Lun Jun 12, 2017 8:53 am por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 43
Sáb Jun 10, 2017 4:57 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 41-42
Lun Jun 05, 2017 1:12 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 47
Dom Mayo 28, 2017 7:56 am por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 39-40
Sáb Mayo 20, 2017 10:15 pm por NATHYLÓPEZ

» UN REGALO QUE TE DIO LA VIDA CAPÍTULO 15:
Sáb Mayo 20, 2017 5:26 pm por Diva_Miller

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


I'm No Angel. Capitulo 13-14

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm No Angel. Capitulo 13-14

Mensaje por virginia2604 el Jue Ene 05, 2017 3:18 pm

Hoolaaaa hola mis bellas lectoras, espero que el mundo real me las esté tratando bien. A mí me patea, literalmente... nonono nonono estrellas estrellas Pero aprovecho un descansito para dejarles cap que espero disfruten, gracias una vez más por seguir esta historia... besito besito

CAPÍTULO 13
PARÍS, FRANCIA


A mediados de julio daba inicio la celebración del centenario de la Haute Couture Fashion Week con un despliegue impresionante, incluso el Louvre estaba exhibiendo los diseños más icónicos de los grandes nombres de la industria a través de los años ¡Era impresionante! Para esa ocasión, la atención estaba puesta en mí y en Naomi al ser las veteranas participantes en los 21 shows que se llevarían a cabo durante la semana ¡Hablando de récords! Pero ambas habíamos conversado mucho y si íbamos a volver lo mejor era hacerlo a lo grande y en una ocasión como esa, no todos los años se celebraba algo así. Además, sería la oportunidad de que París se levantara luego de los ataques terroristas al aeropuerto, todos trabajaron tan duro para demostrar que se podía salir adelante y hacer algo increíble a pesar de las dificultades.

Una de las mejores cosas era que mis hijos estaban de vacaciones, al menos la gran parte, así que podrían asistir a los desfiles y compartir conmigo al igual que mi bello y hermoso esposo que de alguna forma estaba más emocionado que yo por todo el evento, decía que verme desfilar era algo que le fascinaba y de paso sería la primera vez que mis gemelos e Ethan podrían verme en vivo en una pasarela, por su edad no habían tenido la oportunidad como sus hermanos mayores, además que sería el debut de Catalina, Brigitte y Jasmine en la Haute Couture Fashion Week, estaba super emocionada por ellas y por el hecho que vivenciarían una maravillosa locura esos días.

La alta costura es un gusto adquirido y definitivamente no estaba hecha para ser apreciada por cualquier ojo, la extravagancia, opulencia, rareza, extremismo, creatividad, pasión, visión futurista y muchas cosas más se combinaban para dar como resultado creaciones magnificas, piezas únicas que no se parecen a nada visto antes, piezas que reflejan una visión, una historia. Elaboradas con las telas más finas, los hilos más caros y los detalles más opulentos, cada creación era una historia en sí misma, una verdadera obra de arte ante los ojos de un experto y una locura ante los ojos menos entrenados, peor, algo horrible ante alguien sin el más mínimo sentido de la moda, siempre había estado fascinada por esos diseños inigualables y ser parte ahora de la historia de esos 100 años de arte me llenaba de mucho orgullo.

El primer día abría para Francesco Scognamiglio con un enterizo lleno de preciosos bordados a mano y una delicada máscara bordada que cubría mi rostro, sin contar con una especie de bufanda negra ¿Me cansaría de ver algo así? No creo pudiera. El siguiente desfile fue para Adeline André, algo un poco menos ecléctico con un vestido negro de encaje con falda en capa. Luego Christian Dior con un elaborado vestido rosa, la falda parecía una flor abierta, era romántico, femenino y algo que definitivamente podía usar en alguna alfombra roja. Cerré el día con el siempre extravagante Alexander McQueen, tenía un tocado de oro ostentoso, me hicieron unas rastas doradas y el vestido color crema tenía hasta plumas en las mangas y la falda ¡Una maravillosa locura!

Francesco Scognamiglio

Adeline André

Christian Dior

Alexander McQueen

El segundo día abría para Maison Margiela con un vaporoso vestido rojo con detalles en forma de flor, un corsé que ajustaba mi cintura y un tocado circular de malla negra en la cabeza que me cubría los ojos, el vestido era super pesado pero el asombro de todos al salir y verme hizo que valiera la pena la incomodidad. Seguidamente desfilé para Jean Paul Gaultier con un precioso vestido plateado que llevaba un velo y cola en el mismo tono espectacular, me encantó y el director de la marca me lo dio de regalo al finalizar el desfile ¡Amaba mi trabajo! ¿Dónde más podías obtener piezas así? Schiaparelli era el siguiente y ellos mezclaron los trajes coloniales con toques opulentos al hacer un corsé dorado con un cuello alto y una malla cubriéndome el rostro, los detalles eran una locura, sumamente precisos y se notaba las horas de trabajo para lograr algo así. Mi noche cerraba con Atelier Versace y una propuesta más sencilla con colores fuertes contrastados con pálidos en telas satinadas y un par de tallas más grandes, un poco al descuido intencional pero sin perder detalle de las siluetas

Maison Margiela

Jean Paul Gaultier

Schiaparelli

Atelier Versace

Mi 3er día era uno de los que más me emocionaba, empezaba abriendo para Valentino ¡Mi familia! Un vestido de tul rosado en 3 vaporosas capas con un bustié negro sin tirantes, me encantó esa extravagancia y feminidad a la vez, además que era estar en familia tanto para Naomi como para mí. Seguidamente cerraba para Dior en un hermoso vestido azul eléctrico de satén, con un cinturón a juego y un detalle en red en dorado que contrastaba con la abertura de la pierna. La osada propuesta en terciopelo de Zuhair Murad fue el siguiente, con bordados muy detallados solo para resaltar algunas transparencias del vestido. Cerraba la noche con Alexandre Vauthier, era un traje de dos piezas en terciopelo negro, una chaqueta con hombreras que llevaba detalles en plateado y un cinturón a juego, pantalones cortos acampanados con una abertura en la pierna que le daba un toque sensual y juguetón a todo.

Valentino

Dior

Zuhair Murad

Alexandre Vauthier

*-*-*-*
NEW YORK, USA


@CatalinaMarin

“Versace girls backstage! Oh my! @BrigitteIzambard what an amazing show and another dream come true! #PHCFW #HappyGirls #VersaceGirls #Paris

@CatalinaMarin

“With the love @BrigitteIzambard making our dreams come true in París!! París Haute Couture Fashion Week here we go! #PHCFW #Fashion #MyBabe

@CatalinaMarin

“All glamour backstage with my super fabulous auntie @CandiceIzambard thank you for your love and support always! #HauteCoutureGirls

@BrigitteIzambard

“With my babe at Versace Couture @CatalinaMarin what a fun and unforgetable moment! #PHCFW #HappyGirls #VersaceGirls #Paris

@PieroBourgeois

“My babes arriving to París @CatalinaMarin @BrigitteIzambard super beauties! #FamilyTime

@CandiceIzambard

This is how a hard day of work is ending... 3 angels, 1 bed, leather jackets and #Behandice Ligerie @CatalinaMarin @BrigitteIzambard @JasmineNicoli #MyAngels #PHCFW #Fun

@CandiceIzambard

“Backstage Dior with my beautiful @CatalinaMarin I'm so proud to see the amazing woman you are! Love you my babe! #DiorGirls

@JasmineNicoli

“What we do after hours... Midnight in París with @BrigitteIzambard dancing barefoot over the table LOL always a fun night with family! #Paris #FamilyTime

@JasmineNicoli

“Paris Street Style Lessons with the one and only @CandiceIzambard in a @Versace fall collection pieces #PHCFW #StreetStyle

@EstebanSchrott

“She's just a queen! Even in a rehearsal... Love you mom @CandiceIzambard @MaisonValentino #TheQueenIsBack #Paris #FamilyTime

@ToniPrinsloo

“My ángel in all her glory... @BrigitteIzambard #Lovehersomuch

@SebIzambard

“Killing it every time... @CandiceIzambard my ángel...”

“¡Maldita perra desgraciada, me las vas a pagar!”

*-*-*-*
PARÍS, FRANCIA


El 4to día de la Haute Couture Fashion Week comenzó sin mi esposo, tenía un par de reuniones ese día pero prometió alcanzarme para el último desfile. Mis hijos eran en verdad excepcionales al sacar tiempo para acompañarme en esos días de locura, la verdad me sentía contenta de desfilar por esas pasarelas que tanto le dieron a mi carrera y de poder participar en un poquito de lo que estaba siendo el renacer de París luego del atentado, la seguridad en esos días estaba al máximo nivel en toda la ciudad y sus alrededores, ya que un evento así ponía los ojos del mundo sobre París. Ese día en particular me sentía muy bien, con más energía o quizás el haber estado con Sebas antes que nos despidiéramos en la mañana me hacía sentir de esa manera. Pasó el primer desfile con Giambattista Valli luego el segundo de Fendi, el tercero con J. Mendel y para finalizar la jornada con Viktor & Rolf

Giambatista Valli

Fendi

J. Mendel

Viktor & Rolf


Esperaba ver a Sebastien pero no llegó, lo estuve llamando antes del desfile, después y me caía la contestadora, llamé a la oficina y me dijeron se había ido hacia más de una hora, era raro en Sebastien desaparecer así, siempre se reportaba aunque fuera con un mensaje de texto. Me cambié rápido y le dije a mis hijos se adelantaran a la fiesta, justamente me llegó un mensaje suyo de que fuera al apartamento, que necesitaba hablarme, eso me preocupó, Ethan insistió en ir conmigo, a pesar de negarme repetidamente, podía ser bastante insistente cuando quería algo, accedí, Bee y Carlos se ofrecieron a acompañarnos a la casa a buscar a Sebastien.

Al entrar a la casa escuché música y mi corazón se aceleró, no de buena manera, vi la chaqueta de Sebastien y un bolso femenino en el sofá "Deja yo voy" me dijo Carlos y puse mi brazo para detenerlo

"No, quien va a ir soy yo y si necesito algo los llamo" miré a Bee que se cruzó de brazos “Te quedas aquí” miré a Ethan que asintió no muy convencido, mi hijo podía ser bastante terco cuando se lo proponía, me apresuré en entrar sintiendo como el corazón se me saldría por la boca, palpitaba tan fuerte que martilleaba mis oídos hasta que llegué, la puerta del cuarto al final del pasillo estaba medio abierta. Tuve que respirar profundo porque la verdad no sabía con lo que iba a encontrarme, solo estaba segura no sería nada bueno. Abrí con cuidado y lo que vi me dejó pasmada, era Cassandra encima de Sebastien, ella se movía frenéticamente pero el cuerpo de Sebastien no parecía moverse igual, di unos pasos hasta colocarme en su campo de visión, esa imagen jamás iba a olvidarla, ella sonrió triunfante al verme

"Hola mamita, ahora lo entiendo todo, tu esposo es una maravilla" me dijo descaradamente y miré a Sebas que tenía los ojos cerrados, algo le pasaba

"¿Tenías que caer tan bajo? ¿Crees vas a lastimarme con esto? ¡Qué patética me resultaste!" le dije y en su mirada desapareció todo rastro de satisfacción

"Todo está en vídeo, lo que dirán de ti cuando sepan que tu propio esposo te engaña conmigo" el odio en su mirada me dolía pero no iba a darle el gusto de reaccionar como ella quería que lo hiciera, aunque me hirviera la sangre y me muriera por molerla a golpes

"¿De verdad crees que yo voy a ser la afectada en todo esto? Lo que dirán es que una hija celosa drogó al esposo de su madre para acostarse con él ¿Quién va a quedar como la patética zorra desesperada por atención? ¿Quién se va a ganar la lastima de la gente porque su hija es un desastre?" brincó de la cama hecha una furia para abalanzarse encima de mí

"TE ODIO" me gritó en un intento de golpearme que yo no dejé sucediera, le ganaba por mucho en peso y fuerza

"Odíame todo lo que quieras, maldíceme cuanto gustes, eso no cambiará el hecho que soy tu madre, repudiame, insultame, haz lo que se te de la gana, no me importa, ya no me importas. No vales la penas" dije con tanta molestia que ni siquiera me detuve a pensar en las palabras que salían de mi boca, la lancé al piso para poder acercarme a Sebastien, busqué su pulso por instinto, estaba como dormido y balbuceaba palabras inentendibles, lo conocía demasiado bien como para saber que él no tenía nada que ver en todo eso

"¡Eres una maldita!" Cassandra me jaló del cabello con fuerza para sacarme de la cama, la dejé darme una bofetada

"¿Qué demo...? ¡Oh por Dios!" exclamó Behati al entrar al cuarto y ver como Cassandra me tumbaba al suelo y me abofeteaba de nuevo, sus golpes no me dolían, el odio en su mirada sí

“¡Cass!” la voz de Ethan se dejó escuchar y ella se detuvo a punto de darme otro golpe “¿Qué le haces a mamá? ¿Qué le pasó a papá?” ella se desinfló al instante y por la mirada de decepción en los ojos de mi hijo y la perplejidad de Cassandra supe que no tenía que decir o hacer nada más para detenerla

“¡Vamos, Ethan!” Bee lo sujetó

“¡NO!” alzó la voz y pude hacer a Cassandra a un lado y ponerme de pie, él la miraba fijamente “¿Por qué, Cass? ¿Por qué nos odias tanto?” Ethan dio los pasos faltantes hacia mí y se aferró a mi cuerpo mientras vi a Bee revisar a Sebastien ¿Cómo podía dividirme en ese momento?

“Pequeño, yo no te odio” contestó ella con voz temblorosa y buscando cubrir su cuerpo

“¡Claro que nos odias!” replicó él “Odias a mi mamá y eso es igual que odiar a nuestra familia, la haces llorar y lastimas a todos ¿No ves que eso me lastima también?” mi corazón se rompió al instante, me agaché para abrazarlo

“Ethan...” ella estiró la mano y quiso tocarlo

“¡No!” dijo él apretándome con más fuerza “Dile que se vaya, mami” alzó la mirada y sus siempre expresivos ojos azules estaban profundamente tristes y apagados

“Ya lo escuchaste, será mejor que te vayas” le dije y la vi hacerse pedazos ante mis ojos

“Ethan...”

"¡Qué te vayas!" gritó Ethan dejando escapar enormes lagrimas que me destrozaban el alma, lo menos que yo quería era ver sufrir a mis hijos, a mi chiquito menos que nadie

"¿Qué está...? ¡Oh Dios!" Piero me miró y miró a Sebastien, supo enseguida que era él quien necesitaba atención, se subió a la cama para examinarlo "¿Qué le diste?" le preguntó a Cassandra que miraba fijamente a Ethan hecha pedazos "¡Joder! ¿QUÉ LE DISTE?" gritó Piero logrando sobresaltarla

"Yo... Yo..." ella tartamudeaba

"¡Responde!" la sacudí con fuerza

"Escopolamina" dijo "Creo. Al menos eso me dijeron que era" sentí me hervía la sangre y no aguanté más, la tomé del brazo y la arrastré fuera

"¡Me lastimas! ¡Suéltame!" me gritaba mientras la arrastraba fuera de la casa hasta sacarla desnuda

"Te olvidas de que tienes familia y de que alguna vez tuviste madre, eres una vergüenza para todos" cerré la puerta

"Señora..." Charles apareció mágicamente

"Cambia todas las contraseñas y las cerraduras de la casa, ella tiene terminantemente prohibida la entrada ¿Estamos?"

"Sí, señora"

“Ya sabes que hacer” asintió

"TE ODIOOOOO" la escuché gritar con fuerza y seguí caminando, volví al cuarto y vi como Piero inyectaba a Sebastien esperando una respuesta, todo mi cuerpo temblaba y me sentía como en una especie de shock, Ethan se aferró a mi cuerpo y lo saqué del cuarto para la sala, se subió a mi regazo mientras hundía su pequeño rostro en mi pecho y empezaba a llorar

"Tranquilo mi amor" yo le acariciaba la espalda "Mami está aquí y Piero está con papá, en las mejores manos, lo sabes ¿Verdad?" él asintió sollozando

"¿Por qué Cass hizo eso?"

"Ay mi amor, ojala pudiera darte una respuesta pero ni yo misma sé a ciencia cierta el origen de su comportamiento, ella guarda mucho rencor en su corazón y esa es una emoción muy dañina que envenena el alma y nos hace cometer locuras, yo sé que la amas y que te duele todo esto pero aquí estoy yo, está papá y tus hermanos para lo que necesites, siempre" me apretó con más fuerza y así nos quedamos hasta que salió Piero para decirnos que Sebas estaba bien, que solo necesitaba descansar y le había colocado una hidratación que le pasaría durante el resto de la noche

"Voy a preparar té para todos, creo lo necesitamos" me dijo Piero dándome una de esas miradas furtivas en las que me hacía saber que me entendía

"Candice..." Bee me miró y yo negué con la cabeza, no quería hablar ni quería la lastima de nadie, no en ese momento en el que todavía sentía la molestia hervir dentro de mí mezclada con una profunda tristeza y decepción, el resto de mis hijos no tardó demasiado en llegar y yo simplemente no quería dar explicaciones, digo ¿Cómo explicas algo así? Ni yo misma lograba comprenderlo del todo.

Ethan se quedó dormido luego del té que Piero le dio y con él en brazos caminé hasta su cuarto, odiaba ver a mis hijos sufrir y me sentía dividida por todo lo que estaba pasando. Al regresar a la sala tan solo recibí los silenciosos abrazos amorosos de mis hijos y esos gestos tan simples estaban cargados de mucho amor que lograban calmar un poco mi dolido corazón.

*-*-*-*
-PIERO-

Odiaba el hecho de ver a mamá hecha pedazos por culpa de Cassandra, odiaba ver sufrir a Ethan por su culpa, odiaba lo que le hizo a Sebastien, afortunadamente la dosis no fue muy alta, eso lo hubiera podido matar. Ella entró a verlo y se quedó poco, podía notar en su mirada la incomodidad, el asco y el dolor que la ocasionaba tocar la cama, las sábanas, entrar al cuarto e incluso tocar a Sebastien, ella sabía que no era su culpa pero sus sentimientos provenían de lo más profundo de su psique, eran una respuesta primitiva y visceral que no podía controlar como ella quería.

Salió del cuarto principal para meterse en el de visitas, la seguí de cerca, se desvistió hasta quedar solo en ropa interior, abrió a la fuerza una botella de vino y sin copa empezó a beber, la veía muy mal y no me gustaba verla de esa forma “Hermosura...” ella alzó la vista y me miró antes de ponerse de pie y abrazarme con fuerza, como si fuera una especie de salvavidas al que ella necesitara aferrarse “Yo nunca voy a lastimarte ni a defraudarte...” le susurré deslizando mis manos por su espalda

“Ya lo sé, durante 27 años me lo has demostrado” me dijo en perfecto italiano ¡Dios, me fascinaba cuando hablaba en italiano! Se acomodó para mirarme de frente y sus ojos azules se veían tristes “Io ti amo, tesoro mio. Sei molto speciale per me. Ti amo, ti amo molto, molto é grazie per tutto” no pude evitar sonreír con sus palabras

“Tu sei tutto per me, tu sei la miá vita, il mio mondo, posso morire per te é tu lo sai...” sus finos dedos recorrieron mis mejillas hasta unirse en mis labios en una delicada caricia

“Io lo so, anch'io amore, anch'io” sus labios apenas rozaron los míos en una suave caricia que me supo a gloria “Resta con me...” me pidió con apenas un hilo de voz, estaba a punto de quebrarse, podía verlo y sentirlo

“Per sempre...” le besé ambas mejillas y cerré con seguro la puerta del cuarto, me quedé en bóxer y nos acurrucamos en la cama, ella me necesitaba. Enroscó sus piernas con la mías y la dejé llorar, sintiendo sus lagrimas mojarme la piel ¿Por qué ella? De todas las mujeres del mundo ella no merecía sufrir de esa forma, su sufrimiento era el mío por el simple hecho que la amaba y que mi corazón le pertenecía

“¿Puedes despertarme en un rato? Debo seguir con mis compromisos, esto no va a detenerme” me dijo con tanta convicción que no iba a refutarle absolutamente nada

“Seguro que sí, yo te despierto, no vas a perderte de nada” me miró dubitativa

“¿Crees estoy siendo irracional por estar aquí y no allá?” negué con la cabeza

“Sebastien está bien, no va a pasarle nada, ya te lo dije y eso que yo no los vi juntos igual es raro estar ahí, no me quiero imaginar lo que tú sientes, yo no voy a juzgarte, creo ninguno. No amas menos a Sebastien por querer procesar todo lo que pasó a solas por unas horas, no eres mala persona por querer seguir adelante a pesar de todo ni tampoco eres menos madre por sacar a Cassandra de nuestras vidas” me miró sorprendida “Hay límites que al cruzarlos no tienen vuelta atrás y lo que hizo Cassandra no tiene nombre y su odio absurdo ya llegó a la locura y lo digo en serio”

“Ya lo sé y me duele, me duele profundamente pero yo ya no puedo insistir más ¿Hasta cuando? Quizás Er...” ella se llevó las manos al rostro y negó con la cabeza

“¿Qué ibas a decir?”

“Nada, que si Erwin estuviera aquí me diría que la recluya en un centro”

“Mala idea no es pero a la fuerza no va a lograr nada, si ella no quiere ser ayudada ni cree que está mal, recluirla va a ser inútil...”

“Ya lo sé...” me dijo derrotada “Y probablemente eso solo logre que me odie más” esas palabras la mataban

“Ya, dejemos eso a un lado, necesitas descansar porque te espera un día largo ¿Sí? No te preocupes por nada más, yo estoy aquí para encargarme de todo” ella sonrió

“Gracias mi amor, eres mi ángel” ahora yo sonreía.

*-*-*-*
-CANDICE-

Piero me despertó con una humeante taza de café y pequeños besos en la sien, abrí los ojos para encontrarme con su cálida sonrisa y mirada comprensiva "Buenos días" me saludó y me incorporé para tomar la taza

"Buenos días, gracias mi amor" me entregó mi pastilla para la presión y la pasé con café

"¿Cómo te sientes?"

"Hecha polvo pero nada que café hecho por mi rey y un buen baño no resuelvan" me sonrió en respuesta y yo le besé la mejilla para salir de la cama y cubrirme con un albornoz grueso

"Sebastien está despierto pero sigue algo cansado"

"Bien, iré a verlo"

"Ya ordené que cuando él se levante saquen la cama y la donen a un refugio" solté un largo suspiro de alivio, eso era justamente lo que pensaba hacer

"¡Te amo, gracias!" le besé ambas mejillas y me encaminé de nuevo, todo estaba en silencio. Antes de ver a Sebas pasé por el cuarto de Ethan que seguía dormido, mi niño necesitaría que lo consintiera mucho. Cuando entré al cuarto vi a Sebastien con ambas manos bajo su cabeza y con la mirada perdida en el techo "¿Cómo te sientes?" fijó su mirada en mí y se notaba en extremo apenado

"¡Dios!" se frotó el rostro "Lo siento muchísimo, no sé ni cómo pasó, sigo muy confundido. Piero me explico que es por lo que Cassandra me dio. Perdoname" se incorporó y lo vi ponerse la mano en la frente con una mueca de dolor

"Tranquilo, no te fuerces" yo no podía acercarme a la cama y él lo notó

"¿Vamos al baño? Necesito que hablemos" le extendí la mano para ayudarlo a ponerse de pie, sus brazos me envolvieron y todo mi cuerpo reaccionó al instante, era inevitable, estaba tan conectada a Sebastien. Fuimos al baño y nos metimos en la tina, Sebas solo recordaba haber recibido un mensaje diciéndole que fuera a casa que algo sucedía, se encontró con Cassandra que le entregó un sobre y al poco tiempo empezó a sentirse mareado, no podía recordar casi nada, solo algunos flashes de Cassandra encima suyo, se me revolvía el estómago de recordar eso.

Me dediqué a enjabonar su cuerpo y restregarlo vigorosamente, la imagen mental no desaparecería fácilmente pero necesitaba sentir el control de alguna forma. Sebastien era un hombre hermoso, poseía un varonil cuerpo no muy marcado y con la cantidad justa de vello en el pecho que me parecía en extremo sensual, su incipiente barba enmarcaba sus finos labios, sus rasgos eran delicados sin dejar de ser masculinos y las finas líneas en su frente y bajo sus ojos al igual que sus canas solo le agregaban atractivo a mi parecer, todas ganadas con la experiencia de los años vividos y sus ojos, esos ojos azules que me seguían fascinando y siempre podían descifrarme, elegir no tener ningún tipo de secretos nos enseñó a ser más tolerantes con el otro y a explorar muchas cosas. La verdad, aunque en ocasiones dolorosa, era nuestra piedra angular.

Poder hablarnos abiertamente sin juicios de parte del otro era un acuerdo irrompible entre los dos y esta vez no era la excepción. Al salir del baño ambos decidimos ver los vídeos de seguridad, yo tenía o más bien le había exigido tener en todas nuestras propiedades cámaras de seguridad, no dejaría nada al azar. Cassandra entró sin problemas y la vimos colocar la droga en el sobre antes de dárselo a Sebastien, así como lo llevó con mucho esfuerzo al cuarto para desvestirlo mientras grababa todo y se desnudaba ella también, lamentablemente tuvieron relaciones o ella las tuvo con un Sebastien inconsciente pero su cuerpo aún reaccionaba a los estímulos y así fue que Cassandra pudo hacerlo, fue una tortura ver ese vídeo pero era necesario, yo necesitaba darme cuenta de hasta donde era capaz de llegar mi hija con tal de lastimarme y lastimar a la familia

"¿Lo necesitas? ¿Quieres que lo traiga aquí?" me giré para mirarlo al comprender sus palabras

"No sé si sea buena idea, va a quedar destrozado cuando sepa lo que pasó"

"Probablemente quiera matarme"

"Probablemente..." dejé escapar todo el aire contenido en mis pulmones "No sé, no sé lo que quiero. Solo sé que debo irme a trabajar y tú debes seguir descansando" le besé la mejilla y tomé mis cosas para salir, Ethan estaba listo y quiso irse conmigo, no me opuse

“¿Papá está bien? Me asomé temprano pero seguía dormido”

“Está bien, solo necesita descansar, nada más” él asintió y yo lo apreté contra mi cuerpo e hicimos el viaje en silencio “¿Listo, campeón?” le pregunté antes de salir del auto y él asintió, no era raro que hubieran fotógrafos buscando captar todo, el street style sobre todo, esa mañana estaba sencilla, jeans de cintura alta, una blusa negra con puntos blancos y una chaqueta de cuero corta, el maquillaje suficiente para tapar mis ojeras y el cansancio, nada más.



No era difícil para las chicas o el personal acostumbrarse a la energía de mi hijo, Ethan a pesar de todo mantenía su sonrisa, esa sonrisa y ojos pícaros muy parecidos a los de su papá, capaces de derretir a cualquiera y convencerte de cualquier cosa y así lo hacía. Conseguía que las chicas se tomaran fotos con él y cosas así, solo para presumir después en la escuela ¡Ay de los niños de ahora! “Toma mamá” se apareció a mi lado con un plato de comida

“Gracias mi amor” se sentó en mi regazo y bajo la mirada atenta y enternecida de todos mi hijo me daba la comida en la boca mientras arreglaban mis uñas. Ese era el 5to y último día de la Haute Couture Fashion Week, debía cerrar con grandeza, ahora más que nunca necesitaba tener algo de estabilidad luego de que mi mundo se pusiera de cabeza la noche anterior. Iniciaba mi día con Alexis Mabille, seguida de Iris Van Herpen, Marchesa, Givenchy y cerraba con broche de oro desfilando para Chanel ¿Podía pedir algo mejor? Creo que no.

Alexis Mabille

Iris Van Herpen

Marchesa

Givenchy

Chanel

*-*-*-*
GSTAAD, SUIZA

CENTRO DE SALUD MENTAL Y REHABILITACIÓN DE ADICCIONES


Abrí repentinamente los ojos y me encontraba amarrada a una cama en lo que parecía ser un hospital ¿Dónde me encontraba? Lo último que podía recordar era estar en el pasillo del edificio desnuda, sentir me tapaban el rostro y todo se me puso negro ¿Cuánto tiempo había pasado? No lo sabía, mi cuerpo se sentía pesado y mi mente confundida "¿Alguien que me escuché?" mi voz ronca no era lo suficientemente fuerte y al intentar moverme los amarres en mis manos y piernas me lastimaban la piel "¡Esto es obra de ella! ¿Verdad?" mi voz no salía tan fuerte como esperaba "SAQUENME DE AQUÍ" pude gritar un poco y sentí las lagrimas se me acumulaban en los ojos y entonces a mi mente llegaba el rostro de dolor de mi hermanito, la única persona que solía creer que yo era buena y ahora lo había decepcionado y lo había lastimado a tal punto que no quería verme. Entonces vi la puerta abrirse para dar paso a una mujer con bata blanca de médico, muy alta y esbelta, de cabellera negra recogida en un profesional moño y ojos verdes ocultos tras unas gafas de bordes plateados

"Finalmente has despertado, Cassandra" me dijo con voz calmada

"¿Dónde estoy? Esto es obra de esa maldita ¿Verdad?" alzó una ceja y me sonrió con ironía ¿Acaso disfrutaba verme atada a una cama contra mi voluntad?

"Estás en un centro de salud mental"

"¡Yo no estoy loca!" le grité

"Nadie ha dicho que lo estés" respondió altiva ¡Estúpida! Pensé "Solo queremos ayudarte a superar tu adicción, a empezar tu terapia retroviral y cuidar tu embarazo" mi corazón se detuvo al instante y me sentí tan mareada que todo se me puso negro otra vez. Al volver a despertar vi el mismo rostro de la doctora

"¿Qué me pasa? ¿Por qué estoy aquí?"

"Tu mamá tenía miedo que te hicieras daño y con justa razón. Cassandra, tienes VIH y estás embarazada" soltó sin anestesia y esa era una noticia que no estaba preparada para digerir

"¡NO!"grité "¡No puede ser!" repetí y empecé a moverme como loca "SAQUENME DE AQUÍ" grité y un enfermero gigante clavó una aguja en mi brazo que me nubló la visión otra vez...

*-*-*-*

PARÍS, FRANCIA

La decisión súbita de internar a Cassandra en contra de su voluntad aún me causaba conflicto pero al recibir el reporte de la clínica supe que había sido lo mejor, Cassandra estaba al borde del precipicio y un paso más la habría matado, literalmente. A ella y a su hijo, un hijo que estaba segura no tenía idea de quien era y que al dejar pasar más tiempo nacería con el VIH que ella portaba y que alguno de sus amiguitos de farra le había contagiado. Fue algo que decidí al instante de echarla y que Charles me ayudó a lograr. Al terminar mi último desfile con una increíble ovación de pie fui recibida por mis maravillosos hijos que sostenían un enorme ramo de flores junto a Sebastien, yo era un mar de emociones encontradas pero al final del día la familia siempre estaba primero...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 13-14

Mensaje por virginia2604 el Jue Ene 05, 2017 3:34 pm

CAPÍTULO 14
PARÍS, FRANCIA


Estando en la fiesta de Riccardo para celebrar el éxito del desfile y de todo el centenario me sentía mejor, aunque las copas que me había tomado también ayudaban mucho a mejorar mi estado de ánimo, Lucia y Sara se habían ido a la casa con Carlitos e Ethan, Valentina y Corinne tenían a mis nietos por los cuales estar pendientes, así que en la fiesta quedamos Esteban, Brigitte con Toni y yo con Piero y Tiago ya que Diana se encontraba en New York pasando unos días con su papá, Sebastien ya estaba mucho mejor, pero igual el descanso no le caería mal. Brigitte y Toni se marcharon muy cariñosos rato después, si Sebastien lo hubiera visto dudo los dejara irse tan fácilmente.

“Ven, vamos a bailar” Tiago me extendió la mano y no pude resistirme, me gustaba verlo completamente relajado y divirtiéndose, se parecía mucho a su papá, con una voz igual de seductora, su cabello castaño y ojos avellanados, a pesar de poseer algunos rasgos de Anna, Tiago era una versión joven y vibrante de su padre “Es lindo verte sonreír luego del drama de anoche, además que estuviste fenomenal hoy en los desfiles” no pude evitar sonreír con sus palabras

“La vida sigue ¿No?” él asintió “Aunque nos golpee, nos debemos levantar cada vez...”

“Más fuertes...” me interrumpió “Es una de las cosas que más admiro de ti...” me apretó con un poco más de fuerza, justo en la parte baja de la espalda

"Hola mamasita" Esteban me abrazó por la espalda y entrelazó sus manos bajo mi pecho

"Hola papasito" le respondí en el mismo tono y Tiago se echó a reír aflojando un poco su agarre, lentamente me giré para invertir las posiciones y Tiago presionó suavemente sus manos en mi vientre mientras Esteban me acariciaba las costillas por la abertura del vestido, Esteban poseía inocencia en la mirada, sus ojos marrones brillaban chispeantes por el licor, la barba de varios días y los piercings en la ceja y oreja le daban un aire bohemio y salvaje, se parecía mucho a Erwin cuando estuvo de gira con Rojotango, con su barba crecida y piercings descarados que levantaban pasiones, donde se pararan Tiago y Esteban era imposible negar los genes de Erwin ¿Y para qué negarlo? Mis chicos eran sumamente apuestos y sin quererlo llamaban la atención donde se encontraran, incluso durante esos días los vi recibir abiertas insinuaciones de parte de las modelos y otras figuras jóvenes de la moda, Esteban era un poco menos tajante que Tiago pero más receloso conmigo y Piero era ese hombre que todos querían y al que las mujeres buscaban tener, no podía culparlas, con su sola sonrisa desarmaba a cualquiera.

"Arman sandwich y no me invitan..." justo apareció con su sonrisa y entrelazando una de sus manos con la mía

"¡Vaya, de a tres! ¿A qué soy afortunada?" Esteban sonrió ampliamente "Tengo a los chicos más guapos de todo el lugar conmigo"

"Y nosotros a la mujer más guapa de todas" respondió Piero con un guiño descarado que me hizo sonreír

"¿Y si damos una vuelta por la ciudad?" propuso Tiago "No hay que madrugar y todos están a salvo en casa" repuso son una mirada cómplice hacia sus hermanos

"Yo no manejo y ustedes invitan el helado y la pizza" respondí sonriendo como tonta y en poco tiempo estábamos saliendo de ahí. No era raro que cuando lograban estar todos juntos organizáramos salidas de ese tipo, los chicos hablaban libremente y yo escuchaba atenta, la puerta de confianza estaba abierta entre nosotros y me daba gusto que ellos se sintieran tan cómodos conmigo como para confiarme sus cosas y ellos 3 eran como una especie de simbiosis de 3, se complementaban muy bien, con mirarse y hacer un par de gestos podían entenderse, era fascinante verlos interactuar de esa forma. Terminamos en los alrededores de la ciudad en un punto alto admirando la vista

"¿Y? ¿Qué ha pasado con Mía?" le preguntó Esteban a Piero "¿Siguen con su tiempo?" Piero sonrió

"Para mí es algo definitivo, yo no estoy listo para darle lo que quiere"

"El perrito, la casita y los niños ¿No?" dijo Tiago a lo que Piero movió la cabeza afirmando

"¿Y nada de nada con nadie? ¿Ni una noche loca?" Esteban movió las cejas divertido y yo me eché a reír por el rumbo de su conversación

"Ya sabes no soy de esos y tiene que impresionarme mucho una mujer para que quiera llevármela a la cama sin más" Piero deslizó sus dedos por el borde de su vaso de vino que compramos antes de estacionar en ese lugar

"¡Uy! Perdone usted, Don exigente" se burló Tiago recibiendo un manotazo de su hermano

"¿En serio nadie te llama la atención si quiera?" preguntó Esteban "Digo, yo amo a Jasmine pero no estoy ciego y en estos días he visto cada belleza" se besó un grupo de dedos y lo lanzó al aire

"Estoy de acuerdo" secundó Tiago

"Pues sí, la verdad había muchas chicas follables" solté recibiendo la mirada de los 3 seguido de estruendosas carcajadas

"¿Ah si?" Piero alzó una ceja "¿Y a quién te follarías tú?"

"¿Yo?" él asintió

"¿La verdad?"

"Por favor" pidió Tiago con un brillo malicioso en su mirada

"Yo a todas, la verdad" Esteban negó con la cabeza "O al menos tantas como pudiera, las mujeres son un regalo de Dios"

"¡Amén!" espetó divertido Tiago

"¿A poco le entrarías a una orgía lésbica?" la pregunta de Esteban y el destello de pena por la pregunta en su mirada me hicieron reír mucho

"Pues ya le he entrado" respondí dándole un largo sorbo a mi vino

"¿De verdad?" Esteban y Tiago me miraban curiosos mientras Piero simplemente disfrutaba verme en esa posición, con ellos en especial yo siempre había sido muy abierta y eso daba pie a preguntas e historias en confidencia que compartíamos los tres “Con otras mujeres no sé si celarte o emocionarme...”

“¡Habló Don Celos!” exclamó Tiago en burla

“A ver, a ver” Esteban se aclaró la garganta “Primero fue sábado que domingo, ella es nuestra antes que de cualquier otro...” me miró y yo secundé sus palabras con un movimiento afirmativo “Y nosotros somos suyos antes que cualquier otra”

“Pero por supuesto” respondí con una sonrisa “Son todos míos” me froté las manos y ellos sonrieron descaradamente, nos quedamos tomando vino como obsesos y comiendo pizza con una cantidad obscena de pepperoni hasta que los primeros rayos de sol se levantaron sobre la imponente Torre Eiffel y bañaron la ciudad en tonos naranja y amarillos “Los tengo a ustedes, no necesito nada más...” murmuré sabiendo que ellos me habían escuchado, para ese momento estaba sentada entre las piernas de Piero, recostada a su espalda mientras Tiago y Esteban recostaban sus cabezas en mis piernas y yo hundía mis dedos en sus cabellos, era un momento más que perfecto, los amaba, más que a nada en el mundo y era extremadamente bendecida de tenerlos en mi vida. Siempre.

Al volver al apartamento me encontré con Sebastien que tomaba un café en la cocina, se notaba cansado y sé que seguía consternado por todo lo que había sucedido “Cielo” lo abracé por la espalda y el olor a café inundó mis fosas nasales abriéndome el apetito, al menos por una taza de café “No fue tu culpa, que yo sienta ganas de vomitar no es tu culpa, es algo mío y lo sabes, se me va a pasar y lo vamos a superar pero... Tienes que hacerte la prueba” asintió con pesar y el riesgo de que Sebastien estuviera contagiado de VIH era gigante, yo había visto el condón, pero aún así, él estaba inconsciente y ella fuera de sus cabales, el médico recomendaba hacer una prueba pasada las dos semanas, otra a las 4 semanas y luego a los 3 meses dependiendo de lo que resultara en las dos primeras pruebas

“¡Es una jodida mierda!” se levantó molesto haciéndome a un lado

“Escuchame algo, Sebastien Izambard” me planté frente suyo “No vas a hacerme a un lado nunca más en tu puta vida y lo que sea que pase con todo esto lo vamos a afrontar juntos” se estremeció con mis palabras, sé que ni él mismo se creía a veces lo incondicional de mi amor y lealtad para con él “Si resulta el peor escenario pues lo resolveremos, tomarás el tratamiento, tomaremos precauciones pero seguiremos llevando la vida que hemos llevado durante los últimos 16 años ¿Estamos claros?” se abalanzó en mis brazos haciéndose diminuto, me ponía nerviosa pensar en esa posibilidad pero nada en el mundo podría apartarme de Sebastien. Nada.

*-*-*-*
GSTAAD, SUIZA

CENTRO DE SALUD MENTAL Y REHABILITACIÓN DE ADICCIONES


“Quiero que empecemos hablando del origen de tu furia, de tu resentimiento” la doctora me penetraba con su mirada mientras yo seguía atada a la cama, la noticia de estar enferma y embarazada era algo que no lograba asimilar

“¿La verdad?”

“Eso espero, por favor” me dijo en tono pausado y dándome toda su atención

“De pequeña siempre admiré a mi madre, por su belleza exótica, su amor e inteligencia pero cuando entré en la adolescencia empezó a gustarme mi hermanastro mayor, Piero y digo ¿Cómo no? Es hermoso en todos los sentidos pero él era mayor por supuesto y nunca me vio como algo más que a una hermana pero a mi mamá, a ella la veía con algo más que amor maternal”

“¿Insinúas que está enamorado de ella?”

“Lo está, yo sé que lo está pero la ama tanto que es incapaz de admitirlo o tan siquiera decírselo, él buscaba sutilmente poder tocarla con frecuencia y ella lo dejaba, creo que en el fondo sabe que él la ama de esa forma y lo disfruta, yo quería eso para mí y mis esfuerzos siempre eran inútiles, me parezco físicamente a ella y siempre buscaba arreglarme como ella, lucir como ella para así poder captar su atención, no lo logré. Nunca”

“Imagino lo frustrante que debió ser para ti” yo asentí, ella quería escuchar entonces yo hablaría, ya qué más daba, iba a morir en cualquier momento. Estaba condenada.

“Una noche entré desnuda a su cuarto, quise seducirlo, me monté en la cama y busqué besarlo, él me rechazó con violencia, me empujó de la cama y me sacó de su cuarto, todos despertaron y yo dije que él quiso abusar de mí...”

“Mentiste”

“Sí, pero ella no me creyó y eso me encabronó aún más. Que yo que soy sangre de su sangre no me creyera, pero creyera ciegamente en alguien que no nació de ella. Desde ese momento empecé a odiarla, con todas mis fuerzas”

“¿Te das cuenta el absurdo origen de tu odio?” di un respingo en la cama y los amarres me lastimaron las muñecas

“Yo solo quería que ella me creyera, que lo sacara de la casa, que dejara de ser tan perfecto, que ella dejara de adorarlo”

“Para que así pudiera estar contigo ¿No?” asentí con pesar “Es ese un plan sumamente retorcido”

“Y desde ahí todo simplemente ha escalado hasta haber acabado drogando a Sebastien y acostándome con él”

“¿Te das cuenta que pudiste haberlo contagiado? ¿De que puedes condenarlo a algo de lo que no es culpable por el simple hecho de que tu ego y tu odio pudieron más que la razón?” una dolorosa punzada me atravesó el pecho, no lo había pensado así, Sebastien siempre había sido bueno, cariñoso y comprensivo conmigo pero era la debilidad de mi mamá y yo simplemente quise usarlo para lastimarla sin pensar en las consecuencias, todos esos pensamientos se me cruzaban por la mente y empezaban a enloquecerme

“Durante años ella quiso acercarse, me llamaba o buscaba pero yo siempre la rechacé y humillé, hasta que hace poco dejó de buscarme y sentí más odio por ella por el simple hecho que dejó de intentarlo”

“Y no la culpo” miré a la doctora que permanecía impasible mientras yo me sentía como volcán a punto de hacer erupción “El amor de madre no tiene límites pero ellas son humanas también y deben protegerse, pero el hecho que no te dejara salir a la calle desnuda y humillada, que quisiera ayudarte muy a su manera dice que no se ha rendido contigo, aunque lo veas como un ataque...” medité por un segundo sus palabras, era cierto, ella pudo dejarme salir desnuda a la calle para que todos me vieran pero en vez de eso me secuestró e internó en un centro para locos, eso tenía más sentido ¿No?

“Igual me dijo que yo no era ya su hija, así que qué más da...” negué con la cabeza y cerré los ojos, ya no quería seguir hablando...

*-*-*-*
NIZA, FRANCIA

Me encontraba en la oficina poniéndome al día con los pendientes de la revista y revisando el contenido sobre la Haute Couture Fashion Week, los días en París me habían acumulado una buena cantidad de trabajo pero contaba con un equipo estupendo para aliviar la carga, amaba mi trabajo y eso distraía mi mente de toda la locura de los últimos días con Sebastien y la situación de mi hija, el sonido del teléfono me sobresaltó un poco “Dime Shelly” mi fabulosa asistente y secretaria Shelly era en verdad eficiente y dulce

“Jefaza, la busca un hombre que se llama...” hizo una pausa “J. Keats” di un respingo en la silla, no podía ser él ¿O sí? ¿Cómo? “No está en su lista de contactos ¿Quiere que llame a seguridad?”

“No, hazlo pasar y por favor no dejes entrar a nadie más ni me pases llamadas hasta que te lo indique ¿Está bien?”

“Sí jefaza, como usted ordene” a los pocos segundos vi la puerta abrirse y un hormigueo me recorrió todo el cuerpo ¡Joder era Erwin! Vestido con una gabardina azul oscura de 8 botones al frente, jeans negros y botas negras hasta los tobillos, su cabello un poco más largo peinado hacia atrás, su barba de días que le cubría la mitad del rostro y gafas de aviador que le cubría la otra mitad del rostro ¡Estaba irreconocible! Pero yo sabía que era él

“Buenos días, jefa” soltó con voz ronca y mi vientre se deshizo al instante ¡Joder! Presioné el mando a distancia para cerrar todas las persianas y oscurecer los vidrios, mi oficina era perfecta “Tengo el trato especial...” el sonido grave de su voz nunca me decepcionaba

“Viniste...” me puse de pie sintiendo como las piernas me temblaban, lo vi quitarse las gafas para descubrir sus fieros ojos marrones y darme una buena repasada, ese día llevaba una falda ajustada hasta la rodilla de un lindo color borgoña con una blusa sin mangas de seda en color blanco perla “Estás aquí...” dije expulsando todo el aire contenido en mis pulmones

“Estoy aquí...” pronunció acortando la distancia que nos separaba para envolverme entre sus brazos “Mi pequeño rubio demonio...” y con esa simple frase me hice pedacitos

“¿Cómo es que...?”

“Sebastien me llamó...” esa frase se quedó suspendida en el aire, en ese momento solo escuchaba y sentía su respiración y el martilleo de mi corazón en los oídos “Situaciones extremas requieren medidas extremas...” me aferré con más fuerza a su cuerpo ¡Joder, qué difícil era! “Me necesitas...” esa no era una pregunta, era una potente afirmación que revelaba lo que mi interior necesitaba con ansias desesperadas

“No es justo...” me alejé un poco y sentía mi cuerpo tambalear con su sola presencia “Te apareces aquí, me haces perder el control...”

“Es lo que quieres...” estampó sus labios contra los míos y con voraz apetito su lengua se abrió paso en mi boca en un posesivo beso, con ese simple gesto tomó todo el control de todo y yo se lo permití, siempre lo hacía, con rudeza soltó el moño que recogía mi cabello, dejándolo caer sobre mis hombros y admirando lo que había hecho, seguro tenía el labial corrido y mi cabello alborotado debían dar una imagen tremenda “Exactamente así es que me gustas...” buscó mis labios una vez más y su barba me ocasionaba un cosquilleo por todas partes

“Erwin...” jadeé al momento que succionó mi barbilla

“Nos pondremos serios...” hizo una pausa para lamer mi oreja “Después...” asentí, rendida, no podía ni quería detenerlo. No hubo espacios para sutilezas y a decir verdad yo tampoco las quería, bajó el cierre de mi falda para dejarla caer al piso y darse cuenta que no llevaba nada debajo “Oh...” exclamó admirando con descaro mi cuerpo, yo me abalancé sobre él para quitarle la gabardina y abrir de un tirón su camisa de botones que salieron volando por los aires, no me importaba. A Erwin tampoco.

Me di la vuelta, apoyé las manos en el escritorio en incliné mi cuerpo, ofreciéndome a él, esperando su absoluta posesión ¿La razón? Porque me daba la gana y porque lo necesitaba. Así. Tan solo escuche el sonido de su cierre bajar “Mía...” pronunció con voz ronca y me penetró con una fuerza brutal haciéndome clavar las uñas a la madera del escritorio

“¡Oh Dios!” me sujetó con fuerza por las caderas y lo sentí empujarse un poco más, entrando completo dentro de mí, llenándome de formas indescriptibles, empezó a bombearse con un ritmo frenético mientras deslizaba sus manos bajo mi blusa, haciendo a un lado mi brassiere para apretar mis pezones sensibles, era primitivo, salvaje y a mí me fascinaba. Demasiado.

“Mi pequeño rubio demonio...” siseó antes de darme una fuerte nalgada que me hizo dar un respingo que lo hizo hundirse más ocasionándome una punzada en el vientre por un par de segundos ¡Joder que era intenso! Con la otra mano jaló mi cabello hasta hacerme pegar la espalda de su pecho, ronroneando gruñidos en mi oído, estaba tan mojada que sentía mis fluidos resbalarme entre las piernas “Correte para mí...” ordenó en mi oído y mi cuerpo le obedeció al instante, contrayéndose en un orgasmo que me hizo ponerme de puntillas y sacudir todo mi cuerpo como un torbellino.

Sus movimientos se aceleraron, más fuerte, más profundo, más salvaje. Su mano sujetando mi cabello, la otra masajeando mis pechos mientras sus caderas me penetraban con fuerza, estaba bajo su mando, bajo su posesión y era así justo donde quería estar, justo como necesitaba estar. Sin pensar. Sin sentir. Siendo suya. “¡Joder!” sujetó con más fuerza mi cabello hasta deslizar su mano y apretarme la nuca, lo sentí correrse con tanta fuerza que hasta yo me estremecí en un nuevo orgasmo, era fuerte, delicioso, abundante y chorreaba hasta llegar al piso. Crucé los brazos sobre el mesón para poder apoyar la cabeza, las piernas me flaqueaban y todo me daba vueltas “Te amo, mi cielo” se inclinó para besarme el cuello y sonreí, genuinamente sonreí al tenerlo conmigo de esa forma

“Yo también te amo...” me incorporé lentamente mientras él salía de mi cuerpo, me giré y era una locura estar los dos desnudos de la cintura para abajo, hechos un completo desastre y el brillo post coital en los ojos de Erwin era un claro delator de lo que habíamos hecho, deslicé mis manos por su pecho y nos besamos, nos besamos como si la vida se nos fuera en ese instante, el pitido del teléfono de la oficina me hizo dar un respingo, la risa de Erwin inundó mis sentidos y me hizo sonreír a mi también “¿Qué pasa?” contesté algo seca recibiendo un azote por parte de Erwin que me hizo dar un saltito, lo fulminé con la mirada, él empezó a recoger su ropa y mi falda que estaba hecha un desastre en una esquina

“La señora Behati está aquí e insiste en verla” resoplé exasperada “Ya sabe como es” Behati le daba dolores de cabeza a la pobre Shelly todo el tiempo

“Pon el altavoz” escuché a Shelly teclear los botones

“Listo, jefa”

“Bee, no puedo atenderte en este momento, estoy cerrando un negocio” Erwin me miró mordiéndose los labios y yo me humedecí de nuevo, miré al piso y vi rastros de su orgasmo mezclado con el mío, así como las finas líneas blancas que corrían entre mis piernas

“¡Necesito hablarte!” exclamó algo exasperada

“Lo siento, no puedo” respondí tajante “Yo te llamo cuando me desocupe o paso por tu casa cuando salga de la oficina”

“Es urgente”

“A menos que sea de vida o muerte no puedo atenderte en este momento, te llamo cuando me desocupe mi amor, de verdad lo siento” suavicé el tono y ella resopló molesta

“Odio cuando antepones tu trabajo a lo demás” chilló

“Este caso lo merece, hablamos más tarde ¿Sí? Te amo” apreté de nuevo el botón para terminar la llamada, ella debía estar muy cabreada pero no iba a arriesgar a Erwin ni a lo que acababa de ocurrir entre nosotros, al darme cuenta ya Erwin estaba vestido y sostenía mi falda para ayudarme a entrar de nuevo en ella “Ven...” lo guié hasta mi baño privado y al verme en el espejo ahogué la impresión, mi cabello alborotado, los labios hinchados con el labial corrido y mi ropa arrugada

“Sexy a rabiar” me dijo Erwin mirando nuestros reflejos en el espejo “Ven aquí mi amor” con una mano me atrajo hacia su cuerpo y con la otra tomaba la toalla para mojarla un poco y pasarla por mi rostro, limpiándome el labial, el sudor y los restos de nuestros orgasmos entre mis piernas, verlo tan tierno conmigo luego de explotarme los sesos causaba un revuelo en mi interior, era una dicotomia a la cual ya me había acostumbrado “Tenemos tanto de qué hablar” me escudriñó con la mirada y me sentí tan vulnerable que quise llorar, él lo notó y me abrazó con fuerza “Afrontaremos esto y saldremos librados...” hizo una pausa “Como siempre...” asentí queriendo creer en sus palabras “Nos veremos en la noche y podremos conversar”

“Es necesario” asintió comprensivo y salimos del baño, Erwin se colocó la gabardina para cubrir su camisa rota y entre ambos recogimos los botones y limpiamos las huellas de lo sucedido del piso. No se fue sin antes verme maquillar y arreglar mi cabello, sin recogerlo, solo por él. Se colocó las gafas y me besó la frente

“Te amo” susurró a mi oído y se fue, dejándome con un cosquilleo en el vientre que no iba a desaparecer pronto, era su huella y a mi me encantaba. Tomé el celular para llamar a Sebastien

“Amor” me contestó

“Cielo ¿Qué tal va tu día?”

“Tranquilo hasta ahora, te escuchas bien, asumo ya lo viste”

“Sí, acaba de irse ¿Por qué lo hiciste?”

“Lo necesitas” pronunció débilmente “Eres más fuerte cuando él está y yo te necesito tan fuerte como puedas, Cassandra te necesita fuerte también ¿Te molesta no te haya consultado?”

“Siempre sabes lo que necesito, te amo y te agradezco por eso”

“Yo también te amo mi sirenita, por hacerte feliz iría al fin del mundo” esas palabras calaron hondo dentro de mí

“Daría mi vida por ti, Sebastien, y lo sabes”

“Lo sé, claro que lo sé y por eso te amo, te amo tanto Candice y perdona si me pongo bruto a veces es que ¡Es muy jodida toda esta mierda!” gruñó un poco y podía comprenderlo, de verdad que sí

“Es solo una tormenta más y pase lo que pase siempre vas a tenerme, ni creas vas a librarte fácilmente de mí, me tomó mucho tiempo amarrarte” empezó a reírse y eso era justo lo que quería escuchar, su risa

“¡Dios! No tienes idea de cuánto te amo” me dijo soltando todo el aire en sus pulmones “No sé qué hice para merecerme a alguien como tú... Te veo dormir a mi lado y a veces no me lo creo...”

“Pues somos reales, nuestro amor es real, lo ha sido por 37 años y lo seguirá siendo siempre Sebastien ¿Estamos? Además, en 4 años tenemos boda otra vez y pensaba en algo estilo años 50 ¿Qué te parece? El viejo París con todo su encanto...” volvió a reír y juro podía ver su sonrisa frente a mí

“Me agrada esa idea, van a ser 20 años ¡Joder!” exclamó con un tono visiblemente mejor

“¿No te has aburrido de esta rubia loca?”

“Jamás podría aburrirme de mi rubia loca, estoy tan loco como tú y por eso nos complementamos”

“Llego a casa a eso de las 5pm ¿Nos tomamos un ratito?” hubo silencio

“¿No tienes miedo? Si algo te pasara...”

“Nada va a pasarme...” lo interrumpí “Somos tú y yo, siempre lo hemos sido y eso no va a cambiar por nada del mundo ¿Estamos?”

“Te amo” pronunció con la voz entrecortada

“Papá ¿Vienes a jugar?” escuché a Ethan llamarlo

“Ve a jugar, hablamos más tarde mi cielo. Te amo, locamente”

“Yo también te amo, no trabajes mucho”

“No prometo nada” le dije antes de terminar la llamada y quedarme sosteniendo el teléfono por un rato más, aferrándome a su voz y a ese “Te amo” no podría soportar algo le pasara a Sebastien, mi otra mitad, mi esposo, mi compañero y mi complemento perfecto.

*-*-*-*
MILÁN, ITALIA



Esteban se encontraba en Milán para una entrevista con la revista italiana Io Donna "Bienvenido Esteban, soy Magde Chiari"

"Un placer Magde" Esteban sonrió al igual que Magde

"¿Listo para empezar?"

"Siempre listo" se acomodó en la silla y Magde colocó el teléfono para grabar la entrevista

"Para apenas empezar tu carrera te ha ido bastante bien, has tenido éxito y estás cosechando buena fama ¿Te ha cambiado en algo?"

"No, mi esencia es la misma, tengo creencias muy sólidas y una familia que me mantiene conectado a tierra, si algo, me siento más bendecido que nunca de poder hacer algo que amo" la sonrisa de Esteban se hizo más amplia y Magde se removió en la silla

"¿Cómo fue tu infancia? ¿A qué edad descubriste que te gustaba cantar?"

"Mi infancia fue buena, viajábamos mucho lo cual siempre me ha gustado, me abrió los ojos a la inmensidad del mundo y crecer en Londres la verdad fue genial, casi todos los días iba al London's Eye y sigue siendo uno de mis lugares favoritos. Mi papá solía decir que desde que lloré por primera vez supo que iba a ser cantante pero no fue cuando tenía unos 6 o 7 años que empecé a cantar en la casa con mis hermanos y luego en shows de talento, durante la adolescencia mi voz cambió mucho y en ese tiempo decidí que era esto lo que quería y aquí estoy..."

"Aquí estás..." respondió ella contagiada por el entusiasmo de Esteban "Sé que no hablas mucho de la cicatriz en tu rostro ¿Puedo preguntar qué te sucedió?" Esteban tomó un respiro y motivado un poco por la molestia decidió que era hora de contar la historia

"Te la contaré" respondió y Magde se puso en alerta, presentía algo bueno iba a escuchar "Sucedió hace varios años, mi hermana Cassandra huyó de casa y junto a mis hermanos fuimos a buscarla, su compañía no era la mejor y en un forcejeo uno de ellos me hirió con una navaja" los ojos de Magde se abrieron como platos mientras se llevaba las manos a la boca para ahogar su asombro "Afortunadamente mi hermano Piero estaba para ayudarme, me suturó y cuidó de mí. Mi madre también tiene una cicatriz en el rostro y eso no la hace menos hermosa, tampoco creo me resta méritos" Magde lo miró con admiración y felicidad, era más de lo que cualquiera había conseguido escuchar de Esteban "Las cicatrices son heridas de guerra que debemos llevar con orgullo, marcan nuestras batallas y lo que hemos superado"

"Se parece mucho a algo que escuché alguna vez decir a tu madre"

"Es una especie de filosofía de familia" respondió sonriente y algo aliviado de sacar esa historia a la luz, traería controversia pero no se arrepentía de haberlo hecho

"¿Eres muy cercano a tu familia?"

"Son lo más sagrado que tengo, mi madre, mis hermanos, Sebastien y por supuesto Jasmine, mi novia"

"¿Cuánto tiempo llevan juntos Jasmine y tú?"

“Unos 7 años ya, me gustaba desde antes, cuando estaba chiquito y la conocí en un viaje familiar a Brasil, sus padres fallecieron en un accidente y ella estuvo con nosotros por un tiempo y nos hicimos muy cercanos, fuimos los mejores amigos primero y el amor simplemente nació y aquí estamos, soy muy feliz, somos felices y nuestras familias están encantados” Magde sonrió

“¿Planes de boda?”

“A futuro, tal vez sí. Me gustaría” sonrió divertido al pensar en Jasmine y esa posibilidad

“¿Qué es lo que más amas de la música?”

“Su capacidad de romper barreras y acercar a las personas, de poder transportarlas a los recuerdos, a otras épocas, una nota, una frase, una canción puede cambiar tu ánimo, dibujar una sonrisa en tu rostro y ayudarte a superar alguna cosa. La música en todas sus expresiones no conoce de límites, no los tienes y ahí radica su belleza, en su infinidad...” Magde suspiró, ver a Esteban hablar de esa forma era muy estimulante

“¿Tienes un hobbie aparte de la música?”

“¡Los deportes extremos!” respondió con una amplia sonrisa “Con mi madre desde pequeño siempre hemos sido aventureros, paracaidismo, nadar con tiburones, escalar, saltar de puentes, nombralo y lo hemos hecho, muchas veces. Me encanta la adrenalina al igual que a ella y es algo especial que compartimos, en las vacaciones familiares nunca nos falta algo extremo que podamos hacer”

“Cuidas mucho de ti y de tu aspecto, al igual que tienes un buen sentido de la moda ¿Es algo adquirido?”

“Algo así, desde pequeño veía a mis padres hacer deporte juntos y siempre nos incluían en salidas que involucraran hacer alguna actividad física y a todos nos gusta hacer deportes, ya sea salir a caminar, ir a gimnasio, hacer yoga y ese tipo de cosas, lo compartimos desde siempre. En cuanto a la moda, es todo de mi mamá” se echó a reír con los recuerdos de su infancia y de su madre vistiéndolo para salir “Siempre se ha arreglado mucho y nos arreglaba a nosotros también, me gusta vestir bien cuando la ocasión lo amerita y estando en casa ando en pantalones deportivos o en pijama todo el día” se encogió de hombros y siguieron con el hilo ligero de la entrevista...

*-*-*-*
NEW YORK, USA

Esa mañana Jasmine y Brigitte estaban de vuelta para trabajar con VS y su línea de ropa interior, el hecho de trabajar juntas para esa sesión lo hacía todo más divertido. Estaban mucho más confiadas y felices luego de debutar en París para un evento tan importante como el centenario de la Haute Couture.



Al día siguiente, Brigitte acompañó a Jasmine a un hermoso hotel del centro donde arreglarían a Jasmine para la presentación de la nueva fragancia de VS que se llamaba “Scandalous” y de la cual Jasmine era la imagen, estaban ambas emocionadas, Jasmine por ser su primera campaña así de importante con VS y Brigitte por orgullo de ver a su amiga y hermana triunfar.






@BrigitteIzambard

“Well... I'm seing double! Or maybe I'm just a little drunk today! Hahaha @JasmineNicoli I'm SO PROUD of you and this is really really hot #Scandalous #VS

“¿Has sabido algo de Cassandra?” le preguntó Jasmine a Brigitte al final del día que salieron a cenar

“No, absolutamente nada y su teléfono suena apagado” se encogió de hombros

“Fue muy heavy lo que hizo”

“Ni me digas, siento asco de solo pensarlo y eso que ni siquiera los vi, no imagino como se sintió mi mamá, tu esposo y tu hija ¡Es atroz!” Brigitte sacudió la cabeza, la verdad odiaba toda la situación “Yo le tengo afecto a Cass pero esto que hizo cruza todos los límites de lo perdonable, te juro me dan ganas de golpearla”

“Lo siento mucho” Jasmine le tomó la mano “Y debo decirte que admiro la compostura que la tía Candice ha mantenido, yo me hubiera vuelto loca, de verdad” Brigitte asintió

“¿Y yo? Hubiera destrozado a esa mujer sin importarme fuera mi hija pero no la juzgo por mantener la calma, y es eso, una postura, sé que está muy dolida por todo eso pero ella dice que no hay nada que no se pueda superar y la admiro por eso, papá es quien me preocupa, lo noté bastante triste”

“¿Si, verdad? Pobre, es que imaginate que te hagan eso y ni puedas hacer nada, debe ser horrible pero tiene a la tía y a la familia para superarlo ¿No?” Brigitte asintió “Y sabes Bri que cuentas conmigo para lo que sea, somos hermanas ¿Sí?”

“Gracias Jas, eres la mejor” sonrió apretando la mano de Jasmine ¿Qué podían hacer? No había demasiado que ellas solas pudieran lograr...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 13-14

Mensaje por Gaby_kdsh el Jue Ene 05, 2017 4:28 pm

A ver a ver a ver.

Soy la unica que me parece demasiado rara la relacion de Piero, Tiago y Esteban con Candice, me parece que por mas cercano y confianza que tengas a tus hijos, hay que poner un limite.

Piero o se queda solito o se vuelve loco por candice y que nunca le hará caso.

No me sorprende que Candice caiga en brazos de erwin, pero si que luego tenga el descaro de llamar a Sebas y decirle que lo amaba.

Si cass tiene vih, habrá que hacerle la prueba a Sebas y a Carlitos tambien.

Ahora que esta en una clinica será bueno para que sane las heridas por dentro, aunque con doctores como esos dudo que pueda curarse.

Espero el siguiente!
avatar
Gaby_kdsh
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 13-14

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.