Últimos temas
» Send My Love Capítulo 60
Ayer a las 7:09 am por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 56
Ayer a las 6:35 am por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 55
Sáb Sep 16, 2017 11:15 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 59
Sáb Sep 16, 2017 3:33 pm por NATHYLÓPEZ

» I'm No Angel. Capítulo 54
Dom Sep 10, 2017 11:30 am por NATHYLÓPEZ

» Send My Love Capítulo 58
Sáb Sep 09, 2017 9:04 am por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 53
Jue Ago 31, 2017 11:42 pm por Gaby_kdsh

» Send My Love Capítulo 57
Jue Ago 31, 2017 6:41 pm por virginia2604

» I'm No Angel. Capítulo 52
Vie Ago 25, 2017 10:30 pm por NATHYLÓPEZ

Notificaciones
ACTIVIDADES NAVIDEÑAS!

Vie Dic 09, 2016 10:32 pm por juanny

Buenas noches!!

Sera la época, el frío o que ya nos hace falta (o las tres anteriores) pero es momento de hacer algo y aprovechando y como tradición, haremos algunas actividades:

-- Intercambio de postales.
vayan diciendo quien se va a apuntar... y alguna fecha tentativa Very Happy
-- posada navideña..
igual pongan fecha... ya saben q es de todo el dia..
-- juego de regalos …

Comentarios: 2

Usuarios Conectados

Web Amigas
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic
Sondeo
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada


I'm No Angel. Capítulo 39-40

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm No Angel. Capítulo 39-40

Mensaje por virginia2604 el Sáb Mayo 20, 2017 5:36 pm

Hoolaa hoolaaa mis bellas lectoras ¿Cómo están? Espero que el mundo real me las trate mejor que a mí en estas semanas, sé que les debo cap pero he andado al trote con muchas cosas sucediendo simultáneamente en mi vida pero seguimos en pie de lucha como siempre. Les dejo 2 caps para compensarlas... Gracias por seguir esta historia y espero tengan un lindo fin de semana... besito besito copa copa

CAPÍTULO 39
GSTAAD, SUIZA


Luego de la llamada de Sebastien, Esteban decidió tomar el vuelo nocturno a Suiza desde Londres donde se encontraba preparándose para grabar su disco y hacer un par de presentaciones de La Traviata en la ROH. Se sentía mal por Cassandra y por lo que le estaba sucediendo, quería estar con ella porque en un momento así se necesita mucho de la familia y aunque las cosas no eran perfectas entre ellos, la amaba. Era su hermana. Su madre muy vagamente le explicó lo sucedido pero su voz se escuchaba tan lejana y triste que se sintió aún más urgido de estar con ellas.

Llegó directamente al hospital, preguntando por ella le indicaron donde ir y el cuarto en el que se encontraba, con cuidado abrió la puerta y se quedó helado con la imagen ante sus ojos ¿Su papá abrazando a su hermana? ¿Su papá? “Esteban...” su voz, esa voz ¡Por Dios, era su papá! ¿Estaba vivo?

“¿Esteban?” lo llamó Cassandra, ella se veía tan... Devastada

“¿Tú...?” no podía ni siquiera armar palabras, una inmensa oleada de rabia y tristeza lo golpeó en el pecho con fuerza, dejándolo sin aire

“Ca...” se giró para ver a su mamá que entraba y al cuarto y lucía perpleja al mirarlo ahí “Esteban...” quiso tocarlo pero él estiró la mano, si alguien lo tocaba iba a reaccionar violentamente

“Esteban, tan solo escuchalo, deja que te explique antes de rechazarlo” le suplicó Cassandra

“¿Pueden dejarme a solas con mi hermana? Vine a verla y quiero hablar con Cassandra a solas, por favor” pidió, no, más bien exigió. Se atrevió a mirar de nuevo a ese hombre, a su padre y esa expresión desolada en su rostro le hizo doler muy profundamente. Ambos salieron sin decir nada y lo dejaron con su hermana, Esteban se sentó a su lado y le tomó la mano, inhalando profundamente varias veces “¿Cómo te sientes?”

“Adolorida y cansada...” ella se veía en verdad destrozada en todos los sentidos

“Cass, mi niña...” le acarició la mejilla y ella cerró los ojos “¿Es de verdad?” ella volvió a abrir los ojos

“Sí, papá está vivo...” el corazón de Esteban se detuvo un instante y las emociones le brotaban hasta hacerlo sentir en carne viva “Me enteré hace poco cuando mamá fue a verme con él al centro” Esteban no daba crédito a lo que estaba escuchando “Mamá es un desastre emocional desde entonces, él la buscó hace un par de meses y ella no quiso saber nada de él hasta muy poco antes de buscarme...”

“No lo puedo creer ¿Por qué volvió? ¿Por qué nos hizo creer que estaba muerto? ¿Por qué no volvió antes?” la garganta de Esteban empezaba a estrecharse con el nudo que amenazaba hacer brotar las lagrimas de sus ojos, se estaba conteniendo por Cassandra, ella no necesitaba más drama

“Vio lo que pasaba conmigo, yo no sabía cuánto lo necesitaba hasta que lo tuve de frente y me abrazó, Esteban, es papá...” él vio como aquellos ojos azules iguales a los de su mamá se humedecieron “Papá estuvo enfermo, tenía un tumor cerebral que le ocasionaba trastornos de personalidad...” él intento tragar pero no pudo contener más las lagrimas, su hermana extendió la mano para enjuagarlas con dulzura “Después de lo que hizo creyó que lo mejor era desaparecer, por el bien de mamá y el nuestro, luego supo que tenía cáncer y no quiso que sufriéramos más porque no estaba seguro de superarlo, incluso hace unos años tuvo una fuerte recaída que le dejó secuelas, su audición está disminuida y sufre de fuertes dolores de cabeza...”

“¿Cáncer? ¡Dios mío! ¿Cómo pudo superar todo eso? ¿Y su condena? ¿Las autoridades saben de eso?” las preguntas llovían en la mente de Esteban mientras asimilaba la idea de que su papá estaba vivo ¡Después de 13 años su papá estaba vivo!

“Sobrevivió luego de atacar a mamá y enfrentarse a la policía, lo ayudaron cuando delató a quienes le facilitaron el escape, cumplió su condena aquí en Suiza donde lo trataron, usó parte de su dinero para el tratamiento, recibió ayuda médica, psiquiátrica y física, así como ayudó a otros cuando estuvo recluido. Le dieron libertad cuando ya todos habíamos seguido con nuestras vidas y decidió mudarse a Brasil, donde ha estado por varios años ya...”

“¿Por qué no buscarnos antes?”

“Tenía miedo de nuestro rechazo...” Esteban negó con la cabeza “Sé que sientes muchas cosas en este momento, que quieres gritarle y golpearlo, él va a dejarte pero no le lastimes la cabeza, al menos escucha lo que tiene que decirte. Lo entenderás mejor luego de verlo y escucharlo...” tuvo que respirar de nuevo, ya no le importaban las lagrimas, su corazón tenía una herida abierta y sangrante “Mamá lo ha perdonado y lo quiere, yo lo he perdonado y lo amo, no tienes idea lo bien que me ha hecho su presencia y poder conocerlo, es un buen hombre, de verdad que sí...”

“Cass...” midió sus palabras “Lamento causarte más drama con todo esto que te pasa...”

“Tranquilo, no pasa nada ¿Sí? Este momento iba a llegar igualmente, el viaje que mamá iba a hacer con ustedes aquí era para eso, para decirles que papá está vivo” Esteban se levantó y empezó a caminar por el cuarto, sabía que tenía mucha rabia contenida con su papá, pero lo que sentía acerca de su mamá en ese momento era otra historia, ni siquiera sabía con exactitud lo que iba a decirle “No seas muy duro con mamá, por favor...” le pidió ella como leyendo sus pensamientos “Ella lo intenta manejar lo mejor que puede, no es fácil para ella tener a papá cerca luego de todo lo sucedido, pero ha sido de mucha ayuda para mí tenerlos a ambos conmigo, tan solo escuchalos primero ¿Sí? Hazlo por mí...” el corazón de Esteban se ablandó por su hermana, ahí estaba ella sufriendo la pérdida de su bebé y dándole consejos ¡Dios!

“Te lo prometo, no haré nada drástico y los escucharé como tú dices...” ella le extendió los brazos y compartieron un silencioso pero significativo abrazo “Te quiero, Cass y lamento mucho esto haya pasado pero eres fuerte y sé que vas a salir adelante, cuenta conmigo ¿Sí?” ella asintió y lo apretó con más fuerza

“Yo también te quiero, Esteban, gracias por estar aquí...” ese suspiro le caló hondo, ella estaba sufriendo aunque no lo demostrara demasiado

“Voy a estar siempre que lo necesites y cuando no también” ella se rió suavemente y él le besó la frente “¿Estarás bien unos minutos sola? Necesito hablar con mamá y con...”

“Papá...” completó ella y Esteban solo se limitó a mover la cabeza, le costaba llamarlo así ahora que lo sabía vivo “Y ve, estaré bien...” le dijo y él salió para encontrar como su mamá estaba en una silla mirando al piso mientras él le pasaba la mano por la espalda ¿Lo dejaba tocarla? ¡Demonios! Aquello iba a ser un infierno

“Vamos afuera, necesito decir un par de cosas” se paró frente a ellos que de inmediato se pusieron de pie para seguirlo al estacionamiento del hospital, bastante calmado a esa hora de la mañana

“Esteban, hijo...” alzó la mano a su mamá

“¡Eres un cobarde!” empujó a Erwin contra uno de los autos

“¡Esteban!” gritó ella alarmada pero él volvió poner su mano para que no interviniera

“¡Esperaste 13 años para buscarnos! ¡!13 malditos años!” le gritó “¿Tienes idea de cuánto te necesitábamos? ¿Todo lo que te lloramos? ¿De las noches que consolé a Cassandra cuando se despertaba llamándote en sueños? ¿De las noches que Lucia nos metía a Tiago, Cass y a mí en su cuarto para calmarnos y no lastimar más a mamá? ¿Tienes idea de cómo destrozaste nuestra familia luego que atacaste a mamá? ¿Si ves lo que pasó con Cassandra?” volvió a empujarlo con más fuerza

“Tienes razón en todo lo que dices, sé que no tengo derecho en volver así y que soy el peor por esperar tanto tiempo pero tengo mis razones para todo lo que hice, no quería lastimarlos más con mi comportamiento y luego con mi enfermedad...”

“¿Qué creíste pasaría? ¿Qué te abandonaríamos? ¿Tienes alguna maldita idea de cuánto esperaba las visitas en la cárcel para poder verte?” alzó la voz una vez más “Hubiésemos estado contigo, ninguno tendría el corazón para abandonarte pero decidiste dejarnos fuera, decidiste egoístamente sin pensar en nosotros, en lo que sufriríamos al saberte muerto...” las emociones de Esteban se desbordaron a medida que las lagrimas comenzaron a brotar una vez más, sintió unos cálidos brazos rodearlo por la espalda, era su mamá

“Perdoname, Esteban...” miró a aquel hombre que era su papá y su corazón dolió aún más, se veía completamente devastado “No tengo excusa alguna y jamás podré redimirme con ustedes, sino me quieres en tu vida puedo entenderlo, no me impondré ni te lo exigiré, solo te pido que me escuches unos minutos, que me dejes contarte lo qué pasó ¿Puedes hacer eso?” Esteban no quería pero recordó lo que le había prometido a Cassandra y tuvo que acceder, se giró para mirar a su mamá que estaba igual o peor de destrozada ¡Odiaba verla sufrir!

“Perdoname, hijo. Yo planeaba decírselos pero sucedió esto de Cass y...” su aflicción le dolía más que nada, desde que era un niño su mamá era de las personas más importantes en su vida, sino la más importante, odiaba verla sufrir y su instinto de protegerla era algo nato

“Tú y yo hablaremos después, ve con Cassandra que él y yo tenemos que hablar, a solas”

“Esteban...”

“Mamá, por favor...” ella tomó aire resignada y le besó la mejilla, se acercó a Erwin y le puso la mano en el pecho, la forma en que él la miraba logró estremecerlo ¿La seguía amando?

“Cuídalo ¿Sí?” le pidió, él asintió y ella se giró para buscarlo de nuevo con la mirada, suplicándole que lo tomara con calma y que le diera una oportunidad de hablar, miró como ella se alejaba y se giró de nuevo a él

“Bien, te escucho...”

*-*-*-*
CANDICE

Todo mi cuerpo temblaba a medida que regresaba dentro del hospital, mis emociones eran un caos y sentía un enorme hueco en el pecho con lo que acababa de suceder, Esteban estaba tan molesto y destrozado por saber de Erwin, si él se había puesto así solo podía esperar algo triplicado por parte de Tiago ¡Demonios! Revelar esa verdad literalmente acabaría conmigo. Llamé a Sebastien quien se quedó tan sorprendido como yo pero no dejaba de mostrarme su apoyo y decirme que me amaba, que juntos podíamos superar esto y más, sus palabras me calmaron un poco antes de enfrentar a Cassandra de nuevo. Estaba con la Dra. Nemcova

“Me contó Cassandra lo sucedido ¿Cómo estás?” me preguntó

“Algo aturdida, mi niña ¿Te importa si voy a darme un baño y a cambiarme?” ella me miró comprensiva y extendió su mano, me acerqué para abrazarla

“Ve tranquila, mamá. La doctora y yo apenas empezamos la sesión ¿Cómo está mi hermano y papá?”

“Los dejé conversando pero Esteban está bastante molesto y es comprensible”

“Dejarlo expresarse es parte muy importante, Candice” intervino la doctora “Ya sabes que estoy a la orden si me necesitan...”

“Gracias, probablemente la necesitemos bastante por aquí” ella asintió comprensiva “Te amo, princesa. Vuelvo rápido ¿Sí? Tu papá o Esteban o ambos probablemente suban en un rato, no lo sé...” y no saber eso me mataba pero no podía controlar lo que sucediera entre ellos a partir de ahora

“Puedes tomarte tu tiempo, Candice. Yo estaré aquí con Cassandra” besé a mi hija antes de irme y Akir me llevó al apartamento donde se quedaba Erwin, me permití llorar una vez más mientras me bañaba y mi reflejo en el espejo al salir era un completo desastre, al verdad no me importó demasiado, me puse un jean y una blusa con zapatos deportivos y volví a salir, la ansiedad me estaba carcomiendo.

Mi teléfono sonó y era Esteban "¿Dónde estás?" sonaba en extremo alterado

"Voy de regreso al hospital, necesitaba darme un baño ¿Qué pasa?"

"¿Dónde demonios estás? Necesito hablar contigo"

"Y tú necesitas calmarte, Esteban Matheus”

“Lo siento...” balbuceó

“¿Sigues en el hospital?"

"No, estoy en un maldito taxi, me subí por impulso y por favor no intentes minimizar esto" estaba alterado, molesto y muchas cosas más

"No lo haré, dile al taxista que vaya al Syracuse con 45. Te esperaré afuera del edificio" le hice señas a Akir para que se devolviera y enseguida lo hizo

"Bien" dijo antes de colgarme y enseguida llamé a Erwin que no estaba mucho mejor

"¿Quieres decirme qué pasó?"

"Le conté a Esteban lo mismo que a Cassandra, me interrogó ferozmente, me gritó de nuevo, se descargó por años de ausencia, no tienes idea de cuanto me mata todo esto y presiento que solo se va a poner peor..." su voz desolada me mataba por dentro ¡Odiaba tanta mierda! Pero debía confiar que luego de esta tormenta las cosas se calmarían, al menos eso esperaba fehacientemente.

"A mí también me duele pero ya abrimos la caja de pandora, ahora solo nos queda afrontar lo que venga y esperar lo mejor. Esteban me llamó, hablaré con él antes de volver al hospital, vine a darme un baño mientras la Dra. Nemcova está con Cass" podía escuchar lo pesado de su respiración "Te amo, Erwin. Superaremos todo esto, nuestros hijos van a estar bien y pasará lo que tenga que pasar, debemos aceptar lo que ellos decidan a partir de que sepan de ti y escuchen lo que tienes qué decirles, que sepan tus motivos, confío en sus buenos sentimientos"

"Tienen suerte de que seas su madre"

"No sé qué tan cierto sea eso pero soy la que les tocó" me bajé del auto al llegar al edificio para esperar a Esteban

"Te amo, Candice" podía notar en su voz como intentaba controlarse "Y no me alcanzará la vida para agradecerte todo lo que hiciste y lo que haces por mí" se me hizo un nudo en la garganta

"Lo que se hace por amor no espera nada a cambio y créeme que tú me has dado más de lo que imaginas..."

"Mi pequeño rubio demonio" esa simple frase me desarmaba totalmente "Comeré algo mientras la doctora termina con Cass y nos vemos en un rato"

"Sí, mi vida. Prometo que buscaré la forma que hablemos como lo necesitamos. Te amo"

"Y yo a ti..." me dijo antes de terminar la llamada. Diez minutos después llegaba Esteban visiblemente alterado, subimos al apartamento y Esteban empezó a hablar sin parar de llorar. Las consecuencias de aquella decisión tomada 13 años atrás me estaba abofeteando con fuerza en ese momento.

"Está vivo, mi papá está vivo y una parte de mi se alegra pero la otra quiere golpearlo y odiarlo por ser tan cobarde" sus ojos tristes me ponían muy mal "¿Cómo confiar de nuevo en él? ¿Cómo saber que no te hará daño? ¿Qué no desaparecerá de nuevo?"

"Nada está escrito, mi amor..." tomé su rostro entre mis manos "Nadie dijo que debes confiar hoy mismo, tú ya no eres un niño y él ya no es aquel hombre. La decisión de conocerlo y dejarlo conocer en quien te has convertido está en tus manos, yo apoyaré lo que decidas sin presionarte, sé que no es algo fácil de asimilar, toma tiempo, créeme..."

"¿Cómo es que lo perdonaste tan fácilmente?"

"No fue nada fácil, amor y ese trabajo empezó años atrás pero hace mucho ya lo había perdonado, cuando apareció fue más el shock que otra cosa, sabía que si decidió irse había sido por algo verdaderamente grave, entendí y acepté sus razones pero sé que es algo que como hijos no es tan fácil de entender. Erwin quería protegerlos de él mismo y sus acciones quizá no fueron las más acertadas pero las creyó correctas en aquel entonces"

"¿Lo justificas?"

"No, digo que puedo entender sus razones. Amor, a veces nosotros como padres tomamos decisiones porque creemos es lo mejor para nuestros hijos, esas decisiones a veces no son acertadas pero no nacimos siendo padres, aprendemos sobre la marcha y somos humanos, nos equivocamos. Yo no soy perfecta y nunca lo he sido, lo que he hecho ha sido creyendo lo que es mejor para ustedes" me dolía verlo así de triste pero debía darle tiempo a que asimilara todo

"¿Sigues sintiendo algo por él?" su pregunta me sorprendió pero de alguna forma la esperaba

"Creo que nunca les he ocultado que le guardo mucho amor a tu papá, fue mi vida en su momento y no tengo nada más que cosas buenas para él..."

"¿Es cierto todo lo que le pasó?"

"Sí, es cierto. Lo investigué, vi sus historiales médicos e informes psiquiátricos y me mostró sus cicatrices"

"Me dijo que decidió pasar por todo eso solo porque ya nos había lastimado demasiado y no quería hacernos sufrir más. Me agradeció que lo escuchara y me dijo que no iba a insistirme, que cuando me sintiera listo podíamos hablar de nuevo. Debo darle crédito por eso..." yo asentí "Sabes que Tiago lo va a tomar muy mal ¿Verdad? Piero va a querer matarlo, literalmente..."

"Lo sé, sé que no va a ser nada fácil todo esto pero yo no soy quien para prohibirle que quiera acercarse a sus hijos"

"No sé si eres demasiado buena o ingenua..."

"Probablemente ambas" lo vi tomar aire un poco más calmado

“¿Y este lugar?”

“Lo alquiló Erwin, solo vine a darme un baño y está cerca del hospital...” alzó una ceja y miró a su alrededor para luego mirarme de nuevo con una expresión que delataba me había vuelto loca “No me mires así, Esteban Matheus. Si quieres saber algo tan solo pregunta y sino pues yo voy a volver al hospital con tu hermana...” me levanté hacia la puerta

“¿Me dejas en un hotel o algo? Yo asentí “Pero no esperes que abogue por él cuando los demás lleguen...” me giré de nuevo hacía él

“No espero que lo hagas y él tampoco...”

“¿Sebastien lo sabe?”

“Sí, lo sabe. Es mi esposo...”

“Sí, exacto, es tu esposo” tomé aire

“¿Y eso qué quiere decir, Esteban?” me bajó la mirada

“Nada...” lo vi tomar aire “Mejor ya salgamos de aquí...”

*-*-*-*
CASSANDRA

Cuando mi mamá llegó se veía bastante afectada, al igual que mi papá que había llegado rato antes y llevaba una mirada triste, la sesión con la Dra. Nemcova me dejó exhausta emocionalmente pero justo cuando me disponía a descansar el médico vino a verme “Hola Cassandra, tenemos resultados preliminares de tus pruebas, dictaminamos la causa de tu aborto...” mis padres casi brincan del sofá y yo no sé si estaba lista para escucharlo pero igual iba a hacerlo

“Dígame, doctor ¿Qué sucedió?”

“Tienes una enfermedad trombofílica, Cassandra. Estás más propensa a la formación de coágulos sanguíneos, de hecho, la placenta presentaba micro infartos causados por trombos, de las pruebas preliminares existe la alta posibilidad que poseas una enfermedad genética que se llama Déficit de la Proteína C, que es una proteína asociada a la coagulación y a pesar de ser una enfermedad hereditaria, no se manifiesta hasta la edad adulta, una cirugía o accidente o en el embarazo como en tu caso...”

“¿Por qué no se detectó antes?” quise saber

“No es una enfermedad muy común y por eso no se hace de rutina, esto es algo tratable, Cassandra, podemos iniciar el tratamiento en lo que tengamos la confirmación y cuando quieras salir de nuevo en estado podemos llevar el embarazo a término con las medidas y vigilancia adecuadas...” ¿Estaba de broma?

“Eso no será necesario, no tendré más hijos” mi mamá me miró y asintió, sé que comprendía mis razones “¿El tratamiento es muy complicado?”

“No, no lo es. Solo un anti-coagulante oral que debes tomar para prevenir eventos futuros” al menos ahora sabía la causa de lo sucedido

“¿Cómo es que no presenté nada mientras consumía drogas?”

“Porque generalmente las drogas actúan de forma en que hacen las sangre menos espesa y cuando eso sucede, no se forman los coágulos”

“¿Entonces el VIH no tuvo que ver?”

“No, Cassandra. El hecho que tu embarazo se detectara en etapas tempranas y empezaras el tratamiento pudo proteger al bebé, se hicieron las pruebas y no tenía VIH” quise llorar de nuevo pero tomé aire

“¿Hereditaria, doctor? ¿Debemos nosotros hacernos las pruebas?” preguntó mi mamá

“Lo ideal es que todos en la familia se hagan la prueba, o al menos los hijos de ustedes dos ¿Hay antecedentes de trombosis en su familia?”

“Mi papá tuvo una trombosis venosa profunda como a los 40 años pero fue algo que se detectó a tiempo y no tuvo secuelas” dijo mi papá

“Una hermana de mi papá murió de trombosis pulmonar a los 22 años luego de una cirugía por una fractura, yo tengo antecedentes de aneurisma aórtico abdominal y eclampsia en el embarazo de ella, de hecho Cassandra nació prematura...” vi a mi papá cerrar los ojos, como si un mal recuerdo lo acabara de golpear, mi madre lo notó y le puso la mano en el hombro “De hecho, hace muchos años tuve una pérdida más o menos a las mismas semanas que ella, nunca dieron con la causa ¿Pudo haber sido eso? Fue hace más de 20 años”

“Tal vez, pero me gustaría hacerles las pruebas a ustedes dos primero y dependiendo de los resultados, estudiaremos a los demás miembros de la familia ¿Les parece?”

“Sí, doctor, muchas gracias y gracias por tomarse el tiempo de buscar la causa de esto” le dijo mi mamá y el doctor me miró compasivo ¡Ugh!

“Con la tecnología tan avanzada es algo difícil que no sepamos ahora la causa de muchas cosas y en estos casos sé que una respuesta puede ayudar a manejar mejor la perdida...”

“Gracias, doctor” le dije

“Estamos a la orden, cuando gusten me buscan y conversamos” le dijo a mis padres “Mañana revisaremos tu herida, Cassandra” me sonrió un poco “Ayudenla a levantarse y caminar un poco, eso ayudará a evitar que se formen coágulos y la herida sane más rápido porque se favorece la circulación” nos dijo y se fue

“Al menos me heredaron los genes de la belleza...”

“¡Cassandra!” mis padres se echaron a reír y eso logró aligerar un poco el ambiente

“Vamos, princesa, te ayudo para caminar un rato ¿Sí?” se ofreció mi papá y creo lo amé más en ese momento, se ofrecía a ayudarme cuando claramente estaba físicamente agotado y afectado por lo sucedido con Esteban. Al levantarme sentí un tirón en la sonda vesical ¡Uhg!

“Lo sé, pueden pasar como instrumentos de tortura” me susurró mamá antes de besarme la mejilla. Salí del brazo de ambos para caminar por el pasillo...

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capítulo 39-40

Mensaje por virginia2604 el Sáb Mayo 20, 2017 5:41 pm

CAPÍTULO 40
GSTAAD, SUIZA

ERWIN
-FLASHBACK-


“Déjame ayudarte...” Candice tomó la máquina de afeitar para cortar mi cabello, se caía por mechones y los espacios en blanco empezaban a desesperarme

“¿Por qué haces esto? ¿Por qué estás aquí? ¿Acaso eres masoquista?” durante esos días me sentía realmente molesto con el mundo, ella me miró a través del espejo y negó con la cabeza

“Sí, soy masoquista, pero supongo eso ya lo sabes de sobra ¿Verdad?” pasó la máquina por el centro y vi el cabello empezar a caer “Sabes que me encanta flagelarme y sentir dolor en todas sus formas, no es novedad, Erwin...” una pasada más y el tono rosa de mi cuero cabelludo se asomó en una enorme franja ¡Maldición! ¡Maldita enfermedad de mierda! Ella se veía tan decidida a quedarse ¿Por qué?

“Sabes que quedarte es muy tonto de tu parte ¿Verdad? ¿Confías en que no vuelva a lastimarte?” la desafié por el simple placer de autoflagelarme también

“Me vas a lastimar, estoy segura de eso, Erwin” respondió tan altiva como siempre ¡Dios, cuánto me fascinaba esa mujer! “Pero no es el daño físico lo que lastima, eso puedo soportarlo e incluso puede gustarme, sino no habría tenido un orgasmo aquella noche...” la sujeté por la muñeca y vi un destello en su mirada

“¡Maldición, Candice! ¡Termina de una vez la maldita cosa!” alcé la voz pero ella ni siquiera reaccionó, tan solo volvió a su tarea de dejarme calvo, yo había hecho hasta lo imposible por alejarla de mí, le dije cosas muy hirientes y ella simplemente no se iba

“Como quieras, Erwin” presionó la máquina con más fuerza para necesitar menos pasadas y en pocos minutos ya no tenía ni un solo cabello en la cabeza, esa imagen me consternó demasiado

“¡Por un demonio!” impulsivamente golpeé el espejo con la mano y se hizo añicos en el lavabo

“¿Te sientes mejor? ¿Necesitas sentir más dolor?” ella me miraba sin un ápice de miedo o decepción en sus ojos ¡Maldita Candice! La vi tomar un trozo del vidrio y apretarlo contra mi mano hasta hacerla sangrar “No vas a asustarme con tu comportamiento fingido, Erwin” tomó el mismo vidrio y lo deslizó por su mano hasta formar una línea sangrante ¿Qué demonios?

“¡Candice!” Tomé una toalla y la envolví en su mano mientras ella me miraba con una sonrisa burlona “¿Por qué haces esto? ¿Qué placer retorcido le encuentras?”

“¡Porque te amo, idiota! ¡Por eso lo hago! Y no pienso rendirme de nuevo contigo...” y con esa simple frase me desarmó por completo...


*-*-*-*

¡Maldita migraña! Odiaba esos malditos dolores de cabeza, desde temprano me molestaba pero ya cuando decidí volver al apartamento para darme un baño no aguantaba el dolor, tomé mis medicamentos, entré a darme un baño y luego cerré todas las persianas, la luz literalmente podía matarme del dolor en esos momentos ¡Dios, cuanto odiaba esa secuela! El estrés disparaba esos dolores tan fuertes. Lo de mi hija me tenía mal pero lo sucedido con Esteban me tenía sangrando el pecho, casi literalmente. Sus reclamos, sus palabras llenas de ira y dolor me hicieron sentir muy mal.

Solo dormir unos minutos, solo eso necesitaba para sentirme mejor y que la pastilla hiciera su efecto, dejé el cuarto a oscuras y me acosté, en el momento que me disponía a dormir el timbre empezó a sonar insistentemente ¿Quién demonios tocaba así? Me levanté aún débil por el maldito dolor y despacharía a quien fuera para poder dormir, mi cabeza latía como si mil martillos la golpearan “¿Quién...?” ¡Oh por Dios! Lucia, Tiago y Esteban estaban afuera

“¿Papá?” Lucia me miró y sus ojos se llenaron de dolor

“¿Qué demonios es esto, Esteban?” Tiago miró a su hermano que aparentemente haría de su placer personal el causarme tanto dolor como fuera posible

“Lo que parece, nuestro cobarde padre está vivo” dijo con desdén y mi dolor de cabeza aumentó exponencialmente

“¿Eres tú?” mi hija extendió sus manos temblorosas hasta tocarme el rostro

“Sí, Lu. Soy yo...”

“¡Oh por Dios!” gritó consternada “¡Eres tú!” me abofeteó con fuerza “¿Dónde demonios estabas? ¡Durante 13 malditos años!” me abofeteó de nuevo y tuve que cerrar los ojos por unos segundos “¿Por qué te fuiste? ¿Por qué nos dejaste?” empezó a golpearme el pecho y tuve que sujetarle los brazos y mirarla, sus ojos se llenaron de lagrimas al instante

“Hija...” la abracé y ella se deshizo en lagrimas

“¿Por qué? ¿Qué haces aquí?” ella se separó y su expresión confundida me mataba

“¿Por qué demonios te fuiste?” No pude evitar el golpe de Tiago en el pecho, literalmente me hizo doblar del dolor, pero me lo merecía “¡Maldito cobarde!”

"Si quieren escucharme, les contaré todo y sino igual merezco lo que me digan o hagan, sé que esto no es fácil de asimilar..."

"¡Por supuesto que no lo es!" me gritó Tiago "¿Dónde demonios estuviste?" la ira le destilaba por todos lados

"¿Por qué desapareciste todos estos años?" Lucia estaba hecha un desastre emocional y era todo mi culpa

"¡Por cobarde, por eso!" gruñó Esteban

"De verdad lo siento mucho"

"¿Lo sientes?" me gritó Tiago "¿Tú lo sientes?" su golpe fue directo a mi rostro y mi cuerpo se fue al piso, ya no aguantaba el dolor

"¡Papá!" Lucia se agachó a mi lado y encendieron la luz, mi cabeza terminó de estallar

"¡Apaguenla!"

"¿Qué...? ¡Erwin!" escuché la voz de Candice "¿Qué demonios pasó? ¡Estás sangrando!" no quise abrir los ojos pero podía sentir sus manos "¿Puedes levantarte?" negué con la cabeza, literalmente me dolía hasta respirar

"¿Qué le pasa?" escuché a Lucia preguntar y sentí a Candice alejarse para volver instantes después y colocarme un paño húmedo en los ojos y limpiar la comisura de mis labios

"Abre la boca" hice lo que me pidió y la sentí poner el medicamento bajo la lengua, ella sabía perfectamente qué hacer durante mis crisis "Aguanta un poco, vas a sentirte mejor" acomodó mi cabeza en sus piernas y podía sentirlos a todos mirándome
"¿Quieres explicarle a tus hermanos, Esteban? Porque imagino esto era lo que esperabas conseguir" le puse la mano a Candice en la pierna y ella puso su mano encima

"¿Alguien quiere decirme qué demonios pasa?" exigió Lucia

"Pasa que su papá no murió la noche que me atacó y la policía lo ayudó cuando confesó los involucrados en su escape, en ese momento supo que tenía cáncer, un tumor cerebral..."

"¿Cáncer? ¡Oh por Dios!" escuché a Candice narrar todo lo que me sucedió mientras el dolor disminuía y me daba sueño...

*-*-*-*

CANDICE

Miré a Erwin laxo en el piso, levanté la toalla húmeda de sus ojos y lo vi dormido, no me gustaban sus dolores de cabeza, siempre lo debilitaban mucho y se ponía muy mal. Lucia lloraba mientras Tiago estaba sentado mirando al piso y Esteban miraba a Erwin fijamente con expresión de dolor

"Hijos, yo sé que esto no es fácil de digerir para ustedes, sé que es doloroso, para él lo es al igual que para mí ¿Podrían tan solo escucharlo cuando se sienta mejor? Erwin no espera que mágicamente lo perdonen solo que escuchen sus razones ¿Pueden hacer eso?"

"Sí..." dijo Lucia "Digo, es mi papá y lo sigo amando..." ella se veía tan alterada

"¿Qué tan frecuente le pasa eso?" preguntó Tiago

"Sino descansa como debe y se somete a mucho estrés pueden ser varios episodios a la semana. Le pasó luego de ver a Cassandra y él me explicó lo que debía hacer, las luces y sonidos fuertes pueden desencadenarle el dolor"

"No puedo creer haya pasado todo eso sin nosotros a su lado" Lucia le tomó la mano y yo sabía que ella reaccionaría mejor que sus hermanos

"Si hubiera querido tenernos a su lado nos hubiera buscado..." las amargas palabras de Esteban me rompían el corazón

"Las cosas no son tan sencillas como blanco o negro, Esteban. Hay muchas cosas más, tomó una decisión que en aquel entonces creyó era correcta, no quería seguir lastimándonos y antes que me refuten, no lo estoy justificando, solo digo que entiendo sus razones y hace muchos años yo perdoné lo que me hizo, no le guardo rencor alguno y he intentado que ustedes tampoco lo hagan, no voy a obligarlos a nada ¿Está bien? Ustedes son lo suficientemente adultos para decidir la relación que quieren llevar con él..." me afectaba que todos estuvieran sufriendo "Estoy abierta a conversar y responder sus dudas cuando quieran..." deslicé el paño de sus ojos por todo el rostro y Erwin apenas se movió, dejando escapar un largo suspiro, seguiría dormido otro rato, esas crisis lo dejaban exhausto

“Yo voy a ver a Cassandra, a eso vine en un principio...” Tiago se levantó y se fue con Esteban así sin más, los dejé, ellos necesitaban procesarlo todo

“Solo necesitan tiempo...” me dijo Lucia acariciándole el rostro a su papá “No puedo creerlo, lo he extrañado tanto y si la vida me da la oportunidad de tenerlo de nuevo, créeme que no voy a perder el tiempo odiándolo...”

“Eres muy noble, Lucia”

“Tú mejor que nadie sabes cuánto me dolió creerlo muerto, cuanto lo he extrañado desde que se fue...” yo asentí, Erwin era la vida para Lucia “Buscaré a Joaquim que lo dejé en el hotel con Sara, quiero que mi bebé conozca a su abuelo y conversaremos” ella besó a Erwin apresuradamente y salió del apartamento, con cuidado lo moví para buscar unos cojines y una manta, volví para poner los cojines bajo su cabeza y recostarme a su lado con la manta

*-*-*-*
TIAGO

No podía creer lo que acababa de suceder ¡Mi papá estaba vivo! ¡Después de 13 malditos años, seguía vivo! ¿Cómo lidiar con algo así? ¿Y mi mamá? ¡Dios Santo! Verla tan compasiva y preocupada por él me llenaba de un sentimiento que aún no lograba descifrar pero que definitivamente no era nada bueno ¡Maldición! “Es una mierda, ya lo sé...” me dijo Esteban taciturno “Te sientes como un maldito niño otra vez, revives todo y duele como si fuera reciente...”

“¿Viste cómo lo atendió?”

“¡Por supuesto que lo vi! Y te juro que me dieron ganas de tomarla en brazos y alejarla de él ¡Ugh! ¡Odio esta mierda!”

“Me quitaste el pensamiento de la mente, verla con él es algo que realmente no me entra en la cabeza, no ahora, no en este momento...” una nueva oleada de ira me atravesó el cuerpo

“Veamos a Cass unos minutos y luego nos tomamos algo ¿Te parece?” asentí y la verdad llegamos muy rápido al hospital, Cass estaba con Sebastien en el cuarto ¿Dónde quedaba él en todo esto?

“¡Tiago!” Cass intentó sonreírme pero se notaba muy triste aún ¡Y con justa razón! Tan solo la abracé

“Lo siento mucho, pequeña. Te amo y estoy contigo” ella asintió y me apretó con más fuerza

“Gracias, Tiago. Sé que ya viste a papá, mi mamá llamó a Sebastien”

“No quiero hablar de eso, no ahora ¿Sí?”

“Está bien, pero no juzgues a nuestros padres sin saberlo todo” me dijo mientras me seguía abrazando

“¿Cómo te sientes? ¿Tienes dolor?” quise desviar el tema

“Me duele pero no mucho, hoy tuve terapia con mi doctora y ahí vamos. Seguramente mamá les va a decir en algún momento, pero descubrieron que la causa de mi pérdida fue por una enfermedad hereditaria que altera la coagulación y el doctor dijo que sería bueno chequearnos, parece ser un poco de papá y de mamá, así que tanto Lucia como tú y Esteban deberían chequearse, por si acaso”

“Lo haremos en su momento. Peque ¿No te importa si hoy no me quedo mucho tiempo? Me siento algo mal, mañana prometo venir a verte ¿Sí?”

“Vayan tranquilos los dos, sé que necesitan procesar lo de papá y pueden tomarse los tragos que yo no puedo ¿Sí?” ese simple comentario me hizo sonreír

“Seguro que sí, Cass” le besé la frente “Mejorate pronto, haces falta en casa...” sus ojos se iluminaron al instante y volvió a abrazarme ¡Dios! Me mataba verla tan frágil

“Tiago, no sabía que lo necesitaba hasta que le di la oportunidad” me susurró antes de besarme la mejilla

“Te quiero, Cass” vi a Esteban besarle la frente

“Antes que se vayan ¿Pueden darme un minuto? Por favor” nos pidió Sebastien y vi que tomaba del sofá un folder bastante grueso

“Sí...” le dijo Esteban y nos volvimos a despedir de Cass antes de salir del cuarto

“Candice me contó todo lo que pasó y entiendo que es muy difícil para ustedes, imaginen como lo fue para mí en su momento pero tuve que escucharlo y como padre entendí muchos de sus motivos más no los apoyo, ustedes saben que yo los considero mis hijos y los quiero como tal, cuenten conmigo para lo que necesiten y antes de perder la consciencia por el licor que asumo van a tomar, revisen esto...” nos extendió el folder y en verdad pesaba

“¿Qué es?” le pegunté

“El expediente de Erwin, desde que ingresó a la cárcel, todo lo del cáncer, sus evaluaciones médicas y psiquiátricas, algunas de sus notas, en fin, mucho de lo que vivió durante estos 13 años está ahí y lo que no pues, pueden ustedes preguntárselo sí así lo consideran necesario...” yo estaba sorprendido con su actitud, por decir lo mínimo

“¿Por qué haces esto?”

“Porque sé que van a crucificar a su mamá antes de tan siquiera saber toda la historia, lo hago por ella, porque para ella significa algo que ustedes sepan lo qué pasó y ya quedará de parte de ustedes lo que decidan hacer con Erwin después...”

“¿No tienes miedo? Mi mamá...”

“Tu mamá lo quiere y yo lo sé...” le respondió a Esteban con una serenidad digna de admirar, yo estaría trepándome por las paredes si el ex esposo de mi esposa apareciera mágicamente y ella quisiera ayudarlo ¡Joder! “Eso no pone en riesgo nuestra relación, créanme... Son muchas décadas de atravesar tormentas y si alguien entiende lo que su mamá vivió con Erwin en su momento y lo que vive ahora, soy yo, así que preocúpense por cómo quieren llevar las cosas con ella y con él a partir de ahora” nos abrazó a ambos “Un guardia irá con ustedes para que no manejen tarde, tan solo déjenme saber que están bien más tarde ¿Sí?”

“Está bien...” le dije antes de irnos y emprendimos nuestra salida, el bar del hotel tendría que ser suficiente por el momento, primero necesitaba ver el bendito folder

“No quiero verlo pero sé que lo voy a ver porque tú lo vas a ver...” Esteban se veía realmente confundido

“¿Whisky?”

“¡Doble!” pidió y enseguida nos trajeron los tragos, nos tomamos ese de un solo jalón para reunir el coraje “Y sígalos trayendo” le dijo al chico cuando nos trajeron el segundo y abrimos el folder, un sinfín de hojas se asomaron

“¿Listo?”

“No, pero igual vamos a hacerlo...”

*-*-*-*
CANDICE

Ver a Erwin con Joaquim en brazos era una imagen que no iba a poder olvidar, ya el dolor había cedido pero aún se encontraba débil físicamente, con su nieto en el pecho le habló a Lucia con el corazón en la mano y ver tanta sinceridad en sus sentimientos me hicieron amarlo más, si es que eso era posible. Lucia lo tomó con mucha madurez, sí lloró un rato e hizo un sinfín de preguntas pero no había rastro de reproche o ira en su mirada, al contrario, se notaba contenta de tener a su papá de vuelta. Ese momento significaba el mundo para ambos, para Erwin en particular por lo que Lucia representaba para él, su primogénita, su princesa, su niña que ahora era una mujer con un precioso bebé.

Me preocupaba la reacción de Piero, solo era cuestión de probablemente horas para que supiera lo de Erwin, iba a ser una batalla campal con él y eso terminaría por matarme, estaba segura. Sé que nadie podía entenderlo pero Piero significaba demasiado para mí, desde el primer momento que lo sostuve entre mis brazos lo sentía parte de mí. Verlo crecer y convertirse en un hombre extraordinario era en extremo gratificante, lo que sucedió años atrás en la intimidad con él se había grabado a fuego en mi memoria y sé que en la suya también, la conexión era algo inexplicable pero tangible.

Decidí enviarle un mensaje, ya que la caja de Pandora estaba abierta y el drama se había desatado, lo mejor era terminar de destapar de una vez parte de los secretos. Me tardé un par de segundo para pensar el mensaje:

“Candice: Tesoro, necesito que vengas a Gstaad, por favor. Necesito hablar contigo, decirte algo importante, por favor. Y por hoy no contestes las llamadas de Tiago o Esteban, yo sé lo que te digo y quiero ser yo quien lo hable contigo ¿Sí? Te amo xx”

Su respuesta no se hizo esperar demasiado:

“Mi Tesoro: No me gusta el tono de ese mensaje ¿Qué pasa? ¿Se trata de Cassandra? Ya mismo consigo vuelo, me dejas al pendiente... Yo también te amo”

“Candice: No se trata de ella, Cass está mejorando. Es otra cosa, muy delicada e importante. No olvides cuanto te amo, Piero”

“Mi Tesoro: Me preocupas, estoy por entrar a una amputación de emergencia. Te llamo al salir, te amo... Sin limitación alguna e infinitamente, lo sabes ¿Verdad?”

“Candice: Lo sé, yo te amo de la misma forma. Cuídate y que todo salga bien xx”


Quise dejar que Erwin, Lucia y Joaquim siguieran teniendo su momento, así que me fui al hospital, moría por abrazar a mi esposo y ver cómo estaba mi hija. Cuando llegué ya Sebastien me esperaba en el estacionamiento, me guindé de su cuello y me envolvió entre sus brazos mientras compartíamos un largo beso “Te amo, tú y yo siempre juntos” me susurró antes de besarme una vez más y yo me deshice por completo

“Te amo, mi príncipe, gracias por estar” pegó su frente a la mía

“Mi lugar es a tu lado, amor. Todo bajo control en casa, Cassandra se durmió hace unos minutos, los chicos están a salvo en el bar del hotel” no sé qué había hecho para merecer a un hombre como Sebastien pero agradecía tenerlo a mi lado todos los días

“Piero viene mañana, sabes que él es quien más me da miedo” asintió compresivo y sé que Sebastien podía leerme muy fácilmente sin yo decirle demasiado

“Es bueno que lo oiga de ti y a solas, ver a Erwin lo va a enfurecer y sabemos el temperamento que se gasta Piero” me hundí en su reconfortante pecho “Pero te ama con locura, puedes usar eso a tu favor, restale un poco de importancia a Erwin, dale el enfoque de lo que tú sientes y de que lo hiciste más que todo por Cass, tócalo, abrázalo. Necesita ese contacto físico tanto como tú...”

“Estaría completamente perdida de no ser por ti ¿Lo sabías?” me regaló una de esas sonrisas que solo me daba en intimidad y que me deshacían hasta hacerme polvo

“Tú y yo estamos destinados a estar juntos, independientemente de las condiciones de nuestro matrimonio, tu alma y la mía son una, lo han sido desde que nos conocimos y siempre lo serán...” sus palabras confortantes siempre me desarmaban y antes que pudiera responderle ya me estaba besando de nuevo y llevándome al auto para hacerme suya con esa mezcla de dulzura y pasión que siempre tenía conmigo.

*-*-*-*
PIERO

Esos inquietantes mensajes de mi madre y esa intensa llamada la noche anterior me rondaba la cabeza sin cesar, además que durante la cirugía tuve muchas llamadas perdidas de Tiago y Esteban ¿Qué demonios pasaba? No se las devolví porque sé que había alguna extraña razón para que mi madre me pidiera no atenderlos o devolverles las llamadas. No mentiría, me sentía asustado. Tenía el presentimiento que se avecinaba algo que podría cambiar las cosas pero ¿Qué era? Ese maldito vuelo se me estaba haciendo eterno y el coqueteo de la aeromoza me hubiera parecido halagador en otro momento, pero en ese preciso momento me molestaba.

Cuando finalmente aterrizamos ella me estaba esperando en el aeropuerto ¡Dios! ¿Siempre debía verse como una diosa? En serio, así se pusiera shorts y un top se veía divina pero ese día con ese pantalón estampado y blusa blanca que burlaba su escote se veía increíblemente hermosa



“¡Il mio tesoro!” se acercó para abrazarme

“La miá vita...” le besé ambas mejillas y ella se quitó los lentes, su mirada la delataba, estaba preocupada por algo

“¿Qué tal tu vuelo?” ella entrelazó su mano con la mía y la verdad que a mí me encantaba ese gesto

“Estuvo bien pero ya me moría por llegar, me tienes ansioso” se detuvo en medio de la acera de la salida para besarme la mejilla

“Perdoname ¿Sí? Te amo” deslizó sus manos bajo mi chaqueta y me abrazó con fuerza ¡Maldición! Esa mujer ponía a prueba mi cordura la mayor parte del tiempo “Vamos, debemos hablar...”

"¿Cómo está Cassandra?" le pregunté cuando subimos al auto, para mi sorpresa ella iba manejando y estábamos solos

"Tan bien como se puede estar con algo así pero va a recuperarse"

"Eso es bueno ¿Dónde están mis hermanos?"

"Durmiendo la borrachera en el hotel" ¿Qué? ¿Ellos ebrios? Eso sí me costaba creerlo "Cuando te cuente vas a entenderlo" me dijo muy seria y tuve que contenerme para no presionar, podía sentir era algo duro para ella. Puso música y condujo hasta una pequeña cabaña cerca de la montaña ¿Tan grave era lo que iba a decirme que teníamos que alejarnos? La idea me horrorizó. Cuando pasamos, la vista desde la sala era preciosa, la montaña se mostraba en todo su esplendor

"Ahora estamos solos, habla conmigo por favor" le pedí y ella me invitó a sentarnos en el sofá

"Piero, tesoro..." me tomó las manos "Tú y yo hemos pasado por muchas cosas juntos y lo que tenemos va más allá de la comprensión de otros y eso es hermoso para mí, guardo con recelo esto entre tú y yo porque significa demasiado..."

"Lo sé, yo lo sé..." le acaricié la mejilla y ella cerró los ojos, una lagrima corrió por su piel "Puedes decirme lo que sea, yo te amo y sea lo que sea podemos superarlo..." ¿Cierto?

"Tengo miedo de tu reacción, miedo que te alejes de mí, no podría soportarlo, Piero, no de ti..." su voz se quebró y más lagrimas salieron, no me contuve para abrazarla y besarla, ella se dejó

"Tan solo dime qué pasa, ya veremos cómo resolverlo ¿Sí?"

"Yo me siento muy confundida y esto no es fácil para mí pero lo hice por Cassandra..." ¿Qué demonios había hecho para ponerse así? "Sé que sufriste mucho y ojala pudiera borrar eso pero no puedo..." ella tomó aire y noté buscaba las palabras

"Dime..." le tomé las manos y se las besé, eran tan delicadas y suaves

"Erwin está vivo..."

"¿Qué?"

"Es cierto, Erwin está vivo"

"¡No!" eso no podía ser cierto, ese monstruo maldito no podía estar vivo, él no podía haber vuelto a nuestras vidas. Una ira violenta me invadió y la solté, empecé a caminar por la sala pero quería golpear a alguien, no, quería golpearlo, matarlo ¿Cómo demonios estaba vivo? ¿Por qué carajos había vuelto?

"Piero..." mi mamá me llamó y al mirarla se me rompió el corazón, ella se veía devastada "Perdoname por no decírtelo antes, volvió con todo esto de Cassandra y ella lo necesitaba, su presencia le ha hecho bien, por eso Esteban y Tiago se embriagaron, ayer supieron que estaba vivo"

"¡Ese monstruo no puede estar vivo! ¡No puedes dejarlo volver a nuestras vidas!" no me contuve para alzar la voz y la vi estremercerse "¡Dime que no lo dejarás acercarse a ti de nuevo! ¡No dejaré lastime a mi familia otra vez!" la ira me estaba carcomiendo, necesitaba golpearlo, lanzar algo ¡Maldición!

"Escuchame ¿Sí? Por favor escuchame" ¡Odiaba verla llorar así! Odiaba verla sufrir de cualquier forma. Punto

"Vas a contármelo todo, desde el principio..." tuve que sentarme y ella se levantó ¡Sí, buena idea! En ese estado podía no responder por mis acciones. La vi empezar a caminar por la sala mientras se hacía pedazos al hablar, literalmente. Se estaba destrozando con eso. No podía creer la historia de Erwin ¿Cáncer? ¿En serio? ¡Debía ser una maldita broma de mal gusto! No le tenía ni un poco de lástima, solo sentía odio por ese hombre, por todo el daño que le hizo a mi madre y a nuestra familia.

"Por favor, Piero. Perdoname" se dejó caer de rodillas frente a mí y todo se me detuvo "Tu reacción es la que más temía, me destrozaría que te alejaras de mí. Si pude soportar la distancia con Cassandra fue porque te tenía a ti y si tú te alejas yo no podría soportarlo. Te debo mi vida, Piero y lo sabes.. " verla tan desesperada me estaba matando

"No te pongas así, odio verte sufrir de esta forma, es solo que lo odio, odio a ese hombre desde que lo vi dejarte inconsciente aquel día, casi te arrebata de mí más de una vez" vi un destello de vergüenza pintar su mirada y la verdad no podía culparla por la situación, mi madre haría cualquier cosas por sus hijos y si eso incluye que Erwin aparezca, lo va a hacer aunque eso la mate. Odiaba y amaba ese rasgo de ella a partes iguales. "Escuchame bien..." metí mis manos en su cabello para que me sostuviera la mirada, podía ver el dolor y el miedo en sus ojos "Yo te amo, como mi madre, como mujer, como mi amiga y como mi todo. Siempre lo he hecho, desde niño. Podré de momentos enojarme contigo, podremos discutir y tal vez herirnos pero eso no va a alejarme de ti, de ninguna forma ¿No te das cuenta que me tienes en tus manos? Yo por ti haría todo, lo daría todo y creo que lo sabes de sobra"

“El sentimiento es mutuo, tesoro” ¡Joder, su forma de mirarme! Realmente no es que pudiera estar enojado con ella por mucho tiempo, la vi inclinarse un poco hacía mí para buscar mis labios ¡Jesús bendito! Eran suaves y decadentes como un buen chocolate fino, dulces, deliciosos y capaces de hacer maravillas...

*-*-*-*
NIZA, FRANCIA



“¿Y? ¿Cómo me veo?” la preguntó Renata a su papá, Carlos la miró con detalle y pensaba que su hija se veía realmente hermosa, definitivamente las hormonas estaban a su favor, ella solo embellecía con el pasar de los días

“Te ves realmente hermosa, princesa. Toda una belleza” Renata dio una vuelta haciendo girar su vestido y Carlos se derritió por completo

“Me alegra te guste y gracias por llevarme a la fiesta, papi...” ella le besó la mejilla y Carlos no estaba demasiado contento de tener que llevarla a esa fiesta de cumpleaños, ella se veía más hermosa que de costumbre y ya los chicos empezaban a mirarla con deseo, eso le molestaba de sobremanera

“No es que esté muy contento con eso...” ella se le guindó del cuello y le dio un fugaz beso en los labios

“Son solo unas horas y estaré pensando en ti todo el tiempo...” le susurró en voz baja haciendo a Carlos sonreír. Renata iba a matarlo de locura. Behati estaba en un viaje de trabajo y ellos dos solos en casa no era muy buena idea

“Vamos, mientras más temprano más pronto regresas” Renata empezó a reírse ¡Amaba a su celoso padre! Carlos la llevó hasta la casa de su amiga

“Te amo, papi...” le dijo ella lanzándole un beso juguetón antes de entrar a la casa ¡Infiernos! Dio un par de vueltas, compró algo de comer y volvió a su casa, no podía dejar de pensar en Renata y su precioso vestido que mostraba las piernas ¿Por qué la dejó salir así? Se maldijo internamente, el sonido de un mensaje lo sacó de aquellas cavilaciones, era Renata

“Mi princesa: Pensando en ti... ¿Piensas también en mí? Xx”

Ese mensaje sin duda lo hizo sonreír, decidió responderle enseguida:

“Carlos: Siempre pensando en ti, amor. ¿Qué tal la fiesta?”

“Mi princesa: ¿La verdad? Aburrida, prefiero estar contigo ¿Por qué no vienes a buscarme y me llevas a cenar? Wink

“Carlos: ¿Segura? Es probable que sea más divertido estar con tus amigos que conmigo”

“Mi princesa: Prefiero mil veces estar contigo, lo digo de verdad Smile Entonces... ¿Vienes?”

“Carlos: En camino, amor...”

______________________________________________

Gracias Juanny por la firma.! Esta hermosa eres la mejor..!



avatar
virginia2604
Administracion
Administracion

Localización : Ciudad Bolivar, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capítulo 39-40

Mensaje por Gaby_kdsh el Sáb Mayo 20, 2017 9:16 pm

Me sorprendió la respuesta de Esteban ante Erwin, pense que sería el primero en abogar por su padre pero no, Lucia siempre fue su adoracion, Tiago pues tampoco convivio mucho con el.

Me parece que Candice debe contar la verdad, que ella sabía que el estaba vivo desde siempre no inventarles mas historias si no le terminaran por explotar en la cara.

Piero era el mayorcito de todos, y el que vio de primera mano todo loque le hizo a Candice y el si le va a costar la convivencia.

Quiero ver las reacciones de Brit, de los divos y de Bee.

Esa renata es una niña loca, y su papá parece estar confundido de pronto, mas le vale a los dos que se comporten si no los voy a golpear a los dos!
avatar
Gaby_kdsh
Escritora Vip
Escritora Vip


Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capítulo 39-40

Mensaje por NATHYLÓPEZ el Sáb Mayo 20, 2017 10:15 pm

Huele a peligro...Carlos y Candice están jugando con fuego...claro, cada uno en sus situaciones
avatar
NATHYLÓPEZ
Lectora VIP
Lectora VIP

Localización : Quito, Ecuador

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm No Angel. Capítulo 39-40

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.