Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 59
Sáb Nov 11, 2017 9:13 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 63
Sáb Nov 11, 2017 8:47 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 62
Sáb Oct 28, 2017 9:46 pm por Nathy

» I'm No Angel. Capítulo 58
Sáb Oct 28, 2017 12:38 am por Gaby_kdsh

» NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP
Dom Oct 15, 2017 9:48 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 61
Dom Oct 15, 2017 9:46 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 57
Dom Oct 01, 2017 3:18 pm por virginia2604

» Send My Love Capítulo 60
Sáb Sep 23, 2017 7:09 am por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 56
Sáb Sep 23, 2017 6:35 am por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP

Jue Oct 12, 2017 12:02 pm por juanny

HOLA A TODAS!

Tenemos una gran novedad!. Foro Activo (donde hospedamos el foro) ya enlazo todos sus foros a una APP,
y aquí su servidora ya hizo lo necesario para que desde esta puedan ver nuestro foro desde su celular!!

Topic'it es una aplicación móvil gratuita que permite consultar, y participar en los foros de una forma simple y amigable. ¡Por lo tanto los foros están 100% optimizados …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


I'm No Angel. Capitulo 25-26

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm No Angel. Capitulo 25-26

Mensaje por virginia2604 el Vie Mar 03, 2017 5:56 pm

Hooolaaaa holaaa mis bellas lectoras, paso a dejarles nuevos caps para que disfruten este fin de semana...  lol!  demon    chiveado  chiveado  chiveado Gracias por seguir esta historia ¡Son las mejores!  besito  besito
PD: ¡Ya saben que me gusta el drama!  demon  demon  lol!  lol!

CAPÍTULO 25
RESERVA MASÁI MARA, KENIA

-TIAGO-


“¡Te vas a ir al infierno y de eso me voy a encargar personalmente!” le grité a Diana siendo luego arrastrado por Esteban

“No vale la pena, vamos al hospital de una maldita vez” se veía peor que yo o al menos esa era la impresión que me daba Esteban, resumaba ira y preocupación por todo su cuerpo y ver a Diana con Mía me encabronó al máximo

“¡Piero nunca va a perdonarte, no te ama!” le grité a Mía mientras Esteban me jalaba de nuevo “¡No te amo, enferma!” le grité a Diana

“¡Callate la puta boca!” me gruñó Esteban y literalmente me arrojó al vehículo, me quedé mirando por la ventana mientras pensaba que el maldito auto no avanzaba lo suficientemente rápido, ver como Piero se subía con sus dedos aún dentro de ella a la ambulancia y el rostro desencajado de Sebastien fue demasiado doloroso ¿Qué carajos había pasado? ¿Cómo todo se había convertido en esa maldita pesadilla?

*-*-*-*
-PIERO-

Al llegar al hospital todo se volvió un caos, la muy maldita había lacerado su riñón y mis dedos era lo que mantenían la presión a salvo, aún inconsciente ella se veía tan fuerte, me subieron a cirugía aún con mi mano en su espalda, me hicieron asepsia y antisepsia antes de vestirme, ya había dicho que era cirujano y tuve que ponerme en modo automático para poder pensar con claridad. Harían un abordaje anterior, lo cual significaba mover sus vísceras para poder alcanzar el riñón, un poco más complejo pero más efectivo que el abordaje posterior por la espalda, daba mayor visibilidad de esa manera. Finalmente abrieron y sí, había lesión, estaba lacerado, lo cual significaba que sus funciones quedarían intactas o al menos así esperaba, pero no tan grave como yo pensaba, aunque estuvo a escasa distancia de llegar a su arteria renal, lo cual hubiera sido bastante fatal, me estremecí al pensar en esa posibilidad. Perderla me mataría. Literalmente.

Me concentré en su rostro mientras la operaban, eso era lo único que me impedía no convertirme en un cabrón controlador dentro del quirófano queriendo matar a todo el mundo, cuando estaba en un quirófano era un maldito controlador en todos los aspectos y me desesperaba no poder meter la manos y arreglar las cosas yo mismo, me concentré de nuevo en su rostro, sus ojos cerrados y su cabello rubio apenas asomándose afuera del gorro que le cubría la cabeza. Mi menté viajó a las imágenes de ese mismo día durante el recorrido al parque, su sonrisa gigante al ver los animales, su cabello rubio revoloteando por la brisa mientras manejaba la bicicleta, sus piernas torneadas y bello trasero mientras escalaba la roca ¡Joder, era increíble!

¿En qué estaba pensando Diana? ¿Y Mía? Cuando la vi al lado de esa desquiciada tuve que hacer acopio de todas las fuerzas en mi interior para no cortarle la cabeza por apoyar esa loca idea de aparecerse así y más con el estado mental de Diana ¡Dios! ¿Se habían vuelto locas? Sacudí la cabeza y volví la mirada hacia ella, imágenes de días más bonitos vinieron a mi mente...

*-*-*-*
-SEBASTIEN-

“Piero está adentro con ella”

“No podría estar en mejores manos” las palabras de Erwin al otro lado de la línea sonaban apagadas ¿Y cómo no? La mujer a la que amábamos estaba en una mesa de operaciones

“¿Entonces Diana pensó que Tiago estaba con una mujer? ¿No se dio cuenta que era Candy?” preguntó incrédulo

“Eso es lo que dice, hombre, Tiago está como loco y mandó a Diana derechito a la cárcel esta noche, sin tomar en cuenta suplicas de nadie, nunca lo había visto así” Erwin soltó un pesado suspiro al otro lado

“Yo hubiera hecho lo mismo, alguien le hizo daño a Candice y sea quien sea eso solo basta para querer hacer que ese alguien pague”

“Heredó tu carácter, de eso no queda duda” Erwin apenas rió con esas palabras

“¿Qué haces aquí? ¿Con quién hablas?” la voz de Behati me hizo girar e intentar contenerme, si iba a armarme un rollito de los suyos no creía poder soportarlo

“Hombre, llamame en lo que salga de cirugía, por favor”

“Así lo haré, no te preocupes. Tú y yo entendemos mejor que nadie, hablamos luego” le dije terminando la llamaba bajo la mirada acusadora de Behati “¿Sucede algo?” ella se cruzó de brazos

“Es lo mismo que yo te pregunto ¿Qué haces aquí en vez de estar allá con los chicos?”

“Hago control de daños” le respondí y no le mentía, antes de llamar a Erwin ya tenía a nuestra gente trabajando para que de lo sucedido no se armara un escándalo, Candy no querría eso y menos con David y Diana involucrados

“Sebastien ¿Quieres explicarme con qué derecho Piero besó a Candice en medio de todo?” cerré los ojos y tomé aire, sabía que esa pregunta se repetiría y no solo por ella

“Fue cuestión del momento, Piero necesitaba revisarla y calmarla de alguna manera, créeme que en un momento así yo no voy a cuestionar sus métodos, no cuando sé que  él una vez más le salvó la vida al meter su mano en la herida y evitar se desangrara como podía suceder” la mirada de Behati estaba llena de prejuicios, si tan solo ella supiera “Veré si hay alguna novedad” el galó la dejó frustrada una vez más y con la palabra en la boca

*-*-*-*

“¿QUÉ CARAJOS TE PASABA POR LA CABEZA?” gritó David a Diana golpeando el barrote de la celda donde la tenían encerrada, Diana estaba hecha un desastre y la mirada de odio que había visto en Tiago jamás iba a olvidarla, sus palabras “Ya no te amo” gritadas con tanta furia era como si le hubiera clavado el cuchillo que la metió en ese problema, al verlo abrazar a otra mujer perdió todos los estribos sin pensar en quien era, cuando vio que se trataba de su tía quiso morirse

“Lo siento” fue lo único que su boca pudo articular

“¿Lo sientes? ¿Tienes idea en lo que estás metida? Tu tía se debate entre la vida y la muerte y tienes una ejército de personas que no van a dudar en refundirte en la cárcel por intento de asesinato ¿Sabes lo que es eso?” ella se desplomó en el suelo dejando caer las lagrimas sin parar ¿Qué había hecho? “Seguramente Hayley debe estar muy orgullosa de ti” soltó con tosquedad apuñalando el ya herido corazón de su hija, David simplemente le dio la espalda y se fue, no soportaba estar un segundo más ahí, no soportaba mirarla, veía a Hayley y se estremecía en todas las formas posibles

“Lo siento mucho” Lais lo abrazó y Dave finalmente puso su dolor en los hombros de su esposa, si alguien podía ayudarlo con la carga era ella...

*-*-*-*
-PIERO-

Tres horas y medias se habían tardado en reparar el riñón de mi madre, tres horas y media en las que me dediqué a susurrarle cosas y recordar buenos momentos entre nosotros, que la verdad eran muchos y los recordaba todos, incluso aquellos cuando estaba pequeño, no sé cómo, pero los recordaba y amaba todos y cada uno de ellos. Todo salió bien y le dejaron una sonda vesical para monitorear su diuresis ¡Iba a cabrearse tanto! Odiaba a morir esas cosas y a decir verdad eran horribles y a pesar de ser medicamente útiles, muy fácilmente podían ser usadas como aparatos de tortura. El médico fue bastante rápido en explicar lo sucedido y el estado de mi madre ¡Dios me librara de ser tan frío! Pero no se le quitaba que era bueno en su trabajo

"Ahora sí, explícanos como si fuéramos idiotas lo que ha pasado" las palabras de Clarisse me hicieron sonreír, todos estaban reunidos en la sala de espera y eso ya era bastante para intimidar al personal presente en la noche, además que la seguridad de la familia era experta en hacerse cargo hasta del más mínimo detalle

"Les explico, primero tienen que saber que mamá está bien, se mantuvo estable toda la cirugía y el daño no era tan grave como esperaba aunque por escasos milímetros pudo ser algo fatal" todos ahogaron su sorpresa pero no iba a ser demasiado sutil si quería que Diana pagara por lo que hizo

"Que ella esté bien es lo único que importa" dijo Esteban con la voz apagada mientras Jasmine no le soltaba la mano

"Tuvo una lesión en el riñón que pudieron reparar, ahora solo resta vigilar su presión y si orina bien"

"¿Puede tener secuelas graves?" preguntó Brigitte y por la forma en que escondía sus dedos supe que había estando mordiéndose las uñas

"No debería"

"¿Y cuáles serían si las hubiera?" insistió y se notaba tan temerosa

"Dificultad para orinar, infecciones, sangrado, realmente casi todo podría resolverse rápidamente y si llegara a existir un daño permanente pues el otro riñón cumpliría perfectamente todas las funciones..." tomé aire "Pero no hay que adelantarse, además, todo se hizo correctamente y ella debería estar bien" respondí seguro porque confiaba así fuera

"¿Cuándo podemos verla?" preguntó Sebastien y compartimos una mirada de entendimiento

"Ahora está en recuperación, luego la pasan a cuidados intermedios. En unas horas quizás..." el cansancio me cayó sobre el cuerpo al pronunciar esas palabras, miré a Ethan y Carlitos dormitar en las sillas y una súbita tristeza me acongojó. Eramos demasiadas personas dependientes de ella ¡Joder! La sola idea de perderla era como abrirme el pecho y verterme ácido ¡Insoportable!

"Piero, Tiago ¿Puedo hablar con ustedes?" pidió Behati y la verdad esa mirada acusadora que me dedicaba empezaba a volverme loco y no de buena manera, miré a Sebastien que movió la cabeza y me infundió confianza. Tiago se puso de pie y vi el fuego en su mirada, enseguida le pasé el brazo por los hombros y lo apreté un poco buscando calmarlo, se notaba que estaba alterado

"¿Qué sucede?" le pregunté sin separarme demasiado de Tiago

"Quiero saber lo que estabas haciendo con Candy para que Diana actuara de esa forma" pidió, no, más bien su tono exigía respuesta ¡Oh oh! Tiago no era tan paciente como yo

"Estaba conversando con mi madre, la estaba abrazando" su respuesta le salió como un ladrido molesto "¿Algún problema con eso?" desafió con fiereza y me llené de orgullo por su valentía

"Algo debió ver para reaccionar así" insistió

"¡Diana es una maldita desquiciada!" gruñó Tiago molesto "Ni siquiera se dio cuenta que era mi madre hasta que cayó al piso y poco me importa eso porque la voy a refundir en la cárcel" siseó molesto y le apreté el hombro con fuerza, ella cerró los ojos y resopló exasperada ¿Cuál era su problema?

"¿Tenías que besarla hoy? ¿Qué estabas pensando?" me reclamó molesta

"Necesitaba darle seguridad y calmarla antes de meter mis dedos en su herida y ocasionarle más dolor, ella se calma con el tacto, tú que supuestamente eres su mejor amiga deberías saberlo ¿No?" solté más enojado de lo que pretendía y ella me miró como si la hubiera ofendido

"Piero le salvó la vida ¿Cuál es el problema con lo que hizo?" Tiago se unió a mi frente de batalla y ninguno se dejaría amedrentar o permitiría que ella inmiscuyera sus narices en nuestros asuntos

"Piero..." Lucia nos interrumpió y se notaba tan afligida

"Muñeca, vamos a buscarte algo de comer" le dije al instante

"Sí, el peque necesita mantenerse y tú debes estar bien por el peque" le dijo Tiago con media sonrisa y entre los dos la apretamos en un abrazo y nos alejamos de Behati

*-*-*-*
-CANDICE-

Me costó un poco abrir los ojos y enfocar la mirada para reconocer que estaba en el hospital. Definitivamente no la mejor manera de pasar las vacaciones. Parpadeé un par de veces intentando ubicarme en tiempo, espacio y persona. Las imágenes de lo sucedido se agolparon en mi mente una tras otra, estar cerca de Tiago, sentir el cuchillo atravesar mi piel, ver el horror en la mirada de Diana, Tiago hecho pedazos y Piero en piloto automático para salvar mi vida una vez más ¡Sus labios! ¡Joder! Me había besado frente a todos mientras hurgaba con sus dedos en mi herida.

Respiré profundo y sentí la enorme venda en mi abdomen y espalda haciendo una ligera presión ¡Mierda! ¿Había sido grave? Necesitaba saberlo pero mi cuerpo aún se encontraba inmóvil por los efectos de lo que supuse era la anestesia ¿Qué habría sido de Diana? Conociendo a mis sobreprotectores y dominantes hijos, seguramente ella estaba sentada en el frío piso de una celda Africana en estos instantes ¡Joder! Dave debía estar en el infierno, recordando a Hayley y lo sucedido en USA años atrás ¡Pobre oso! Esperé que mi cuerpo reaccionara un poco y busqué el botón para llamar a la enfermera, estaba en el costado de la cama. Una señora mayor vestida de blanco apareció enseguida

“Veo que ha despertado ¿Cómo se siente?” me preguntó amable y la calidez en su mirada me recordó a mi mamá ¡Dios, cuánto la extrañaba!

“Como si me hubieran apuñalado” ella me sonrió divertida y tomó un folder que reposaba en un espacio en la pared, miró los monitores y se agachó para ver algo más, entonces lo sentí, ella apenas lo tocó pero sentí el tirón entre mis piernas ¡Tenía una maldita sonda! ¡Odiaba esas cosas!

“Sus signos están bien y ¡Dios que ha orinado!” me dijo como si me hubiera sacado la lotería o algo parecido

“¿Fue mi riñón lo que hirió?” ella asintió levemente

“No fue tan grave como esperaban, aunque estuvo muy cerca de un vaso importante, pero todo salió bien, usted está bien y tiene un ejército afuera esperando” no pude evitar sonreír por sus palabras

“¿Cómo se llama?” le pregunté y me miró sorprendida ¿Acaso no le preguntaban su nombre nunca?

“Soy Beth”

“Un placer, Beth. Aunque odio conocer personas en los hospitales” me sonrió divertida otra vez

“Sí que eres un ángel, muchacha” entornó los ojos y marcadas líneas se le formaron ¡Dios, me recordaba tanto a mi madre! Un nudo se me formó en la garganta y ella lo notó “¿Qué sucede?”

“Me recuerdas mucho a mi mamá, ella murió hace poco más de un año y no dejo de extrañarla” su mirada compasiva me atravesó el alma

“Lo siento mucho, nunca es fácil perder a una madre pero ella siempre nos cuidan desde el cielo, siempre” señaló hacia arriba y yo asentí

“¿Crees que pueda ver a alguien en este momento?”

“Primero debe verte el médico y autorizarlo pero tú dime ¿A quién quieres ver primero? Yo me encargaré de traerlo para ti” una sonrisa genuina marcó mis labios

“Tiago” tomé aire “Es mi hijo y con quien estaba cuando sucedió esto”

“¡Ay muchacha! Nunca dejamos de ser madres ¿Verdad?” negué con la cabeza

“¿Tienes hijos?”

“Tengo 4 hijos y 6 nietos y tú por lo visto me has ganado ¿Verdad?” asentí y me devolvió de nuevo esa sonrisa divertida que me alegraba el alma, me hizo un gesto con la mano y en menos de 1 minuto entraba el médico a revisarme, era distante y frío pero me daba igual, le agradecía haberme llevado a cirugía y reparar mi herida.

Saber que Piero había estado conmigo en cada segundo me llenaba de tranquilidad, era mi tesoro, el más grande de todos pero nadie más tenía que saberlo ¿Cierto? Sacudí la cabeza y quise prestar atención a todos los tecnicismos con los que el médico me hablaba pero ya le pediría a Piero que me explicara como siempre lo hacia con sus cosas que yo no entendía del todo. Solo sé que pasaría un infierno llevando esa maldita cosa entre mis piernas por al menos 10 días ¡10 jodidos días! ¡Vaya mierda! Suspiré resignada una vez que el médico me dejó a solas, odiaba estar así y odiaba el hecho de que se arruinaran los días perfectos que habíamos pasados y los tantos más que tenía planeados para todos

“Hola mami” Tiago asomó la cabeza por la puerta y se notaba agotado y no lo decía solo por su apariencia física, estaba experimentando el infierno, no me cabía duda

“Mi amor, ven” extendía la mano y él se apresuró en tomarla y besarla con devoción, cerró los ojos por un segundo e inclinó su cuerpo sobre el mío antes de que sus marrones pozos me miraran con una mezcla de alivio y amor

“Te amo” murmuró sobre mis labios antes de besarme con imperiosa necesidad. Su beso estaba cargado de un sinfín de emociones, tantas que eran abrumadoras. Mi precioso Tiago, le acaricié la mejilla separando el beso "¿Cómo estás?" le pregunté

"Yo debería preguntarte eso" unió su frente a la mía "Creí morir cuando te vi caer al piso y sangrando" el dolor en sus palabras me atravesó "Fueron horas de infierno pero se siente bien estar así contigo y saberte bien. El miedo a perderte casi nos consume"

"No se librarán de mí tan fácilmente eh" soltó mis manos para mostrarme una cálida sonrisa de alivio

"¡Gracias al cielo!"

"Por lo visto no soy la única que desata amores obsesivos y peligrosos"

"¡Dios, eres terrible!" su barba me hacia cosquillas y era realmente bueno verlo más tranquilo

"Puedo entender que despierten esa clase de amor obsesivo, intoxicante y posesivo ¡Joder!" una sonrisa traviesa se dibujó en sus labios "Lo que pasó no cambia nada, Diana perdió la razón y no quiero lidiar con eso, no ahora" y no mentía, todo el asunto de Diana me ponía los pelos de punta y me traía solo los peores recuerdos...

*-*-*-*
-SEBASTIEN-

"Quiere verte" Tiago me miró fijamente por algunos segundos y supe que ella estaba bien, mi sirenita estaba bien. Puse mi mano en el hombro de Tiago y ambos asentimos en silencio. Caminé tan rápido como pude mientras pensé se me saldría el corazón, al entrar ella me sonrió y volví a la vida. Me sentía muerto y perdido sabiéndola lejos de mí, era absurdo ahora que la miraba pero la sola idea de perderla era demasiado dolorosa, incluso pensarlo me quemaba el pecho

"Mi príncipe..." me llamó con su dulce voz y aquella mirada serena que me desarmaba

"Mi sirenita" no me contuve y me fui a sus labios con premura, bebiéndome cuanto pude de ella ¡Dios, la sedosidad de su lengua me mataba! Ella estaba viva, estaba conmigo y todo en el mundo volvía a tener sentido. Chupé y mordí sus labios de forma egoísta hasta que gimió y me sentí culpable "¡Joder, lo siento!" murmuré en sus labios

"No me has hecho daño, sabes cuanto me gusta que me beses así" su mano me tocó la mejilla y ansiaba su toque en ese momento. Saberla presente, justo ahí. "Estoy aquí, no me voy a ninguna parte" sonreí por la forma en que me leía tan fácilmente "Se necesita más que una mujer desquiciada queriendo matarme para alejarme de ustedes" podía leer la mezcla de diversión y oscuridad en su mirada, ella entera era una dicotomía que me fascinaba al borde de la locura

"Lo sé mi vida, nos diste un susto del carajo a todos pero ya pasó y ahora solo debes recuperarte"

"¿Me vas a dar muchos besos y la comida en la boca?" se mordió los labios y volví a besarla

"Disfrutarás mucho los baños de esponja, te lo aseguro" sus ojos brillaron de excitación y tuve que recordarme que acababa de salir de cirugía pero ella necesitaba que yo fuera así

"¡Oh Dios, sí!" la emoción en su voz me hizo sonreír ¡La amaba tanto!

*-*-*-*
-PIERO-

Finalmente era mi turno de verla, despierta al menos, asomé la cabeza y ella me sonrió ¡Dios, era hermosa! "Hola belleza" la saludé y sus ojos me recorrieron para examinarme

"Hola mi amor" tenía la voz un poco ronca y adormilada, sonaba sexy

"¿Cómo te sientes? ¿Tienes dolor?" sonrió calidamente

"Estoy bien, tesoro. Me molesta ahora pero no me duele ¿Me explicarías qué fue lo que me pasó?" extendió su mano y no dudé en tomarla, su calidez y suavidad me recorrieron el cuerpo con un solo toque

"Te amo" le besé la frente y vi su cuerpo deshacerse

"Yo también te amo, tesoro" sus palabras suaves me hicieron sonreír, me dediqué a explicarle rápidamente lo sucedido y ante mis ojos la vi quedarse dormida, le hacía honor a su apodo de ángel, en verdad lo era.

*-*-*-*

“¿Sabes algo, amor?” las manos de Brigitte se aferraban al pecho de Toni, ahora al menos podía respirar mejor al saber que su madre estaba y estaría bien

“Dime mi cielo”

“Espero que nuestro matrimonio sea tan bonito como el de mis padres” Toni sonrió en acuerdo, le gustaba el tipo de relación que llevaban sus tíos y esperaba tener algo así con la dueña de su corazón

“Yo también lo espero”

“¿De verdad? Siempre pensé querrías algo como lo que tienen tus padres” esa pregunta hizo a Behati acercarse un poco más de forma disimulada, la ansiedad le provocaba esas cosas, necesitaba distraerse

“No me malentiendas, mis padres llevan más tiempo casados que mi tía pero no lo sé, mi mamá es muy dominante a veces y sé que mi papá le huye la mayor parte del tiempo, ella suele ser muy hiriente cuando se molesta o a veces insiste demasiado en una cosa hasta que hace que todo explote y sea feo, eso no me gusta” Bee se llevó las manos a la boca para contener su asombro

“Uy sí, lo he visto. Carlos y Catalina últimamente se llevaron la peor parte, con todo el asunto de Cassandra, como si eso fuera su culpa” Toni negó con la cabeza

“Así es mi mamá, cuando algo malo pasa siempre busca culpar a alguien para sentirse mejor” ¿En tan mal concepto la tenía su hijo? ¿Todos pensaban así? Se sintió devastada al instante

“Tú y yo seremos muy felices, yo lo sé” la firmeza en las palabras de Brigitte hicieron sonreír a Toni

“¡Oh cariño!” le besó la frente “Feliz no empieza a describir nuestra vida juntos, te lo prometo” ella sonrió en respuesta y compartieron un largo beso. Behati negó con la cabeza y entonces miró a la sala de espera, Sebastien estaba sentado entre Piero y Tiago, los 3 formaban una especie de unión inquebrantable que lograba molestarla. Estaban había vuelto al hotel con Lucia, Sara, los gemelos y los más pequeños. No tenía sentido quedarse todos ahí. El descanso era algo que les hacia falta, entonces miró como Valentina extendía su mano a Piero y ambos compartían una profunda mirada, resultaba irónico como los que estaban ahí no les corría ni una gota de sangre de Candice por las venas.

Admiraba eso, ella nunca podría haberse hecho cargo de todos esos niños como Candice lo hacía y ¡Vaya que ella le había dado batalla por esa decisión! Behati le refutaba, Valentina y Piero ¡Dios, luego de lo que Vittorio había hecho! Candice seguía ahí como si nada, acogiéndolos como parte de su familia y obviando lo que aquel infeliz la había lastimado. Y luego estaba Tiago, después de todo el infierno que Anna le hizo atravesar, ahí estaba recibiendo a Tiago, dándole incluso su apellido ¡Era muy jodido todo! Ella estaba segura que había algo más, la forma en que se trataban no era muy normal y luego Piero besándola en frente de todos ¡Inconcebible!

*-*-*-*
-CANDICE-

Al día siguiente estaba en otro cuarto lleno de flores y siendo invadida por todos mis hijos ¡Dios, cuanto amaba ese caos! ¡Maravilloso caos! El alivio en sus rostros al verme animada era algo bueno, no me sentía tan mal después de todo, digo, el dolor y la sonda eran incómodos, pero nada que no pudiera manejar. Había salido de peores. Mucho peores “Deberían seguir con lo planificado del viaje, no es que yo vaya a escaparme de aquí ¿Verdad? Y tengo un dominante esposo que no va a despegarse de aquí” miré a Sebastien que asintió ante mis palabras “Yo he planeando todo para ustedes y al menos pueden ser tan gentiles de hacer las actividades y traerme las fotos” les mostré mis dientes en una sonrisa

“¡Jodidamente terca!” Esteban me besó la sien con fuerza y no pude evitar reírme ¡Era tan de Erwin ese gesto posesivo! Tiago y él eran posesivos y era un rasgo que apreciaba mucho

“¡Oh vamos!” miré a Sebastien “Un poquito de ayuda aquí, por favor” me sonrió socarrón y quise comérmelo a besos ¡Literal!

“Lo que su terca madre quiere decir, es que ella estaría mejor si ustedes disfrutaran los días que quedan aquí, vendrán al final del día para mostrarle las fotos y contarle lo que ha pasado, no deben sentirse mal por ella. Nos divertiremos con los baños de esponja” jadeé al instante y todos empezaron a reírse a carcajadas

“¿Si ves? Eso es lo que quiero” le dijo Brigitte a Toni y ambos se miraron en complicidad

“Mi amor, no hay necesidad de que estés en un hospital para darte un baño de esponja” vi a Sebastien poner los ojos en blanco y me reí aún sintiendo la tensión en mi abdomen ¡Dios! Me llevé las manos al centro para contenerme

"Yo me quiero quedar contigo" las palabras de Ethan formaron un nudo en mi garganta, lo atraje hacia mi para darle un beso

"Mami está bien, seguiré molestándote hasta que estés tan viejito como Piero" este me miró divertido y la verdad no quería detenerme demasiado a pensar en la posibilidad de faltarle a mis hijos "Además, todo el punto de las vacaciones es divertirse, pasarla bien y estar metidos aquí en el hospital no es mi idea de diversión, hagan eso por mí ¿Pueden?" y la verdad es que no los quería metidos ahí sin disfrutar de lo planificado

"Mamá tiene razón" dijo Sara "Además que no podemos estar todos metidos aquí, somos demasiados y ella casi nos está corriendo" me miró divertida y me guiñó el ojo

"Mamá, tú no cambias ¿verdad?" Lucia se llevó las manos a las caderas y no pude evitar sonreír

"Espero mi nieto no salga tan cascarrabias como su madre" ella rodó los ojos y se echó a reír

"Es un Schrott, lo cascarrabias lo lleva en la sangre" estiré mis manos y ella se acercó para que pudiera tocarla, de hecho la abracé, pegando mi mejilla a su creciente abdomen

"La abuela se duerme un día y tú creces demasiado" lo sentí moverse y suspiré emocionada "Estoy aquí mi amor" alcé el rostro para encontrarme con su vidriosa mirada "Sigo aquí y no pienso irme a ningún lado, además si lo seguimos llamando bebé ese va a terminar siendo su nombre ya que no te decides por ninguno" su carcajada salió tan divertida que todos nos terminamos riendo tontamente

"De hecho ya tengo un nombre" dijo orgullosa y todos la miramos expectantes

"¡Vaya, sería justicia!" exclamó Piero burlón y Lucia rodó los ojos

"Saluden al pequeño Joaquim Sebastian Schrott" pronunció orgullosa y me derretí al instante, vi los ojos de mi esposo brillar de emoción, acarició su redondez ¡Vaya que la vida era generosa!

*-*-*-*

CAPÍTULO 26
NIZA, FRANCIA


5 días ¡5 infernales días! Estuve hospitalizada hasta que finalmente me dejaron volver a casa en un vuelo privado, no me quejaba de la atención pero siendo tan independiente podía encontrar en extremo frustrante no poder hacer lo mínimo por mis propios medios y la maldita sonda me estaba volviendo loca ¡La odiaba tanto! Cuando finalmente estuve en mi cama y me dejaron sola unos minutos me puse a llorar, con tantas personas a mi alrededor durante todas las horas del día me fue imposible procesarlo todo como yo quería y lo necesitaba.

“Mon ange...” Sebastien entró al cuarto y me miró, no hice esfuerzo alguno por cubrir mi llanto “Te traje agua mi amor, la dejaré aquí y cuando te sientas mejor solo llamame ¿Sí?” puso mi teléfono en la cama, mirándome con infinita comprensión y amor “Te amo, Candice” me dijo con extrema dulzura antes de posar un casto beso en mi frente

“Y yo a ti mi cielo” le respondí

“Me aseguraré que no te molesten” me dijo antes de bajar aún más las luces e irse del cuarto, escuché como cerraba con seguro la puerta y yo seguí llorando como tonta. Sabía que Tiago se había encargado de que trasladaran en cuestión de dos días a Diana a una cárcel en New York ¡Santa mierda! Yo no hice nada por detenerlo, estaba cabreada tanto como avergonzada. Ciertamente yo no tenía la culpa de que Diana engañara a Tiago y se obsesionara con él pero igual no podía evitar sentirme culpable por toda la terrible cadena de eventos. David estaba destrozado, llamarlo y escuchar su voz me rompió el corazón.

*-*-*-*

Carlos descansaba en el sofá de la sala de su casa, con la tablet en la mano, las piernas cruzadas de una forma en que su tobillo descansaba sobre el muslo contrario, esa tarde de verano llevaba un jean azul oscuro y una camisa blanca con un par de botones sueltos, dejando parte de su pecho a la vista, estaba descalzo, le gustaba estar descalzo en casa, especialmente cuando quería descansar y esa tarde era lo que pretendía. Los últimos días habían sido una total locura, el accidente de Candice, lo sucedido con Diana, en fin, demasiadas cosas para procesar. Su mente necesitaba un poco de descanso.

Renata bajó las escaleras y miró a su papá completamente despreocupado leyendo algo en la tablet, su mamá estaba muy ocupada en el estudio con llamadas de trabajo, Catalina había salido al gimnasio junto a Carlitos, era su forma de liberar estrés luego de todo lo sucedido con la tía Candice, eso la había asustado de muerte, se quedó en el último escalón mirando a su padre o mejor dicho, admirándolo y comiéndoselo con los ojos. Era un hombre que rezumaba confianza, arrogancia sin ser desagradable, masculinidad y poder ¡Era perfecto! Suspiró antes de alisarse la falda del vestido que había escogido antes de bajar, era beige con pequeñas flores azules, de finos tirantes y falda suelta más arriba de la rodilla. Cepilló su cabello hasta que le sacó más brillo del posible, sabía que a su papá le gustaba cuando lo llevaba suelto y ella, ella quería complacerlo en todo.

“¿Papá?” pronunció con voz suave haciendo que Carlos despegara la mirada de la tablet para mirar a su hija, realmente mirarla. Sus ojos marrones lo veían con una mezcla de emociones que lo hicieron estremecer y esa tarde en particular ella se veía más hermosa que de costumbre, el diminuto vestido se abrazaba como un guante a sus nacientes curvas y esa larga cabellera castaña le caían sobre un hombro. Sin duda Renata estaba creciendo para convertirse en una hermosa señorita

“¿Sucede algo, princesa?” le preguntó con aparente calma pero desde aquel beso, desde aquella confesión de Renata, desde haberla visto masturbarse, se sentía inquieto en su presencia, no se lo había dicho a Behati porque sabía su reacción, haría una tormenta tan horrible que solo avergonzaría a su hija y eso era lo que menos quería “Ven aquí” puso la tablet a un lado y palmeó el sofá en una invitación abierta hacia ella. Renata caminó lentamente hacia él con una sonrisa que le llegó al alma

“Solo quería estar un rato contigo” dijo ella tomando asiento al lado de su padre, dejando que sus sentidos se impregnaran de su energía y perfume ¡Cuanto le encantaba ese perfume!

“Me hace feliz que mi chica favorita quiera pasar tiempo con su viejo” ella frunció el ceño y él lo notó “¿Qué pasa?”

“Tú no eres viejo” Carlos sonrió

“Sí, lo soy amor”

“No lo eres, eres perfecto. Eso eres” declaró tan convencida que Carlos no pudo evitar la sonrisa que se formó en sus labios

“Pues gracias por acariciar mi ego, princesa” Renata súbitamente se subió al regazo de su papá, ambas rodillas clavadas al sofá, Carlos no se sorprendió, esperaba ese gesto de su parte

“Cualquier cosa por hacerte feliz” las dulces palabras de Renata penetraron por sus venas hasta su corazón ¿Hacía cuánto no escuchaba eso?

“Eres extraordinaria, muñeca. Nunca dejes nadie te haga creer lo contrario ¿Está bien?” las amorosas palabras de su papá le enviaban un gran mensaje que hacia crecer su autoestima frágil “Eres poderosa y tan hermosa que quitas el aliento” la boca de Renata se secó y tuvo que lamerse los labios al sentirlos a punto de quebrarse o quizás era su imaginación. Todo lo que él le ocasionaba era nuevo y excitante, su cuerpo reaccionaba como loco ante cualquier palabra y gesto viniendo de él

“Eres maravilloso y yo te amo” las suaves manos de Renata ahuecaron el rostro de Carlos y ella se perdió en el marrón oscuro de sus ojos, eran chocolate líquido que la miraban con algo más que cariño paternal y ella lo sabía

“Yo también te amo, mi vida” ella sonrió ante esa declaración y buscó sus labios. Esperando un rechazo que nunca llegó, al contrario, Carlos tomó su boca con tal posesión que Renata se deshizo en pedacitos ante su fuerza. La estaba reclamando de alguna forma y ella era suya. Siempre lo sería sin importar lo que pasara, tomaría cualquier cosa que él quisiera ofrecerle, prefería eso a nada.

*-*-*-*
-CANDICE-

No sé en qué momentos me quedé dormida, solo sé que al despertarme estaba completamente desnuda y acomodada perfectamente entre el cuerpo de Sebastien, con su mano por encima de la venda en mi abdomen, completamente pegada a uno de sus costados y mi pierna encima de su cadera ¡Oh sí! Estaba tan acomodada que ni siquiera sentía la maldita sonda pero sabía que estaba ahí ¡Infernal! Pero estaba acurrucada con mi esposo y nada podía ser mejor que eso. Hinqué mis dientes en su hombro, abrió los ojos perezoso y me sonrió “Buenos días, mon ange” su voz ronca era en extremo sensual

“Buenos días, mon prince. Te amo tanto” suspiré y Sebas me atrajo con cuidado para poder besarme, un beso dulce y cargado de amor, su amor

“Yo también te amo, esto es lo que haremos hoy” hizo una pausa para mirarme “Iremos con el médico para que te revise como nos dijo ayer, luego de ahí iremos a Cannes para comer en el restaurante de Urs y Fran, nos encontraremos allá con los chicos” no me estaba preguntando, me estaba relatando como sería nuestro día y lo amaba aún más por eso

“Me parece perfecto mi amor” sonrió en respuesta

“Vamos, te doy un baño, comemos algo rápido y salimos con Piero” asentí y lo dejé ayudarme a salir de la cama, seguía sintiéndome débil, no adolorida en absoluto pero sí débil y odiaba esa sensación. Entré al baño con Sebastien y con la ducha me dejó ducharme tanto como pude, adoraba su gentileza al ayudarme y que fuera tan paciente con mis cambios de humor. El hombre era un santo. Incluso escogió lo que iba a ponerme, un hermoso veraniego vestido amarillo largo de tirantes finos, que escondía la bolsa pegada a mi pierna. Recogí mi cabello con una bufanda que él mismo me había regalado y finalmente bajamos juntos



Mis hijos estaban ahí, dándome su cariño y atenciones pero mi mente estaba lejos de esa realidad. No sabía la razón, desde que desperté solo tenía esta desazón dentro de mí y el anhelo, mejor dicho, la necesidad imperiosa de ver a Erwin, era peligroso sentirme de esa manera, necesitarlo así. Nunca me había dado ese lujo pero ahora parecía inevitable que lo pensara y quisiera tanto que me dolía ¿Qué podía hacer? Cerré los ojos por un segundo y me permití trasladarme a Trancoso, sobre su cuerpo, siendo acunada por sus brazos, me llamaba todos los días pero no era igual

“¿Qué te sucede, mamá?” la profunda voz de Tiago me trajo de vuelta al momento

“¿Qué?” sacudí la cabeza

“¿Qué tienes? Pareces muy lejana” todas las miradas se clavaron en mí

“¿Te sientes mal?” me preguntó Piero y Sebastien deslizó su mano por mi brazo, dejándome saber que estaba ahí conmigo

“Solo no tengo mucha hambre, los medicamentos creo me quitan el apetito y me dan náuseas, eso es todo” y no estaba mintiendo completamente, los medicamentos me provocaban náuseas horribles, miré mi plato apenas tocado e hice un esfuerzo por dar algunos bocados más, mi estado de ánimo no era excusa para no comer, Sebastien me reprendería por eso

“Solo unos días más” murmuró Sebastien apretando sus labios sobre mi sien, encontré su toque tan confortante que me froté contra su boca, necesitaba el contacto físico. Lo ansiaba y él lo sabía. Como siempre lo sabía todo cuando se trataba de mí. Terminamos de comer y junto a Piero nos fuimos al hospital, mi doctor de Londres estaba ahí también

“¿Qué voy a hacer contigo, Candice? Te encanta meterte en problemas” me dijo con una sonrisa que me hizo sonreír también, había mucha confianza entre nosotros “Piero me puso al tanto por teléfono de lo sucedido y de lo que te hicieron, lo siento mucho”

“Me siento mejor pero estoy en extremo cansada y con náuseas”

“Los medicamentos tienden a hacer eso, perdiste sangre y por tus valores sigues anémica ¿La trasfundieron allá?” le preguntó a Piero

“Sí, le colocaron 2 unidades en quirófano y una unidad hace 2 días”

“No podemos forzar más, voy a solicitarte unas pruebas especiales de laboratorio” asentí resignada, no es como si pudiera negarme ¿Verdad? “¿Cómo va el gasto urinario?”

“Está normal, sin presencia de hematuria, solo el primer día al salir del quirófano, luego han estado claras” respondió Piero

“¿Te duele? ¿Te arde? ¿Has tenido fugas?” me preguntó

“No, solo es molesto tener un tubo ahí y una bolsa que cargar con orina” asintió comprensivo

“Bueno, veamos la herida y luego haré un eco renal y abdominal ¿Está bien?” volví a mover la cabeza y tan solo me subí el vestido, mi doctor se preparó para destapar la herida y revisarla mientras Piero le comentaba lo que hicieron en la cirugía. Tenía una herida en la espalda y otra e mi abdomen por donde entraron para operarme, no eran nada pequeñas ni bonitas “Están sanando bien, eso es bueno, no hay signos de infección”

“Yo le hago las curas personalmente todos los días” dijo Piero y mi doctor asintió complacido

“Veamos el injerto” me cubrió el abdomen de gel y pasó el aparato por todo mi abdomen y luego me giró para ver mis riñones, eso si fue doloroso “Todo está bien, Candice, tus riñones siguen algo inflamados pero es normal, el injerto está bien, solo quiero verificar tus valores sanguíneos y tomaré una muestra de orina de la sonda ¿Sí?” volví a asentir “Hoy no estás muy conversadora, Candice” tomé la toalla en mis manos para limpiarme el gel, el doctor volvió a cubrir mis heridas

“Solo estoy cansada, doctor” movió su cabeza comprensivo “¿Hasta cuándo voy a tener la sonda?”

“Veamos los resultados de laboratorio y dependiendo de eso podemos ver si necesitas más tiempo o podemos quitarla antes de los 10 días”

“Está bien” Sebastien deslizó sus manos por mis hombros y mi vista se empañó por las lagrimas que se acumularon en mis ojos. Piero permanecía impasible en su rol, pero fue él quien tomó las muestras de sangre y la muestra de orina de la sonda, lo había hecho incluso en Kenia, era receloso conmigo

“Yo te llamo cuando tenga los resultados y conversamos ¿Está bien?”

“Sí, doctor. Muchas gracias” me abrazó con suavidad y tragué el nudo en mi garganta que me dificultaba respirar

“Honestidad” Piero invocó mi palabra luego que el doctor saliera “¿Qué pasa?” se plantó frente a mí y yo estaba a punto de hacerme pedazos

“Piero” advirtió Sebastien “No es momento” me cubrió con su cuerpo, recordándome que jamás me dejaría caer, ese sentimiento hizo brotar las lagrimas de inmediato “Vamos” me sacó del consultorio “Nos vemos para comer más tarde, llegaremos allá” dijo sin más y me sacó de ahí con tanta facilidad que casi ni sentí cuando llegamos al auto. Sebastien me protegía de todo y todos

“Te amo” le dije cuando entramos al auto, Sebastien me subió a su regazo para envolverme entre sus brazos

“Solo maneja Charles, te diré cuando podemos tomar camino” dijo mientras deslizaba sus manos por mi espalda y mi cuerpo se sacudía por el llanto, me sentía estúpida llorando así toda vulnerable pero si con alguien podía serlo era con mi esposo “Habla conmigo, Candice”

“Solo estoy abrumada, odio sentirme tan cansada e impotente, odio que esto haya pasado, siento que es mi culpa aunque no lo sea, les estoy haciendo daño y me odio por eso” todo me salió como un balbuceo pero solo me aferraba con fuerza a Sebastien, no me importaba la maldita sonda ni el dolor que me quedó luego de la ecografía “Y necesito a Erwin” tomé aire “Los necesito a ambos conmigo” podía sentir el pulso de Sebastien al tener mi cara enterrada en su cuello, percibía su aroma a jabón y perfume, la suavidad de su piel

“Lo traeré para ti, puedes asegurar eso” me acomodé para mirarlo, no había ni un ápice de reproche o molestia en su mirada, Sebastien era muy transparente y siempre podía ver a través de sus ojos. Solo había amor y comprensión “Estoy preocupado por ti, te ves tan...” hizo una pausa “Atormentada” soltó casi como un susurro “Y no me gusta verte así”

“Me siento muy inestable en este momento, no quiero ser mala y herirlos con mis cambios de humor, estoy hecha toda una perra psicótica” Sebastien no pudo contener la risa ante mis palabras

“Sí, de hecho sí” me dijo mordiéndose los labios “Pero eres mi perra psicótica”

“¡Sebastien!” le di un golpe en el pecho y me apretó aún más entre sus brazos “Te amo” me froté contra él

“Lo sé, yo te amo también. Me haré cargo de todo y estaremos bien” buscó mis labios y me dio un beso posesivo, desenfrenado. Tal y como lo necesitaba.

*-*-*-*
-PIERO-

“Esta mierda la ha cambiado” Tiago me miró sorprendido, no iba a mentirle, lo había visto en sus ojos a punto de quebrarse

“Ese fue el mismo pensamiento que tuve al verla herida, lo vi en sus ojos ¿Sabes? No se lo va a perdonar, de alguna forma cree que es su culpa por involucrarse demás conmigo, con nosotros y no podemos culparla”

“No, no podemos pero no voy a negarte que me duele y la verdad que no habrá nadie más como ella ¿Cómo seguir?”

“No lo sé, la verdad no lo sé pero yo quiero escucharlo de sus labios. Cuando se encuentre mejor quiero que nos lo diga” Tiago parecía muy decidido y sé que estaba tanto o más atormentado que mamá, había sido implacable con Diana y no podía culparlo

“Yo no quiero que las cosas cambien, hablo de lo que hemos construido durante todos estos años, no quiero que eso cambie. Me mataría”

“Ella no va a dejar que eso cambie, apostaría mi vida en ello”

“¿Nos vamos?” la voz de Clarisse me sobresaltó “Uy, cualquiera diría andan haciendo algo malo” dijo con las cejas alzadas, Tiago me miró y se encogió de hombros

“Solo tratando de conquistar el mundo, pequeña. Nada más” le respondí y ella me sonrió enseguida

“Será mejor que nos vayamos” dijo Tiago

“Papá dijo que nos verían allá, me escribió ahorita” soltó Clarisse sin más y Tiago me miró con recelo. Nos fuimos todos y en 30 minutos llegamos a Cannes, era un viaje que estábamos acostumbrados a hacer con frecuencia. Los tíos Urs y Fran siempre estaban gustosos de tenernos en el restaurante y la verdad eran mis favoritos, admiraba su relación y la forma en que se complementaban tan bien el uno al otro. Además eran los más relajados y divertidos.

"Pensé venían todos juntos" la voz de Fran me volvió al momento

"Mamá necesitaba calmarse un poco, todo esto la tiene al borde"

"Es comprensible, no es fácil lo que sucedió, todos seguimos consternados y sé que ella debe estar muy conflictuada. Ama mucho a David y esto solo le trae malos recuerdos, a todos nos trae malos recuerdos" susurró nostálgico

"Buenas..." la voz de Sebastien nos hizo girar, él sonreía mientras mi madre estaba aferrada a su cuerpo de tal forma que se movían juntos sin separarse, ella necesitaba el contacto físico constante y no le apenaba pedirlo o buscarlos. Amaba eso de ella.

*-*-*-*
-CANDICE-

Entramos al restaurante, yo amoldada al cuerpo de Sebastien luego de besarnos como locos durante todo el trayecto "Mírate muñeca, estás preciosa" Fran me dio un par de besos en cada mejilla "Preparamos muchas cosas ricas para ti"

"Gracias, eres un sol"

"¿Cómo te sientes, Candy?" Urs también me besó con dulzura

"He estado mejor pero me siento bien"

"Vamos a comer que Lu ya empezó sin ustedes" miré a la mesa donde Lucia engullía dedos de queso, su mirada encontró la mía y sonrió

"Joaquim tiene hambre" se frotó el abdomen a modo de excusa

"Come solo lo que te provoque y luego nos vamos a casa" Sebas frotó su boca por mi cuello "Nos acurrucaremos desnudos" me susurró y me aferré con más fuerza a él ¡Lo amaba tanto! Sebastien era mi roca y mi cable a tierra, siempre "Besame" me ordenó y no dudé para saborear sus labios frente a todos, nadie era ajeno a nuestras muestras de afecto

"Ugh, ustedes siempre derramando miel" Fran rodó los ojos y no pude evitar reírme. Nos sentamos en la mesa y Sebastien subió mi pierna no atada a la sonda sobre su muslo por debajo de la mesa, manteniéndonos entrelazados todo el tiempo. Pude distraerme un rato y al volver a la casa como Sebastien lo prometió, nos acurrucamos desnudos y me dejó dormir.

@SebIzambard
 
“Happy memories not so long ago @CandiceIzambard Never gonna let you go! I thank to life everyday because you're by my side, I love you, babe #mylove

*-*-*-*
GSTAAD, SUIZA

CENTRO DE SALUD MENTAL Y REHABILITACIÓN DE ADICCIONES

-CASSANDRA-


“Ella vendrá a verte cuanto el médico se lo autorice, debes intentar calmarte sino quieres que te mediquemos más, Cassandra” me advertía la Dra. Nemcova y la verdad desde que supe lo que le pasó a mamá me encontraba en un estado de ansiedad permanente, a pesar que ella me llamaba a diario y me decía que se encontraba bien, yo no me sentía tranquila, no hasta verla. El pensamiento de perderla cuando apenas empezábamos a reencontrarnos era demasiado difícil de manejar

“Hasta no verla no me voy a sentir tranquila” le respondí finalmente “¿Podemos llamarla? Por favor, solo un minuto” le pedí a la Dra. Nemcova

“¿Vas a quedarte más tranquila si la llamamos otra vez?” asentí, había hablado con ella la tarde anterior pero igual me sentía muy inquieta

“Por favor, solo necesito saber que está bien hoy” ella asintió comprensiva y el hecho que no pudiera tomar ciertos medicamentos que me ayudarían por el embarazo me tenía aún peor

“Está bien” la vi sacar su teléfono y marcar el número “Está repicando” me lo pasó

“¿Hola?” escuché la voz de Sebastien y literalmente me paralicé, no podía hablar “¿Eres tú, Cassandra?” preguntó

“Yo...” mi voz se trababa “Soy... Sí...”

“Hola peque ¿Estás bien?” me preguntó tan normal, como si nada hubiera pasado, como sino lo hubiera utilizado para hacerle daño a mi madre, como si casi no lo contagié de VIH

“Solo quiero hablar un momento con mamá ¿Está?”

“Sí, ya te la paso” me dijo y escuché ruídos de fondo

“Hola princesa ¿Estás bien?” me dejé caer en el sofá al escuchar su voz “¿Qué sucede, amor?”

“Solo quería saber que estabas bien...” mi voz empezó a temblar

“Estoy bien, Cass, pero no te oigo muy bien ¿Qué sucede?” ella siempre descifraba cuando algo me sucedía, raramente podía ocultarle las cosas

“Lo que te pasó me tiene muy ansiosa ¿De verdad estás bien? ¿Diana no va a hacerte más daño?” era irracional pensar así pero no podía evitarlo

“Estoy bien, Cass. Hoy estuve con el médico, me hicieron análisis y mi recuperación va bien, me quitaron la maldita sonda del infierno y me siento mucho mejor, créeme, esa cosa es un aparato de tortura” empecé a reírme y toda la tensión de mi cuerpo se disipó ¡Dios, la extrañaba!

“¿Cuándo puedes venir?”

“Debo estar de reposo por más días, probablemente me permitan viajar como en 1 o 2 semanas, yo también quiero verte mi niña pero no olvides que te amo con todo mi corazón, que estoy orgullosa de que estés mejorando y poniendo de tu parte en las terapias ¿Sí?” me deshice al instante y empecé a llorar

“Mamá...”

“Princesa por favor no llores, no quiero que llores, no me gusta ¿Sí? Mira que luego yo lloro y pues no, debes estar tranquila, hazlo por mí ¿Sí?”

“Lo intentaré, te amo”

“Yo también te amo, por favor dime que vas a intentar tranquilizarte”

“Sí, lo haré. Lo prometo pero ¿Me llamas de nuevo más tarde y mañana? Por favor”

“Por supuesto que sí mi amor, no dejaré de llamarte ni de estar pendiente de ti, tranquila” tomé aire y cerré los ojos por un segundo

“Gracias por no irte, mamá”

“Cariño, se necesita más que eso para sacarme de combate, tengo más vidas que un gato” volví a reírme con sus ocurrencias, vi a la Dra. Nemcova señalar su reloj y suspiré resignada, saberla bien me tranquilizaba un poco

“Debo colgar pero espero tu llamada ¿Sí?”

“Por supuesto mi niña, te amo”

“Y yo a ti, mamá” le dije antes de terminar la llamada y devolverle el teléfono a la doctora “Muchas gracias” ella asintió

“¿Te sientes mejor?”

“Un poco, sí. Necesitaba escucharla” la doctora me sonrió comprensiva pero las hormonas y todo el proceso de la terapia me tenían en extremo sensible, me sentía vulnerable y expuesta, como una herida abierta. Horrible.

*-*-*-*
NIZA, FRANCIA

“Nuestra hija va a estar bien” Erwin me besó la sien luego de escuchar la conversación con Cassandra, hablar con ella me dejaba en extremo susceptible, gracias a Sebastien me encontraba junto a Erwin esa tarde luego de ir al médico y que me quitaran la maldita sonda ¡Al fin! Pude orinar espontáneamente sin dolor o dificultad, lo cual era realmente bueno

“Gracias por venir, Erwin” me regaló una hermosa sonrisa antes de buscar mis labios

“No podría estar en otro lugar, mi pequeño rubio demonio” me besó la frente

“Gracias Sebas” lo miré del otro lado de la cama, con el codo apoyado en el colchón, me miraba con una media sonrisa en los labios ¡Era hermoso!

“Dijiste que nos necesitabas a ambos, aquí estamos para ti mi amor, siempre” sus palabras me deshicieron todita

“¿Te sientes mejor?” Erwin enredó sus dedos en mi cabello

“Mucho mejor sin la sonda infernal del demonio” ambos se echaron a reír “En 3 días más puedo quitarme las gasas y darme un baño completo ¡Al fin!” subí una pierna al cuerpo de Erwin y él deslizó su mano por mi muslo, subiendo el vestido y haciéndome contener la respiración por un instante

“¿No te gustaron mis baños de esponja?” giré a Sebastien que me hizo pucheros y definitivamente podía comérmelo a besos

“Son lo mejor de mi día, pero realmente extraño poder mojarme todo el cuerpo y meterme en la tina” Erwin mordisqueó mi hombro y todo mi cuerpo se arqueó en respuesta

“¿Has hablado con David?” me preguntó Erwin sin soltar su toque de mi cuerpo

“No demasiado, solo sé que quieren hacer lo mismo que con Hayley y trasladarla a un centro de salud mental, al menos es lo que Lais me ha dicho. Lamentablemente Tiago ha puesto todas las trancas posibles para que eso pase” cerré los ojos y recordé sus palabras

“Diana va a pagar por lo que hizo, no me importa si se confundió o no, el hecho que haya ido con la intención de hacerle daño a alguien es más que suficiente para que pague”

“Si hablas con él podrías suavizar las cosas ¿No?” miré a Sebastien que me devolvió un gesto comprensivo

“Lo voy a intentar pero la verdad es que primero necesito yo poner mis ideas en orden, hablar con David, con Diana incluso, creo que lo he pospuesto todos estos días por el hecho que me duele ver como las cosas se repiten de esta forma, me duele David, me duele Diana, me duele Tiago” sentí mi voz quebrarse y entre ambos me envolvieron con sus cuerpos, las cosas no iban a durar mucho tiempo en calma, de eso estaba segura...

@CandiceIzambard

“Memories from Kenya! How happy I was here with this beautiful creatures! Hello world! I just wanna thank you all for your warm messages and positive words, your support and good vibes makes me feel so humble and blessed. I'm doing fine, still recovering from a kidney injurie, unfortunately it was a really awful situation where people I care about are involved and we're trying to solved this as fair as we can, I ask you from the bottom of my heart to respect our privacy during this time, please. I love you all and I'll be back to work really soon (I hope) #stillhere

*-*-*-*
NEW YORK, USA

Ese día Jasmine, Brigitte y Catalina tenían una sesión para la nueva campaña de Victoria's Secret llamada “Sexy Little Things” de las más icónicas cada año y se enfocaba en sensuales piezas de colores fuertes, con brassieres push-up, encaje, bralettes y pantys igual de sensuales, además promovían el mostrar la ropa interior bajo lo que llevaras puesto como forma de mostrar sensualidad y ser divertida. Las chicas encarnaban perfectamente ese estilo, además que las 3 amaban trabajar juntas y era la primera sesión luego que sus vacaciones se vieran acortadas por todo el drama con Diana, el trabajo era buena distracción.



@CatalinaMarin

“Sexy Night Out with @VictoriasSecret and this beauties @BrigitteIzambard @JasmineNicoli #VSangels #NewAngels #SexyLittleThings #familyFun

@JasmineNicoli

“Most sexy selfie with my gurls... @CatalinaMarin @BrigitteIzambard thank you to our VS family for another great day of “work” #VSangels #NewAngels #SexyLittleThings #familyFun

@BrigitteIzambard

“Booty time! In new Sexy Little Things Collection with this super hot women @CatalinaMarin @JasmineNicoli #OnFire #VSangels #NewAngels #SexyLittleThings #familyFun

Al salir del estudio era de esperarse que la prensa estuviera esperándolas “¿Cómo está tu mamá? ¿Pueden decirnos lo qué pasó? ¿Una de sus primas fue la responsable? ¿Pueden darnos detalles?” era algunas de las preguntas con las que las bombardearon

“Mamá está bien” Brigitte tomó la palabra con toda la calma que siempre la caracterizaba “Se está recuperando bastante rápido, sigue de reposo. Por razones legales no podemos dar detalles de lo sucedido ni del proceso que se está llevando a cabo, agradecemos su apoyo y comprensión” Catalina le tomó la mano a Brigitte y admiró su entereza

“¿Dónde está Cassandra? ¿Es cierto está en rehabilitación? ¿Ha hablado con Candice?” lanzaron repentinamente

“Es cierto, Cassandra está en rehabilitación, está en recuperación y es todo lo que puedo decir” terminó Brigitte y sus guardias de seguridad las ayudaron a subirse al auto que las esperaba

“Por un segundo olvidé que la prensa americana es bastante horrible” resopló Catalina y se abrazó a Brigitte, Jasmine hizo lo mismo

“Sí, pero es parte del trabajo ¿Qué le hacemos? Lo bueno es que mamá está mejor y las cosas están retomando su curso...”

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 25-26

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Vie Mar 03, 2017 9:10 pm

Bueno ...por dónde empiezo.
Hoy creo que el comentario va a ser un poco más largo, he decidido darme un poco más de tiempo para hacerlo. A igual que tú, el trabajo ha estado demandando más de mi.

Vamos primero con Lucía y su bebé. Seb debe estar muy feliz porque este nuevo miembro de la familia llevará su nombre.... me encantó la combinación.

Lo de Piero, Tiago y Seb es algo que nadie entenderá, para serte sincera, también me cuesta entenderlos. Y eso me lleva a lo de Carlos y Renata. Vaya con la nena... conocía del complejo de Edipo, pero como que la etapa de esto ya debió finalizar hace unos cuántos año atrás, no sé hasta qué punto lllegarán con esto y cuánto más podrán ocultar a Bee de lo que sienten padre e hija.

Hay muchas más situaciones que se avecinan y Candice lo sabe....


Mi Vi.. . Muchas bendiciones en tu trabajo está semana...
avatar
NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 25-26

Mensaje por Gaby_kdsh el Sáb Mar 04, 2017 1:26 am

Veamos que paso aqui

Pobre Candy, pero se ve que no le falta ayuda para recuperarse, tiene a todos sus niños, así que Erwin anda allí rondando, no entiendo esa situación ese trio amoroso.

Me encanta Lucia, y el baby, y Esteban con Jass ellos son mi pareja favorita.

Ahora bien, como Nathy yo no entiendo toda la situacion de Pieroo y Tiago hacia su mamá.

Ahora bien, la situación de Carlos con Renata, es mas delicada ya que a diferencia de piero, Ren si lleva la sangre de Carlos además de ser una niña, y eventualmente eso le ocacionará un problemon con su esposa, y con sus hijos que podría terminar separando a la familia.
avatar
Gaby_kdsh
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capitulo 25-26

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.