Últimos temas
» I'm No Angel. Capítulo 60-61
Sáb Dic 09, 2017 3:17 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 64
Vie Dic 08, 2017 3:39 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 59
Sáb Nov 11, 2017 9:13 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 63
Sáb Nov 11, 2017 8:47 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 62
Sáb Oct 28, 2017 9:46 pm por Nathy

» I'm No Angel. Capítulo 58
Sáb Oct 28, 2017 12:38 am por Gaby_kdsh

» NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP
Dom Oct 15, 2017 9:48 pm por Nathy

» Send My Love Capítulo 61
Dom Oct 15, 2017 9:46 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 57
Dom Oct 01, 2017 3:18 pm por virginia2604

Notificaciones
NUEVO ACCESO AL FORO DESDE UNA APP

Jue Oct 12, 2017 12:02 pm por juanny

HOLA A TODAS!

Tenemos una gran novedad!. Foro Activo (donde hospedamos el foro) ya enlazo todos sus foros a una APP,
y aquí su servidora ya hizo lo necesario para que desde esta puedan ver nuestro foro desde su celular!!

Topic'it es una aplicación móvil gratuita que permite consultar, y participar en los foros de una forma simple y amigable. ¡Por lo tanto los foros están 100% optimizados …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


Send My Love Capítulo 42

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Send My Love Capítulo 42

Mensaje por virginia2604 el Sáb Abr 01, 2017 6:57 am

Hoolaaaaa holaaaa mis bellas lectoras ¡Al fin fin de semana! cheers cheers cheers Una semana más que sobrevivo jaja paz paz anoche estaba muerta de cansancio pero paso hoy a dejarles nuevo cap que espero disfruten este fin de semana lol! lol! Gracias una vez más por seguir esta historia ¡Son las mejores! pena pena Disfruté escribiendo este cap, así que espero ustedes también lo disfruten demon demon demon demon ducha ducha
¡Feliz Fin de Semana!

PD: ¡Finalmente va a pasar! lol! demon demon risamaleva ducha

CAPÍTULO 42
BOSTON, USA

TONI


La imagen de Sebastien tomando a Liv en la tina realmente me golpeó las pelotas pero entonces ella me miró suplicante y mi deseo cobró vida, salvaje y abrumador pero debía controlarme, por ella. Esto marcaría algo importante para todos o al menos así se sentía.

Pero ahora estábamos en la cama, con Liv comiendo de mi mano mientras Sebastien jugueteaba con sus pezones y ella se retorcía como la diosa que es, sensual, anhelante y poderosa ¡Infiernos! Me moría por estar dentro de su preciosa humedad una vez más. La quería todo el tiempo y aún así no me sentía satisfecho ¿Por qué? La amaba demasiado, no había dudas. Pero también la deseaba como a nadie más y eso me convertía en un bastardo egoísta.

Puse la comida a un lado, había sido suficiente para ella, ahora... Ahora venía mi festín de Liv, quería saborearla hasta la última gota, hasta hacerla acabar tan solo para volverla a saborear. Busqué el plug y el lubricante, su sonrisa pícara me dio todo el permiso que necesitaba ¡Qué Dios me ayudara! Me acomodé entre sus piernas y sus caderas rápidamente fueron a mi encuentro “Paciencia, cielo...” abrí sus sedosos muslos un poco más antes de clavarle las piernas a la cama, su brillante sexo se veía rosado y suplicante ¡Una belleza! Barrí con mi lengua desde su tentadora abertura hasta ese hinchado nudo de placer

“¡Dios, Toni!” gimió ella moviendo las caderas ¡Amaba escuchar mi nombre en sus labios! Encorvando la espalda para ofrecerle más de sus pechos a Sebastien que los lamía gustoso, sus pezones se veían tan apetitosos pero debía concentrarme en ella, por el momento. Su sabor almizclado y femenino realmente me fascinaba, sabía aún mejor después de correrse, más fuerte y salado ¡Intoxicante! La devoré con gula, lamiendo y chupando sin refrenos sus pliegues, su clítoris, su monte de venus ¡Absolutamente todo! Sus jadeos se habían convertido en suplicas temblorosas mientras su boca trabajaba la erección de Sebastien, tan solo unos segundos su mirada descendió a la mía y un estremecimiento me azotó la espalda. Sus ojos negros llenos de deseo me hicieron doler las pelotas

“Estás tan mojada, cielo ¿Quieres correrte?” metí un dedo en su precioso túnel y sus paredes me apretaron con fuerza ¡Mierda! Recordé la delicia que era sentir mi pene justo donde estaba mi dedo. Con la mano libre abrí el gel para untarlo en su trasero, ella se estremeció y vi su piel erizarse. Ella era tan sensible y perfecta. Mi mano libre encontró aquel paraíso prohibido y un ronco gemido escapó de sus labios “Toma aire, cielo” su respiración descontrolada hizo el intento y cuando deslicé el plug ella volvió a estremecerse

“¡Por favor, Toni!” murmuró antes de meterse a Sebastien en la boca una vez más, sus hermosos pechos bamboleaban por lo agitado de su respiración ¡Y joder sino quería chuparlos! Giré mi dedo y encontré aquel sensible punto en su interior que la hicieron despegar la espalda de la cama y soltar a Sebastien de su boca “¡Oh por Dios!” sus caderas empezaron a retorcerse pero mis manos le impedían mucho más

“¡Maldición!” gruñó Sebastien al momento que Liv se lo tragó entero ¡Joder! La imagen me excitó de sobremanera, ella definitivamente podía volver loco a cualquiera

“¡Quiero correrme, por favor!” me suplicó, entonces apenas rocé la uña en aquel sensible punto y tiré con fuerza su clítoris entre mis labios

“¡Correte ahora, cielo!” mi orden la hizo contorsionar hasta hacerse miles de pedazos, su cuerpo hizo combustión ¡Y joder sino era lo más hermoso del mundo! Su piel enrojecida, sus pechos inhiestos y suplicantes, su boca abierta y gimiendo ¡Maldición! Quería devorarla de nuevo

“¡Toni!” gritó ella enceguecida por el orgasmo, podía sentirla apretar mi dedos y desbordar más humedad ¡Dios, qué rico sabía en ese momento! Lamí todo cuanto quise hasta que sus hermosos pliegues hinchados dejaron de temblar, solté sus muslos y la contrita cara de Sebastien me dijo que estaba a punto

“Es hora...”

“¡Gracias al cielo!” murmuró Sebastien que se veía a punto de tener un ataque cardíaco pero yo, yo apenas estaba empezando con ella

*-*-*-*

OLIVIA

“Ven aquí, cielo” me tomó un segundo procesar la orden de Toni, mi cuerpo temblaba como hoja luego del orgasmo que la pecaminosa boca de mi hombre acababa de darme, enfoqué la mirada y pude verlo acomodado en la cama, invitándome a montarlo ¡Joder, sí! Miré a Sebastien y a su dura erección y mi vientre se contrajo otra vez ¿De verdad pasaría? ¡Dios, sí! Al incorporarme en la cama sentí el plug moverse y enviar un corrientazo fuerte entre mis piernas

“¡Oh Dios!” me estremecí pero el deseo era como lava ardiente creciendo en mi cuerpo, entre mis piernas, en todos lados

“Olivia” Sebastien se acomodó a mi espalda, deslizando sus manos por mis pechos y jalando los pezones una vez más “Te amo” mordisqueó mi hombro con dulzura y quise girarme pero la pesada mirada de Toni me arrastraba consigo como un imán, miré su preciosa erección y la quise devorar

“Hoy no, cielo” me advirtió leyendo mis pensamientos “Montame, Liv” tragué grueso y sentí las manos de Sebastien ayudarme a buscar la posición

“Deslizate sobre él, Olivia. Siéntelo llenarte” me susurró Sebastien y el infierno ardió en mi vientre ¿Me estaba diciendo eso? ¡Dios! Entre ambos acabarían con la poca cordura que me quedaba. Lentamente me deslicé sobre Toni, sintiendo su dura erección destrozar cada terminación nerviosa a su paso, me sentía apretada por el plug y era intenso. Realmente intenso. Su glande encontró ese sensible punto dentro de mí y casi ardí en llamas

“Liv...” Toni estaba ronco e igual de mal que yo, podía verlo abandonar su autocontrol poco a poco, sus manos tomaron mi rostro y me acercó hasta sus labios, reclamándome una vez más, devorándome con exigencia y llevándose consigo todo de mí ¿Quedaría algo mío que ellos dos no se llevaran? A ese punto lo dudaba. Las manos de Sebastien se deslizaron por mis caderas hasta masajear mi trasero, lo apretaba con firmeza hasta que sentí su boca sobre la sensible piel

“A Toni le gustan tus pechos pero a mí...”

“¡Sebastien!” sentí un mordisco en mi glúteo derecho seguido de una fuerte succión, el picor pronto se convirtió en una cálida sensación que se filtró directo a mi sexo ¡Dios! Miré a Toni que sonreía perversamente

“Te has empapado, cielo ¿Te gustó su mordisco?” me dio un guiño burlón antes de volver a besarme y mover un poco su cadera, raspando ese punto dentro de mí una vez más

“¡Oh Dios!” iba a deshacerme en cualquier momento. Todo era demasiado intenso, sentía a Toni palpitar dentro de mí, tan apretado y profundo que apenas podía respirar, por otra parte las manos y la boca de Sebastien terminaban de saturar mis sentidos ¿Cómo iba a sobrevivir?

“Creo a Liv le ha gustado tu mordisco, hazlo con el otro”

“Con gusto” murmuró Sebastien antes de hincar sus dientes en mi sensible carne

“¡Oh santo Dios!” le clavé las uñas en el pecho a Toni, su gruñido me aprobatorio me excitó aún más

“¿Quieres marcarme también, cielo?” su pregunta me tomó desprevenida pero sabía la respuesta

¡Sí!

“Haz lo que quieras, dulce amor. Soy tuyo” y con esa promesa selló mis labios y sentí el plug salir de mi cuerpo, antes de reaccionar la erección de Sebastien se adentró en mi cuerpo, chispas, chispas y más chispas encendieron una hoguera en mi interior, llevándome peligrosamente cerca. Los tenía a ambos dentro de mí.

Me sentí completa.

Extasiada

Y a punto de romperme en mil pedazos


“Respira, Olivia ¡Vas a matarme!” Sebastien deslizó sus manos por mi espalda y me di cuenta que contenía el aliento

“¿Te gusta sentirte llena, cielo? ¿Nuestras pollas enterradas en ti se sienten bien?” ¡Maldición! Las crudas palabras de Toni me ponían a mil, él lo sabía.

“¡Ohh... Siiiii!” lentamente empezaron a moverse, manteniéndome cautiva entre sus cuerpos y sus agitadas respiraciones. Toni entraba, Sebastien salía y viceversa, encontraron un torturador ritmo que me llevaba cerca del orgasmo y me alejaba solo para empezar de nuevo. Esto era nuevo y un infierno de excitante para mí, los sentía en todos lados, metidos profundo en mi corazón y en mi alma.

Nadie jamás podría sacarlos de ahí.

Nuestros cuerpos encontraron un paso cadencioso que nos puso a prueba, lento, con un ritmo in crescendo que nos mantenía cautivos del inmenso placer que estábamos sintiendo. Sebastien besaba mi espalda, mi cuello, mis hombros, empujando mis pechos a la boca de Toni que los devoraba codicioso, chupando, lamiendo y tirando de mis pezones con los dientes hasta ponerlos duros y sensibles, podría sentirlo al día siguiente cada vez que la tela me rozara el cuerpo, iba a sentirlos a ambos.

Mi deseo se acrecentaba como una bola de nieve con cada embestida, volviéndome más anhelante y desesperada, empecé a moverme de todas las formas posibles, clavando mis uñas en los brazos de Sebastien, mordiendo y chupando el cuello de Toni, frotándome desesperada en busca de alivio. Nunca, jamás había sentido una necesidad tan cruda, un deseo tan voraz que me consumía como un incendio forestal sin control. Sus cuerpos taladrándome y rastrillando sin piedad mis terminaciones nerviosas me acercaban a una supernova que no estaba segura de poder controlar.

“¡Por favor!” supliqué sin importarme nada más

“¿Lo quieres más fuerte, amor?” la pregunta de Sebastien me sacudió con fuerza

“¡Oh Dios, sí. Por favor!”

“Sujetate, cielo” Toni llevó mis manos a su cuello y ambos empezaron a moverse más rápido, más fuerte, haciéndome gritar sus nombres incensantemente hasta dejarme la garganta en carne viva, metiéndose más y más profundo hasta que la presión explotó dentro de mí como una estela de fuego ardiente.

Arrasando con todo a su paso.

Haciéndome miles de millones de pedazos


Y entonces lo sentí, sus erecciones más y más duras como el hierro caliente hasta que se vertieron al mismo tiempo dentro de mí, empujando con fuerza y montándome a un nuevo orgasmo sin bajarme del anterior. Mi cuerpo se sacudió, se contrajo y cedió ante tal cegador placer ¿Sería siempre así de intenso? Definitivamente no sobreviviría un round más así...

¿Me había desmayado? Creo así fue porque no recordaba haber llegado a la tina donde ahora me encontraba apoyada en el pecho de Sebastien mientras Toni frotaba mis piernas con jabón “¿Caí en un coma momentáneo? ¿Es posible que el placer te lleve al coma?” ambos se rieron y ese sonido era demasiado hermoso

“Es bueno saber que podemos hacerte eso, amor” me susurró Sebastien mientras acariciaba perezosamente mis brazos, hasta ese simple roce lo sentía en todos lados

“¿Cómo te sientes, Liv?” la mirada de Toni escudriñó hasta mi alma y me desarmó una vez más

“Satisfecha pero muy cansada ¿Qué hora es? Debo volver a casa”

“Ya son más de las 5pm, cielo” me tensé al instante pero Toni me sujetó las piernas y me miró una vez más “Tranquila, vamos a vestirnos, entrenaré un rato con Leny, seguro Sebastien quiere estar con Maya mientras tu comes lo que seguramente Tom te ha guardado y descansas un rato ¿Está bien?” ¿Así de fácil? ¡Caray, Toni sí que sabía tomar el mando de las cosas!

“Esperen un momento” me deslicé un poco para poder mirarlos a ambos “Yo estoy flotando en una nube pero ¿Y ustedes?” ambos se miraron solemnes para luego mirarme y sonreír a la par ¡Maldición! Mi cuerpo vibró y se deshizo con esa imagen, la grabaría a fuego en mi mente para siempre

“Muy pronto no habrá nada que impida atarte a la cama para que ambos te disfrutemos ininterrumpidamente, Liv”

¿Me lo prometes?

La mirada oscura de Toni envió un delicioso cosquilleo a mi vientre ¿No tenía suficiente? “Esa es una idea muy tentadora” secundó Sebastien y pude notar como volvían a excitarse ¡Dios!

“Yo encantada de la vida pero ahora necesitamos salir de esta tina, de este cuarto, sino jamás lo haremos”

“¿Sería eso tan malo?” Toni pellizcó mi pezón haciéndome saltar en el agua y salpicando todo afuera. Admiré las marcas en el pecho y cuello de Toni, mis chupetones tenían un tono rojo intenso que al día siguiente se vería oscuro ¡Y vaya si eso no me encantaba! Además tenía las marcas de mis uñas en su nuca y sus biceps. Miré el cuello de Sebastien y apenas recordaba haberme contorsionado en medio del éxtasis para chuparlo pero las marcas de mis uñas en sus brazos era tan visibles como los chupetones de Toni ¡Dios bendito! "¿Admirando tu trabajo, cielo?" se burló Toni al capturarme mirándolos "Vamos, salgamos de aquí si queremos lograr algo" nos instó, Sebastien fue el primero en salir y ofrecerme su mano para ayudarme, Toni azotó mi trasero con su mano sobre las marcas de Sebastien y un estremecimiento me recorrió el cuerpo

"¡Toni! Me dolerá sentarme" su sonrisa diabólica me calentaba al instante

"¡Bien! Así no te olvidarás de nosotros"

¡Cómo si pudiera!

Miré rápidamente mi cuerpo en el espejo y era imposible ocultar lo sucedido, mis labios estaban rojos e hinchados, mi mirada satisfecha, las marcas de los azotes, los chupetones y mordiscos resaltaban como luces de neón en la oscuridad y eso lo encontraba extrañamente maravilloso. Toni me prestó una de sus camisas ya que la mía era un revoltijo de trizas en el suelo de la sala "Deberías dejar algunas prendas aquí, para casos de emergencia" susurró solo para mí y mi mente estalló de gusto con esa idea.

Ver a mis hombres vestirse fue todo un festín para mis sentidos, ambos tan gráciles, apuestos y sensuales que hacían llorar a mi cuerpo de anhelo y deseo del más carnal y primitivo ¿No había tenido suficiente ya? Toni me miró divertido y negó con la cabeza, aún en ropa deportiva rezumaba elegancia y masculinidad por cada poro de su piel. Amaba el hecho que no quisiera faltarle a mi hijo y le dedicara tiempo aún sabiendo que estaba cansado. Sebastien por su parte se cambió la camisa, no era raro que tuviera algo de ropa en casa de Toni, se puso un suéter gris de cuello alto que cubría mi obscena marca en su cuello pero su mirada lo delataba, se veía relajado y por esa tonta sonrisa en sus labios sabía que todo estaba mejor consigo mismo y con nosotros.

Lo que pasó fue intenso y nos conectó de una forma que jamás olvidaríamos, sin importar lo que pasara. Cuando finalmente pudimos salir de la casa la intensidad disminuyó un poco y agradecí al cielo. Dejé de temblar y mi corazón de latir desbocado, debía calmarme para enfrentar a los chicos y a mi padre, así que paré primero en el apartamento para cambiarme de ropa, llegar con la camisa de Toni sería raro pero igual la metí bajo mi almohada antes de salir, no se la devolvería.

Maya estalló de felicidad y se le guindó a Sebastien al segundo que lo vio, observar esa escena me deshizo al instante, Sebastien era un padre maravilloso. Miré a mi propio hijo sonreírle cómplice a Toni y por primera vez en mucho tiempo me sentí en paz, Natalia me rodeó con sus brazos y me permití saborear ese pequeño momento feliz en mi vida, sé que esos no abundaban mucho, así que lo encapsulé en mi mente y lo guardé dentro de mí para cuando necesitara un recordatorio de que la vida podía ser maravillosa.

*-*-*-*

TONI

3 HORAS DESPUÉS


“Olivia te tiene bien cogido por las pelotas, hermano” Carlos me palmeó el hombro mientras se reía. Esa misma noche nos encontramos en un bar cercano para hablar y tomarnos unas cervezas

“¿Tú crees?” tomé un sorbo más “Estoy muerto por ella, de verdad” Carlos asintió en comprensión, hablar con él era realmente fácil

“Lo sé, lo veo. Tienes un letrero en la frente que dice “Estoy enamorado de Olivia” que es imposible de ignorar” me chocó la botella y empecé a reírme “Me da gusto que ella encontrara a alguien como tú, que puede darle lo que anhela y hacer cualquier cosa por ella”

“Cualquier cosa por ella” chocamos las botellas una vez más, en completo entendimiento de esas palabras, ambos habíamos llegado a límites inimaginables por ella y lo haríamos de nuevo “¿Todavía la amas?”

“¿Románticamente?” me miró curioso. Asentí “No, mi amor por Olivia es especial pero estoy claro que su corazón está contigo y con el imbécil de Izambard” negó con la cabeza y entendía un poco su rechazo hacia Sebastien “Ella y Tracy son mi familia, desde que Jeremy y yo las conocimos se convirtieron en eso y siempre va a ser así y más ahora que estoy de vuelta, que son parte de nuevo de mi vida”

“¿Querían casarse con ellas?”

“¡Por supuesto! Nuestra idea era que yo tomara a Tracy y Jeremy a Olivia, así todos felices ante los ojos de los demás y felices a puertas cerradas los cuatro. Estás pensando casarte con ella ¿No es así?” sonrió divertido “¡Joder, deberías hacerlo!” me instó

“¡Estás loco! Me muero por hacerlo pero es una misión alocada, digo, ella fue novia de Sebastien mucho antes y todos creen que ellos son la pareja perfecta, nadie aparte de Tracy y tú saben lo que Liv y yo tenemos. Imagina de repente ella dice que se va a casar conmigo ¡Dios! Tom me mata y pensar en sus hijos ¡Maldición! Me he encariñado con Leny demasiado, con Natalia también pero ese chico me recuerda mucho a mí a su edad, demasiado sabio y tímido” los ojos de Carlos se abrieron como platos

“¿Tú, tímido? No puedo tan siquiera imaginarlo” asentí

“Sí, lo era pero luego encontré los deportes, crecí y ese nuevo poder adquirido marcó mi vida hasta ahora” una pregunta me rondaba la cabeza y sabía que solo Carlos podía responderla “¿Puedo preguntarte algo?”

“¡Venga hombre! ¡Dispara!” le dio un largo trago a su cerveza

“Esas tendencias voyeuristas de Liv...”

“¡Joder son de lo más calientes!” saltó a responder con una sonrisa burlona y por un instante quise arrancarle las pelotas “Calmaos, tigre” se burló una vez más “A Olivia le excita mucho mirar a otros, incluso se excitaba mirando como Jeremy y yo nos vestíamos, le gusta eso. Además miraba como él y yo follábamos a Tracy y se prendía en fuego, literalmente” ¡Vaya, vaya! Liv era una preciosa caja de sorpresas que cada día me gustaba más, sin duda podría aprovechar eso para su placer y el mío, por supuesto

"Me he dado cuenta de su mirada curiosa y anhelante"

"Olivia es más fuerte que tú y yo juntos, empuja sus límites y verás como florece" alzó las cejas y bebió lo que quedaba de la botella "Hay un club que se llama Shadows, cuando quieras llevarla solo avísame para hacer una llamada y que te dejen entrar"

"¿Es un club de...?"

"Sí..." miró al barman y enseguida tenía otra botella, rebuscó en su bolsillo y sacó un par de puros cubanos "¿Fumas?" ¡Mierda, sí! Cuando serví en el ejército me fumaba cajas en unas horas para mantenerme despierto, lo dejé cuando regresé pero ese olor me trajo de vuelta muchos recuerdos. Su encendedor era negro con una C en dorado, lo giró y había una J. Esa primera bocanada me supo a gloria

"¡Demonios, qué bueno está!"

"Nada mejor que un cigarro cubano, además que la proeza de poner a Liv de rodillas sobre arroz merece ser celebrada" pedí otra cerveza y brindamos por eso...

*-*-*-*

SEBASTIEN

¿Dormir? No podía, daba vuelta tras vuelta en la cama y simplemente no podía conciliar el sueño, mi cuerpo estaba agotado pero mi mente tan sobrecargada de cosas que no paraba de pensar y pensar ¡Demonios! Los gemidos de Olivia, su cuerpo enrojecido, los azotes ¡Maldición! ¿En qué momento me había excitado de nuevo? Lo sucedido había sido intenso, por decir lo mínimo.

Admitir que me excitó ver como Toni le daba sexo oral y la penetraba me asustó como el infierno ¿Por qué no me desagradaba? Mi cabeza era un desastre, quería hablar con Toni pero él estaba de copas con Carlos ¡Maravilloso! Al parecer Carlos era mejor amigo que yo en ese momento "¡Basta!" me recriminé, tenía que dejar mis estúpidos celos a un lado si quería que las cosas funcionaran. Todo había sido tan perfecto, esa paz que sentí quería conservarla para siempre. Haría lo que fuera por eso. Punto

*-*-*-*

OLIVIA

Al estirarme en la mañana todo mi cuerpo se tensó y palpitó ¡Demonios! Me dolían lugares que ni siquiera sabía podían dolerme, el dolor me quemó al sentarme ¡Maldición! Sería un infierno intentar trabajar ese día, si juntaba mucho las piernas mis sensibles pliegues se rozaban y mi cuerpo temblaba. Se aseguraron de que no los iba a olvidar ¡Perfecto! Mis pechos se sentían pesados y el roce de la camisa me daba escalofríos ¿Cómo demonios iba a trabajar así? La ansiedad y emoción me golpearon al saber que esa noche nos íbamos a la playa ¿Qué playa? No tenía idea y Toni no me daba ni una sola pista pero ahora que Sebastien también iba con nosotros mi emoción, ansiedad y deseo crecían de forma exponencial.


Miré mi teléfono y abrí de nuevo el mensaje adjunto a la foto de Toni y Carlos sonriendo mientras se divertían tomando cerveza, ambos se veían sonrientes, oscuros y un poco achispados por el licor:

“Carlos: ¡Salud por ti, nena! Deja volar tu imaginación”

¡Maldito Carlos! Me conocía demasiado bien y sabía lo que esa imagen podría provocarle a mi psique, alejé los pensamientos y me puse en marcha. El baño me hizo bien pero la rutina de la mañana me costó mucho más ese día. No pude ponerme brassiere, el palpitar de mis pezones y su hipersensibilidad me lo impidieron, así que bajo mi vestido llevaba un top blanco que sostenía mis pechos y no los maltrataba, esa sensación de haber sido poseída vibraba en mis venas. Mis hijos estaban sumamente emocionados por el viaje, sus maletas estaban listas. Todo estaba listo para nuestro fin de semana.

Llegar a la oficina y ver a Toni llevando el chaleco borgoña que yo le regalé, con el que me había hecho el amor por primera vez me hizo convertirme en un pozo de deseo al instante “Buenos días, amor” pulsó el stop del elevador y literalmente devoró mis labios en un beso que me hizo derretir las rodillas ¡Gracias al cielo me tenía sujeta! “¿Están muy sensibles?” deslizó su pulgar por encima de mis muy visibles pezones a través de la tela, un corrientazo se fue directo a mi vientre y el ardor se propagó salvajemente

“No voy a poder trabajar si haces eso, por favor” le supliqué, necesitaba concentrarme un poco fuera de sus bombardeos sensoriales

“Solo porque esta noche nos vamos” apretó mi trasero y chillé al instante, mi piel seguía sensible y él lo sabía ¡Bastardo! Toni puso en marcha de nuevo el elevador y finalmente llegamos a las oficinas, al entrar a la mía pude ver dos enormes y opuestos ramos de flores, unas calas moradas y negras que sabía eran de Toni, sus colores oscuros y decadentes me fascinaban y no me pasó desapercibido que las calas negras rodeaban a las moradas más claras del centro, Toni ponía muchísima atención a los detalles y ese era uno de ellos.



A su lado había un colorido ramo de lirios blancos y flores rosadas que era indudablemente de Sebastien ¡Mis hombres no podían ser más opuestos y perfectos!



Tomé primero la nota de Sebastien:

“No sabía lo que era la verdadera felicidad hasta que te conocí. Te amo
xx
Seb”


Un mensaje corto y dulce, con las palabras precisas para hacerme sonreír como tonta y suspirar por él. Tomé la tarjeta de Toni para leerla:

“Seré quien te ayude a cumplir todo aquello que siempre has anhelado. Gracias por curar mi corazón. Te amo,
TU Toni”


Su promesa, ese agradecimiento y el hecho que firmara como mío me hicieron sonreír aún más.

Mi Toni.

Ese pensamiento me hizo feliz.

Aproveché el almuerzo de ese día para ver a Tracy, necesitaba a mi amiga y a sus sabios consejos. Siempre. Ella me recibió como toda una diosa, como si nada le hubiese sucedido y me alegraba verla tan bien, tan hermosa y vibrante como siempre. Clayton había obrado mucho de eso en ella, su última relación la dejó con la autoestima por el piso pero al encontrar un dominante como Clayton ella simplemente floreció una vez más.



“¡Quiero que me lo cuentes todo!” chilló al sentarnos en el sofá con la comida que ella había preparado para nosotras “¿Finalmente fuiste poseída por el dúo dinámico?”

“Sí” ella gritó victoriosa

“¡Joder, detalles!” exclamó burbujeante, me encantaba esa actitud suya, me dediqué a contarle todo con lujo de detalles, ya sabía algunos por nuestra religiosa conversación telefónica diaria, pero eso nunca era igual que estar frente a frente “¡Dios mío!” sus pupilas dilatadas eran un claro indicio de que le había gustado mi experiencia

“Te juro que nunca me había sentido tan completa en mi vida y aún así quiero más de ellos, todo el tiempo, a toda hora ¿Cómo voy a controlarme en este viaje? Me muero por tenerlos de nuevo y ¡Joder, las marcas! Me excito viendo las que ellos me dejaron pero ver las que yo les dejé a ellos me pone a mil” Tracy se rió descontroladamente por algunos segundos hasta que yo la acompañé en su ataque

“Te entiendo, recuerdo esa sensación cuando estuvimos con Carlos y Jeremy, la primera vez que ambos me tuvieron ¡Maldición! Carlos se quejó luego que le dolían las pelotas al igual que Jeremy, yo quería montarlos como posesa a cada rato” aquellos recuerdos inundaron mi mente y no pude evitar sonreír, era de lo más caliente ver a Tracy ser poseída por ellos, yo me excitaba tan solo mirando, luego siempre era Jeremy quien me ofrecía un descomunal orgasmo “Me preocupa la tal Elena y la mamita de Sebastien, se ve que ellas pueden traerle muchos problemas, incluído Sebastien en el combo, sus inseguridades le juegan malas pasadas”

“Ya lo sé, pero ¿Qué más hacer? Ya le dije que hablara con ellas y que no le iba a gustar si yo lo hacía, la verdad me importa muy poco lo que esas mujeres puedan pensar de mí, Sebastien está conmigo, no con ellas y yo debo aprender a confiar más en él, así como él en mí con respecto a Carlos” ella asintió

“Carlos es team Toni”

“¿Crees que no lo sé?” negué con la cabeza “No puedo culparlo, cuando más hizo falta fue Toni quien dio la cara y tomó las riendas de todo, eso es algo que nunca voy a olvidar y que me unió a él de una forma que jamás podrá romperse, además que fue el primero luego de...” tomé aire, aún me costaba un poco mencionar aquello de forma deliberada y sin estar molesta “Después de David”

“Lo sé, yo también le agradezco haber traído de vuelta a mi hermana” Tracy se me echó encima y compartimos un largo abrazo “¡No puedo esperar para trabajar contigo! ¿Te imaginas? ¡Será maravilloso!” ella se notaba entusiasmada y yo estaba más que feliz de tenerla pronto trabajando hombro a hombro conmigo. Le debía demasiado a Toni.

*-*-*-*

TONI

"Pensé iba a darte un infarto, en serio" le dije a Sebastien y ambos estallamos en risas. Aprovechando que Liv estaba con Tracy, nos reunimos para almorzar y hablar con calma

"No puedes culparme, no me he pasado la vida ejerciendo el control como tú, ni mucho menos he deseado a alguien como deseo a Olivia" su mirada se encendió al mencionarla y me sentí totalmente identificado

"Dime la verdad ¿En algún punto te sentiste celoso o inseguro?"

"Un poco cuando gritó tu nombre mientras le dabas sexo oral pero la verdad verla excitarse así fue realmente increíble, estaba tan duro que creí me iba a morir" ahora yo me reí de él

"¿Crees que no sentí lo mismo al verlos en la tina? La verdad sentí algo de molestia pero luego se me pasó. Supongo es normal, esto es nuevo para nosotros y jamás creí verme en una situación así"

"L'amour, l'amour" me respondió alzando su copa y creo ambos necesitábamos reunirnos así "Así que hablame mejor del contrato" me pidió, se lo había mencionado y estuvo de acuerdo

"Hay cosas que debemos discutir los tres, poner nuestros límites infranqueables y las condiciones que romperían el contrato" al decir eso pude ver como la mente de Sebastien empezaba a trabajar "Pero lo principal es la protección y el beneficio de Olivia y los chicos"

"Estoy de acuerdo"

"¿Estás de acuerdo en que si uno de nosotros incumple el contrato se tome un tiempo aparte y a la final sea Liv quien decida si lo quiere de vuelta o no? Al fin y al cabo es ella quien tiene todo el poder aunque nos lo entregue en la intimidad y sobre su cuerpo" me miró cauteloso pero movió su cabeza en aceptación

"Supongo nos tiene en sus manos ¿No es así?"

"¡Totalmente, hermano!" le palmeé el hombro "Ahora, conversemos sobre lo divertido..."

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.