Últimos temas
» Send My Love Capítulo 50
Ayer a las 5:52 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 45
Vie Jun 23, 2017 11:44 pm por Gaby_kdsh

» I'm No Angel. Capítulo 44
Mar Jun 20, 2017 1:09 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 49
Dom Jun 18, 2017 10:04 am por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 48
Lun Jun 12, 2017 8:53 am por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 43
Sáb Jun 10, 2017 4:57 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 41-42
Lun Jun 05, 2017 1:12 am por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 47
Dom Mayo 28, 2017 7:56 am por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 39-40
Sáb Mayo 20, 2017 10:15 pm por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


I'm No Angel. Capitulo 17-18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm No Angel. Capitulo 17-18

Mensaje por virginia2604 el Jue Ene 19, 2017 4:39 pm

Hoolaaa holaaa mis bellas lectoras, soy yo otra vez y paso a dejarles caps nuevos love2 lol! lol!
Gracias por seguir esta historia y espero tengan un maravilloso fin de semana... besito besito copa copa

CAPÍTULO 17
NIZA, FRANCIA

-PIERO-


La exótica Lynnet con su larga cabellera roja nos tomó de la mano a Tiago y a mí para llevarnos a un salón privado de alto lujo, había un sillón rojo, un tubo conectado al techo que giraba con luces, bebidas de todo tipo y muchas cosas más que estaba seguro utilizaban para divertirse en un lugar como ese “Bueno chicos guapos, pueden sentarse, tú también cariño” miró a mi madre de forma juguetona y yo luego le preguntaría de su historia con esa exótica bailarina

“Esto es una primera vez” dijo Tiago sentándose en el amplio sofá y mirando a nuestra madre como si de una aparición divina se tratara y la verdad estaba convencido de que así era

“No se acostumbren y esto queda sellado con un pacto de secreto” mi madre nos miró seria y ambos asentimos sin saber cómo se desarrollaría todo pero más que dispuestos a llegar hasta donde ella nos lo permitiera, yo moría por tenerla otra vez pero no haría ningún avance a menos que ella lo decidiera

“Somos una tumba” pronunció Tiago y las luces bajaron un poco más para iluminar a Lynnet, esa mujer estaba hermosa y con un cuerpo de infarto, empezó a menearse sensualmente primero sobre Tiago, luego sobre mí y cuando se sentó encima de mi madre y le abrió el vestido exponiendo su brassier negro perdí la cabeza. Lynnet se levantó para seguir bailando para los 3 y nos prestaba igual atención a todos, las mejillas de mi madre tenían un precioso color frambuesa y su pecho se movía agitado por su respiración

“Ven a bailar conmigo” Lynnet hizo que mi madre se levantara, paseó sus fieros ojos azules por Tiago y por mí para luego posarlos en Lynnet que con una lentitud torturadora le abrió los botones del vestido para dejarla en un demoledor conjunto de ropa interior negra que me hizo doler las pelotas, literalmente.

“¡Madre santa!” exclamó Tiago al verla así, su cuerpo blanco lleno de curvas era para morirse y en contraste con el de Lynnet, la combinación era de muerte lenta

“Eres tan sexy” las palabras de Lynnet hicieron sonreír a mi madre que en un arrebato le clavó las uñas en aquel firme trasero, acercándola a su cuerpo para besarla con posesión, miré a Tiago que se acomodaba la entrepierna y no pude evitar reírme. Lynnet guió a mi madre hasta el tubo que giraba y ella se sujetó como una experta con las rodillas empezó a girar y a contorsionarse de una forma tan jodidamente sensual que creí iba a tener un infarto en cualquier momento

“¿Te la habías imaginado así?” me preguntó Tiago con la voz entrecortada y sin apartar la mirada de nuestra explosiva madre dominando el arte del pole dance como toda una profesional, sabía de sus dotes ocultos pero eso me sobrepasaba ¡Joder!

“Yo sabía que ella tenía sus cosas pero ¡Joder! Es una diosa total” le respondí sin poder o querer apartar la vista de ella que nos miraba con un profundo deseo, a ambos. En un momento Lynnet tomó el tubo, subió a lo más alto y bajó solo sujeta con las manos y las piernas abiertas, mi madre se posó detrás de ella poniéndole las manos en el abdomen hasta que puso los pies en el suelo, sus manos se deslizaron hasta los pechos de Lynnet, quitando con maestría su brillante bikini de diamantes y exponiendo unos redondos y firmes pechos rozagantes, me miró y tiró con fuerza de los pezones de Lynnet, haciéndola arquearse en un sensual gesto

Mi madre la inmovilizó, una de sus manos le torturaba los senos mientras la otra se deslizó jueguetonamente en el interior de la panty de diamantes, para ese momento el pantalón se me iba a reventar, Tiago no estaba mucho mejor, era tremendamente erótico verla jugar así y excitarnos mientras ella se manoseaba a otra mujer, digo ¿Cómo no excitarse con algo así? Lynnet arqueó más la espalda, jadeando con fuerza mientras mi madre paseaba la mirada entre nosotros y jugaba en la entrepierna de la pelirroja exótica a la cual tenía dominada “¡Oh por Dios!” Lynnet se arqueó más y su cuerpo se sacudía con el orgasmo, la sonrisa perversa de mi madre se quedaría plastificada en mi cerebro para siempre, se relamió los labios y sacó la mano que tenía dentro de la pelirroja para que ella los chupara, lo más sensual que haya visto en toda mi puta vida

Ella bajó sensual meneando sus caderas hasta acercarse a nosotros, Tiago se levantó abruptamente y la besó, la besó como poseso y ella se dejó, eso en realidad solo logró excitarme más ¿Cómo era posible? Tiago la amaba tanto como yo y la deseaba con la misma intensidad, haría lo que fuera por ella. Al separarse del beso sus ojos azules brillaban con tanta intensidad que era difícil no mirarla, me puse de pie y ella se acercó para besarme también, mis manos recorrieron sus curvas y me supe perdido “Ustedes son míos...” pronunció débilmente con voz jadeante

“Siempre tuyos...” Tiago le tomó la mano y la besó con dulzura, yo hice lo mismo

“Tuyos” respondí sin dudar, le pertenecía a esa mujer y siempre sería así.

“¡Dios santo!” me levanté agitado en la madrugada, ese había sido un sueño maravilloso. Luego que Lynnet nos diera un espectacular baile privado, mi madre literalmente nos llenó de licor y se cansó de provocarnos toda la noche antes de volver a casa. Nosotros sin duda queríamos más de ella pero no cruzaríamos esa línea sin su consentimiento y por esa noche nos conformamos con mirarla ser toda una diosa junto a otra mujer. Esa noche no iba a olvidarla. Nunca.


@PieroBourgeois

“Always a pleasure @CandiceIzambard always so much love... #Mine

@SebIzambard

“She surely knows how to make everyone happy... @CandiceIzambard @PieroBourgeois @TiagoSchrott #nightout

@TiagoSchrott

“She's my everything... @CandiceIzambard I love you”

@CandiceIzambard

“Date night... @SebIzambard love you my prince charming! #myeternallove


*-*-*-*
PARÍS, FRANCIA

Esa mañana Sara y Catalina se encontraban en las oficinas de French Denim para iniciar una colaboración para la marca de jeans, era la oportunidad que Catalina estaba esperando para empezar de nuevo su vida, sin Cassandra en ella y sin más dolor, no podía soportar más drama “Buenos días, chicas, es un gusto recibirlas, soy Jeaninne, la diseñadora” aquella mujer les extendió la mano con una amable sonrisa “Gracias por venir”

“Al contrario, gracias a ti por pensar en nosotras para esto” dijo Sara tomando la mano de Catalina por debajo de la mesa

“Me agrada su estilo casual y es lo que nosotros ofrecemos en French Denim y ustedes representan esa imagen”

“Yo estoy muy emocionada, es la primera vez que colaboro con algo así y me agrada sea puro denim” las palabras de Catalina hicieron sonreír a Jeaninne

“Bueno chicas, hagamos una lluvia de ideas” propuso Jeaninne y entre las 3 terminaron con montones de ideas pero con un concepto definido, la creatividad de las chicas quedó muy clara al expresar lo que les gustaba mientras Jeaninne creaba bocetos de lo conversado, era una hábil y rápida dibujante. Al salir de la reunión, Catalina se sentía en el cielo, había sido muy estimulante

“Me agrada verte sonreír así, hermanita” Sara le besó la mejilla

“Necesitaba esto, necesitaba estar en casa y empezar algo así, me alegra que sea contigo” Catalina abrazó a Sara y ambas se quedaron disfrutando de ese momento, Sara había visto lo mal que tanto Catalina como Carlitos estaban por toda la situación con Cassandra y odiaba verlos sufrir así y también le dolía que Cassandra fuera la causante de toda esa horrible situación

“Yo feliz de que trabajemos juntas ¿Quieres visitar a Valentina y a Julie? Acaban de sacar su nueva colección y tienen piezas por las cuales podría matar, literalmente” Catalina sonrió y se encaminaron a la tienda de Valentina y Julie en el centro de la ciudad

“¡Tía Sara!” Bianca fue la primera en recibirlas gustosa “Vinieron a ver la nueva colección ¿Verdad?” preguntó moviendo sus cejas

“¡Nos atrapaste!” dijo Catalina alzando las manos y recibiendo un abrazo también

“¡Sara, Cata!” Valentina apareció luciendo más bonita que de costumbre, llevaba un vestido bohemio de tirantes en color borgoña que llegaba hasta el suelo, su cabellera negra larga hasta la espalda y un maquillaje sutil pero igual de impresionante

“¡Dios, hermana te ves hermosísima!” comentó Sara recibiendo una amplia sonrisa de parte de Valentina

“Pues gracias, tú no te ves nada mal tampoco” Sara rodó los ojos y ambas rieron en complicidad “Hola Cata” le besó ambas mejillas “¿Qué las trae a mi castillo hoy?” preguntó con dramatismo

“Vienen a echarle un ojo a la nueva colección” Bianca abrazó a su madre por los hombros y sonrió

“Oh ya veo, el interés” se hizo la ofendida

“Si serás tonta” completó Sara y ambas volvieron a reír

“Le he enviado a mamá las primeras piezas, está fascinada y yo más de que le gusten, vengan conmigo, lo mejor lo tengo en exclusiva” dijo guiñándoles un ojo, Valentina les mostró las piezas exclusivas, Sara y Catalina se sentían en el paraíso, eran prendas bellísimas y sumamente bien elaboradas

“¡Me encantan! ¿Puedo llevármelas todas?” preguntó Sara

“Si tu black visa lo soporta, creo que puedes”

“Eres insoportable” se quejó Sara recibiendo un sonoro beso de su hermana

“Oye Sara, tú que vives con mamá ¿Cómo la has visto? Digo, nosotras hablamos y todo pero no es igual, la noto triste y cansada”

“Lo está, pero no lo demuestra muy a menudo ¿Sabes lo que pasa con Sebastien?” ella negó con la cabeza

“¿Qué pasa?” Sara miró hacia donde estaban Catalina y Bianca conversando

“A mi tampoco me lo dijo, de hecho no se lo ha dicho a nadie pero yo los escuché, Cassandra tiene VIH y temen que haya contagiado a Sebastien” el rostro de Valentina palideció y tuvo que sentarse

“¡Por Dios santo!” negó con la cabeza “Eso es una jodida mierda ¡Qué horror!” Valentina sintió un nudo en la garganta y la imperiosa necesidad de correr a abrazar a su madre

“Supongo están esperando las pruebas para confirmar si lo está o no antes de decirnos algo, pero pobres, los dos han estado un poco cabizbajos pero intentan mantener las cosas normales en casa pero yo los veo y lo sé, lo siento” dijo Sara un poco dubitativa

“¿Qué vamos a hacer?”

“No lo sé, supongo darles algo de normalidad hasta que ellos quieran compartirlo con nosotros, los entiendo, de verdad que sí, no nos quieren alarmar hasta que haya algo por lo que de verdad alarmarse” Valentina asintió

“Alguien me ha escrito que estaban aquí” apareció Corinne y detrás de ella una juguetona Charlotte

“¡Pequeña!” la niña corrió instintivamente hacia Valentina, ambas viviendo en París pasaban mucho tiempo juntas

“¡Tía!” balbuceó con risueña y Valentina la tomó en brazos

“¿Y para mí no hay abracito?” se quejó Sara y recibió un sonoro beso de la pequeña “¡Qué rico besito!”

“¿Dónde dejaste a Celine?”

“Con su papá” dijo sonriente “Está restaurando un Mallerton y mi preciosa hija parece fascinada por el trabajo de su papá y a él le encanta llevársela So ¿Vamos a comer?”

“¡Yo podría comer algo!” dijo Catalina

“¿Y tú cuándo no? Tragas como loca y no engordas ni un gramo” se quejó Sara y todas rieron, Valentina miró a Sara para luego mirar a Corinne, Sara negó con la cabeza y Valentina asintió, no era su deber el comentar lo que sucedía con Sebastien, su madre lo haría cuando lo considerara apropiado, por el momento, la idea de comer juntas era algo que anhelaban y disfrutaban mucho todas...

*-*-*-*

NIZA, FRANCIA

-CANDICE-



Aún sentada en mi escritorio me caía del sueño, llevaba mi cuarta taza de café y el agotamiento no era normal, no había dormido casi nada para no decir que nada, mis hijos por su parte parecían recién salidos de un comercial, sus cabellos alborotados, ojos somnolientos y miradas sensuales hicieron que casi me los quisiera comer de desayuno, pero no, dejé a mi esposo durmiendo y a mis hijos desayunando mientras me alistaba e iba al trabajo. Esa mañana estaba siendo en verdad infernal, yo seguía sumida en mi éxtasis personal luego de una super excitante noche con mi esposo pero de igual forma parecían haber demasiados contratiempos con los cuales lidiar.

“Jefaza” Shelly me llamó

“¿Qué?” contesté más brusca de lo que quería “Lo siento Shelly ¿Qué pasa?”

“Jefa, el señor Keats la busca” me deshice en la silla al instante

“Hazlo pasar y nada de llamadas por favor”

“Sí señora” vi a Erwin entrar y la sonrisa se me dibujó al instante, se quitó las gafas de sol para mostrarme sus bellos ojos, con el control a distancia oscurecí los vidrios, bajé las persianas y pasé el seguro a la puerta ¡Bendita tecnología!

“Hola amor mío” se acercó hacia mí, me ofreció su mano y me hizo levantar para poder abrazarme, tomó asiento en mi silla y me hizo espacio en sus piernas mientras me envolvía con sus brazos, era tan reconfortante estar así aunque su tacto me hacía arder, seguía un poco adolorida “¿Una mañana difícil?”

“Un poco, pero nada que no pueda resolverse” me sonrió mientras presionaba su nariz en mi mejilla, inhalando mi perfume

“Ese brillo en tus ojos, nada que ver con el ladrido que le diste a la pobre mujer allá afuera”

“Salí con Sebas, Piero y Tiago, fue una buena noche pero el día aquí ha sido insufrible” me besó la mejilla y el cuello, haciéndome cosquillear todo el cuerpo

“¿Cómo sigue Tiago?”

“Mejor, anoche se divirtió y eso es bueno. Esta mañana se fue a trabajar” Erwin asintió

“Te amo” me acunó en sus brazos y quise llorar, me sentía cansada, mentalmente estaba cansada

“Yo también te amo” me aferré con fuerza a su cuerpo, dejándome acariciar el cabello y la espalda, necesitaba tanto eso de él “Tengo miedo, Erwin, mucho miedo” el nudo en mi garganta se hizo más grande

“Ya lo sé mi amor, ojala pudiera hacerte sentir mejor de alguna forma, hacerte saber que todo va a estar bien”

“Que estés aquí abrazándome ayuda mucho pero me da miedo lo que pueda pasar, miedo no recuperar nunca a Cassandra, miedo de perder a Sebastien, son muchas cosas” las lagrimas se acumularon en mis ojos peleando por salir pero yo no las dejaba

“Déjalo salir mi amor, no pasa nada. Yo estoy aquí y siempre voy a estarlo” sus palabras me derrumbaron por completo, me puse a llorar en su pecho mientras él me sujetaba con fuerza, no iba a dejarme caer y yo lo sabía

*-*-*-*

-TIAGO-

“¿Qué demonios haces aquí?” miré a Diana que se había aparecido en el consultorio a buscarme

“Quiero que hablemos”

“¿De qué?” me crucé de brazos ¿Por qué justamente tuvo que aparecerse ese día? Cuando me sentía tan maravillosamente bien luego de una noche inolvidable con Piero y mi madre ¿Quién lo diría? Me sentía extasiado todavía, compartir eso jamás iba a olvidarlo, incluso todos en el consultorio me decían que me veía bien y que estaba sonriendo tanto que todos los animalitos indefensos se querían refugiar conmigo y esa era la verdad, cada nuevo animal que veía ese día me mostraba su afecto al instante, los animales son seres muy sensibles, pueden sentir como están nuestras emociones y reaccionar acorde a ellas

“De nosotros”

“No hay un nosotros, tú lo acabaste ¿Recuerdas?” respondí más brusco de lo que planeaba, ella agachó la mirada

“Estuve en el apartamento, sacaste tus cosas” me dijo con la voz temblorosa

“Sí, las saqué y pienso poner el lugar en venta”

“Tiago...” dio unos pasos pero retrocedió al momento que estiré la mano para alejarla, eso me dolía más que a ella “Perdoname...”

“Un poco tarde ¿No? Debiste haberlo pensado cuando te revolcaste con otro o al menos pedirme perdón cuando me lo confesaste, no ahora” yo no iba a ceder, esa mierda me dolía demasiado y no estaba listo para nada, ni siquiera para hablar con ella, Diana me escudriñó con los ojos y su boca se abrió formando una gran O

“¿Estuviste con otra? ¡Oh por Dios! Apenas y hemos terminado y tú...” parecía ofendida ¡Semejante descaro!

“¿Yo qué?” me acerqué a ella y sé que miró las marcas en mi cuello, Lynnet se había puesto juguetona “Yo al menos lo hice estando separados, no mientras mi pareja vivía pensando en que su novia lo amaba, yo no esperé días ni fui cobarde, admito que estuve con alguien más ¿Y eso qué? Puedo hacerlo, tú y yo no somos nada, nada” sus ojos se ensombrecieron y pude ver como mis palabras la lastimaban ¡Bien!

“¿Cómo es que tú...?”

“Tan fácil como tú lo hiciste cuando aún estábamos juntos y me decías que me querías” alzó la mano y quiso abofetearme pero la detuve “No quiero tus reclamos, ni que vengas a hacerte la digna, no quiero tus disculpas, no quiero absolutamente nada de ti, así que puedes irte, es más no vuelvas por aquí, es MI consultorio” hice énfasis en el MIO, porque estaba a mi nombre y la propiedad era mía

“No puedes hacerme eso”

“¡Mirame hacerlo!” le respondí “Ahora puedes irte, estoy muy ocupado” me giré para salir y volver a mi trabajo, no dejaría que ni siquiera Diana arruinara mi buen humor

*-*-*-*
-PIERO-

"Bello día para salvar vidas" dije mientras hacía la primera incisión de mi segunda cirugía del día, ese día estaba siendo excepcionalmente bueno

"Alguien está de muy buen humor hoy" bromeó Sienna, mi instrumentista

"Lo estoy, la vida nunca deja de sorprendernos con cosas buenas"

"Uy, eso me suena a nombre de mujer" Anton, el cardiólogo de turno y mi amigo movió las cejas divertido

"Un caballero no tiene memoria" le respondí y me miró entrecerrando los ojos

"So ¿Es definitivo lo de Mia?"

"Sí, lo es"

"¡Qué fuerte!" bromeó y estuvimos conversando durante las 5 horas que duró la cirugía, amaba estar en el quirófano y mejorar la vida de las personas, mi carrera era una prioridad en ese momento de mi vida y no iba a cambiar de parecer. Al salir del quirófano me informaron que alguien quería hablar conmigo, era Diana, se me revolvió el estómago al verla, había lastimado a Tiago y quien hacia sufrir a mi familia me molestaba

"Hola Diana ¿Qué pasa? No tengo mucho tiempo" ella se veía triste pero la tristeza de mi hermano era la única que me importaba

"Fui a ver a Tiago, admitió haber estado con otra ¿Quién es?" tuve que tomar un profundo respiro ¡Semejante descaro! Ella le era infiel y ahora se hacia la dolida por Tiago

"No sé quién es" me crucé de brazos "Y si lo supiera tampoco te lo diría, no creo ya sea tu problema con quien salga Tiago" sus ojos se abrieron como platos y se notaba ofendida ¡Faltaba más! Y no le decía lo que pensaba porque no era nada bueno y ella seguía siendo mujer

"Piero, sé que me equivoqué pero en verdad lo siento mucho"

"No es a mi a quien debes decirle eso"

"Tiago no quiere hablarme, ni siquiera verme"

"¿Puedes culparlo? Le destrozaste el corazón ¿Qué esperabas? ¿Bombos y platillos?” me miró como si la hubiera ofendido “Lo siento Diana pero a veces una disculpa no es suficiente, Tiago necesita su tiempo y espacio y será mejor que se lo des, al menos dale eso ¿No? Deja de lastimarlo por favor y si eso era todo lo que ibas a decirme yo debo seguir trabajando" me di la vuelta y volví a mis pendientes...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 17-18

Mensaje por virginia2604 el Jue Ene 19, 2017 4:47 pm

CAPÍTULO 18
NIZA, FRANCIA


Los días pasaron y finalmente llegaba ese maldito momento de hacer la primera prueba de VIH ¿Cómo lidiar con algo así? ¡Era un maldito infierno! Miré a Sebastien sentado en el consultorio de Piero esperando para que le extrajeran sangre, sus ojos azules estaba verdaderamente nublados, nada que ver con su mirada de la noche anterior mientras estuvimos jugueteando juntos, haciendo el amor, mejor dicho. Las cosas con Piero y Tiago estaban en absoluta normalidad y les agradecía por eso, no había nada raro, solo más caricias de lo normal y eso no me enfadaba, ambos comprendían que el control de eso lo llevaba yo, no ellos y me respetaban lo suficiente como para entender la magnitud de lo que había entre nosotros

“Bueno, podemos empezar” apareció Piero con todos los implementos “¿Te sientes bien?” le preguntó a Sebastien mientras le tocaba el hombro, la mirada que compartieron me dio ganas de llorar, ellos tenían una relación muy especial

“Tan listo como se pueda estar en estos casos, la idea de una aguja no me agrada demasiado” Piero le dedicó una sonrisa comprensiva

“Mírame entonces” con la punta de mis dedos hice girar su rostro hacia mí, entrelazó su mano libre con la mía y su mirada me atravesó el alma, estaba sufriendo pero no lo demostraba demasiado ¡Era jodidamente difícil! Quería hacer algo para mitigar lo que estaba sintiendo ¿Cómo ayudarlo? No estaba muy segura

“Gracias” hundió su rostro en mi cuello mientras yo le pasaba la mano por la espalda y Piero extraía rápidamente la sangre con una experticia increíble

“Ya estamos listos, ordené pruebas especificas, los serotipos estarán en una hora, las especiales tardaran unos dos días ¿Sí?”

“Está bien, gracias mi amor” asintió y nos dejó a solas mientras llevaba las muestras al laboratorio

“Te amo” pronunció antes de mirarme y sus ojos seguían nublados

“Y yo a ti ¿Vamos a comer?”

“Sí, no tengo demasiada hambre pero debo comer” le acaricié el rostro y busqué sus labios, no me rechazó, nunca lo hacía. Salimos del hospital y Piero quedó en llamarnos cuando los resultados estuvieran listos. Mi familia siempre era prioridad, Zayd lo sabía y no ponía trabas cuando faltaba, lo entendía o mejor dicho, yo se lo hice entender y a él no le gustaba llevarme la contraria, igual siempre dejaba todo muy bien cuidado. Fuimos a comer a uno de nuestros lugares favoritos, preparaban un café para morirse y croissants igual de buenos para acompañarlos “Mañana es tu cumpleaños” me dijo finalmente con una sonrisa que le quitaba un poco la niebla a su mirada

“Voy a cumplir 52, apenas y lo creo ¡Dios!” me llevé las manos al rostro y él las quitó con dulzura

“Los mejores 52 del mundo, sigues siendo tan o más hermosa que cuando te conocí” el ligero toque de sus dedos en mi mandíbula me gustaba, mucho

“Y tú sigues siendo igual de adulador que cuando te conocí, mi príncipe” sonrió con más ánimo

“¿Qué quieres hacer mañana?”

“¿La verdad?” asintió “Tener a todos mis hijos y nietos en casa es más que suficiente, de verdad” me sonrió en respuesta

“Mi reina va a tener todo cuanto quiera, me encargaré que así sea”

“¿Ya te he dicho lo mucho que me encanta cuando me hablas así?”

“Lo sé” buscó mis labios y compartimos un par de besos cortos, desayunamos muy bien y salimos a caminar un rato, tomados de la mano, como siempre lo hacíamos al salir. El sonido de mi teléfono interrumpió nuestra caminata, era Piero

“Hola amor, dame un segundo” conecté los auriculares para que Sebas y yo pudiéramos escuchar, no pondría el altavoz en medio de la calle “Ahora sí, dime” sujeté la mano de Sebas, estaba con él. Siempre.

“¿Me escuchan los dos?”

“Sí” respondimos al unísono

“Bien, las primeras pruebas han dado negativas” suspiré aliviada, estábamos a mitad de camino y llevábamos una ganada en la batalla, faltaban dos más

“Gracias al cielo” suspiré

“Es algo bueno que sean un rotundo negativo y no un intermedio, me aseguré de que corroboraran la prueba e incluso hice me lo mostraran” no pude evitar reírme por eso, ya me lo imaginaba mandoneando a la pobre chica de laboratorio

“Muchas gracias, Piero” Sebas hizo una pausa “Por todo”

“No me agradezcan, los amo y odio que tengan que pasar por esto, pero estaré en cada paso del camino. Siempre” la firmeza en sus palabras me hicieron amarlo aún más, si es que eso era posible ¡Dios! Quería llorar, eran demasiadas emociones “Debo seguir trabajando, pero los veo más tarde en la casa” dijo antes de terminar la llamada, Sebas y yo nos quedamos mirando el teléfono como si empezaran a salirle ojos o algo parecido

“La primera” fijó su mano en mi nuca y la masajeó suavemente

“¡Mierda!” mascullé “No puedo esperar para irnos de vacaciones”

“Yo tampoco puedo” dejé caer mis hombros y él masajeó más fuerte, me gustaba cuando hacia eso “Quiero darte algo, vamos” me tomó de la mano para volver al auto y tomó el volante, yo me acomodé en el asiento del copiloto sin apartar mi mano de su piernas, tocarlo era una necesidad. Manejó hasta las afueras de la ciudad, nos detuvimos primero en una pequeña y poco conocida tienda de chocolates, Sebastien me pidió esperar en el auto y regresó con una mística cesta en sus manos, no me dejó mirar y lo dejé quieto.

Seguimos el camino hasta cerca de la costa, donde reposaban los acantilados, una zona que me gustaba mucho y a la que se podía acceder en auto “Te quita el aliento ¿No es así?” Sebas me abrazó por la espalda mientras yo asimilaba la vista ante mis ojos, el agua tan azul y tan profunda, el puerto, las casas ¡Amaba vivir ahí!



“De verdad que sí, me recuerda una de las tantas razones por las que nos mudamos a este lugar” me hizo sentar en la piedra, me quité los zapatos y él hizo lo mismo, acomodándose a mi lado y dejando que me acurrucara en su pecho. Que sacara una botella de champagne de chocolate me sorprendió, era el único lugar donde preparaban esa estupenda bebida artesanal que era la puta gloria para el paladar, champagne y chocolate Godiva ¡Jodida combinación! Miré absorta la botella mientras Sebastien me regalaba una de esas sonrisas privadas que reservaba solo para mí “Me encanta verte sonreí así” me besó la mejilla y sirvió dos copas del liquido espeso y achocolatado, al probarlo me sentí en la gloria “¡Qué rico!” le dije

“Ya sé” completó saboreando también la bebida “Solo necesitaba un momento a solas contigo, en santa paz, sin interrupciones ni preocupaciones” sus palabras hicieron eco dentro de mí haciéndome aferrarme aún más a su cuerpo

“Te amo” giré para tomar su precioso rostro entre mis manos “Lo sabes ¿verdad?”

“Claro que lo sé, Candice” me sonrió con dulzura “Sé que me amas tanto como yo a ti, sé que lo nuestro es roca sólida y nada ni nadie puede destruirlo. Somos tú y yo contra el mundo. Siempre”

“Siempre” le respondí y nos besamos largamente, lentamente, sin prisas y con pequeñas pausas para saborearnos mutuamente. Sebastien y yo habíamos compartido tanto que sentía mi vida estaría incompleta sin él, nadie podría reemplazarlo. Nunca.

“Tú y yo estamos hecho el uno para el otro mi amor, nadie más. Nos pertenecemos. Nuestras almas, nuestros corazones se pertenecen mutuamente. Sin importar con quien o a quien le ofrezcamos nuestros cuerpos, a nosotros nos une algo mucho más sublime que la carne y la existencia en esta tierra” estaba completamente de acuerdo con sus palabras “Te amo, me aceptas como soy, con todos mis demonios y perversiones, dudo que alguna otra mujer pueda hacer todo lo que haces por mí, mejor dicho, no hay otra mujer en el mundo que no seas tú...” la verdad en sus ojos se derramaba a borbotones, creía cada una de sus palabras, las sabía ciertas

“Sebas” le besé la sien y me subí a horcajadas en sus piernas, aferrándome a sus hombros “Siempre sabes que decir o hacer, yo te amo, por encima de cualquier cosa y me has soportado tanta mierda que no sé como sigues aquí ¿Eres real?” tomé su rostro entre mis manos

“Soy muy real” deslizó una de mis manos hasta su pecho donde pude sentir los latidos de su corazón “La verdad es que ninguno de los dos es un santo patrono ¿Verdad?” me reí por su elección de palabras “Ambos la hemos jodido mucho a través de los años pero hemos sabido arreglar las cosas, yo sé lo que necesitas y puedo dártelo, siempre. Tú sabes lo que yo necesito y siempre me lo das, con creces, sin objetar ni preguntarme y te amo por eso, entiendes mi loca cabeza y me haces feliz. A mi no me importa lo que digan los demás de nuestra relación, es algo entre nosotros, tú y yo”

“Solo tú y yo” afirmé y compartimos un largo beso, era un gesto simple que declaraba grandes cosas entre nosotros, repentinamente me detuve para mirarlo fijamente, sus ojos eran dos brillantes pozos azules que se abrían como un libro para mí

“¿Qué pasa?” me preguntó sin apartar su mirada de la mía

“Eres absolutamente increíble ¿Sabes?” llevé mi mano hasta su mejilla, la oleada de amor por mi esposo en ese momento estaba en su máxima expresión

“¿Por qué lo soy?” me preguntó y sé que en el fondo seguía albergando inseguridades, inseguridades que el viejo demonio de su padre le había marcado con fuego y que a veces salían a relucir, moviendo las telarañas mentales de mi maravilloso esposo, yo lo sabía e intentaba siempre reafirmarle lo increíble que era, debía creérselo en algún momento

“Debido a todo lo que me has dado, a todo lo que puedes hacer...” hice una pausa “Por amarme como soy” volví a tomar aire para no ponerme a llorar “Eres el mejor padre para nuestros hijos, el mejor esposo para mí, no cambiaría nada de lo nuestro, no te cambiaría Sebastien, eres como debes ser, perfecto para mí, para mi loca cabeza y mi loca vida, eres la roca que me mantiene a flote, sin ti me hundiría y no lo digo en sentido figurado, me da miedo perderte alguna vez” apreté su linda camisa con mis puños y sus brazos me envolvieron con dulzura

“Solo la muerte podría separarme de ti e incluso así seguiría estando muy dentro de ti. Siempre” llevó una de sus manos hasta mi pecho, justo sobre mi corazón “Otra mujer se hubiera vuelto loca con lo que pasó, hubiera perdido la cabeza y echado la culpa, pero tú...” hizo una pausa escudriñando mi rostro “Tú confiaste ciegamente en mí” me dijo como si no pudiera creerlo todavía

“Confío ciegamente en ti, te conozco, nos conocemos. Conocemos nuestros límites, nuestros gustos, lo que haríamos y lo que no ¿Cómo podría dudar de ti? Hemos recorrido mucho camino juntos como para que algo así mueva nuestros cimientos, nos sabemos herir pero eso no es algo que haríamos intencionalmente” negó rotundamente con la cabeza

“Quedémonos un rato aquí, terminemos esta botella y simplemente disfrutemos del hoy, de este instante juntos y de nuestro amor” asentí, me giré entre sus piernas para reposar mi espalda en su pecho y nos quedamos en silencio, no había necesidad de decir nada más...

*-*-*-*
-SEBASTIEN-

En la mañana abrí los ojos para ver el cuerpo desnudo de mi esposa enroscado en el mío. Tan hermosa como siempre. Estaba cumpliendo 52 años y nuestra celebración privada empezó justo a la medianoche y terminó a las 3am, varios orgasmos y un baño después. Nadie como ella para hacer que los condones que brillan en la oscuridad fueran algo sexy. Todo en ella era sexy. Yo tenía miedo pero ella era tan fuerte que me refugiaba en su fortaleza para seguir con los pies en la tierra, ella era mi cable a tierra. Mi todo. Deslicé suavemente mis dedos por sus costillas, acariciando los nombres de nuestros hijos tatuados en su piel con una delicada letra en tinta negra.

“Buenos días, cumpleañera” empecé a besar su cuello y su cuerpo reaccionó, precioso como siempre, lentamente parpadeó hasta abrir los ojos, esos preciosos ojos azules que me miraban como si fuera el centro del universo y en ese instante ella era el centro del mío

“Buenos días” apretó su pierna sobre las mías y se acurrucó en mi costado

“Feliz cumpleaños mi sirenita” ese apodo cariñoso siempre lograba sacarle una sonrisa

“Eres mi regalo de cumpleaños ¿Verdad? ¿Todo para mí?” el tono ronco de su voz de recién levantada me hacía sonreír

“Siempre mi amor...” me quité la camisa y se la puse, ella refunfuñó “No tardan en irrumpir como desquiciados en el cuarto para felicitarte” ella sonrió

“Siempre pensando en todo” buscó mi labios para compartir un beso, la calidez de su lengua era algo que necesitaba todos los días, casi tanto como comer y respirar

“¡Feliz cumpleaños!” Clarisse entró como ráfaga al cuarto y se trepó en la cama, atrapando a su madre entre sus piernas, ella llevaba una pijama de osos, su favorita y no le apenaba para nada

“¡Mi amor!” Candice la miró con una sonrisa y la atrajo a su cuerpo para abrazarla, una maraña de cabellos rubios me hizo cosquillas en el brazo

“Te traje un regalito” sacó una pequeña caja del bolsillo de su pijama de osos y se lo entregó, era como ver dos gotas de agua, mi hija era tan hermosa como su madre “Sé que te gustan estas cosas y lo hice en clase con mucho cariño” mi esposa se incorporó para poder abrir su regalo, era una pulsera trenzada con pequeñas diademas azules, Candice amaba ese tipo de cosas más que cualquier costoso regalo

“¡Mi vida, es precioso! Muchas gracias” Candice tomó el rostro de nuestra hija entre sus manos y le besó la frente “Te amo ¿Me la colocas?” Clarisse asintió con visible emoción, con cuidado unió el pequeño broche que ajustaba la pulsera a la delicada mano de mi esposa “¡Linda!” expresó ella con amor infinito

“Te amo mamá” Clarisse le besó la mejilla “Y a ti también, papá” me miró divertida “No te sientas abandonado, pero hoy es el día de mamá” se movió hacia mí para darme un abrazo

“No hay problema, pequeña” le di un guiño y recibí un delicioso beso en la mejilla a cambio

“¿Quién cumple años hoy?” Ethan y Carlitos entraron dramáticos al cuarto

“Creo que yo” mi mujer se llevó las manos al pecho, conteniendo las ganas de reírse pero sus ojos estaban llenos de emoción

“¡Feliz Cumpleaños a ti, feliz cumpleaños a ti!” ambos hicieron su mejor imitación del moonwalk hasta acercarse a la cama y mostrar un precioso cartel de “Feliz Cumpleaños” que habían hecho

“¡Ay, pero qué belleza!” sus ojos vidriosos delataban lo feliz que se sentía, amaba verla en ese estado tan vulnerable y hermoso, derrochando amor para todos “Muchas gracias mis niños hermosos ¿No me dan un beso?” se señaló las mejillas y ambos se treparon a la cama para llenarla de besos y amor ¿Me cansaría de ver eso? ¡Jamás! Su sonrisa tan amplia que no le cabía en el rostro, los niños llenándola de besos. Era la cosa más jodidamente hermosa que existía en el mundo

“¡Feliz cumpleaños, belleza!” cuando Piero apareció con un gigante ramo de rosas los ojos de Candice titilaron aún más, amaba a Piero profundamente y ella era el mundo para él



“¡Guao, es gigante!” exclamó Clarisse recibiendo un guiño de parte de su hermano

“Es precioso, muchas gracias mi amor” Piero las puso con cuidado en la mesa de noche, ella se inclinó un poco para olerlas y luego se dirigió a él, extendió sus brazos y Piero la cogió suavemente para abrazarla, pude leer claramente como ella le susurraba un “Te amo” mientras delicadamente trazaba líneas en su espalda descubierta, ellos tenía su forma especial de comunicarse, pequeñas caricias, miradas y gestos. Repentinamente Tiago y Esteban entraron al cuarto junto a Sara y Sebas, el cuarto se convirtió en la sala de reuniones, con todos ellos metidos en la cama ¡Era hermoso!

*-*-*-*
-CANDICE-

Estar apreturrada en la cama con mis hijos era la mejor sensación del mundo y sus regalos, esas muestras de amor en las que ponían tanto empeño me fascinaban. La pulsera de Clarisse, la tarjeta de Ethan y Carlitos, las flores de Piero, la hermosa canción de Esteban y Tiago que me puso la piel de gallina hasta las lagrimas, el poema de mi adorado Sebas Alexander, el tatuaje de Sara con nuestras iniciales, el vídeo de mi nieto chupándose el dedo en la tibia y confortante barriga de Lucia ¿Podía pedirle más a la vida? Sí, definitivamente podía. Pero en ese instante era feliz y me sentía bendecida, lo era. Demasiado.

Desayunar en la cama junto a mis hijos y mi esposo fue la cereza del pastel para empezar mi día. ¡Bendito calendario! Marcaba mi cumpleaños un sábado, lo cual me permitía dormir un poco más y disfrutar el hecho que mis hijos quisieran consentirme ese día.

Me encontraba alistándome en el cuarto, me provocaba arreglarme aunque no fuera a salir "¡Abela!" escuché una vocesita y vi a mi preciosa nieta Charlotte entrando al cuarto con un oso más grande que ella

"¡Mi princesa bella!" me agaché para recibirla

"Feiz cumpeanos" me dijo de lo más tierna en su lenguaje de bebé y la apreté contra mi pecho

"¡Abuela!" Celine llamó mi atención y se veía de lo más adorable con un vestido blanco de flores amarillas, a sus 7 años era una sabelotodo que sacaba de quicio a sus padres a veces "Feliz Cumpleaños" me besó ambas mejillas y me apretó entre sus brazos

"Bueno, bueno no me la acaparen" Bianca taconeó sus zapatos y alcé la mirada para verla enfundada en un vestido rosa pálido que le quedaba precioso

"Hay abuela para todos" fueron las palabras de Corinne que me hicieron sonreír, Alessandro me abrazó y me miró con una sonrisa, a sus 8 años era todo un hombrecito

"Feliz cumpleaños, abuela" me dijo sonriente

"Gracias mis amores, los amo mucho" besé a cada uno para poder abrazar y besar tanto a Corinne como a Valentina primero, luego a Julie y a Claude

"¡Candice, llegó un hermoso regalo para ti!" Erika sonreía emocionada, mi casa funcionaba gracias a ella y a su esposo ex militar que ahora formaba parte del equipo de seguridad de la familia, al bajar vi en el mostrador un hermoso ramo de flores, un círculo de rosas rojas que bordeaba un cúmulo de rosas blancas atadas con un listón rojo, sonreí enseguida al reconocer de quien se trataba. Erwin. Inhalé su aroma y escondido entre las notas florales percibí su perfume

"¿De quién son?"

"¿Quién te manda esas flores?" esas y varias preguntas más hicieron mis hijos mientras se arremolinaban alrededor del ramo en busca de una tarjeta. Había una caja blanca con un lazo rojo a su lado, destapé con cuidado y ahogué un grito al ver lo que eran "Los Diarios de Marianne" unos viejos diarios encontrados en Sommerset en el Reino Unido que relataban la vida de una joven mujer y su amado Jonathan, militar de guerra que se fue al mar y nunca regresó pero ella vivió con otro hombre que le abrió los ojos a un mundo nuevo, las manos me temblaban al tocar los libros, Erwin sabía cuanto me gustaban esas cosas raras y antiguas, abrí el primero y había una tarjeta, reconocí su letra. Siempre lo haría.

"No sabía lo que era vivir hasta que te conocí, mis ojos estaban cerrados hasta que tú los abriste, mi mundo estaba muerto hasta que tú lo llenaste de vida. Oh, amada mía. Oh, dulce tormento. Me sigo preguntando ¿Qué he hecho para merecerte? Estoy roto, no soy bueno, a excepción de cuando estás cerca. No te vayas, no me dejes...
Feliz Cumpleaños,

Eternamente tuyo,

J. Keats"


No quería reaccionar demasiado, pero estaba profundamente conmovida por ese regalo, cuidadosamente guardé de nuevo la tarjeta en el libro y cerré la caja, mi hijos pululaban curiosos sin parar de preguntarme de quién era el bendito regalo, las cejas de Esteban creo llegarían al techo

"Es un amigo que tengo en Londres que trabaja en el museo de Londres con las restauraciones de textos y artefactos antigüos, siempre me envía de estas cosas raras porque sabe cuanto me gustan, yo lo recompenso con botellas de vino francés" me encogí de hombros y di por terminada la conversación. Fui salvada por la campana cuando mi dulce Brigitte llegó con mi precioso sobrino Toni

"Mami, feliz cumpleaños" me abrazó con fuerza

"¡Mi tía favorita!" Toni extendió los brazos y le di un golpe en el pecho

"Soy la única que tienes" rodé los ojos y él estampó un gran beso en mi mejilla para luego envolverme entre sus brazos

"Serías mi favorita así tuviera cien" volvió a besarme ambas mejillas y no pude evitar sonreír, lo amaba tanto y ese pedacito de mi hermano se parecía cada vez más a su padre, Toni estaría orgulloso sin duda alguna. De inmediato sentí una hincada en el pecho. Te extraño, mamá. Toni me abrazó con más fuerza como si sintiera mi cambio de pensamientos "Te amo, mi única y favorita"

"Oh ¿Podrías decir eso en frente de tu madre? Se molestaría tanto" me sonrió en complicidad y ambos nos reímos, siempre nos uníamos para molestar a Bee, era nuestra cosa y en verdad verla un poco desquiciada resultaba muy divertido

"Ya va a molestarse por llegar aquí primero que a la casa" aplaudí divertida, mi amiga podía llegar a ser bastante controladora y celosa. El sonido del timbre interrumpió el momento, Urs, Fran, Oliver e Isabella llegaron con flores, champagne y regalitos para mí. Eramos consuegros ya que Oliver estaba saliendo con mi Clarisse y Sebas con Isabella, para el disgusto de Urs, de que su princesita tuviera un novio, Fran por su parte estaba encantado de que fuera mi hijo el novio de su hija.

"No puedo creer que cumplas 52, te ves jodidamente sensual" me dijo Fran haciéndome dar una vuelta "Eres un tipo con suerte, Sebastien" mi bello esposo me abrazó por la espalda

"Lo sé" respondió "Me saqué la lotería de la vida" dijo apenas hincando sus dientes en mi hombro, empecé a reírme, me sentía demasiado contenta en ese momento. Tanto que de momentos me entraba ansiedad, esos momentos no duraban demasiado.

*-*-*-*

@PieroBourgeois

“Happy Birthday to my beautiful mom @CandiceIzambard eternal beauty and soul... I love you so much #myworld

@TiagoSchrott

“Just goofing around with the most important woman in my life @CandiceIzambard today we celebrate another year of you in our lives, with so much gratitude for each day! I love you so much #goddess

@EstebanSchrott

“I was very smart since I was a baby! LOL Happy Birthday to my beautiful mother @CandiceIzambard I don't drool on you anymore but I can be a pain in the... That great asset that you have haha I love you so very much! #MamasBoy

@BrigitteIzambard

“Because your love makes the world better... @CandiceIzambard Happy Birthday mom! You're the best! I love you #Bday

@SaraFuentesMB

“I love you so so much @CandiceIzambard my mom! My so many things that words cannot describe... Happy Birthday mommy, I wish you nothing but the best! Love yooouuuuu”

@ClarisseIzambardBourgeois

“Because the coolest mom in the world is turning one more year today! Happy B-Day mom @CandiceIzambard you rocks!! #goticmom #mymomisthebest

@SebsIzambardB

“Greatest love of all... Happy B-Day to the woman who gave me life and make me a human! There's so much love and kindness in your heart... I love you mom! @CandiceIzambard #TBPic

@ValentinaGrigolo

“Yassss my sexy mama @CandiceIzambard Happy Birthday! Let's celebrate today! Cannot wait to party! Love you so much #Hot52

@LuciaSchrott

“Because it's your birthday! @CandiceIzambard Happy Birthday to the most beautiful soul on the planet and the person I can call my mother! Love you”

@CorinneParis

“Another wonderful year of life to my mother @CandiceIzambard thank you for all you give to us... Happy Birthday! From me and the little ones! #Sexy52 #Cannotbelievesheisagramma


*-*-*-*

GSTAAD, SUIZA

CENTRO DE SALUD MENTAL Y REHABILITACIÓN DE ADICCIONES

-CASSANDRA-


"Hoy mi madre está de cumpleaños" le dije a la dra. Nemcova en mi sesión de ese día, ya no estaba atada a la cama ni tampoco quería escaparme, la realidad me cayó de forma demoledora, dejándome sin muchas fuerzas

"¿Te gustaría estar con ella hoy?" esa pregunta hizo doler a mi corazón

"Desde que me fui de casa no he celebrado cumpleaños con ella"

"¿Cómo era?"

"Todos en casa o saliendo a alguna parte, me gustaba cuando estaban todos, no había peleas, solo celebración y comida" tomé aire "Extraño eso" volví a tomar aire sintiendo el nudo en mi garganta, últimamente me daba por llorar por todo "La extraño a ella..." no pude contener más las lagrimas "¡Dios!" me froté el rostro "Debe odiarme tanto, ella y todos..."

"Tu madre no te odia, Cassandra"

"Sí, sí me odia y puedo entenderlo, yo también me odio por todas las estupideces que he hecho" me llevé las manos al vientre y empecé a llorar con más fuerza

"¿Te gustaría llamarla?" la miré sorprendida por esa pregunta

"Dudo quiera escucharme" lamenté, cuando estaba pequeña era su voz lo único que podía confortarme

"Si quieres intentarlo podemos hacerlo ¿Qué tienes que perder?"

"Supongo que nada" ella me extendió un pañuelo desechable y yo me sobé la nariz, la dra. Nemcova era bastante gentil conmigo. La vi sacar su teléfono, marcar unos dígitos y llevarlo a su oreja por unos segundos

"Está repicando" me lo entregó y yo sentía se me iba a salir el corazón del pecho, todo me temblaba

"¿Dra. Nemcova?" respondió ella y quise llorar otra vez

"Mamá..." pronuncié con dificultad

"Cass, hija..." no aguanté más y empecé a llorar "Hija, no llores por favor"

"Yo... Yo... Lo siento" hubo silencio y su respiración cambió "Feliz Cumpleaños, mamá"

"Te amo, hija" esa frase me terminó de derrumbar, no soportaba el dolor en mi corazón ni el hecho que ella me siguiera queriendo luego de todo lo que le hice, terminé la llamada y le pasé el teléfono a la doctora

"Ella me ama y yo no lo merezco" la doctora movió la cabeza

"Claro que te ama, es tu madre e independientemente de los errores que cometas su amor es incondicional" me limpié las lagrimas con la sábana "Ella llama todos los días para saber de ti, yo le he dicho que aún no estás lista para verla y lo sostengo, hay mucho trabajo que hacer antes de que ustedes se sienten a conversar"

"¿Ella quiere verme?"

"Sí, se quedó muy mal por como te sacó de la casa y lo que te dijo" volví a negar con la cabeza

"¿Podemos parar? Necesito recostarme"

"Está bien" ella se puso de pie "Te dejo para que lo asimiles" me dijo antes de salir del cuarto y dejarme sola, seguí llorando hasta que ya no quedaba más...

*-*-*-*
NIZA, FRANCIA

-CANDICE-


“Cassandra llamó y yo estoy hecha un desastre” le dije a Erwin por teléfono mientras me encontraba sentada en el piso de mi armario “Me dijo que lo sentía y me deseó feliz cumpleaños ¡Dios, Erwin! Me mató escucharla llorar” me froté las cejas en un gesto compulsivo

“Te entiendo, nada me gustaría más que verla sana y tranquila, odio que las cosas tengan que ser así, que ella tenga que pasar por eso pero supongo es un pequeño avance ¿No?” su voz sonaba esperanzada “Toma eso como algo bueno, como un regalo de su parte hoy en tu cumpleaños, no te pongas triste, odio que estés triste”

“Lo siento, no puedo evitarlo. Todos están aquí y solo me falta ella, me faltas tú...” suspiré resignada a que esa no iba a ser una realidad “Estoy pidiendo demasiado ¿Verdad?” abrí uno de los cajones y tomé una franela para limpiarme las lagrimas

“No, por supuesto que no. Entiendo tu sentir, yo me siento así también pero es una realidad la que tenemos que no podemos cambiar, al menos no la tuya y la mía” hizo una pausa y juro que podía sentir los engranajes de su cabeza dando vueltas “La de Cass está cambiando y mantengo la firme esperanza de que las cosas van a mejorar, ella va a volver, va a volver con su familia”

“Eso espero, las cosas que le dije ¡Dios! Estaba completamente fuera de mí”

“Calma, no es momento de recordar esas cosas”

“Ya, tienes razón. Muchas gracias por el regalo, es tan hermoso y tan valioso ¡Dios! Casi muero al verlo y todos los chicos me interrogaron, vieras como se puso Esteban ¡Te juro es como verte con unos años menos!” empezó a reírse, su sexy risa era una de las cosas que más me gustaba escuchar

“Al menos mi chico te cuida como lo haría yo” me dijo con humor

“¿Cómo tú? ¡Creo hasta peor!” ambos empezamos a reírnos “Vieras como se pone cuando estamos en alguna fiesta y se me acerca un hombre, casi le ladra, literalmente”

“¡Ese es mi chico!” dijo con orgullo

“¡Mamá!” Tiago me encontró sentada en el suelo, me escudriñó con la mirada

“Esa es la voz de Tiago ¿Verdad?” escuché a Erwin preguntarme

“Sí” respondí

“¿Qué haces ahí?” me preguntó Tiago “Todos están reunidos en la piscina, el tío Carlos acaba de llegar ¿Te sientes bien? ¿Has estado llorando?” se agachó para acariciarme el rostro

“Estoy bien” le respondí “No pasa nada”

“Me alegra mi chico te esté cuidando, te amo” fueron las palabras de Erwin antes de terminar la llamada, yo lentamente deslicé el teléfono abajo

“Tiago” me puse de rodillas para acariciarle el rostro “¿Te he hecho daño? Si así ha sido por favor perdoname...”

“Ey ey... Shhh” puso sus dedos sobre mis labios “No me has hecho ningún daño, ninguno en absoluto” pronunció firme “Yo te amo, eres mi madre y te amo por encima de todo, te respeto y lo que pasó no me hace respetarte menos, eres una mujer maravillosa y con tu sola presencia lo mejoras todo, siempre estás conmigo y eso significa mucho”

“Y siempre voy a estarlo, yo te amo, te amo mucho, odio verte sufrir y yo tan solo quería...”

“Estoy mejor...” me interrumpió “De verdad que sí y sabes que a ti no puedo mentirte” asentí y sus ojos almendrados verificaban sus palabras “Fue cosa de una vez, no espero se repita pero es algo que atesoraré por siempre, de verdad” llevó mi mano hasta su pecho para luego besarla con devoción, me derretí al instante....

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 17-18

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Jue Ene 19, 2017 7:58 pm

avatar
NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 17-18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.