Últimos temas
» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 3:
Mar Feb 21, 2017 2:34 pm por Diva_Miller

» HELL WITH YOU IS PARADISE CAPÍTULO 2:
Lun Feb 20, 2017 10:44 pm por juanny

» Hell with you is paradise personajes
Lun Feb 20, 2017 10:37 pm por juanny

» Send My Love Capítulo 36
Vie Feb 17, 2017 6:22 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capitulo 21-22
Dom Feb 12, 2017 1:13 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 35
Sáb Feb 11, 2017 10:14 am por NATHYLÓPEZ

» Hell with you is paradise Capítulo 1:
Lun Feb 06, 2017 9:48 am por Diva_Miller

» Send My Love Capítulo 34
Vie Feb 03, 2017 9:10 pm por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 33
Mar Ene 31, 2017 8:44 pm por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 32

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 32

Mensaje por virginia2604 el Jue Ene 19, 2017 4:07 pm

Hooola holaaa mis bellas lectoras, sé que hoy no toca pero mañana empiezo un nuevo trabajo, me toca viajar y voy a estar bastante complicada con los horarios, por eso aprovecho para pasar hoy a dejarles cap, gracias a todas por ser tan maravillosas lectoras... Espero lo disfruten...
PS: Lean a solas y no apto para menores... demon demon lol! ducha risamaleva

CAPÍTULO 32
ASPEN, USA

OLIVIA


“So ¿Cómo conseguiste el avión privado?” le dije a Toni una vez que despegamos hacia Aspen, nos había llevado a un hangar privado y había un avión disponible solo para nosotros, los chicos perdieron la cabeza y mi papá estaba incomodo y Lauren, bueno, ella estaba deslumbrada para ser francos

“Es bueno tener amigos en las altas esferas” me dio un guiño y no pude evitar sonreír “Solo me gusta viajar cómodo y con algo de privacidad si es posible”

“¿Dean ya está allá?” preguntó Sebastien, yo estaba sentada entre los dos porque Natalia, Maya y Leny parecían unidos con pegamento

“Sí, llegó ayer con los chicos” sonrió al hacer mención a su familia. Me moría por conocer a la esposa e hijos de Dean

“Esta es la clase de cosas que tu madre moriría por ver” dijo mi papá con cierto humor nostálgico

“Debe estar muerta de risa con esto, estoy segura” le respondí y ambos sonreímos

“Seguro estará de ¡Degenerados, hacen las cosas buenas cuando no estoy!” dijo haciendo su mejor imitación de mamá y yo estallé en risas

"La mujer no podía verme ni en pintura y el sentimiento era mutuo" Carlos le dio un sorbo a su copa de vino y sonrió "¡Hombre, esto es exquisito!" miró a Toni que asintió

"Cabernet del 74. Me da gusto hayas podido venir, Carlos"

"El gusto es mío y he tenido tanto trabajo que es bueno finalmente descansar un poco" sonreí al ver el intercambio de palabras entre ambos, extrañaría a Tracy pero le tocaba pasar la fiesta con la familia de Clayton. Toni y mi papá encontraron un punto de conversación hablando de negocios e inversiones.

El viaje fue realmente corto y agradable, al aterrizar había un auto esperando por nosotros. Toni era en extremo atento y se encargó de hacernos sentir bien a todos. Cuando el carro empezó a estacionarse frente a esta hermosa casa me quedé boquiabierta ¡Era enorme! De pura madera y piedras, gritaba masculinidad por todas partes. Era en verdad tan hermosa como imponente.



"Pequeña casa ¿No, Toni?" bromeó Carlos y yo empecé a reírme

"¡Tíoooo!" una hermosa nena de rizos negros y ojos risueños salió corriendo y se trepó al cuerpo de Toni, debía ser su sobrina, era adorable verlo con esa niña, Toni estaba completamente derretido por ella

"Están enamorados el uno del otro" me dijo Sebastien con una sonrisa "Es de esas pocas veces que puedes verlo así y no inspira miedo" bromeó y no pude evitar reírme

"Princesa, quiero presentarte a alguien" Toni se giró con la niña en brazos hacia mí, su mirada brillaba tanto y yo me derretí al instante "Liv, conoce a la princesa Magdalena" me dijo divertido

"Oh, una princesa" hice una reverencia y la niña sonrió traviesa "Gusto en conocerla, su majestad" me extendió su manito toda mona "Soy Olivia pero puedes llamarme Liv"

"¿Es tu novia, tío?" le preguntó y me eché a reír

"Magdalena..." vi a Dean aparecer y junto a él una hermosa mujer de tez blanca, rizos castaños casi negros y penetrantes ojos verdes ¡Realmente hermosa!



"¿Qué te he dicho de ser indiscreta? Hola Olivia, bienvenidos todos, yo soy Dean y ella es mi esposa Caroline, la monita mi hija Magdalena y Connor que sigue adentro"

"Me da gusto finalmente conocerte Olivia, Dean me habló muy bien de ti" Caroline me extendió su mano y fijé la vista en el collar de su cuello, era una banda de plata con esmeraldas incrustadas que combinaban con sus ojos ¡Deslumbrante!

"El gusto es mío, Caroline, tanto Dean como Toni me han hablado maravillas de ti y de tu pastel de queso" ella sonrió ampliamente

"A los Bühler se les conquista por el estómago, mientras los alimentes ellos van a alabarte" dijo negando con la cabeza y terminé de hacer las presentaciones. Carlos miró el collar y luego me miró en entendimiento, yo asentí y él sonrió divertido. Toni me había dicho que la relación de su hermano era bastante especial. Dean a pesar de tener una personalidad divertida no dejaba de desprender ese aire dominante y el collar de Caroline lo confirmaba

El interior no era menos impresionante que la fachada y aunque se veía el gusto de Toni por todas partes no dejaba de respirarse ese ambiente cálido y confortable al igual que su casa en Boston, las paredes era de madera con detalles en piedra tallada en todas las habitaciones. La sala tenía muebles color tierra y algunos cojines rojos para resaltar. La cocina tenía topes de granito y estaba rodeada por una campana de roca tallada que le daba un aire rústico pero igual de bonito.

Las habitaciones era de colores claros, blancos y beiges con algunos toques de tierra como el verde musgo, bastante amplios y cada uno con su propia chimenea ¡Fabuloso! Los baños eran una belleza, puertas de cristal sin una mancha visible, tina de granito negro con vista a la montaña ¡Ese hombre sabía como diseñar un baño! Aunque probablemente Dean lo hubiera hecho posible siguiendo la idea de su hermano, de igual forma yo estaba fascinada.

Había una sala de cine quien según Toni fue idea de Dean pero que igual era impresionante ¡Su propia sala de cine! En el sótano se levantaba una pequeña bodega de vinos que me pareció espectacular, había una cantidad considerable de botellas y yo estaba curiosa por probarlas, la casa o mejor dicho, la mansión de Toni en las montañas era deslumbrante, todo lo que esperaba que fuera y mucho más, él se notaba orgulloso y debía estarlo.












Los días por venir iban a ser un verdadero desafío y yo esperaba poder superarlos sin morir en el intento.

Luego de lo que fue una cena monumental preparada por Caroline que consistió en pollo asado, puré de papas, arroz con zanahoria, vino blanco y torta de queso como postre me quedé clavada en la mesa sin poder moverme, el flirteo de Lauren hacia Toni no me pasó desapercibido, él no le daba demasiada importancia, sus respuestas eran completamente normales pero ella estaba mostrando sus cartas y eso, eso me ponía jodidamente celosa “¡Dulce Jesús, Caroline! Eso estuvo divino, no creo poder moverme” le dije y me sonrió con dulzura

“Siempre te superas, no sé como Dean no es una bola rodante” bromeó Sebastien que estaba de un extraño buen humor, riendo y siendo cariñoso conmigo

“Me ejercito, no como otros” respondió Dean mirando a Sebastien altivo

“El gimnasio no es lo mío”

“Nada que implique demasiado esfuerzo físico es lo tuyo, hermano” respondió Toni y Sebastien solo atinó a reír

“¡Me tienen! Me gusta comer pero no ejercitar demasiado” puso su mano en mi muslo en un gesto despreocupado pero que no pasó desapercibido para mí, desde la llegada me habían mantenido entre ambos. Toni y Sebastien a cada lado mío en la mesa

“Contigo depende del ejercicio ¿No?” Toni puso una mano en mi otro muslo y mi cuerpo se volvió mantequilla ¿Qué demonios? Solo me habían puesto la mano, ni siquiera la movían. Ambos se miraron a través de mí y tragué grueso ¡Era una mirada cómplice! La había visto antes y la reconocía ¡Jesús bendito!

“Vamos a la sala y Caroline nos traerá un poco de Cointreau para digerir la cena” ¡Oh Dean! La orden implícita en esa frase hizo asentir a Caroline que se levantó elegantemente

“Puedes ir con ella, Olivia” Toni apretó suavemente mi muslo y un estremecimiento me recorrió la espalda. No estaba segura de poder sobrevivir esos días completamente cuerda. Me puse de pie y Caroline me extendió su mano, busqué a Toni con la mirada y asintió orgulloso. Extrañamente eso me llenaba de felicidad, hacerlo feliz me hacia feliz ¡Dios! Caroline apretó mi mano suavemente mientras descendíamos por las escaleras hacia la bodega

“Es tan bonito...” deslicé mi dedo por la banda de plata en su cuello, ella sonrió orgullosa

“El tuyo también lo es” metió su dedo en el aro de mi cuello “Toni tiene un gusto exquisito y a mí me encanta que haya encontrado a alguien con quien puede ser libre ¿Sebastien también es tu dominante?” su pregunta abierta me incomodó pero ¿Podía negarme a responder? No quería cerrar la puerta de comunicación con alguien que podía entenderme

“Yo no llamaría a Sebastien dominante, no al menos del tipo de Dean y Toni, aún no afinamos los detalles pero haremos la prueba” ella sonrió

“Es emocionante ¿Verdad?” me mordí los labios y asentí “Va a funcionar ¿Por qué no lo haría? He visto a ese par ser amigos por años, funcionan bien juntos”

“Sí, eso lo sé, pero no sé si seguirán funcionando tan bien conmigo en medio”

“Funcionarán mejor” me dio un guiño y se inclinó para tomar la botella “¿Te gustaría ayudarme con la cena mañana? Un par de manos extras siempre son bienvenidas”

“¡Me encantaría! Me gusta mucho cocinar y si puedo poner una sonrisa en mis chicos, vale la pena” ella me dio un guiño juguetón “¿Puedo preguntarte algo?” ella asintió mientras subíamos las escaleras

“Lo que quieras, Olivia”

“¿Cómo lo manejas con tus hijos?”

“Bueno, Maddie es muy pequeña todavía para tener entendimiento a ese nivel, Connor sabe que la relación de sus padres no es tradicional, pero como es algo que ha visto desde pequeño no le sorprender verme de rodillas en el estudio de Dean, además que Dean se ha encargado de que Connor entiendo la belleza de lo que tenemos sin que se asuste o le parezca una atrocidad y Connor está perfectamente bien con eso. Tus hijos no lo saben ¿Verdad?”

“No, nunca les he dicho o insinuado porque la verdad estuve solo en una relación así muy poco tiempo antes de casarme y que todo resultara horrible, me hice novia de Sebastien y luego de una serie de eventos me encuentro en esta situación con Toni y Sebastien” Caroline me miró con sus esmeraldas llenas de comprensión y simpatía

“Las mejores situaciones llegan de forma inesperada, tú y yo somos hermanas” señaló su collar y el mío “Si tienes alguna inquietud puedes hablar conmigo” me dio un guiño tranquilizador y terminamos de subir para volver con los demás. Vi a Carlos y a Dean enfrascados en una conversación sobre materiales de construcción, a mi papá conversando con Lucy y a mis hijos junto a Natalia y a Connor rodeando la tablet de Connor mirando quien sabe qué cosa junto a Lauren que parecía relajada ¿Era posible sentirme tan cómoda en un lugar con apenas un par de horas de haber llegado?

Entonces vi a Toni con Magdalena en su regazo mientras conversaba con Sebastien, ambos ríen haciéndole cosquillas a Magdalena, ella ríe sin parar y mi corazón se derrite ante esa imagen. Suspiro involuntariamente y siento una súbita opresión en el pecho, inevitablemente recordé a David con Natalia en sus brazos, era de esas extrañas ocasiones en que lo veía jugar y reírse con ella ¡Maldito infierno! Toni me captura con la mirada y toca a Sebastien que me mira también, lo veo susurrarle algo a la niña y la pone en el suelo, ambos se levantan y empiezan a caminar hacía mí, el verlos juntos de esa forma me hace sentir mareada, por decir lo menos.

“¿Qué te sucede, amor?” me pregunta Sebastien pero es Toni quien desliza su pulgar por el borde de mi mandíbula, paseo la mirada entre ambos y me sobrecargo de sentimientos, ambos me miran preocupados y el profundo entendimiento de lo que está pasando me golpea como una ráfaga poderosa, mi cuerpo se estremece de forma tal que en una fracción de segundo tengo a Sebastien sujetando mi brazo y a Toni mi cuello, ambos me empujan hacia otra dirección para apartarme de todos

“Respira Liv” Toni presiona sus labios sobre mi sien y tomo aire “Eso es, buena chica” me dice separándose un poco

“¿Qué sucede, cariño?” trago con dificultad y la verdad es que ambos de pie, mirándome de esa forma me hace sentir rara, en el buen sentido

“Liv...” Toni llama mi atención “Sebastien te hizo una pregunta, dos veces. No hagas que la repita de nuevo” volví a tragar, su orden envió una chispa de calor por todo mi cuerpo

“Verlos con Magdalena me hizo recordar a como era David con Natalia, me puse sentimental, lo siento” me vi tentada a bajar la mirada pero no lo haría, no había razón para sentirme avergonzada de lo que sentía

“Cariño...” Sebastien me besó la sien y Toni hizo lo mismo, al compás. Ahí estaba yo, entre Toni y Sebastien que me brindaban consuelo con tan solo tocarme “No lo sientas, es normal” dijo a mi oído

“Y es bueno que nos lo hayas dicho. Estamos aquí contigo” Toni deslizó sus labios por mi mejilla y me deshice

“Siempre contigo, Olivia” murmuró Sebastien contra mi cuello, inevitablemente deslicé un brazo a cada lado para envolverlos a ambos y me sentí completa

“Será mejor que volvamos” Toni deslizó sus dedos por el colgante de mi cuello

“Es bonito...” pronunció Sebastien metiendo un dedo en el aro

“Tal vez más tarde haga que se lo muestres a Sebastien como me lo has mostrado cuando te lo regalé” la voz profunda de Toni envía un hormigueo entre mis piernas que me hace apretarlas con fuerza ¿Era una promesa? Parpadeo en dirección a Sebastien que me mira divertido y expectante

“Tomaré eso como un hecho y no como una promesa” respondió descaradamente y el aire me faltó al instante “Volvamos” puso su mano en mi espalda mientras Toni sujetaba despreocupamente mi hombro. Nadie más excepto Carlos parecía haber notado los minutos fuera, me miró con una ceja alzada y asintió en aprobación.

“¿Les apetece una película antes de ir a la cama?” la propuesta de Dean me dio mucho gusto, digo, no todos los días puedes ver una película en una sala de cine personal “Los chicos pueden escoger por esta vez” un coro de aplausos y silbidos me hicieron reír, los chicos brillaban con emoción y con un breve asentimiento hacia Connor, este se los llevó a la sala de cine

"Este viejo va a dormirse, ustedes disfruten la película" dijo mi papá tomando la mano de Lucy

"Ay sí, Matusalem" le respondí burlona y soltó la carcajada

"Gracias por la hospitalidad, Toni. Disfruten la película y descansen" señaló en mi dirección y asentí. La nueva versión de Moby Dick con Chris Hemsworth fue la película elegida. Estar sentada entre Sebastien y Toni, los 3 cubiertos por una gruesa manta para calentarnos se sentía muy bien, nuestras manos entrelazadas debajo de la tela. Se sentía correcto. Yo me moría por estar a solas con ellos, por poder tocarlos y besarlos. Ni siquiera la belleza exótica y el cuerpo esculpido de Chris pudieron distraer mis pensamientos

"Me gustaría estar en esa cabecita tuya en esto momentos" me susurró Sebastien y me giré para mirarlo, sus ojos brillaban divertidos y tenía esa sonrisa burlona de saber lo que estaba pensando "Estás muy lejos de aquí, mi amor"

"Estás muy perdida en tus pensamientos" Toni mordisqueó mis dedos en un gesto que me sorprendió y me hizo volcar mi atención en él "Apuesto a que puedo adivinar" su rostro brilló con arrogancia y yo me derretí

"Creo que yo también tengo una idea" Sebastien deslizó sus dedos por la zona sensible de la herida en mi muñeca y me estremecí al instante ¿Tan transparente era en ese momento? Toni movió su dedo para que me inclinara a su lado y así lo hice

"Estás pensando en estar a solas con los dos ¿No es así?" tragué grueso y las mariposas en mi estómago se anudaron con fuerza "En nuestros cuerpos desnudos, en cómo de excitante es tener a dos hombres locos por ti queriendo devorar tu cuerpo" su voz aterciopelada envió un escalofrío por toda mi columna, mis pezones se apretaron contra la tela del brassiere y una ola de calor me recorrió el cuerpo "En lo plena que vas a sentirte cuando los dos estemos dentro de ti, cuando estés atrapada entre nosotros y no te quede opción más que rendirte a lo que queramos hacer contigo" se me secó la boca y como frenética me chupé los labios queriendo amilanar mi ansiedad

"Mira lo que me haces, Liv" llevó mi mano bajo la sábana y la puso sobre su erección ¡Dios santo! "Tú y sólo tú, Liv" ronroneó en mi oído y mi vientre se deshizo como lava líquida "Mira a Sebastien, deja que vea cuan excitada estás" sentí los colores en mi rostro pero me giré hacia Sebastien y sus bellos pozos azules se aferraron a mis ojos y el entendimiento no tardó en llegarle. Lo vi tomar aire profundamente y lamerse los labios, miré su boca descaradamente al recordar las maravillas que podía hacer con ella "Tocalo y date cuenta como nos tienes..." la voz de Toni me empujó hacía Sebastien, metí la mano bajo la sábana y sentí su erección

"Olivia..." reaccionó sujetándome la muñeca, Sebastien era muy sensible, miré a Toni que sonreía con una mezcla de arrogancia y diversión que resultaba demoledora ¡Mierda! ¿Cómo sobreviviría a esto? Tomé aire profundamente intentando aplacar el incendio que se desataba dentro de mí tan solo para darme cuenta que la película estaba terminando ¡Demonios! La gutural risa de Toni al darse cuenta de mi sorpresa reverberó por todo mi cuerpo

"No tienes escapatoria" susurró burlón ¡Y joder sí quería escaparme! Los chicos estaban contentos y ver a mis hijos en ese estado me hacia feliz "Ve a darle las buenas noches a tus hijos y te esperamos en mi cuarto" era una orden de Toni que no podía ni quería desobedecer, asentí mirando a Sebastien que me guiñó el ojo divertido y puso una sonrisa en mis labios

"¿Se están divirtiendo?" le pregunté a mis hijos mientras caminábamos a los cuartos

"¡Oh Dios, sí!" jadeó Natalia "Esta casa es increíble y todos son divertidos aunque extraño las ocurrencias de la tía Tracy"

"Yo también pero seguro también se está divirtiendo ¿Y tú, amor?" me incliné para besar la cabeza de Leny

"Creo que ver una película en una sala de cine privada en una casa en las montañas cubre la cuota de genialidad, además Connor me agrada"

"Sí, es divertido para ser niño" las palabras de Natalia me hicieron reír con fuerza

"Los amo tanto" me los comí a besos a ambos

"¿Me meteré en problemas si me escabullo al cuarto de Maya?" las cejas de Natalia se alzaron divertida

"Ve a cambiarte mientras voy con Leny y te dejo allá" le di un guiño y ella corrió emocionada

"Te ves feliz, mami y eso me gusta mucho" me dijo Leny cuando entramos al cuarto

"Que ustedes estén bien y felices también es mi felicidad"

"Se te olvida que tu felicidad también es la nuestra o al menos la mía" mi corazón se estremeció

"Tú sí que eres un chico maravilloso" le besé ambas mejillas "Descansa mi amor, la última noche de este año" asintió y me devolvió los besos

"Buenas noches, mamá. Te amo" me dijo antes de yo salir y sonreí como tonta, Natalia ya estaba lista y cuando tocamos la puerta de Maya esta brinco emocionada de ver a su amiga

"Diviértanse y por favor no se desvelen mucho, no quiero dos zombies en la cena de mañana, por favor" ambas rieron en complicidad "Las quiero chicas, descansen" le di un beso a cada una y seguí mi camino al cuarto de Toni sintiendo el corazón martillearme en los oídos a cada paso. Tomo aire y tocó la puerta, estratégicamente la habitación de Toni es la más alejada de todas

“Puedes pasar...” escucho su voz y aún a través de la madera resona como una orden que debe ser seguida. Hago acopio de mi valentía y entro cautelosa, ambos hombres están en el sofá que mira hacia la puerta, ambos detienen su mirada en mí y la dejan vagar por todo mi cuerpo. De inmediato me siento sensual, hermosa, deseada y amada “Acercate” me dijo sin apartar sus ojos de los míos, dí varios pasos cerca de ellos “Detente justo ahí” lo vi deslizar la mirada hasta fijarla en el colgante de mi cuello “Desvistete, Liv. Muestrale a Sebastien quien eres...” inmediatamente miró a Sebastien que tiene ese gesto curioso, expectante.

Asiento rápidamente y tomo aire. Primero las botas, me inclino un poco para bajar los cierres traseros de mis botines para sacarlos lentamente junto a las medias “No dejes de mirarnos” advierte Toni al darse cuenta de que agaché la mirada para quitarme lo zapatos. Podría fácilmente haberme caído por no prestar atención ¿Verdad? Pero posiblemente ni él ni Sebastien me hubieran dejado caer. Vuelvo a tomar aire y lo miro esperando su siguiente orden ¿Primero arriba o abajo? Entonces él se vuelve hacia Sebastien “¿Qué debería quitarse primero? ¿El jean o la blusa?” los ojos de Sebastien chisporrotean emoción y se excita con una gran facilidad

“La blusa, sus pechos son infernalmente sensuales” Toni asiente en acuerdo

“Pídele que se quite la blusa” le ordena a Sebastien y resulta fascinante verlo dirigir las cosas de esa forma

“Quítate la blusa, luego girate, desabrochate el brassire y vuelvete a nosotros” ¡Oh vaya! Sus palabras salen con una seguridad embriagadora, tal vez había estado equivocada durante todo este tiempo y con la estimulación adecuada pueda salir el lado oscuro de mi chico. Tomé el borde de la camisa y lo levanté hasta llevarlo a mi cabeza y con ambas manos lo saqué fácilmente. Tiré del colgante mientras miraba a Toni, sus ojos brillaron de pura lujuria a sabiendas de lo que significaba para mí tirar del colgante de esa manera.

Me giré sobre mis pies hasta darles la espalda, me llevé las manos a la espalda para desabrochar el brassiere, la presión cedió al instante, miré mis pezones tan duros y sensibles que probablemente me corriera de tan solo tocarlos, los tirantes rodaron por mis hombros, saqué uno primero y otro después. La liberación se sintió increíble, tiré el brassiere al piso y podía sentir sus miradas recorrer mi espalda, eran pesadas y me hacían vibrar sin haberme tocado. Así de intensos eran. Volví a girarme con nada más que la cadena guindando entre mis pechos, los ojos de Sebastien se abrieron en sorpresa por un instante para luego dar paso a un deseo oscuro, conocía esa mirada, me gustaba y la disfrutaba. Toni no estaba mucho mejor.

Ambos me devoraban y apreciaban con la misma intensidad. Enviando toneladas de buenos puntos a mi autoestima. Tomé aire y miré a Toni enganchado en mis pezones, hice un movimiento atrevido de tomar uno de mis pechos y colocar el aro encima de mi rígido pezón, haciéndolo sobresalir a través del material y los diamantes “¡Infiernos!” masculló Toni tomando una violenta inspiración ¿Yo podía causarle eso? Miré a Sebastien que estrujaba dolorosamente su pantalón ¡Whoa! “Los pantalones, Liv” su orden salió ronca y sonreí internamente, si ellos estaban en el infierno yo estaba diez pisos más abajo.

Desabotoné el jean y bajé el cierre con cuidado, tuve que mover mis caderas para hacerlos bajar por mis gruesos muslos, ambos jadearon al instante al ver una prenda azul eléctrico de encaje ¿Por qué no? No pretendía terminar desnuda frente a ambos esa noche pero una chica solo puede esperar ¿Verdad? Me incliné de tal forma que mis pechos se balancearon hacia abajo al compás de la cadena, ambos se quedaron absortos mirándome, me incorporé de nuevo para terminar de sacarme el jean con un par de patadas. Extrañamente no me sentía nerviosa, ansiosa sí pero no nerviosa, podía jurar que ninguno de ellos me haría daño, confiaba en ellos ciegamente ¿Cómo podía hacerlo? Aún intentaba darle respuesta a esa pregunta, solo lo hacía y punto.

“Ven aquí...” Toni movió su dedo indicándome justo donde me quería, entre ellos ¡Santa madre! Di los pasos restantes y mi cuerpo se encontraba frente a dos majestuosos hombres que me miraban con ansias embriagadoras, las marcas de David eran apenas un rastro visible en mi cuerpo “De rodillas, Liv. Entre las piernas de Sebastien” ordenó Toni y obedecí en automático, fijando mi vista en Sebastien, sus ojos se abrieron en sorpresa y le sonreí, estaba donde tenía que estar, justo así. Sus manos acunaron mi rostro y vi pasar una interminable fila de emociones en sus ojos. Curiosidad. Deseo. Lujuria. Amor.

“Eres tan hermosa, Olivia. Demasiado hermosa” sus manos se trasladaron a mi cuello y se inclinó hasta que estuvo muy cerca de mí, podía sentir su cálido aliento mezclarse con el mío, mi cuerpo empezó a temblar con su proximidad. Habían pasado muchos días sin que Sebastien me besara, lo quería, lo anhelaba “Te amo” murmuró antes de estrellar sus labios contra los míos, mi boca se abrió en automático, invitándolo a entrar, queriendo besarlo tanto como él a mí. Se separa lentamente y parpadeo antes de abrir los ojos por completo, miro a Toni que permanece impasible observándonos y siento la imperiosa necesidad de besarlo también ¿Tan mal estoy por ellos?

“Ven aquí, Liv” mueve de nuevo su dedo y de rodillas corto la poca distancia y me coloco entre sus piernas, dejando caer mi cabeza en su regazo, sus dedos encuentran mi cabello y me masajea la cabeza de forma tan erótica que mi panty se humedece aún más, gimo de gusto porque ese gesto me fascina, estar de rodillas entre sus piernas mientras me acaricia el cabello “Mirame, Liv” su voz ronca me hace obedecerlo y hay tantos sentimientos en su mirada ¡Oh Toni! Mete su dedo en el aro de mi colgante y me jala con tanta fuerza que sus labios se estampan contra los míos, su beso es posesivo y demandante, queriendo absorberme hasta el alma y yo lo dejo, a él lo necesito así.

"Siéntate aquí en medio de los dos" Toni me tomó por los hombros para ayudarme a ponerme de pie y acomodarme entre dos calientes cuerpos, sus rostros se colocaron en mi campo de visión y me supe perdida. Completamente perdida por Toni y Sebastien. Sus manos empezaron a deslizarse perezosas sobre mi cuerpo, sin apartar un segundo sus miradas de mis ojos, me sentí cubierta por su manto de amor y seguridad. Era una locura decirlo pero estaba enamorada de ellos. La boca de Toni encontró el punto sensible de mi cuello mientras la de Sebastien atrapó mi pezón entre sus labios, gemí de gusto. Cuatro manos y dos bocas sobre mi piel era una sobrecarga sensorial. La boca de Toni se deslizó por mi clavícula, barriendo mis sensibles nervios con su lengua y al darme cuenta los tenía a ambos torturando placenteramente mis pechos

"A que podemos hacerla correrse así..." pronunció Sebastien soplando sobre mi húmeda punta y me clavé las uñas en los muslos

"Clavalas en nosotros, Liv. No en tu piel" Toni hincó sus dientes y le clavé las uñas en la nuca, su gruñido sobre mi carne me envió cerca del borde ¿Cómo era posible? Sebastien chupaba y lamía con hambre voraz mientras Toni metódicamente enroscaba su lengua alrededor de mi pezón para luego deslizar sus dientes hasta estirarlo y repetir la operación. Las sensaciones se esparcían como un reguero de pólvora por todo mi cuerpo, mis nervios estaban hipersensibles y mis uñas tan clavadas en la piel de Toni y Sebastien que probablemente les hiciera daño pero eso parecía no importarles.

Una de las manos de Toni se posó en mi muslo, apretando suavemente y su toque era fuego en mi piel, enviando electricidad por toda mi columna. Entonces Sebastien imitó el gesto y mis uñas se clavaron más en ambos. Sus bocas, sus lenguas y dientes torturaban mis senos con malicia, llevándome al borde en una nube de placer que jamás creí sentir con tan solo la estimulación de mis senos. Estaba cerca, dolorosamente cerca, mi clítoris palpitaba pidiendo atención y en el instante que quise apretar las piernas dos manos me lo impidieron ¡Demonios!

Y entonces ambos hincaron sus dientes y las chispas empezaron a esparcirse dentro de mí, hice ignición. En mi cuerpo se desato un incendio tan caliente como el infierno y estallé. Estallé en miles de pedazos por todas partes mientras toda la habitación me daba vuelvas y las luces titilaban en mis ojos. El orgasmo me sacudió de tal forma que me encontraba abriendo la boca en busca de aire y balbuceando sus nombres como loca ¡Dulce Jesús!

"Eres tan sensual cuando te corres" murmuró Sebastien soltando mi pezón con un pop, estaba tan apretado que el aire frío me hizo doler "Tu pechos son divinos ¿No lo crees, Toni?"

"Mmhumm" ronroneó sobre mi pecho antes de soltarlo y dejar que la corriente fría me golpeara "Son realmente perfectos, tus pezones tan hinchados y duros ¿Quieres correrte otra vez, Liv?"

"¿Qué?" jadeé incrédula, yo apenas estaba regresando al momento luego de perderme en otro mundo por el orgasmo. Ambos empezaron a reírse en complicidad ¡Infiernos, eran sensuales así!

"Arrodillate, Liv. Vas a tomarnos a los dos" parpadeé ante esa orden y no estaba segura de poder moverme. Sebastien deslizó una mano por mi cuello y me atrajo hacia su lado para besarme con extrema dulzura "Te amo" murmuró sobre mis labios y esas palabras me llenaban de una emoción indescriptible, no me contuve para subirme a horcajadas sobre su cuerpo y devorarlo a besos, la humedad se escurría entre mis piernas descaradamente pero no me importaba, Sebastien jadeaba entre besos y me parecía lo más erótico del mundo "Será mejor que te arrodilles antes que manche toda mi ropa" me dijo divertido y me deslicé de su cuerpo hasta el piso, la mirada de Toni estaba llena de orgullo y algo más que no supe descifrar al momento.

Ambos se pusieron de pie y casi al compás se bajaron los pantalones y vi sus erecciones flotar libres ante mis ojos, se me hizo agua la boca, eran igual de hermosas y apetecibles. Tomé primero la de Toni y su delicioso sabor se impregnó en mi boca "¡Liv!" rugió de excitación y sujetó con fuerza mi cabello, mostrando su dominio y yo me volví loca, repentinamente me soltó y me hizo girar hacia Sebastien que al deslizarse en mi boca cerró los ojos con una sensual expresión de placer en todo su rostro

"Desnúdense por favor, quiero verlos desnudos" supliqué sin importarme lo desesperada que sonaba mi voz

"Tus deseos son órdenes, Liv" Toni miró a Sebastien y ambos empezaron a quitarse la ropa desesperados hasta quedar completamente desnudos ante mis ojos. Me deshice de gusto al mirarlos ¡Eran sensuales como el infierno! Y sus miradas ardientes y sonrisas lobunas me podían demasiado, volvieron a acercarse y encontré el ritmo para complacerlos a ambos que me mantenían cautiva entre sus piernas y sus manos, era intenso. Realmente intenso. Yo me sentía toda una diosa poderosa y femenina dándole placer a dos hombres como ellos, sus rostros desfigurados por el placer y sus ojos llenos de deseo me animaban a continuar chupando y lamiendo con devoción

"Estoy cerca" jadeó Sebastien

"¡Joder, yo también!" gruñó Toni "Abre tu preciosa boca, Liv. Vas a tomarnos a ambos y te lo vas a tragar todo junto, no antes" Advirtió ¡Oh mierda! Su feroz mirada me hizo asentir y vi la sorpresa en Sebastien, era nuevo en todo esto pero podía verlo encajar perfectamente con nosotros. Verlos a ambos masturbarse frente a mí resultó realmente erótico, me fascinaba esa imagen de masculinidad que desprendía de ellos

“¡Oh joder!” abrí la boca y Sebastien deslizó la punta de su pene en mi lengua, el estallido de su orgasmo bañó mi garganta pero no lo tragué, no todavía

“Mantente justo así, Liv” me ordenó Toni y mantuve la boca abierta, se deslizó más profundo que Sebastien, empujando los líquidos en mi garganta que amenazaba con ceder pero hice acopio de todas mis fuerzas. El orgasmo de Toni fue realmente intenso, varios chorros inundando mi boca y al deslizarse fuera sentí que iba a escurrirse “¿No es una belleza?” le tocó el hombro a Sebastien que asintió

“Jodidamente hermosa” afirmó mirándome con orgullo

“Traga, Liv y recuerda a quien le perteneces” había algo prohibido y morboso en lo que acababa de hacer, me estaban recordando que pertenecía a ellos y a nadie más, sus sabores mezclados en mi boca fueron un potente estimulante, me sentía cerca de hacerme pedazos otra vez ¿Cómo era posible? Solo ellos podían lograr algo así. Toni tiró de mi cadena hasta hacerme poner de pie y besarme de tal forma que las rodillas se me doblaron como gelatina, estaba probando nuestros sabores mezclados, reconociendo lo que existía entre nosotros ¡Qué fuerte!

“Vamos a la cama, Olivia” la voz de Sebastien me hace girar “Esta noche vas a dormir con nosotros...” y con esa simple frase me deshago una vez más...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!




virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Send My Love Capítulo 32

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Jue Ene 19, 2017 9:03 pm

Órale....

NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.