Últimos temas
» I'm No Angel. Capitulo 23-24
Ayer a las 5:03 pm por NATHYLÓPEZ

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 4:
Ayer a las 3:40 pm por Diva_Miller

» Send My Love Capítulo 37
Vie Feb 24, 2017 5:29 pm por virginia2604

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 3:
Mar Feb 21, 2017 2:34 pm por Diva_Miller

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 2:
Lun Feb 20, 2017 10:44 pm por juanny

» Hell with you is paradise personajes
Lun Feb 20, 2017 10:37 pm por juanny

» Send My Love Capítulo 36
Vie Feb 17, 2017 6:22 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capitulo 21-22
Dom Feb 12, 2017 1:13 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 35
Sáb Feb 11, 2017 10:14 am por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 31

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 31

Mensaje por virginia2604 el Sáb Ene 14, 2017 8:32 am

Hooolaaaaa hoolaaaa mis bellas lectoras ¿Cómo les va? Espero el mundo real sea gentil con ustedes, paso a dejarles cap hoy porque mañana me toca work, work, work, work... lol! lol! Gracias por seguir esta historia, me encanta leer sus diversas opiniones de todo lo que pasa demon demon demon ¡Son las mejores! Espero pasen un buen fin de semana... Las quiero... besito besito

CAPÍTULO 31

BOSTON, MASSACHUSETTS

TONI


No podía dejar de mirarla, simplemente no podía dejar de mirar a Olivia, en mi casa, en mi cocina, luciendo endemoniadamente sensual con esa pieza de ropa entera que se amoldaba a su cuerpo y no tenía ni un tirante para sostener su generoso escote pero aún así lograba permanecer en su sitio ¡Era hermosa! La cadena brillando contra su piel y la tela negra le daban una imagen más exótica. Era mía. O al menos esperaba lo fuese en un tiempo no muy lejano.



No había hablado con Sebastien. Todavía. Pero definitivamente lo iba a hacer. Estaría unos 3 días fuera de la ciudad con Maya, era algo que hacían cada año “Un viaje padre-hija” les hacía bien a ambos y se había convertido en una tradición luego que Sofia falleciera. La idea de compartir a Olivia era algo que rondaba mi cabeza desde que Dean lo insinuó y la verdad, la verdad si iba a compartirla no podía pensar en alguien mejor que Sebastien.

“¿En qué piensas, cariño? Estás muy lejos” Olivia me trajo de vuelta al presente, sosteniendo una paleta entre sus manos, había dejado vagar mis pensamientos mientras ella se adueñó posesivamente de la cocina “¿Qué pasa, Toni?” me acarició la mejilla y todo mi cuerpo reaccionó al instante

“Lo siento, solo me distraje viéndote cocinar. Así tan preciosa” sonrió tímidamente, como si aún no creyera del todo mis palabras “Además, pensaba por un momento en el asunto con Sebastien” mentirle no estaba dentro de mis planes, ella odiaba eso

“¿Y qué pensaste?” dejó la paleta sobre el mesón para dedicarme su completa atención ¡Amaba cuando hacia eso!

“Que no podría pensar en alguien mejor que él, solo resta ver si las cosas pueden funcionar” asintió lentamente mientras absorbía mis palabras

“Pero yo quiero estar primero a solas contigo antes de intentar algo más” la emoción hizo eco dentro de mí con sus palabras ¡Tendríamos momentos a solas! ¡Me aseguraría de eso! “Quiero momentos como este donde estemos solos tú y yo, disfrutar de esto que tenemos antes de aventurarnos en algo que puede ser maravilloso o un completo desastre” podía ver el miedo en su mirada

“Shhhh” me levanté para abrazarla y hundir mis dedos en su cabello ¡Amaba su cabello! “No pensemos en eso ahora, disfrutemos estos momentos juntos y lo que pase lo iremos enfrentando a medida que venga, pero eso sí, Olivia...” acuné su rostro entre mis manos y su forma de mirarme podía desarmarme por completo, con tanto cariño, calidez y muchas cosas más que no supe descifrar “Pase lo que pase yo no voy a dejarte ir tan fácilmente, no ahora que te he encontrado, que nos hemos encontrado ¿Estamos claro?”

“No lo querría de otra forma, Toni” recostó su cabeza en mi pecho y nos quedamos un rato en silencio “Ahora sirveme vino y deja que termine de cocinar, sino nunca vamos a comer” se frotó las manos contra el delantal y sonreí, estaba perdido por esa mujer y se congelaría el infierno antes que renunciara a ella

“¿Y cuándo me vas a dejar abrir mis regalos?” ella había llegado con unas bolsas para mí y no me dejaba abrirlas, en otras circunstancias habría aprovechado mi poder para darle la vuelta y salirme con la mía pero Olivia quería sorprenderme y no pretendía arruinar lo que fuera tenía planeado

“Luego de comer, ten paciencia” me guiñó el ojo de forma tan adorable que no me contuve para besarla. Sus labios se abrieron en una sensual invitación para dejarme entrar, no hubo mucho dulce en el beso, la ansiaba. Quería devorarla. ¡Joder! La forma en que sus brazos se enroscaban en mi cuello y sus uñas se deslizaban por mi nuca eran el bendito cielo. Literalmente. Me senté perezoso en la cocina mientras admiraba su forma tan elegante y despreocupada de moverse en la cocina, como si perteneciera a ese lugar. Moviendo, probando. Disfrutando del vino como si fuera oro. Me había encargado de escoger un vino dulce solo para ella.

Tenía muchísimo tiempo sin disfrutar lo que es ser consentido y cuidado por una mujer. Olivia era tremendamente buena en eso, me daba pequeños besos cada tanto, masajeaba mi cuello y bromeaba conmigo hasta volverme loco. Me encantaba la forma en que me sentía estando con ella, tan libre y feliz. Como nunca me había sentido. Cuando nos sentamos a comer estallé de gusto, su comida estaba deliciosa, preparaba pasta como nadie más ¡La amaba! Claro, eso solo podía admitirlo en mi cabeza pero al verla tan divertida extendiendo su tenedor hacia mí, dándome de comer, supe que la amaba y haría todo lo posible por hacerla feliz y amada.

Luego de que me consintiera con un postre de brownies con helado, finalmente llegó la hora de mis regalos. Ella se frotó las manos mientras escogía cuál bolsa darme primero “Vas a sentarte aquí” me dijo señalando el sofá y así lo hice. Ella inmediatamente se arrodilló frente a mí ¡Cristo bendito! Era tan perfecta, tan sublime y especial que apenas podía contener la emoción de verla así

“Has sido una muy buena chica esta noche, Liv” me sonrió orgullosa de sí misma “Me has consentido mucho” deslicé mis dedos en su cabello y ella se deshizo antes mis ojos ¡Tan perfecta y receptiva!

“Mereces que te consientan, espero poder hacerlo mucho más” alzó la cabeza y su boca entreabierta me invitó a besarla. Podía besarla sin cansarme

“Te adoro, Liv”

“Y yo a ti” murmuró sobre mis labios “Ahora los regalos” se apartó un poco y tomó una de las bolsas para entregármela “Al ver esto no pude evitar pensar en ti, espero te guste” se mordió el labio inferior en un gesto descuidado pero que me hicieron desear poder moderla igual. Destapé la bolsa con cuidado y en su interior habían 2 chalecos, uno gris plomo con solapas de seda en un tono más claro y otro borgoña oscuro. Esa mujer me conocía, definitivamente.

“Me gustan, mucho” me sonrió contenta “¿Quieres que me los pruebe?” sus ojos se abrieron expresivos y asintió “Estamos para complacer” le besé la frente antes de ponerme de pie y me probé primero el gris sobre la camisa que llevaba puesta. La tela era suave y me quedaba perfecto “¿Cómo supiste mi talla?”

“Creo que manosearte tiene sus beneficios”

“¡Pequeña diablilla!” me incliné para meter un dedo en el aro de la cadena y tensar un poco su cuello para acercarla a mis labios, vi su piel erizarse y todo su cuerpo reaccionar a ese pequeño movimiento ¡Olivia, tanto que muero por probar contigo! Pero sería paciente y estaba completamente seguro que la recompensa sería más de lo que alguna vez hubiera soñado

“Pruébate el otro, estoy segura te verás un infierno de sensual” volvió a morderse los labios y no me contuve para tensar de nuevo su cadena y atrapar entre mis dientes su hinchado labio “Ohh” suspiró y antes que pudiera decir otra cosa volví a besarla

“La sensual aquí eres tú, Liv” le besé de nuevo la frente y me probé el otro chaleco, ella jadeó al verme y sus ojos se pusieron completamente negros, llenos de deseo. ¡Oh, había encontrado un detonante! “¿Te gusta?”

“¡Oh Dios, sí!” jadeó “Cuando tenga permiso, vamos a hacer el amor, yo desnuda y tú usando esa camisa y ese chaleco, nada más” esa frase salió ronca y sensual, mi pene reaccionó de inmediato, poniéndose dolorosamente más duro de lo que ya estaba desde que Liv se arrodilló “Toni...” deslizó sus manos por encima de mi pantalón y ese simple roce me envió rápidamente al borde

“Liv...” tomé aire y ya no lo aguantaba más, bueno ¡Infiernos! Me desabroché el pantalón “Chupame, Liv” le ordené y sus ojos brillaron con el más puro deseo

“Pensé nunca me lo pedirías” deslizó su lengua por el labio inferior ¡Santo cristo! Ella estiró su cuerpo para liberar mi erección, el simple toque de sus manos envió una corriente por toda mi columna, apenas me había tocado y me sentía a punto de morir

“Abre” le ordené y su boca se abrió de inmediato, sacando un poco la lengua, acomodé mis manos entre su cabello mientras ella se apoyaba de mis muslos, me deslicé dentro de su boca y fue como la maldita seda ¡Caliente y suave! Liv me entregó el completo control de la situación y la amaba aún más por eso. Mis manos la mantenían fija mientras mis dedos se enredaban en su cabello y la embestía con el poco control que me quedaba “Tomame, Liv” empujé un poco más y su boca me cubrió por completo.

Separé un poco su cabeza, haciendo rodar su lengua por debajo. Estaba cerca, solo un poco más. Su mirada nublada de deseo me puso a mil una vez más ¡Era perfecta! “Puedo tomarte, Toni. Sé que estás cerca” dijo antes de engullirme otra vez, una, dos y tres embestidas más antes que el orgasmo explotara en miles de pedazos, sostuve la cabeza de Liv con fuerza contra mi erección, obligándola a tragar ¡Y joder sí no se sentía increíble! Su lengua apretándome contra el paladar mientras tragaba ¡Oh sí!

“¡Joder, eres increíble, Liv!” sus ojos brillaban con satisfacción, de esa satisfacción primitiva que se degusta cuando complaces a alguien como Liv acababa de hacerlo conmigo “¿No te hice daño?”

“¿Bromeas? Desde que te vi desnudo quise hacer eso” la vi relamerse los labios una vez más y mi pene quiso volver a la vida. Una ola de culpa me recorrió al momento, ella se seguía recuperando y yo la había forzado

"¿Segura no te hice daño? Sé que todavía..."

"Toni..." me interrumpió "Estoy perfectamente bien, quería hacerlo, me gustó hacerlo" me sonrió "Cualquier cosa por ver esa forma en que me miras y me sonríes"

"Liv, mi Liv" acuné su hermoso rostro entre mis manos

"Sí, tuya. Siempre que me quieras contigo"

"Por supuesto que te quiero conmigo ¿Qué te hace pensar lo contrario?" su mirada se tornó sombría y vi sus temores aparecer frente a mis ojos "Liv, yo te amo" le confesé, ella parpadeó rápidamente antes de cerrar los ojos por un segundo

"¿De verdad? ¿Por qué?"

"Porque eres una mujer maravillosa, porque eres lo que siempre he buscado y anhelado en mi vida. Que te quede claro algo, Liv. Independientemente si te comparto o no con Sebastien, tú eres mía. Yo lo sé y tú lo sabes, lo sientes. Tu cuerpo y tu corazón me pertenecen y lo sabes" vi como mis palabras le afectaban, su cuerpo se sacudió y sus ojos se humedecieron al instante y entonces lo vi, vi el reconocimiento de mis palabras en su mirada

*-*-*-*
OLIVIA

“Independientemente si te comparto o no con Sebastien, tú eres mía. Yo lo sé y tú lo sabes, lo sientes.” las palabras de Toni resonaban en mi cabeza al volver a casa, había sido una noche intensa, como cada momento con Toni. "Liv, yo te amo" esa frase me desarmó hasta la médula ¡Toni me amaba! Todo era una locura pero nunca me había sentido más emocionada y ¿Feliz? Así podría decirse, había decidido que David no iba a ser un fantasma en mi vida, no iba a ser un detonante, no iba a ser nada

“Nena” Carlos me pegó un susto del carajo al verlo en mi puerta

“¿Sucede algo?” se veía preocupado y sentí me faltaba el aire de inmediato

“Tina intentó hace unos minutos entrar al apartamento” cerré los ojos “Levanté una orden de alejamiento para que la firmes, no podemos detenerla por mucho porque no tiene antecedentes y esa mierda burocrática, ya sabes, pero no quitaré el dedo del renglón ni permitiré nada te pase a ti o a los tuyos” lo abracé con fuerza

“¿Los niños?”

“Están bien, adentro con Tracy, no saben nada” acunó mi rostro entre sus manos y podía ver su férrea mirada penetrarme “Bühler se está metiendo en tu piel ¿No es así?” asentí, a Carlos no podía ocultarle nada

“¿Quieres pasar y tomamos un trago?” sus ojos brillaron con malicia

“Vamos” abrí la puerta y vi a Tracy en el sofá, sonrió aliviada al verme

“Los chicos están dormidos, aquí ni se sintió nada, Carlos me llamó y me dijo lo que había pasado cuando ya había pasado porque sino yo misma mato a esa bruja” no pude evitar reírme

“No vas a matar a nadie, Tracy” le besé la mejilla “¿Nos tomamos un trago?”

“¡Por favor!” dijo con una sonrisa y dejé el bolso en la silla de la cocina para buscar en mi cajón secreto una botella de tequila

“¡Voilá!”

“¡Joder! Vamos en serio” asentí ante las palabras de Carlos, Tracy enseguida se puso en movimiento para picar los limones y nos sentamos en el sofá

“Brindemos con el primero, por los locos sueltos” dije y Carlos se echó a reír

“¡Salud!” chocamos los vasitos y tomamos hasta el fondo, podía sentir el líquido quemarme la garganta pero eso pasó solo con el primero, ya después con la sal y el limón todo fue mejor

“So ¿Cómo te fue con Toni?” preguntó Tracy

“Toni me agrada” dijo Carlos “Es un tipo de ley y no se amilana con los problemas, los resuelve y defiende lo que quiere con los dientes. Respeto eso” Carlos lo estaba aprobando, conocía esa mirada en sus ojos, entre ellos se reconocían fácilmente “Yo diría que el hombre te ha marcado ya” deslizó sus dedos por el colgante en mi cuello “¿Qué vas a hacer con Sebastien?”

“Sebastien me propuso probar una relación de 3” los ojos de Carlos se abrieron en sorpresa

“Ese hombre no tiene ni un hueso dominante en su cuerpo ¿Cómo pretenden hacerlo funcionar? Además que dudo pueda soportar por mucho el compartirte con alguien como Toni” Carlos tenía razón

“Yo nunca he esperado que Sebastien sea un dominante, quizás por eso pueda funcionar de alguna forma, un equilibrio pero no lo sé, Toni me dijo que está dispuesto, pero funcione o no, soy suya. Me ha reclamado y la verdad puedo sentirlo ¿Saben? Yo amo a Sebastien, porque sí lo amo pero Toni me tiene, tiene a mi alma sujeta a sus dedos y no pretende dejarla ir fácilmente” suspiré antes de tomarme otro trago

“Necesitas lo que Toni puede darte, estructura, presión, posesión. Lo anhelas, nena, está arraigado muy dentro de ti” Carlos me tomó de la mano y la besó con dulzura “Eres una mujer maravillosa que puede hacer feliz a cualquier hombre pero no cualquier hombre puede hacerte feliz” asentí

“Te adoro, Carlos” me incliné para besarle la mejilla

“Y yo a ti, nena”

“Lo que me preocupa son mis hijos, digo, ellos han aprobado mi relación con Sebastien, se han hecho cercanos a él y meter a Toni en la ecuación, dudo que lo entiendan o lo acepten”

“Son chicos inteligentes que solo quieren ver a su madre ser feliz, el como es lo de menos, cuando estés segura de lo que tienes, cuando veas que las cosas de verdad funcionen ya sea con uno o con los dos, ellos van a aceptarlo, los has criado bien, Liv” Carlos era demasiado lindo conmigo

“Te extrañábamos tanto, Carlos” suspiró Tracy y yo la secundé

“Y yo a ustedes mi chicas hermosas, pero llegué para quedarme y no pienso irme nunca más. Mi labor es cuidar de ustedes”

“Ven a Aspen con nosotros” propuso Tracy

“¡Sí!” la dije y Carlos nos miró cauteloso

“Así puedes evaluar al trío fantástico y darle una charla aleccionadora a Sebastien, prepararle un poco el terreno, ponerle las pilas porque Toni le lleva un terreno ganado”

“¡Tracy!” le dije y ella sonrió como si nada

“No es mala idea” miré a Carlos que me sonrió divertido “Digo, ya Toni sabe qué hacer contigo, con una mujer como tú pero no creo Sebastien tenga idea en dónde se está metiendo”

“¡Ay Dios! Me estoy volviendo loca ¿Verdad? ¿Por intentar esto? ¿Por sentir esto?” tomé otro trago y empezaban a moverse rápido en mi sistema

“No estás loca, Olivia. Eres una mujer que tiene anhelos como todos, que tiene deseos y sentimientos diferentes pero que no por eso son malos o menos validos ¿Cuál es el problema en querer a dos? No tiene nada de malo y menos si los dos están dispuestos por ti, disfrutalo mientras dure y sé feliz. Lo mereces, amiga” me dijo Tracy con los ojos achispados y la abracé con fuerza

*-*-*-*
LOS ANGELES, USA

SEBASTIEN




Solo podía sonreír al ver algunas de las fotos que le había tomado a Olivia ¡Joder, era preciosa! Sin duda una de las mujeres más hermosas, inteligentes e intrigantes que he conocido en toda mi vida ¡Y eso que soy psiquiatra! Pero es basura cuando intentas aplicarlo a tu vida personal ¡Sino sabré yo! Estoy loco por Olivia, la amo y la idea de perderla completamente me aterra. Actué mal con ella de cierta forma y ahora eso me estaba mordiendo el trasero. Literalmente.

La idea de compartir a Olivia me volvía loco pero estaba dispuesto a intentarlo, la amaba y quería tenerla conmigo sin importar la forma, además, era Toni, mi amigo, mi hermano, él cuidaría de ella tanto o mejor que yo. Tenía que superar mi mierda si quería que las cosas de verdad funcionaran ¿Iban a funcionar? Nadie podría predecir eso. El sonido del teléfono me sobresaltó, era el ringtone que tenía para Olivia, miré la hora y sobrepasaba la medianoche ¿Pasaría algo? Le contesté

“Hola bomboncito...” me dijo arrastrando las palabras y supe estaba ebria “¿Cómo estás? Te extraño...” sonaba realmente... Contenta

“Hola Olivia...”

“¡Uy, me encanta cuando pronuncias mi nombre!” empezó a reírse e inevitablemente yo también

“Yo también te extraño, al parecer estás muy contenta esta noche ¿No?”

“Solo me tomé unos traguitos con Tracy y Carlos”

“¡Unos muchos!” escuché la voz de Tracy al fondo

“Oye bombón ¿Cuándo nos vamos a México otra vez? ¿Recuerdas lo que hicimos en el cenote?” soltó la risa otra vez y moría por verla en ese momento

“Claro que lo recuerdo mi amor, me muero por repetirlo”

“¡Sí! Quiero hacer el amor contigo, te extraño mucho pero te portaste mal conmigo, eso no se hace Sebastieenn... Yo te amooo...” siseó y mi corazón se encogió al instante “Pero eso no importa, yo tampoco he sido muy buena, podemos empezar de nuevo ¿Verdad? Tú, Toni y yo” tomé aire

“Podemos, claro que podemos Olivia”

“¿De verdad?” había emoción en su voz “Porque los quiero a los dos, Toni es todo dominante y tú eres quien puede darle equilibrio a todos, eres un sol de hombre, en serio te amo, te amo mucho”

“Yo también te amo, Olivia. Te amo demasiado”

“¿Sabes algo? David rompió la pulsera que me diste y la otra, ya no tengo nada tuyo y eso me duele ¿Puedes regalarme otra?”

“Por supuesto mi vida, todo lo que quieras”

“Sebas es muy lindo, desnudo es una belleza” dijo y supe que hablaba con Tracy, esperaba solo fuera con ella “Tiene un cuerpo divino y con carnita para apretar ¡hace el amor muy rico!” me ahogué con saliva al escucharla decir eso tan abiertamente

“¡Uy, quien viera al doc eh! Debajo de esa carita inocente” fueron las palabras de Tracy que me hicieron estallar en risas

“Olivia...”

“Ooopsss, creo me van a regañar ¿Vas a azotarme, Sebastien?” preguntó con voz sensual y como hombre no pude evitar la reacción de mi cuerpo

“No me tientes, Olivia”

“Uuuyyyyyyyy” la escuché tomar aire “Te amo pero creo debo irme a dormir, te mando un beso donde más te guste”

“Lo tendré presente, yo también te amo, Olivia” le dije y ella terminó la llamada. Yo sonreía como estúpido...

*-*-*-*
TONI

La noche antes de irnos a Aspen Sebastien apareció en mi casa, se veía mucho más tranquilo que la última vez que hablamos “Debemos hablar” me dijo y asentí, saqué mi botella de whisky añejo y nos sentamos en el estudio

“Mira, no hemos hablado demasiado y no voy a mentirte” tomé aire “Estoy enamorado de Olivia, nos hemos visto estos días, hemos cenado, hemos hablado, nos hemos besado” lo vi tomar aire con dificultad y asentir “No es que esté demasiado contento con lo que ella quiere pero eres tú, soy yo, somos nosotros y no podría pensar en una persona mejor para hacer esto. Ambos la queremos, nos preocupamos por ella y queremos su felicidad ¿No es así?”

“Sí, lo es” dio un largo sorbo a su vaso de licor, arrugó la cara e inhaló profundo, liberando la tensión que tenía acumulada “Ella no pretenderá que yo sea como tú ¿Verdad?” negué con la cabeza

“No, ella no quiere cambiarte, está enamorada de ti justo y tal cual eres, cree que puedes darle equilibrio a las cosas y yo estoy de acuerdo, tú y yo somos mejores amigos, somos hermanos, funcionamos bien juntos, no veo porqué no podríamos funcionar con Olivia en la ecuación, digo, sé que no va a ser fácil pero creo podemos sacarlo adelante” tomé de mi vaso esperando su respuesta, podía ver las tuercas de su mente girar incesantemente

“Yo quiero hacerlo, de verdad quiero hacerlo. Por el amor que le tengo a Olivia y a ti” dejó caer esa pequeña frase, cerré los ojos por un instante y me puse todo cursi recordando todos los años de amistad incondicional con Sebastien “Solo necesito que tengan paciencia conmigo, al parecer ustedes están mucho más avanzados en esto que yo, lo cual es irónico dado que yo fui, soy o bueno, ya no sé qué soy de Olivia” no pude evitar sonreír al ver el atisbo de frustración en su voz. Sebastien era una criatura de costumbres, que anhelaba la seguridad y todo esto lo descolocaba, adentrarse en aguas tan desconocidas le daba miedo “Yo solo pido honestidad absoluta, nada menos”

“Estoy de acuerdo, sin eso no podemos avanzar” extendí mi mano hacía él, la tomó y terminamos compartiendo un abrazo, Sebastien era mucho más sensible que yo pero en ese momento me sentía expuesto, incomodo, pero a la vez más tranquilo “Confía en mí, Sebastien, habla conmigo, con Olivia, no te sientes a darle vueltas a los pensamientos sin compartirlos con nosotros, eso solo te volverá loco. Lo que quieras saber, lo que necesites, lo que te inquiete, tan solo dilo ¿Lo prometes?”

“Lo prometo, Toni” asentí y volvimos a estrecharnos las manos “Ahora, yo necesito saber lo que ha pasado entre Olivia y tú ¿Me lo podrías contar?”

“Por supuesto...”


______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!




virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 31

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Sáb Ene 14, 2017 10:16 pm

Tres en la ecuación?...será que Sebastien se acostumbra?

Todo esto es extraño...me imagino que deben haber este tipo de situaciones más comúnmente de lo que pensamos...

Veamos cuánto podrá aguantar Sebastien.

O tal vez descubran que él podría ser mucho más "apasionado" en estos menesteres que Toni y Lic.

NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.